CONOCES AL PAPA DEL OCULTISMO

Anton LaVey
La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/fscFCL
Comparte este material

Uno de los personajes más misteriosos de la historia es sin duda Anton Szandor LaVey, también conocido como el “Papa Negro” del Satanismo. Fue uno de los líderes religiosos más enigmáticos que el mundo haya conocido. No era el típico “guía espiritual”, LaVey marcó una nueva tendencia en el Satanismo, ya que creía firmemente en los derechos e intereses individuales y animaba a las personas a ser los dueños de su propio destino, fomentando “otro tipo de espiritualidad”. Anton LaVey fue reconocido a nivel mundial como “abogado del diablo” y con el paso del tiempo tomó el carácter de leyenda poco tiempo después de su muerte.

 

La vida del “Papa Negro”

LaVey nació en Chicago, Illinois, el 11 de abril 1930. Pero al poco tiempo después de su nacimiento su familia se trasladó a California, donde pasó la mayor parte de sus primeros años. Según la biografía oficial, su linaje se remonta al francés, alsaciano, alemán, ruso y rumano. LaVey abandonó la escuela en secundaria para unirse al circo, primero como peón y luego como músico tocando el organillo. Poco después trabajó como organista en bares, salones y clubes nocturnos. Según han explicado algunas fuentes, durante una representación musical en Los Angeles tuvo un breve romance con la aún desconocida Monroe Marilyn mientras ella bailaba en el teatro. Esta afirmación ha sido cuestionada por aquellos que conocieron a Monroe debido a que según cuentan ella nunca había sido bailarina en ese teatro.

Más tarde, LaVey se trasladó a San Francisco donde trabajó durante un tiempo como fotógrafo para el Departamento de Policía. También comenzó su incursión el mundo del ocultismo como investigador psíquico para la policía, aunque algunos biógrafos han cuestionado que LaVey haya trabajado con la policía ya que no existen registros que acrediten esta información. LaVey se casó con Carole Lansing, quien dio a luz a su primera hija llamada Karla LaVey en 1952. La pareja se divorció en 1960 después de que LaVey conociera a Diane Hegarty. Hegarty y LaVey nunca se casaron, pero ella fue su compañera durante muchos años dando a luz a su segunda hija, Zeena Galatea LaVey en 1964.

Poco a poco se fue convirtiendo en una celebridad local a través de sus conocidas investigaciones paranormales y actuaciones en directo como organista atrayendo a conocidas personalidades de San Francisco. LaVey al tener contacto directo con ciertas celebridades comenzó a ser ponente los viernes por la noche en reuniones llamadas“círculo mágico”. Un miembro de este círculo sugirió que las ideas de LaVey tenía la base perfecta para una nueva religión. La noche del 30 de abril de 1966 en Walpurgis, ritualmente se afeitó la cabeza, declaró la fundación de la Iglesia de Satanás y proclamó el 1966 como el “año uno (Anno Satanas)”, el primer año de la era de Satanás. Pero la atención de los medios de comunicación comenzó principalmente debido a la boda satánica del reconocido periodista John Raymond y Judith Case el 1 de febrero de 1967. Los Angeles Times y el San Francisco Chronicle fueron algunos de los periódicos que escribieron sobre “El Papa Negro”. LaVey realizó bautismos satánicos, funerales satánicos (incluyendo el del oficial naval Edward Olsen) y presentó un álbum titulado “La Misa Satánica”.

A finales de 1960 y principios de 1970 LaVey tenía un gran poder entre la clase alta de Estados Unidos y mezclaba influencias ideológicas de Ayn Rand, Friedrich Nietzsche, Aleister Crowley, Mencken y Jack London para elaborar los rituales de la Iglesia de Satanás con fragmentos reescritos y “satanizados” de las versiones de las “Claves de Enoch” de John Dee para crear “La Biblia Satánica”. Debido a su creciente popularidad a través de sus libros, LaVey fue objeto de numerosos artículos en los medios de comunicación de todo el mundo incluyendo las revistas más populares. Anton LaVey Anton LaVey, el “Papa Negro” del SatanismoÉl también apareció en programas de televisión y documentales como “Satanis: La Misa del Diablo en 1968”. A mediados de 1980, su se separó de su compañera Hegarty. Su última pareja fue Blanche Barton, quien dio a luz a Satán Xerxes Carnacki LaVey el 1 de noviembre de 1993. Después de la muerte de LaVey, ella le sucedió como jefe de la Iglesia, pero poco tiempo después renunció a ese papel.

