Documentos de la CIA revelan la realidad de nuestro universo holográfico y el mundo astral


Un documento previamente clasificado escrito en 1984 por un tal Guayne Mcdonnell de la inteligencia del Ejército de EE.UU. ha aparecido en forma completa, sin purgar en el sitio web de la CIA.

El artículo completamente desclasificado ha planteado algunas preguntas debido a su tema muy inusual. El documento es un resumen completo y en profundidad de las investigaciones de la CIA sobre lo que a menudo se denomina como el plano astral.

Se cree que el plano astral es un área más allá del mundo material al que puede acceder el alma o el espíritu de un ser humano. Algunas religiones creen que el plano astral sólo se puede acceder después de la muerte del cuerpo físico mientras que otros creen que es posible alcanzar esta dimensión durante la vida.

Es más comúnmente asociado con ciertas religiones orientales, como el hinduismo y el jainismo y es fundamental para la fe budista y el concepto del nirvana. En épocas más recientes, el concepto del plano astral ha experimentado una oleada de popularidad tanto en Occidente como en Asia con el crecimiento del movimiento de la Nueva Era.

Mientras que muchas personas descartan el plano astral como algo más que una experiencia que altera la mente y que puede ser explicada por la ciencia, parece que la CIA no sostuvo la misma opinión. En el documento recientemente publicado, se explica que las investigaciones habían descubierto que el plano astral no era ciertamente un mito.

El documento también se refiere a un concepto llamado “El Absoluto” que permea a través de cada momento en el tiempo y el espacio en cada dimensión. El Absoluto se describe como omnipresente y omnipotente en el documento.

Aquellos que trabajaron en el proyecto manifestaron su deseo de investigar el concepto de plano astral con mucho más detalle en el futuro. Sin embargo, parece que el interés en el proyecto se secó en los niveles superiores de mando o que las investigaciones posteriores sobre el extraordinario fenómeno fueron clasificados en un nivel de secreto mucho más alto en el futuro.

En este momento, la CIA no está recibiendo ninguna información adicional sobre la investigación de la agencia del plano astral. Naturalmente, esto ha suscitado sospechas de que el gobierno ha adquirido una comprensión profunda del concepto y quizás lo está utilizando sin el conocimiento del público en general.

aca el archivo Desclasificado

CIA-RDP96-00788R001700210016-5

 

Documentos y Fotos de la CIA «prueban» Hitler vivió después de la Segunda Guerra Mundial


Los documentos desclasificados de la CIA muestran que en 1955 un informante de espionaje estadounidense afirmó haber conocido a Adolf Hitler en Colombia y como evidencia proporcionó imágenes de sí mismo con el Führer más de una década después de su presunto suicidio.

Parece que una parte posterior de los documentos recientemente desclasificados de la CIA parece confirmar la autenticidad de algunos archivos del FBI con respecto a Adolf Hitler, que afirman que el líder nazi escapó de Alemania con seguridad después de la caída del imperio nazi y huyó a Sudamérica.

El conjunto de documentos indica como en 1955, la División del Hemisferio Occidental de la Agencia Central de Inteligencia recibió un documento secreto titulado «Operational: Adolf Hitler», del jefe de la estación de la CIA en Venezuela. Los documentados señalaron que una de sus fuentes recibió un consejo de que Hitler estaba vivo y bien en Argentina.

Sin embargo, esta no fue la primera vez que se hicieron tales alegaciones. Los consejos de la CIA sólo parecían conclusiones auténticas extraídas de documentos anteriores del FBI que también reclamaban una serie de «fuentes secretas», afirmaban que Hitler estaba vivo y bien en Sudamérica.

Phillip Citroen, ex soldado de la SS que afirmaba estar en comunicación con Hitler, afirma que el «führer» se trasladó de Colombia a Argentina en algún momento de enero de 1955.

Los documentos desclasificados de la CIA sugieren que Citroen se había fotografiado a sí mismo con Adolf Hitler, y la imagen fue incluida en el memorándum de la CIA. Hitler está supuestamente a la derecha de la imagen.

El documento de la CIA dice:

 

CIEMLOY-A Friend declaró que durante la última parte de septiembre de 1955, Phillip Citroen , ex soldado de las SS alemanas le declaró confidencialmente que Afold Hitler seguía vivo. Citroen afirmó que se había puesto en contacto con Hitler una vez al mes en Colombia en su viaje desde Maracaibo a ese país como empleado de la Compañía Naviera NKSM en Maracaibo. Citroen dedicado a CIEMLODY -un amigo que tomó una imagen de Hitler no hace mucho tiempo, pero no mostró la fotografía. También indicó que Hitler salió de Colombia para Argentina aproximadamente en enero de 1955. Citroen comentó que en más de diez años han pasado desde el final de la Segunda Guerra Mundial; los aliados ya no podían procesar a Hitler como un criminal de guerra”.

El mensaje llegó a la conclusión de que ni el informante ni la estación de la CIA fueron capaces de dar una evaluación de inteligencia de la información incluida en la nota, sino que fue clasificado como «de posible interés».

El jefe de la División del Hemisferio Occidental de la CIA continuó revisando los archivos de la agencia y descubrió que un año antes se había preparado un nuevo informe base en Maracaibo de la misma fuente que no sólo afirmaba que Hitler no estaba muerto, además había una colonia entera de nazis que vivían en Suramérica.

Según Citroen, los alemanes que residían en Tunja se dirigieron a Adolf Hitler como «der führer» y lo saludaron con el saludo fascista, añade.

Pocos días después, el jefe de la estación de Bogotá escribió al jefe de la División del Hemisferio Occidental de la CIA y le preguntó si quería hacer más investigaciones sobre el presunto Hitler.

«Si la Sede así lo desea, la estación de Bogotá puede hacer una investigación sobre ‘Adolph Schuttlemayer’ en Tunja, Colombia», dice la nota.

Una semana después, el jefe de la división respondió ambiguamente.

Aunque no se oponía a emprender nuevas investigaciones sobre el tema, consideró que «se podrían dedicar grandes esfuerzos a este tema», sin la posibilidad de establecer algo concreto.

Como resultado, sugirió que olvidaran el asunto.

Pueden ver el documento desclasificado de la CIA en el siguiente enlace.

 

Ingeniero de la Fuerza Aérea jubilado REVELA la base secreta en Ohio esconde a alienígenas vivos y muertos del incidente del OVNI de Roswell


¿La verdad está allí? La base secreta estadounidense en Ohio esconde a los alienígenas vivos y muertos del accidente del OVNI de Roswell en 1947, afirma un ingeniero retirado de la Fuerza Aérea que trabajó allí durante 39 años.

El ingeniero de la Fuerza Aérea jubilado Raymond Szymanski, quien trabajó en la base de Ohio durante 39 años, hace las revelaciones en su libro 50 Shades of Greys.

Raymond Szymanksi dice que los extraterrestres del famoso accidente fueron llevados a la Base de la Fuerza Aérea Wright-Patterson (WPAFB) en Dayton, Ohio para su inspección.

Dijo que un mentor le habló de un sistema de túneles que albergan seres extraterrestres vivos y muertos.

Según el diario ingles The Sun dice que Szymanski afirma que su mentor en la instalación le preguntó una vez: “¿Has oído hablar de nuestros alienígenas?”.

En declaraciones a The Sun Online, dijo: “Durante mi primera semana, mi mentor me proporcionó algunos consejos totalmente inesperados y no solicitados.”

“Dijo que en 1947 hubo un accidente en Roswell y que ellos trajeron a las máquinas y los extraterrestres aquí para su inspección y dijeron que los guardan en túneles secretos bajo la base”.

“Cuando le pregunté cómo llegó a saber sobre el secreto, él respondió, ‘Todo el que trabaja en la base lo sabe’.

Dijo que él descubrió que la división extraterrestre de la tecnología (FTD) en la base se almacenó en el libro del proyecto azul, el proyecto oficial de la investigación de UFO de la fuerza aérea de 1952 -1969.

“Durante las cuatro décadas siguientes tuve decenas, si no cientos de breves conversaciones sobre el ‘secreto’ que me habían dado durante mi primera semana en la base.”

Szymanski dice que ha visto los túneles y bóvedas en las que los alienígenas – o “grises” – se puede mantener, pero como nunca ha visto a un alienígena real que no puede estar seguro de si todavía están en la base.

El ex trabajador también dijo que el Edificio 219 en la base fue utilizado anteriormente como una clínica de pediatría y una “espeluznante” silla alta todavía está en el sótano.

El ingeniero cree que las instalaciones climáticas controladas y las profundas cámaras cítricas subterráneas fueron construidas en WPAFB para preservar los desechos, los artefactos de tecnología alienígena y los cadáveres recuperados de sitios de accidentes oculares de OVNIs.

Según los investigadores de UFO, los documentos filtrados y los informes del denunciante dicen que hay hasta 14 a 16 cadáveres extraterrestres fueron transportados a la Base de la Fuerza Aérea Wright-Patterson.

La ciudad de Roswell en Nuevo México se hizo famosa después de informes de que un platillo volador se había estrellado en el desierto cerca de una base militar allí el 2 de julio de 1947.

Se decía que los cuerpos de los extraterrestres habían sido recuperados y autopsiados por el ejército estadounidense, pero las autoridades estadounidenses supuestamente cubrieron el incidente.

Las autoridades militares emitieron un comunicado de prensa que decía: “Los muchos rumores sobre el disco volador se hicieron realidad ayer cuando el oficial de inteligencia del 509 Grupo de Bombas de la Octava Fuerza Aérea, Campo Aéreo del Ejército de Roswell, tuvo la suerte de adquirir posesión del disco volador no identificado.’

Los titulares gritaban: ‘Disco volador capturado por la Fuerza Aérea’. Sin embargo, sólo 24 horas más tarde, los militares cambiaron su historia y afirmaron que el objeto que habían pensado en un “disco volador” era un globo meteorológico que se había estrellado en un rancho cercano.

Los medios de comunicación y el público aceptaron la explicación sin cuestionarse. Roswell desapareció de la noticia hasta el final de los años setenta, cuando algunos de los militares implicados comenzaron a hablar.

En 2012, un agente de la CIA de larga data habló en el 65 aniversario del Incidente de Roswell para revelar un archivo escondido de la CIA sobre el ‘OVNI’ que supuestamente se encontraba en el sitio y dice: que ese incidente ‘Realmente sucedió’.

Los teóricos de la conspiración creen que los cuerpos extraños del “disco” estrellado fueron autopsiados – y que las tecnologías modernas se han construido sobre descubrimientos desde dentro de la nave extraterrestre.

Chase Brandon, un agente que cumplió 25 años con la agencia, dijo que la información está escondida en una bóveda oculta dentro de la sede de la agencia en Langley.

“Estaba en una zona abovedada – había una caja que realmente me llamó la atención. Tenía una palabra sobre él que decía: Roswell.

Busqué en su interior, coloqué la caja en el estante y dije: “Dios mío, realmente sucedió”.

Szymanski ha escrito un libro sobre el tema llamado 50 Shades of Greys.

ASTRONAUTA FRANKLIN CHANG VIÓ OVNIS EN EL ESPACIO


El análisis de 2.500 horas de filmación obtenidas por las misiones de los transbordadores de NASA en los últimos diez años ha revelado que muchos astronautas tuvieron encuentros ovnis en el espacio recientemente. Los estudiosos creen que sólo se trata de la punta del iceberg, pero el primero de estos casos ya ha visto la luz.

Franklin Chang-Díaz fue el astronauta encargado de comunicar a Houston cómo eran los objetos luminosos que escoltaban la nave. (SEP).
La revista inglesa “UFO Magazine” y la española “Más Allá” obtuvieron 2.500 horas de filmaciones de la NASA sobre los viajes espaciales de sus transbordadores, en los cuales, según afirman, se relatan avistamientos de Objetos No Identificados, (conocidos generalmente como ovnis), por parte de algunos de los astronautas , entre ellos nuestro compatriota Franklin Chang-Diaz, en una de las misiones que efectuó en el transbordador Columbia y cuando realizaba una caminata espacial.
Esta es la información publicada:

PRIMER AVISO A HOUSTON

“Hay muchos objetos esféricos detrás de nosotros”, gritó el astronauta Claude Nicollier al centro de control de Houston tras ocho segundos de interminable silencio. Justo antes, los astronautas de la misión STS-75 del transbordador espacial Columbia comunicaban que algo extraño estaba sucediendo en medio del vacío. En esos momentos sobrevolaban el norte de África, tratando de po-ner en órbita un satélite italiano que iba atado al transbordador mediante una cuerda o “atadura” de casi 20 kilómetros. La NASA pretendía averiguar si a través de la misma podía suministrar electricidad al artefacto.

Mientras los astronautas procuraban culminar con éxito su objetivo, llegó lo inesperado: decenas de esferas luminosas y un extraño objeto alargado comenzaron a rodear la “atadura” y el satélite artificial poniendo en serio riesgo la misión.

Los hechos ocurrieron el 26 de febrero de 1996, pero solo años después han podido conocerse los detalles. Y todo gracias a la adquisición, por parte de los investigadores de la publicación británica UFO Magazine, de 2.500 horas de filmación tomadas por las misiones espaciales efectuadas durante los años noventa.

FRANKLIN CHANG DESCRIBE A HOUSTON LOS OBJETOS

Según se deriva de la filmación, que incluye también el registro sonoro de las comunicaciones entre astronautas y Houston, los hechos ocurrieron durante el intento de puesta en órbita del satélite. En ese momento, cientos de pequeños puntos de luz se situaron detrás de la “atadura”. Poco a poco, aquellas “esferillas” luminosas comenzaron a acumularse con intensidad. “Franklin, estamos viendo una línea larga, un par de cosas parecidas a estrellas y muchas cosas que nadan en primer plano” -dijeron en ese instante los controladores espaciales en Tierra a uno de los astronautas-. “¿Puedes describimos lo que estás viendo?”.Y en el espacio, a cientos de kilómetros de altura y cuando el Sol del amanecer surgía por la línea de horizonte de la Tierra, el tripulante del Columbia Franklin R. Chang-Díaz, con evidente tensión, señaló: “La línea larga negra es la ‘atadura’ del satélite, pero hay como escombros que tienden a volar con nosotros y que están iluminados por el Sol en los ángulos bajos. Hay mucha luz difusa”.

LA NASA ACHACÓ A LOS OBJETOS EL FRACASO

La misión, que tenía por objeto situar al satélite en órbita, fracasó. Meses después, el 4 de junio de 1996, la NASA emitió un informe de 358 páginas analizando las causas.

En el extenso escrito, la agencia espacial norteamericana llega a la conclusión de que algo ajeno a la nave Columbia influyó decisivamente en el suceso, pero no aclara la naturaleza de dicho agente externo que ahora, tras la “desclasificación” de la filmación, ha cobrado cierto sentido.

JOHN GLENN VIO LAS MISMAS “LUCIÉRNAGAS’ EN EL ESPACIO

Las luces que pueden apreciarse escoltando al Columbia permanecen en las proximidades de la nave durante varios minutos, lo que descarta la hipótesis de los meteoritos. Curiosamente, un día antes del incidente un aficionado filmó un extraño objeto amarillento con forma de trompo aproximándose a la nave espacial cuando ésta se acercaba a la vertical de Florida en una de sus rotaciones en torno a la Tierra. Además, y por señalar más precedentes, la observación protagonizada por los astronautas de la nave Columbia es bien similar a las “luciérnagas luminosas” que en 1962 observó el primer astronauta norteamericano, John Glenn, que describió el fenómeno o uno “campo de estrellas que seguían la nave y que me acompañaron en las tres órbitas que di en torno a la Tierra”. En opinión del investigador canadiense Martyn Stubb , “es como si el fenómeno observado por Glenn siguiera ahí, en el espacio exterior”. Y la NASA, al proporcional estas filmaciones, opina Graham W. Birdsall, editor de UFO Magayne, “parece querer desafiarnos para que lo busquemos”. Algo está pasando en el seno de la agencia espacial norteamericana… ¿Nos preparan para contarnos la verdad?

• Nuevos documentos secretos:

¿QUÉ SABIA KENNEDY SOBRE LOS OVNIS?

Encontró la muerte el 22 de noviembre de 1963. Hablamos, por supuesto, de John Fitzgerald Kennedy. Las incógnitas sobre su asesinato no las han apagado el tiempo. Una muerte que ha sido abono para todo tipo de mitos y conspiraciones. Entre ellas, aquella que buscaba el móvil en unas supuestas revelaciones que sobre los ovnis estaría dispuesto a hacer el presidente Kennedy. Y es que en la biblioteca que archiva todos los documentos oficiales referentes al desaparecido presidente se han encontrado dos escritos que podrían referirse al fenómeno ovni. Uno de estos documentos parece estar relacionado con el comité de científicos, políticos y militares que participaron en la investigación de los restos del supuesto ovni estrellado en Roswell en 1947. Pues bien, según escrito, Kennedy estaba al tanto de todas las investigaciones, ya que se le menciona expresamente como el único diputado de la época, años cincuenta, fecha del informe, consciente de la verdad sobre los incidentes. Paralelamente a este documento ha aparecido otro firmado por el mismo Kennedy diez días antes de fallecer. En este escrito, aquel hombre que muy poco tiempo después iba a ser asesinado, solicitaba la creación de un comité conjunto con la URSS que se encargara de la investigación del espacio exterior. En el escrito, censurado en muchas partes, pero claramente firmado por él, insta a los organismos correspondientes para que todos los documentos clasificados sobre este tipo de investigaciones le fueran remitidos a su despacho antes del 1º de febrero de 1964. Lamentablemente, falleció meses antes, sin que hoy podamos saber si Kennedy, como tanto se ha especulado, tenía la intención de dar a conocer los secretos ovni custodiados por el gobierno de Estados Unidos.

Fuente: Diario Extra 2009