Civilizaciones del Interior de la Tierra podrían revelarse muy pronto al mundo


Wilcock cree firmemente que durante la larga historia de nuestro planeta, numerosas civilizaciones avanzadas como los Atlantes se fueron a la clandestinidad para sobrevivir a los tiempos caóticos que gobernaban sobre la superficie de nuestro planeta. Eventualmente, decidieron instalarse en su nuevo hábitat subterráneo.

La existencia de túneles subterráneos y pasadizos ha sido objeto de debate durante siglos. Las civilizaciones antiguas de todo el mundo hablan de estas entradas que conducen a nuevos reinos enteros, situados muy por debajo de la superficie del planeta. La antigua humanidad en Turquía parecía haber recreado estas leyendas mediante la construcción de grandes ciudades subterráneas como Derinkuyu, o el más grande jamás encontrado cerca de Cappadocia en Turquía.

Wilcock cree que el gobierno de EE.UU. tiene conocimiento de su presencia debido a su descubrimiento accidental a través de proyectos clandestinos destinados a construir bases secretas subterráneas. En la entrevista, Wilcock afirmó: “Ellos tienen estas máquinas de perforación de túneles y a veces se rompen en algún lugar que se supone no deben ir, ya que hay individuos allí”.

Mientras citaba el testimonio del contactado Corey Goode, Wilcock afirmó que la tenue relación entre los seres de la Tierra interna y aquellos que viven en la superficie que conocen su existencia se ha fracturado en los últimos tiempos. “Este complejo militar industrial había trabajado anteriormente con estos seres y tenía tratados con ellos y ahora está tratando de matarlos”, dijo Wilcock

Esta es la razón por la cual, de acuerdo con Wilcock, estas Civilizaciones de la Tierra Interior se han unido para responder a la gran amenaza emergente en los últimos tiempos y están recurriendo a entidades interestelares con la esperanza de obtener su ayuda para luchar contra las fuerzas que están tratando de destruirlas.

Wilcock también declaró que una reunión hace mucho tiempo buscada por los dos grupos finalmente se celebró y a Goode se le permitió observar el intercambio. Las entidades interestelares hicieron una impresionante solicitud después de la reunión.

“Los seres de la Tierra Interior salieron de ella conmocionada”, dijo Wilcock. “Se les ha pedido que se revelen a nosotros como parte de la revelación. En caso de que las sociedades subterráneas cumplieran con la petición, él reflexionó: “Creo que vamos a descubrir que las bases subterráneas son mucho más extensas de lo que pensábamos y mucho más antiguas”.

http://conspiraciones1040.blogspot.com

Cuando el dios Extraterrestre Viracocha convirtió piedras en soldados


La leyenda andina cuenta sobre una singular batalla en donde, al verse los incas superados en número, invocan a su máxima deidad Viracocha, quien responde convirtiendo rocas en soldados. En este artículo, pondremos el mito a la luz de la hipótesis del antiguo astronauta. ¿Pudieron los «soldados de roca» ser un arma utilizada por el mismísimo dios de los incas para salvar a su pueblo?

El conflicto de los incas con los chancas es quizás el episodio más conocido y decisivo en su historia. Fue en 1438 que el caudillo Hanan chanca Anccu Hualloc reunió más de 40.000 hombres de guerra y emprendió la conquista del Cusco, destruyendo todo a su paso hasta rodear la ciudad.

Se cuenta que el gobernante inca Hatun Tópac (Huiracocha Inca) y su hijo, el príncipe heredero Urco, huyeron cobardemente de la capital abandonando a los cusqueños a su suerte ante la inminente llegada del poderoso ejército chanca. La anarquía reinó entonces hasta que el joven príncipe Cusi Yupanqui (Pachacútec Inca), hermano menor de Urco y segundo en la sucesión, encabezó valerosamente la resistencia.

