EISENHOWER Y LOS EXTRATERRESTRES (Los Visitantes)

Base-Aerea-Edwards-1
La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/tu0685
Comparte este material

Base-Aerea-Edwards-1

(Según los testimonios de varios informantes, la noche del 20 de febrero de 1954 habría tenido lugar, en la Base de la Fuerza Aérea Edwards de EE. UU, una reunión entre un grupo de extraterrestres de apariencia humana y el presidente Eisenhower.)

Vimos que el presidente Eisenhower abandonó esa noche las instalaciones del rancho donde estaba de vacaciones, vimos que la versión oficial sostiene que fue a visitar a un dentista, que la viuda del dentista no recuerda que su marido haya curado al presidente, que no existía registro de la curación hasta 1991, y que no hay ninguna carta de agradecimiento de la Casa Blanca al dentista que supuestamente curó al presidente.

Ahora, basándonos en el exhaustivo trabajo que el investigador del tema extraterrestre y especialista en exopolítica, Michael E. Salla realizó sobre el tema, revisaremos los diferentes testimonios que relatan la reunión secreta entre Eisenhower y la comitiva de extraterrestres.

La primera mención de la reunión entre el presidente y los extraterrestres

El primero en sostener que en 1954 hubo un encuentro entre el presidente Eisenhower y un grupo de extraterrestres fue Gerald Light, un conocido metafísico y líder espiritual de su comunidad en el sur de California. En una carta de Abril de 1954, Light afirmó haber sido parte de una delegación de líderes de la comunidad que asistió a una supuesta reunión con extraterrestres en la Base Edwards de la Fuerza Aérea norteamericana:

“Acabo de regresar de Muroc [antiguo nombre de la Base de la Fuerza Aérea Edwards]…Hice el viaje en compañía de Franklin Allen, de los diarios Hearst, Edwing Nourse, del Instituto Brookings, y el obispo MacIntyre de Los Ángeles. Cuando nos permitieron ingresar a la sección restringida (después de seis horas en las que fuimos interrogados sobre todo tema, evento, incidente y aspecto posible de nuestras vidas personales y públicas), tuve el claro presentimiento de que el mundo había llegado a su fin con un realismo fantástico. Nunca había visto a tantos seres humanos en un estado de total colapso y confusión al darse cuenta de que su mundo en realidad se había acabado tan irrevocablemente que era difícil de describir. La realidad de las aeroformas del ‘otro plano’ ha sido desterrada para siempre del reino de la especulación y pasó a formar una dolorosa parte de la consciencia de todo científico y grupo político responsable. Durante mi visita de dos días, vi cinco tipos diferentes y bien definidos de aeronaves que eran estudiados y manejados por nuestros oficiales de la Fuerza Aérea…Finalmente, había ocurrido. Es, ahora, un tema histórico. El presidente Eisenhower, como ya deben saber, fue llevado rápidamente a Muroc una noche, durante su reciente visita a Palm Springs. Y estoy convencido de que va a ignorar el terrible conflicto entre las diversas ‘autoridades’ y se dirigirá directamente al pueblo por radio y televisión.”

Desde luego, el anuncio nunca se hizo.

Gerald Light no estuvo en la reunión entre Eisenhower y los extraterrestres pero sí visitó el lugar donde esta sucedió. Su visita podría haber estado destinada a formar una comisión de líderes para preparar una respuesta pública positiva frente a la revelación del contacto alienígena.

Los nombres que Light menciona encajan con esta teoría pues todos eran líderes y tenían un estatus alto. El Dr. Edwin Nourse fue asesor económico del presidente Truman, el cardenal James Francis MacIntyre fue obispo y jefe de la Iglesia Católica en Los Ángeles, y Franklin Winthrop Allen fue reportero del Grupo de Diarios Hearst y autor de un libro que enseñaba a los reporteros a lidiar con Audiencias del Comité del Congreso.

Si estos tres personajes, líderes de las comunidades religiosas, económicas y periodísticas de esa época, realmente presenciaron el primer contacto entre un grupo de extraterrestres y las autoridades del planeta Tierra, entonces podrían haber compartido la experiencia con algún familiar. Sin embargo, ningún investigador ha contactado a los familiares de los personajes mencionados para investigar el tema.

La versión de Gerald Light relata que la reunión tuvo lugar en la Base de la Fuerza Aérea Edwards en California mientras que Timothy Good, hace unos días, sostuvo en el programa de la BBC que la reunión tuvo lugar en la Base Aérea Holloman en Nuevo México.

De acuerdo a los testimonios que veremos a continuación, hubo más de una reunión entre los extraterrestres y Eisenhower. Por lo tanto, Good y Light podrían estar refiriéndose a reuniones diferentes.