Anton LaVey murió el 29 de octubre de 1997 en el Hospital de Santa María, San Francisco, de un edema pulmonar. Fue trasladado a Santa María, un hospital católico porque era el más cercano. El funeral Satánico de LaVey fue todo un secreto, sólo se podía acudir por invitación, se celebró en Colma y su cuerpo fue incinerado. Sus cenizas no fueron enterradas, pero fueron eventualmente divididas entre sus herederos como parte de un acuerdo debido a que supuestamente poseían un gran poder oculto y así evitar que pudiesen ser utilizadas para rituales satánicos.

 

La Biblia Satánica de LaVey

La Biblia Satánica de LaVey enumera nueve declaraciones que definieron el satanismo para una nueva era:

1. Satán representa complacencia, en lugar de abstinencia.

2. Satán representa la existencia vital, en lugar de sueños espirituales.

3. Satán representa la sabiduría perfecta, en lugar del auto engaño hipócrita.

4. Satán representa amabilidad hacia quienes la merecen, en lugar del amor malgastado en ingratos.

5. Satán representa la venganza, en lugar de ofrecer la otra mejilla.

6. Satán representa responsabilidad para el responsable, en lugar de vampiros psíquicos.

7. Satán representa al hombre como otro animal, algunas veces mejor, otras veces peor que aquellos que caminan en cuatro patas, el cual, por causa de su “divino desarrollo intelectual” se ha convertido en el animal más vicioso de todos.

8. Satán representa todos los así llamados pecados, Satán representa todos los llamados “pecados”, mientras lleven a la gratificación física, mental o emocional.

9. Satán ha sido el mejor amigo que la iglesia siempre ha tenido, ya que la ha mantenido en el negocio todos estos años.

En la Biblia Satánica LaVey reveló y explicó los credos del satanismo proclamado por la Iglesia de Satán. En su introducción a la obra, que él describió como el satanismo está “dedicado a la fuerza oscura, oculta en la naturaleza responsables del funcionamiento de los asuntos terrenales para que la ciencia y la religión no tienen ninguna explicación”. Explicó que él creó la Iglesia de Satanás cuando vio la necesidad de una iglesia que recuperara el cuerpo del hombre y sus deseos carnales como objeto de celebración. La Iglesia de Satán predica un sistema religioso que se esfuerza por superar las represiones e inhibiciones del comportamiento instintivo humano que considera que se ha visto favorecido por la tradición judeo-cristiana.

La Biblia Satanica de LaVey Anton LaVey, el “Papa Negro” del SatanismoLa Primera Iglesia de Satanás no reconoce la existencia de Satanás como un ser real, sino como un símbolo que representa el materialismo. La Iglesia insiste en que la figura de Satanás es sinónimo de una actitud interior y nunca debe ser considerado como un objeto sobre el cual se proyectan los poderes humanos con el fin de adorar lo que es humano en una forma externalizada. La Biblia Satánica se divide en cuatro secciones o libros, cada uno correspondiente a uno de los cuatro elementos herméticos de fuego, aire, tierra y agua. La primera sección se titula “El libro de Satán” y su introducción informa al lector que el “peso de las reglas de hipocresía ya no son necesarios, siendo la hora de volver a aprender la ley de la selva”.

La segunda sección, “El Libro de Lucifer”, explica cómo el dios romano Lucifer, el portador de la luz, el espíritu de la iluminación, se hizo sinónimo de maldad a través de las enseñanzas cristianas. El Libro de Belial, la tercera sección, es un texto básico sobre magia materialista, un libro de rituales de magia y ceremonial expresada en términos satánicos. La cuarta sección,“El Libro de Leviatán”, hace hincapié en la importancia de la magia con éxito de la palabra hablada. El Satanista celebra la doctrina del hombre animal. Exalta la lujuria sexual por encima del amor espiritual, afirmando que éste no es más que una farsa. El Satanismo declara que la violencia debe resolver con violencia y que el amor al prójimo es una irrealidad utópica. “El odio a sus enemigos con el corazón”.

Además los Satanistas condenan la oración y la confesión como gestos vanos e inútiles, creyendo que la manera de lograr lo que se quiere es a través de la magia y el esfuerzo agresivo, y que el mejor método para librarse de la culpa no es asumirlo en primer lugar. Si los satanistas cometen un error, reconocen sinceramente que errar es humano, y en vez de involucrarse en los esfuerzos para “limpiarse”, examinan la situación a fin de determinar exactamente qué sucedió y cómo prevenir un nuevo acontecimiento. Consideran las preocupaciones cristianas con otro mundo como subterfugio, con la auto-negación como depravación y con la piedad como un signo de debilidad. Para los Satanistas, la vida cristiana es un encuentro incoloro, inodoro e insípido con el estancamiento y el aburrimiento. Los adoradores de Satanás creen que la perfección personal y la exploración de los misterios más profundos de la vida son a través del estudio y la realización de rituales, insistiendo en el carácter sensual de la humanidad y dirigir esta energía hacia la liberación de energía psíquica o emocional.

Deja un comentario