Cusi Yupanqui reclutó a algunas etnias vecinas para defender la ciudad del numeroso ejército enemigo, pero nadie quiso unírseles más que la etnia de los Canas. Ante esta adversidad, el príncipe acudió en sus rezos al dios creador Viracocha Pachaychachi, quien finalmente se le aparece en un sueño y le dice que enviará soldados para asistirlo en la lucha desigual, además de prometerle una aplastante victoria.

Un día después del sueño, los chancas se apostan en la colina Carmenca, mirando hacia lo que pensaban sería una fácil conquista. La batalla es inminente entre los invasores y los defensores de la ciudad. Y es en este momento cuando lo impensado sucede: las piedras de los alrededores son transformadas en guerreros que atacan a los chancas a discreción, haciéndolos retroceder.

Tal como había prometido el dios Viracocha al príncipe, los incas —motivados por este «acto divino»— ganan la batalla y, cumplido su cometido, los misteriosos soldados líticos vuelven a su forma original.

Posteriormente, varias de las rocas que habían «cobrado vida» serían llevadas a diferentes templos y veneradas como huacas (ídolos).

La gloria de Viracocha

Hasta aquí la leyenda. Los historiadores ortodoxos creen que los soldados de piedra, llamados pururaucas, solo fueron parte de una astuta estratagema que consistió en disfrazar montículos de rocas como soldados y ubicarlos de tal manera que los chancas pensaran que los incas eran más numerosos. Otros afirman que muchas de las etnias que en un principio rechazaron participar del conflicto, esperaron a observar que bando lograba ventaja en el campo de batalla para unírsele, dando así la impresión de haber salido de la nada, de las propias rocas.

No obstante, tal vez estas interpretaciones se queden chicas si pone a consideración el poder militar de los chancas y la naturaleza del dios Viracocha.

Según supuestas fuentes incaicas, los Hanan chancas eran muy feroces al momento de la lucha, cuando capturaban al enemigo lo hacían prisionero de guerra. Les propinaban crueles castigos para demostrar al enemigo que no debían meterse con ellos; los escalparlaban, es decir, estando aún con vida los prisioneros les arrancaban la piel, los colgaban de cabeza para que la sangre se concentre en la parte superior del cuerpo y les hacían unos pequeños cortes en la parte frontal de los dedos de los pies, es ahí de donde comenzaban a arrancar la piel poco a poco, mientras el prisionero daba gritos despavoridos. Otra forma de intimidación consistía en hacer copas a partir de los cráneos de los prisioneros, en donde bebían la sangre de los enemigos.

Teniendo en cuenta semejante nivel sanguinario por parte de los chancas, es difícil siquiera imaginar que se asustaran a causa de piedras disfrazadas de soldados o que huyeran despavoridos ante algún ataque sorpresa de otra etnia que, matemáticamente, tampoco habría podido superar en potencia a su ejército.

En cuanto a Viracocha, un «dios instructor» —al que se le pueden encontrar interesantes paralelismos con Kukulcán (maya), Quetzalcóatl (azteca), Oannes (sumerio), entre otros— es descrito como «el Hacedor» y, a la vez, como un —más mundano— «héroe mítico». También es conocido como el «dios de los báculos» o «de las varas», debido a que portaba uno de estos objetos que, si nos ceñimos a las leyendas y representaciones, tal vez podría ser o utilizarse como un arma.

Según cuenta el historiador Pedro Sarmiento de Gamboa, hubo una ocasión en que los habitantes de la localidad de Caxha decidieron matar a Viracocha, molestos por su «vestimenta y su porte tan extraño»:

«Ya habían empuñado las armas contra él, cuando, enterado Viracocha de sus perversas intenciones, se arrodilló en un lugar llano, y elevó las manos plegadas y la mirada al cielo; y de lo alto llovió fuego sobre quienes estaban sobre la montaña y quemó todo el paraje; tierra y piedras ardieron como paja. El terror se apoderó de los malvados perseguidores ante aquel espantoso fuego, y corriendo se abalanzaron a donde estaba Viracocha, arrojándose a sus pies en demanda de gracia.

«Viracocha, ganado por la compasión, fue al fuego y lo apagó con su cayado. Pero el monte quedó calcinado y las mismas piedras se habían quedado tan ligeras como consecuencia del enorme calor del fuego, que un hombre podía llevar ahora fácilmente alguna que habitualmente no podría haber transportado un carro, lo cual se puede hoy constatar. Y es cosa prodigiosa de este paraje y monte, que todo haya quedado arrasado en un cuarto de legua; se encuentra en la provincia de Collao».

¿Un cayado capaz de dominar los elementos de la naturaleza a voluntad? ¿Se trata, acaso, de un cayado tan poderoso como aquel que utilizaba Moisés para invocar a Yavhé y que éste interceda por su pueblo asolando tierras egipcias con espantosas plagas?

Al igual que el dios de los hebreos, Viracocha pudo tener a su pueblo elegido en los incas y protegerlo de los chancas con una tecnología capaz de hacer levitar las piedras y utilizarlas como proyectiles. Es lógico pensar entonces que los sanguinarios chancas huyeran al presenciar esta «magia» que superaba no solo su capacidad militar, sino también su capacidad de comprensión.

Por Arkantos Khan.

Razones por las que el Antiguo Egipto está vinculado a visitas de extraterrestres


¿Quién no ama al menos un poco las conspiraciones que tratan acerca de la posible visita de extraterrestres en el pasado remoto de Egipto? La verdad es que durante décadas la humanidad ha vinculado el Antiguo Egipto -y sus increíbles logros en numerosos campos- a entidades sobrenaturales o de otro mundo. En este artículo, echamos un vistazo a 6 razones interesantes por qué muchos vinculan el antiguo Egipto a los extraterrestres.

De vez en cuando, cuando hablas del antiguo Egipto, no puedes dejar de preguntarte cómo en la Tierra la gente logró construir las Pirámides -en Giza- sin el uso de tecnología como la rueda. ¿Cómo transportaron los bloques masivos de piedra, algunos de ellos de más de 50 a 60 toneladas, obtenidos de canteras situadas a más de 300 kilómetros de distancia, que luego fueron colocados en posición, uno por uno, creando la Gran Pirámide de Giza?

Misterios como éstos son precisamente los motivos por los que miramos más allá de lo razonable y nos separamos de temas relacionados con las antiguas visitas de alienígenas, donde tratamos de investigar si es posible que miles de años atrás, antiguos extraterrestres visitaran la Tierra y ayudaran a las civilizaciones antiguas a progresar a través del tiempo.

¿Y si hay una pequeña posibilidad de que miles de años atrás, extraterrestres visitaran la Tierra, y las civilizaciones antiguas de todo el mundo recibieran conocimientos y tecnologías mucho más allá de lo que tenemos hoy?

¿Conspiración? Probablemente, pero hoy en día está alejándose cada vez más del concepto de una conspiración.

Pirámides

La construcción de las colosales pirámides egipcias sigue planteando numerosas preguntas para la ciencia. Este hecho es suficiente para que muchos crean que estos edificios fueron construidos con la ayuda de la tecnología extraterrestre, o incluso por los extraterrestres.

Mientras que algunos dirían que no damos crédito a nuestros antepasados ​​lo suficiente, la verdad es que hay varios enigmas relacionados con las pirámides de Giza y la civilización egipcia antigua en general. Los principales científicos dicen que la Gran Pirámide era una tumba. Sin embargo no se han encontrado momias, y no hay jeroglíficos que detallen el propósito de las Pirámides, específicamente la Gran Pirámide de Giza.

Jeroglíficos

Hay algunos jeroglíficos realmente extraños en el antiguo Egipto. Algunos de ellos representan figuras que podrían interpretarse como vehículos voladores, seres alienígenas e incluso gigantes. Hay, sin embargo, varias explicaciones menos fantasiosas para tales símbolos. Sin embargo, algunos de estos jeroglíficos son evidencia suficiente para que muchos autores sugieran que los extraterrestres tenían algo que ver con el antiguo Egipto.

