Arte rupestre en el área arqueológica de Las Lajitas, Estado Barinas, Venezuela

La URL corta de este articulo es : https://wp.me/p7ETdR-1Lt

Esta estación arqueológica de arte rupestre es una de las de más fácil acceso, de todo el conjunto de estaciones arqueológicas de petroglifos del Estado Barinas. Este grupo de petroglifos se sitúa al borde de la carretera nacional, que conduce al vecino estado Táchira y Colombia, en un pequeño valle, regado por dos fuentes de agua, ubicándose los petroglifos, en las depresiones originadas por las mismas quebradas. Hasta el momento se han ubicado veinticinco superficies rocosas con grabados precolombinos, conservándose en buen estado solo seis de ellas, debiéndose el deterioro, a la acción del fuego y los agentes atmosféricos que destruyen los grabados dada la constitución basáltica de las rocas. El área de Las Lajitas la hemos dividido en tres grupos, según la situación donde están ubicadas las superficies rocosas.

PUBLICIDAD
iHosting.mx

LAS LAJITAS 1.- Este grupo se localiza a la izquierda de la quebrada Minamón, en la falda que bordea la depresión; y está conformada por tres rocas; la primera de ellas contiene numerosos grabados, pero solo se identifican con claridad cinco figuras: un símbolo solar irradiado, dos círculos concéntricos, una pequeña figura antropomorfa, un círculo con una cruz en su interior. Destaca dentro del conjunto una figura humana de unos sesenta centímetros de altura, cuyas extremidades finalizan en tres dedos y una especie de “casco” cubriéndole totalmente la cabeza. Las dos rocas que completan este grupo, se localizan a unos quinientos metros, de la superficie mencionada anteriormente, siguiendo la depresión de la quebrada y en la cima de la misma. Estos grabados realizados por piqueteado superficial y acabado rústico, vienen definidos por tres figuras de círculos concéntricos de gran tamaño, un rostro simple, un círculo con cazoleta en su interior y dos figuras humanas en posición de cuclillas y los brazos alzados, junto a una forma geométrica de difícil interpretación. Estos grabados se encuentran todavía en muy buen estado de conservación.

LAS LAJITAS 2.- Este grupo de petroglifos se encuentra también al borde de la quebrada Minamón, siguiendo el curso de la misma, en la parte superior de la depresión y en la sabana que se forma encima de dicho accidente geográfico. Constituyen este grupo un total de quince superficies rocosas, de las cuales solo dos de ellas presentan grabados de surco ancho y profundo y acabado pulido, mientras el resto de las superficies rocosas contienen grabados con piqueteado superficial y acabado rústico. Destacamos entre todas ellas la roca que los lugareños denominan “piedra del general”, por la vaga similitud que tiene la misma con una charretera militar. Sus grabados constituyen un panel de gran belleza y espectacularidad, pudiéndose hablar de la representación de una escena de gran realismo y con figuras de gran tamaño. Los petroglifos principales están constituidos por un felino de larga cola y cabeza estilizada, varias figuras antropomorfas, una tortuga, varias aves en actitud de vuelo, una serie de círculos concéntricos y una cabeza de serpiente, entre otros. Rematando la parte más alta de la roca se encuentra una especie de reticulado que bordea el cono superior que forma dicha superficie rocosa, dándole un carácter de una especie de muralla; dentro de dicho cono se halla grabada una hermosa figura solar irradiada, que solo puede ser vista desde lo alto. El ancho del surco de los grabados de esta gran roca de forma semiesférica llega alcanzar los cinco centímetros de ancho por unos dos de profundidad, debido a esto hace que el panel de grabados situado en la parte inclinada de la roca puedan ser vistos a gran distancia, principalmente cuando los rayos solares iluminan esa parte de la roca..

De este grupo destacamos otra gran superficie rocosa, que hemos denominado la Nº 8, con grabados que presentan las mismas características técnicas de elaboración de los reseñados anteriormente. La figura principal está constituida por una forma humana de casi un metro de altura, cuya cabeza está rematada por una especie de casco o máscara, con extremidades rectas como si calzara “pantalones”, caso único dentro de los petroglifos precolombinos de Venezuela y su entorno geográfico. Igualmente parece que en una de sus extremidades superiores portara una especie de apéndice u objeto de dificultosa identificación, el “pópulis” la ha bautizado con el nombre de la “piedra del astronauta”. Destaca igualmente, entre el grupo de petroglifos, una pequeña figura antropomorfa y un ave en actitud de vuelo. En un espacio apartado de esta superficie rocosa y con una técnica distinta de elaboración respecto a las figuras anteriores, se encuentra una figura antropomorfa con manos y pies tridígitos, en posición de cuclillas y con el vientre muy abultado ¿una escena de parto? Otros interesantes grabados de esta superficie rocosa son las formas de dos cuadrúpedos (venados) realizados por la técnica de bajo relieve, como muchos de los petroglifos de esta área.

En las rocas tres y cuatro de este grupo, destacan una figura antropomorfa “danzante” mirando a un felino de larga cola; y una figura de un venado cuya cola finaliza en espiral. El resto de figuras repartido por las rocas que completan este conjunto, presentan figuras de círculos simples con cazoleta central, círculos concéntricos, espirales y numerosas figuras muy esquemáticas de difícil interpretación.

LAS LAJITAS 3.- Conforman este grupo, seis superficies rocosas , una de ellas ya desaparecida en la construcción de una vía para labores de campo. Los petroglifos de este conjunto presentan una deficiente estado de conservación, que solamente se pueden apreciar mediante la aplicación de sistemas de iluminación nocturna u otras técnicas intrusivas como el “frotage”, destacando una superficie localizada en los corrales de la finca ganadera del lugar, con una gran cantidad de figuras, en las que predominan: cazoletas, figuras humanas, cuadrúpedos, monos, círculos con cruz en su interior, una espiral, círculos concéntricos, una especie de figura idoliforme rectangular con cabeza triangular, así como otras figura de difícil interpretación. En el resto de los petroglifos de esta estación, destaca la figura de una gran espiral en una roca que apenas aflora a treinta centímetros del suelo. Esta zona por su gran concentración de superficies rocosas con grabados rupestres, en un área no muy extensa, creemos sería el sitio ideal para la realización de un parque “in situs” de arte rupestre, sumado a esto la cercanía de la carretera nacional.


Novoa Álvarez, Pablo. Arte rupestre en el área arqueológica de Las Lajitas,
Estado Barinas, Venezuela. En Rupestreweb, http://rupestreweb.info/lajitas.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD