ASTRONAUTA FRANKLIN CHANG VIÓ OVNIS EN EL ESPACIO


El análisis de 2.500 horas de filmación obtenidas por las misiones de los transbordadores de NASA en los últimos diez años ha revelado que muchos astronautas tuvieron encuentros ovnis en el espacio recientemente. Los estudiosos creen que sólo se trata de la punta del iceberg, pero el primero de estos casos ya ha visto la luz.

Franklin Chang-Díaz fue el astronauta encargado de comunicar a Houston cómo eran los objetos luminosos que escoltaban la nave. (SEP).
La revista inglesa “UFO Magazine” y la española “Más Allá” obtuvieron 2.500 horas de filmaciones de la NASA sobre los viajes espaciales de sus transbordadores, en los cuales, según afirman, se relatan avistamientos de Objetos No Identificados, (conocidos generalmente como ovnis), por parte de algunos de los astronautas , entre ellos nuestro compatriota Franklin Chang-Diaz, en una de las misiones que efectuó en el transbordador Columbia y cuando realizaba una caminata espacial.
Esta es la información publicada:

PRIMER AVISO A HOUSTON

“Hay muchos objetos esféricos detrás de nosotros”, gritó el astronauta Claude Nicollier al centro de control de Houston tras ocho segundos de interminable silencio. Justo antes, los astronautas de la misión STS-75 del transbordador espacial Columbia comunicaban que algo extraño estaba sucediendo en medio del vacío. En esos momentos sobrevolaban el norte de África, tratando de po-ner en órbita un satélite italiano que iba atado al transbordador mediante una cuerda o “atadura” de casi 20 kilómetros. La NASA pretendía averiguar si a través de la misma podía suministrar electricidad al artefacto.

Mientras los astronautas procuraban culminar con éxito su objetivo, llegó lo inesperado: decenas de esferas luminosas y un extraño objeto alargado comenzaron a rodear la “atadura” y el satélite artificial poniendo en serio riesgo la misión.

Los hechos ocurrieron el 26 de febrero de 1996, pero solo años después han podido conocerse los detalles. Y todo gracias a la adquisición, por parte de los investigadores de la publicación británica UFO Magazine, de 2.500 horas de filmación tomadas por las misiones espaciales efectuadas durante los años noventa.

FRANKLIN CHANG DESCRIBE A HOUSTON LOS OBJETOS

Según se deriva de la filmación, que incluye también el registro sonoro de las comunicaciones entre astronautas y Houston, los hechos ocurrieron durante el intento de puesta en órbita del satélite. En ese momento, cientos de pequeños puntos de luz se situaron detrás de la “atadura”. Poco a poco, aquellas “esferillas” luminosas comenzaron a acumularse con intensidad. “Franklin, estamos viendo una línea larga, un par de cosas parecidas a estrellas y muchas cosas que nadan en primer plano” -dijeron en ese instante los controladores espaciales en Tierra a uno de los astronautas-. “¿Puedes describimos lo que estás viendo?”.Y en el espacio, a cientos de kilómetros de altura y cuando el Sol del amanecer surgía por la línea de horizonte de la Tierra, el tripulante del Columbia Franklin R. Chang-Díaz, con evidente tensión, señaló: “La línea larga negra es la ‘atadura’ del satélite, pero hay como escombros que tienden a volar con nosotros y que están iluminados por el Sol en los ángulos bajos. Hay mucha luz difusa”.

LA NASA ACHACÓ A LOS OBJETOS EL FRACASO

La misión, que tenía por objeto situar al satélite en órbita, fracasó. Meses después, el 4 de junio de 1996, la NASA emitió un informe de 358 páginas analizando las causas.

En el extenso escrito, la agencia espacial norteamericana llega a la conclusión de que algo ajeno a la nave Columbia influyó decisivamente en el suceso, pero no aclara la naturaleza de dicho agente externo que ahora, tras la “desclasificación” de la filmación, ha cobrado cierto sentido.

JOHN GLENN VIO LAS MISMAS “LUCIÉRNAGAS’ EN EL ESPACIO

Las luces que pueden apreciarse escoltando al Columbia permanecen en las proximidades de la nave durante varios minutos, lo que descarta la hipótesis de los meteoritos. Curiosamente, un día antes del incidente un aficionado filmó un extraño objeto amarillento con forma de trompo aproximándose a la nave espacial cuando ésta se acercaba a la vertical de Florida en una de sus rotaciones en torno a la Tierra. Además, y por señalar más precedentes, la observación protagonizada por los astronautas de la nave Columbia es bien similar a las “luciérnagas luminosas” que en 1962 observó el primer astronauta norteamericano, John Glenn, que describió el fenómeno o uno “campo de estrellas que seguían la nave y que me acompañaron en las tres órbitas que di en torno a la Tierra”. En opinión del investigador canadiense Martyn Stubb , “es como si el fenómeno observado por Glenn siguiera ahí, en el espacio exterior”. Y la NASA, al proporcional estas filmaciones, opina Graham W. Birdsall, editor de UFO Magayne, “parece querer desafiarnos para que lo busquemos”. Algo está pasando en el seno de la agencia espacial norteamericana… ¿Nos preparan para contarnos la verdad?

• Nuevos documentos secretos:

¿QUÉ SABIA KENNEDY SOBRE LOS OVNIS?

Encontró la muerte el 22 de noviembre de 1963. Hablamos, por supuesto, de John Fitzgerald Kennedy. Las incógnitas sobre su asesinato no las han apagado el tiempo. Una muerte que ha sido abono para todo tipo de mitos y conspiraciones. Entre ellas, aquella que buscaba el móvil en unas supuestas revelaciones que sobre los ovnis estaría dispuesto a hacer el presidente Kennedy. Y es que en la biblioteca que archiva todos los documentos oficiales referentes al desaparecido presidente se han encontrado dos escritos que podrían referirse al fenómeno ovni. Uno de estos documentos parece estar relacionado con el comité de científicos, políticos y militares que participaron en la investigación de los restos del supuesto ovni estrellado en Roswell en 1947. Pues bien, según escrito, Kennedy estaba al tanto de todas las investigaciones, ya que se le menciona expresamente como el único diputado de la época, años cincuenta, fecha del informe, consciente de la verdad sobre los incidentes. Paralelamente a este documento ha aparecido otro firmado por el mismo Kennedy diez días antes de fallecer. En este escrito, aquel hombre que muy poco tiempo después iba a ser asesinado, solicitaba la creación de un comité conjunto con la URSS que se encargara de la investigación del espacio exterior. En el escrito, censurado en muchas partes, pero claramente firmado por él, insta a los organismos correspondientes para que todos los documentos clasificados sobre este tipo de investigaciones le fueran remitidos a su despacho antes del 1º de febrero de 1964. Lamentablemente, falleció meses antes, sin que hoy podamos saber si Kennedy, como tanto se ha especulado, tenía la intención de dar a conocer los secretos ovni custodiados por el gobierno de Estados Unidos.

Fuente: Diario Extra 2009

LA BASE LUNAR ALFA Y LA EXPEDICIÓN SUICIDA NAZI A MARTE


Estas bases están reservadas para una élite sumergiendo en la ignorancia al resto de la población. Los proyectos Apolo de la NASA y viajes a la Luna tenían como objetivo intentar demostrarle al mundo que la Luna no tenía oxígeno y que era un lugar deshabitado que no valía la pena interesarse apenas por él.

Pero lo cierto, la historia real, es que el primer hombre en la Luna no fue el astronauta norteamericano Neil Amstrong sino el capitán nazi de la Kriegsmarine Werner Theisenberg a bordo de un modelo Haunebu en el año 1942.

Pero lo más impactante es que cuando el capitán Theisenberg descendió de su nave y pisó la superficie lunar pudo experimentar que la Luna era un lugar con oxígeno y completamente habitable por la que se podía andar tranquilamente con ropa de calle sin hacer falta los aparatosos trajes espaciales que vemos de la NASA. Desde ese mismo año de 1942 han sido multitud los viajes a la Luna realizados por parte de los Haunebu II, tanto desde Alemania como después una vez ocupada ésta por los aliados desde Nueva Suabia y la base nazi antártica subterránea de Nueva Berlín.

En cuatro años los nazis consiguieron completar la base lunar Alfa, primera base terrestre fuera de nuestro planeta.

El primer Haunebu III que se construyó, el modelo superior del II, tuvo un final digamos de leyenda. Se proyectó desde la base de Nueva Berlín realizar el primer viaje tripulado a Marte, esta sería una misión suicida ya que el Haunebu III no dispondría de energía suficiente para volver a la tierra. Ésta fue una operación que sería llevada a cabo conjuntamente con los japoneses que fueron colaboradores activos en todos los logros tecnológicos nazis.

Una vez decidido la nave Haunebu III partió hacia Marte en su vuelo número 20 desde la base de Nueva Suabia el 20 de abril de 1945.

El Haunebu-III tenía 71 metros de diámetro. Matemáticamente se calculó su capacidad de autonomía con propulsión electro gravitacional y resultó ser de 75.274.000 Kms., es decir, que cubría la distancia Tierra-Marte. Pero después el impulsor electro gravitacional quedaba inoperante porque lentamente se ligaba a los metales que entonces se pudieron utilizar en su construcción.

Un viaje en tales condiciones significaba, en consecuencia, un viaje a lo desconocido; y lo más probable, sin posibilidad alguna de regresar para la tripulación, compuesta por alemanes y japoneses. Pero aún así se decidió según el informe mencionado en el departamento E-4 de las SS, en la primavera de 1945; aunque fuese un postrer acto de sacrificio.

Tras zarpar, según el informe, el cohete navegó durante ocho meses y medio alcanzando la superficie de Marte, como estaba previsto, a mediados de enero de 1946. Al parecer, no hubo problemas en el viaje, pero se piensa que con el propulsor electro gravitacional prácticamente agotado, la extremadamente ténue atmósfera marciana y la atracción gravitatoria, el aterrizaje de la nave no debió ser suave. Aún así no hay seguridad de que fuese un aterrizaje forzoso, porque siempre según el informe llegó con la energía mínima suficiente para contrarrestar la relativamente leve fuerza de gravedad marciana.

Imágenes… Nasa Misión Enterprise 1997, (Pasadena) Mars (Marte).

Hay imágenes de la Nasa, que dan prueba fehaciente de que sí hubo un Haunebu III del III Reich Nazi que fue al Planeta Marte, pero su aterrizaje fue fatal en la Atmósfera y superficie marciana, no aterrizó de forma normal, se piensa que se estrelló al descender en el suelo marciano y los vestigios de esta nave exploradora se encuentran esparcidos por todos lados, se puede apreciar, el símbolo nazis, un cañón, un tanque, y una gorra de las SS de uno de los cosmonautas que tripularon aquella nave.

Lo cierto, en cualquier caso, es que por ahora sólo podemos especular sobre aquella empresa espacial pionera y el destino de aquellos anónimos primeros cosmonautas. Y es que, por increíblemente fantástica que pueda parecer esta historia, es un acontecimiento contrastado, aunque, eso sí, celosamente ocultado al público.

¿Cabría la posibilidad de que la tripulación del Haunebu-III encontrase algo más de lo que las actuales sondas no tripuladas han descubierto para nosotros, como verdaderos restos de cultura o incluso refugios subterráneos habitables?

Imposible saberlo, el Haunebu-III está hoy sepultado bajo metros de arena marciana. Es famosa la foto misteriosa que la NASA realizó en Marte e hizo pública en la que se podía ver claramente la figura de una persona. ¿Podemos imaginar que fue uno de los tripulantes de aquella mítica expedición que fueron a sabiendas que jamás podrían regresar? En la foto parece más la figura de una mujer, lo que sí queda claro en todo caso es que parece ser una figura humana.

centinela66.com

Múltiple avistamiento OVNI deja desconcertados a los habitantes de un condado en Inglaterra


La mayoría de nosotros somos conocedores de la existencia del Proyecto Blue Beam y su verdadero propósito. Se trata de una falsa bandera a nivel mundial utilizando una sofisticada tecnología holográfica, para engañar a la gente y hacerles creer en algún tipo de ataque a la humanidad por parte de una civilización extraterrestre. El Servicio Secreto de los Estados Unidos consideraron usar el miedo generalizado de una invasión extraterrestre en el programa de radio de 1938 “La guerra de los mundos”, narrado por el director de cine Orson Welles, como una táctica siniestra de guerra psicológica.

Sin embargo, parece ser que, al contrario de quedar en el olvido, el Proyecto Blue Beam parece estar llegando a su momento, ya que podría ser el causante de los innumerables avistamientos ovnis y extraños fenómenos aéreos en todo el mundo. Como los avistamientos ocurridos reciamente en el condado ingles de Cornualles, donde varios habitantes en diferentes puntos grabaron y fotografiaron ovnis con características similares.

Más allá de toda explicación

Un misterioso objeto volador no identificado ha aparecido en diversas zonas sobre el condado ingles de Cornualles. La gente de todo el condado no ha podido explicar el origen del extraño objeto de color oscuro en los cielos. Ha sido avistado sobre el centro de la ciudad de Truro, en Carluddon, Fistral Beach en Newquay, sobre la autopista inglesa A30, sobre Roche y sobre un surfista que se encontraba en la costa de Cornualles.

Después de todos estos avistamientos, machas personas decidieron publicar sus fotos y vídeos en las redes sociales. El primero en verlo fue el surfista Kiefer Krishnan, quien lo grabó en vídeo con su cámara GoPro, y que publicó el lunes en su cuenta de Instagram. El fotógrafo Shayne House también vio el extraño objeto, que parecía desaparecer y rematerialise sobre la autopista inglesa A30, también el lunes. Lo consiguió grabar en vídeo e incluso logró un primer plano.

“¿Se trata de una nave espacial alienígena sobre la A30?”, escribió Shayne en su cuenta de Twitter.

Harry Wild, que trabaja en marketing de productos alimenticios, fue otro de los testigos que publicó imágenes del objeto inexplicables. Harry lo vio sobre la playa Fistral el lunes y preguntó en Twitter si alguien más lo había visto. Muchas personas comentaron que parecía una bandada de aves o enjambre de insectos.

Hubo otros tres avistamientos el martes. El primero fue publicado por un usuario llamado Trudi del condado no metropolitano inglés de Kent, quien aseguró que el avistamiento ocurrió en Roche, cerca de St Austell.

“¿Qué demonios es esto en el cielo? Me parece una especie de nave, ¿alguien más ha visto esto?”, escribió Trudi en su perfil de Instagram.

Dan Goodwin también publicó en su cuenta de Twitter las imágenes de otro avistamiento similar a los demás cerca de St Austell. Su vídeo fue retuiteado cientos de veces. Y el último avistamiento, hasta ahora, fue publicado por la blogger de belleza Stephanie, editora de la web Cocochic, y quien grabó el extraño objeto con su Smartphone por encima de la ciudad de Truro mientras se dirigía a una cita con su peluquero.

El periódico local Cornwall Live News ha intentado sin éxito ponerse en contacto con varias agencias gubernamentales sobre estos avistamientos, pero no han querido comentar nada al respecto. Algunos han sugerido que tal vez estos avistamientos hayan sido provocados por el Proyecto Eden, un complejo medioambiental que se encuentra cerca de St Austell en Cornualles. El jueves 27 de julio presentaron su nueva atracción Journey Into Space, pero el portavoz del complejo no dejo del todo claro la implicación del Proyecto Eden en lo sucedido.

“Es verdad que tenemos una galaxia de maneras de contar la historia del espacio en Eden este verano. Para acuñar una frase… “La verdad está ahí fuera””, dijo un portavoz del Proyecto Eden.

¿Tú que crees? ¿Se trata de una bandada de aves o enjambre de insectos? ¿Un OVNI real? ¿O hay otra explicación para lo sucedido?

mundoesotericoparanormal.com

La NASA destruyó cintas de la era Apolo por considerar que «no tenían valor histórico»


Documentos obtenidos mediante el Acta de Libre Información (FOIA) y dados a conocer esta semana, revelan que la NASA destruyó cientos de misteriosas cintas pertenecientes a dos computadoras de la era Apolo, utilizadas durante el auge de la carrera espacial.

La mayoría de las cintas (215 de 325) estaban sin rotular, pero otras tenían relación con las sondas Pionner 10 y Pionner 11, misiones de la NASA a Júpiter y Saturno en los tiempos de los alunizajes, reporta la web arsTechnica. Estos archivos «perdidos» estuvieron almacenados en el sótano de un ingeniero de IBM por más de 50 años.

El ingeniero trabajó para la NASA en los 1960s y 70s. Tras el fallecimiento del ingeniero, el tiempo y el descuido por parte de sus herederos hizo su trabajo deteriorando el material. Finalmente, las computadoras propiedad de la NASA fueron entregadas a un chatarrero en 2015, quien se puso en contacto con la agencia espacial.

«Por favor, dile a la NASA que estos ítems no fueron robados», le dijo el heredero del ingeniero al comerciante de chatarra, según el documento liberado. «Pertenecían al Centro IBM de Allegheny, en Pittsburgh (PA 15212). Entre 1968 y 1972, la compañía decidió deshacerse de estas computadoras por lo que [nombre del ingeniero tachado] solicitó llevárselas consigo».

La NASA inspeccionó las cintas magnéticas de almacenamiento de datos y encontró que las mismas efectivamente databan de entre 1967 y 1974.

El documento FOIA también destaca que la agencia espacial ordenó que todas las cintas fueras destruidas debido a que no existía evidencia de que contuvieran «material históricamente significante». Además, de acuerdo al archivista que examinó el material, la recuperación de los datos almacenados hubiera sido —debido al «enmohecido» estado de las cintas— «muy costosa» y, en realidad, no había garantía de que se pudiera recuperar algo. Por otra parte, la NASA le comunicó al chatarrero que alguien más debería encargarse de retirar las computadoras de allí, ya que ellos «no las necesitaban».

¿Qué oculta la NASA?

Este hecho llamó la atención de algunos internautas aficionados a las teorías de conspiración, quienes se preguntaron por qué el ingeniero de IBM se preocupó tanto por conservar el material y salvarlo de su destrucción si es que este no era «significante». Una de las dos computadoras —tan pesada que se hubiera necesitado una grúa para retirarla del sótano— estaba rotulada con el código de contrato NAS5-2154, del cual no existe registro en el gobierno de Estados Unidos.

Un usuario de Reddit comentó: «¿Cómo es que algo relacionado con el alunizaje no es históricamente significante? Solo destruyen cosas que no quieren que la gente vea». Otro dijo que: «Incluso las máquinas por sí mismas son lo suficientemente interesantes como para ponerlas en un museo. Si yo tuviera espacio, me las llevaría». Sin embargo, otro usuario (mastermindo4) sugirió una explicación al porqué de la destrucción de las cintas: «Si son cintas de computadoras de hace 60 años, probablemente no haya muchos datos que puedan recuperarse, especialmente si fueron mantenidas en tan pobres condiciones.

Es probable que solo contengan cálculos y programas que usaban para hacerlos, nada que no esté ya archivado y valga la pena rescatar. La NASA sería muy cuidadosa con cualquier dato sensible relacionado con alienígenas o por el estilo, no hubiera permitido que alguien se llevara ese material a casa».

El documento FOIA completo puede ser consultado AQUÍ.

 MysteryPlanet.com.ar