Pensando en la tierra de la conspiración. Sir William Petrie

Varios autores sostienen que el arqueólogo inglés Sir William Petrie mantuvo en su colección privada momias de origen extraño. Algunos incluso creen que estas piezas están actualmente en una cámara secreta del Museo Rockefeller en Jerusalén.

Electricidad

Es difícil imaginar cómo los antiguos egipcios construyeron sus majestuosas pirámides y templos sin ninguna tecnología avanzada. Algunos han propuesto que podrían haber pruebas de tecnología avanzada en el antiguo Egipto y que las civilizaciones gobernadas por incontables faraones tenían acceso a la electricidad. Los defensores de esta teoría apuntan hacia el Bulbo de Dendera -en el templo de Hathor en el complejo del Templo de Dendera- y las llamadas baterías de Bagdad.

¿Todavía no está convencido? Bueno, permítanme presentarles el Papiro de Tulli, un documento apócrifo que supuestamente describe la aparición de platillos voladores durante el gobierno del Faraón Tutmosis III. Mientras algunos creen ciegamente en la autenticidad del papiro, otros afirman que el texto no es real.

Pero incluso si eso no es suficiente, tenemos el Canon Real de Turín, un antiguo Papiro que trata de «dioses» gobernando sobre el Antiguo Egipto. Curiosamente, las dos últimas líneas del Canon Real de Turín, que parecen representar un resumen de todo el texto antiguo, son particularmente interesantes y nos recuerdan a la Lista de los Reyes Sumerios.

El Canón Real de Turín muestra lo siguiente: «… Venerables Shemsu-Hor, 13.420 años; Reina antes del Shemsu-Hor, 23.200 años; Total 36.620 años».

Arqueólogos rusos descubren posible esqueleto de un niño extraterrestre en Crimea.


Científicos rusos han desenterrado un esqueleto en Crimea que dicen pertenece a un extraterrestre de un año.

Un cráneo alargado inusual perteneciente a un niño extraterrestre de 1,5 años de edad fue encontrado cerca de la aldea de Yakovenkovo ​​por los arqueólogos rusos.

La tumba del niño, que se remonta al segundo siglo, fue un hallazgo clave de la reciente expedición, de acuerdo con los antropólogos. El niño tenía un cráneo alargado, que se ve claramente en las imágenes compartidas por el grupo.

Las severas deformaciones del cráneo inmediatamente le dieron al sitio el nombre de “tumba alienígena”, dijo el Fondo de Arqueología.

La deformación craneal artificial, una forma de alteración del cuerpo, se practicaba entre muchas culturas antiguas. Se realizó típicamente en bebés, cuyos cráneos eran más flexibles.

Sin embargo, algunos partidarios de las teorías de los “astronautas antiguos” afirman que los propietarios de esos cráneos alargados pueden ser híbridos humano-extraterrestres.

El grupo de arqueólogos dijo que tales deformaciones craneales eran típicas de los sármatas, que alguna vez habitaron la moderna Crimea. Se teoriza que pueden haberlo utilizado para identificar miembros de ciertos grupos o portadores de cierta condición social.

Se cree que el niño guerrero del siglo II DC tenía entre 18 meses y dos años de edad cuando murió.

Nikolay Sudarev, científico del Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias de Rusia, negó que la tumba estuviera vinculada a civilizaciones alienígenas.

“Los cráneos alargados eran tradicionales para la cultura sármata”, dijo, según el periódico Moskovsky Komsomolets

Los arqueólogos también desenterraron un vaso de cerámica y pequeñas cuentas enterradas con el “extraterrestre” y una pulsera de cobre en su mano derecha.

También se descubrieron varios lugares de enterramiento que datan de los primeros tres siglos, cerca de donde los científicos encontraron al niño, así como tumbas masivas de piedra que se cree pertenecen a personas de alto rango del Reino de Bosporan, un antiguo estado ubicado en Crimea oriental entre el Siglo V AC y siglo IV dC.