AVIONES EN LA ANTIGÜEDAD !

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/EJnI1y
Comparte este material

Las interpretaciones de algunos artefactos de oro bellamente trabajados hallados en tumbas de Colombia, Sudamérica, que hacen pensar en aviones de alta velocidad, aparecieron por primera vez en los libros (1, 2, 3) hace unas cuatro décadas. Yo me interesé en esto (1) por los miembros de la International Fortean Organization (INFO) a la cual me había incorporado recientemente, y me intrigó el capítulo sobre los  “Pequeños Aviones de Oro.” También me asesoraron sobre un artefacto tal en el Smithsonian de Washington, D.C.

 

Mi vida laboral ha estado dedicada a la aeronáutica, principalmente a los sistemas de propulsión. Yo llevé a cabo un estudio bastante riguroso de la información sobre los artefactos a través de libros, fuentes de museos y correspondencia personal. Para 1974, había recabado lo que creía era la más completa perspectiva general disponible en ese momento y, es más, había formado mi propia interpretación de lo que podrían representar los objetos. También había examinado una publicación del Museo del Oro (4) que me proporcionó un contexto para los artefactos.

 

Di una charla ilustrada para INFO en su Fortfest anual de aquel año. Ésta fue publicada posteriormente en su periódico (5). Hice una observación particular (aquí reformulada para generalizar) y ofrecí una conclusión afín:

“Si cada pieza representa una máquina voladora, ésta no parece poseer un sistema de propulsión.”

“En general, los artefactos se asemejan más a vehículos de suministro desde la órbita que aeronaves o transbordadores espaciales.”

Fue ya en 1999 que el Photographic Services Department de la University of Maryland , College Park, tomó las fotografías que acompañan este artículo. Los artículos mostrados son réplicas en mi posesión. Ellos representan, sucesivamente de izquierda a derecha, el artefacto de Bogotá analizado en (1), una pieza del Field Museum de Chicago, y un artefacto del Smithsonian Museum of Natural History  de Washington, D.C. Ellos invitan a la inspección en relación con mi pregunta: ¿dónde están los motores? La pregunta supone la aceptación del concepto de que los artefactos simbolizan máquinas voladoras de alguna clase, siendo lo más común aviones de alta velocidad.

Hay dos categorías de sistemas de propulsión a reacción considerados aquí. El primero está basado en uno o más motores de respiración de aire (air-breathing engines) como el turbojet oturbofan, y el segundo consiste en motores de cohete (rocket motors). Los sistemas de propulsión de respiración de aire (air-breathing) requieren conductos de entrada de aire que enfrentan la corriente de aire que viene en dirección contraria, y todos los sistemas requieren toberas de escape para descargar un chorro de gases calientes a alta velocidad para generar  la propulsión.

Ninguno de los artefactos muestra algún indicio de motores externamente montados. Eso nos da derecho a concluir que no hay ninguno. Ahora tome en consideración un motor de respiración de aire (air-breathing) montado dentro del fuselaje entre la cabina de mando al frente y la aleta en la parte posterior. Se vaciaría en la parte trasera del fuselaje, pero no se ve allí ninguna tobera de descarga. Tomaría el aire a través de una entrada  o entradas delanteras montadas por fuera del fuselaje. Ninguna entrada por el estilo se muestra. Eso nos lleva a concluir que no hay ningún motor de respiración de aire internamente montado. Los motores de cohete (rocket motors) requerirían sólo toberas de descarga, pero dado que no se muestra ninguno, concluimos que no hay ningún motor de cohete.

Hay un indicador más para la ausencia de algún motor de cualquier tipo colocado internamente. Con la configuración dada en los artefactos, tal montaje descargaría un chorro de gases calientes de alta velocidad directamente hacia la aleta, con las predecibles terribles consecuencias. En cualquier aplicación real la aleta mostrada tendría que ser reemplazada con una aleta o un control aerodinámico equivalente fuera del camino de la corriente de descarga.

Aun permitiendo la posible inclusión de pequeñas unidades de maquinaria para propósitos especializados, y dejando de lado la especulación con respecto a los conceptos de sistemas de propulsión alternativos, resumimos ahora la respuesta a la pregunta “¿dónde están los motores?” como sigue:

 

No hay ninguno,

 …lo cual nos lleva directamente al concepto de que los artefactos representan más precisamente  vehículos de suministro desde la órbita que aviones o transbordadores espaciales.

 

 

Referencias

http://www.antiguosastronautas.com

1)  Ivan T. Sanderson, “Investigating the Unexplained”, Prentice-Hall, 1972.

2)  Ivan T. Sanderson, “Invisible Residents”, Avon Books, 1973.

3)  Erich von Däniken, “The Gold of the Gods”, Souvenir Press, 1973 (translation of  original German edition).

4)  Jose Perez de Barradas, “Orfebrería Prehispánica de Colombia”, Part 4,  Collection of the Museo del Oro, Madrid, 1974.

5)   Stuart W. Greenwood, “Golden Models of Ancient Spacecraft?”  The INFO Journal #21, January, 1977.

Deja un comentario