Los extraterrestres grises y los nórdicos

Alguien que sí estuvo presente en ese primer encuentro entre Eisenhower y los extraterrestres fue el comandante de marina Charles L. Suggs. Su hijo, el sargento Charlie Suggs, sostiene que su padre le contó que asistió al encuentro en la Base de la Fuerza Aérea Edwards. En una entrevista realizada el 1991, el sargento Suggs relató las experiencias vividas por su padre. Aquí las notas del entrevistador:

 “El padre de Charlie, el comandante de la Marina Charles Suggs, acompañó al presidente Eisenhower y a otras personas el 20 de febrero. Se reunieron y hablaron con dos extraterrestres de aspecto nórdico de pelo blanco, ojos azul claro y labios sin color. El portavoz estaba parado a unos metros de Eisenhower y no dejaba que se le acercara más. Un segundo nórdico estaba de pie en la rampa extendida de un disco volador ubicado sobre un trípode en la pista de aterrizaje. Según Charlie, había aviones B-58 Hustler en la pista, aunque el primero no voló oficialmente sino hasta 1956. Estos visitantes decían provenir de otro sistema solar. Hicieron preguntas detalladas sobre las pruebas nucleares.”

Según el relato de Charlie Suggs, su padre acompañó al presidente Eisenhower durante la reunión con el grupo de extraterrestres de tipo “nórdico” que tuvo lugar la noche del 20 de febrero de 1954 en la Base de la Fuerza Aérea Edwards. De acuerdo con el relato de Suggs, el encuentro se dio en las pistas de aterrizaje de la base, al lado de un platillo volador y varios aviones model B-58 hustler, como el de la foto. (Foto por Fuerza Aerea EE. UU.)

El testimonio de William Cooper, quien sirvió en la inteligencia de la marina norteamericana de 1970 a 1973 y tuvo acceso a documentos clasificados, nos entrega detalles precisos sobre el propósito de estos encuentros con extraterrestres. Según Cooper, el presidente Eisenhower creó el “Proyecto Sigma” para supervisar el contacto con las civilizaciones extraterrestres:

“En 1953, astrónomos descubrieron grandes objetos en el espacio que se dirigían hacia la Tierra…evidencias posteriores demostraron que esos objetos sólo podían ser naves espaciales. En 1953, el Proyecto Sigma interceptó comunicaciones de radio alienígenas. Cuando los objetos llegaron a la Tierra, se ubicaron en una órbita muy alta alrededor del Ecuador. Había varias naves enormes y no se conocía su verdadera intención. El Proyecto Sigma y un nuevo proyecto, Plato, mediante comunicaciones de radio que usaban el lenguaje binario de computadoras, pudieron coordinar un aterrizaje que resultó en un contacto cara a cara con seres alienígenas. El Proyecto Plato estaba encargado de establecer relaciones diplomáticas con esta raza de alienígenas. Entretanto, una raza de alienígenas de apariencia humana se puso en contacto con el gobierno de EE. UU. para solicitar que desmantelemos y destruyamos nuestras armas nucleares como condición principal. Los alienígenas se negaron a intercambiar tecnología alegando que éramos espiritualmente incapaces de manejar la tecnología que teníamos en esa época…esta raza sostenía que estábamos en el camino de la autodestrucción y que debíamos dejar de matarnos entre nosotros, dejar de contaminar la Tierra, dejar de destruir los recursos naturales de la Tierra y aprender a vivir en armonía…El desarme nuclear no era parte de los intereses de Estados Unidos. Las propuestas fueron rechazadas.”

Según la versión de Cooper, nuestras autoridades terrestres tuvieron reuniones con dos razas de extraterrestres. Una raza llegó en gigantescas naves a la órbita terrestre y luego estableció contacto cara a cara con el presidente Eisenhower y/o representantes del gobierno americano. Otra raza de extraterrestres, de apariencia similar a los humanos, se puso en contacto con las autoridades terrestres para solicitarnos la destrucción de nuestras armas nucleares. No queda claro quien nos contactó primero, que era lo que el grupo de extraterrestres de apariencia humana ofreció a cambio de la destrucción de nuestras armas nucleares, ni cuales eran las intenciones de los extraterrestres que orbitaban la Tierra en grandes naves.

John Lear, hijo del creador del Jet Lear, fue un piloto contratado por la CIA, voló más de 150 aeronaves de prueba y mantuvo 18 récords mundiales de velocidad. Lear mantuvo una cercana relación con el director de la CIA William Colby que le permitió tener acceso a información clasificada. Su testimonio sobre los encuentros entre autoridades terrestres y alienígenas confirma la visita de las dos razas de extraterrestres y aclara sus intenciones.

“En 1954, el presidente Eisenhower se reunió con un representante de otra especie alienígena en el Centro de Pruebas Muroc, hoy llamado Base de la Fuerza Aérea Edwards. Este alienígena sugirió que podían ayudarnos a deshacernos de los grises pero Eisenhower rechazó la oferta porque no le ofrecieron ninguna tecnología.”

Gracias al testimonio de John Lear podemos establecer lo siguiente:

El grupo de extraterrestres que, según Cooper, orbitaba el planeta Tierra en grandes naves y luego contactó con nuestras autoridades, es conocido como los “grises”. Sus intenciones, según John Lear, no eran pacíficas y necesitábamos deshacernos de ellos.

Por otro lado, el grupo de extraterrestres con apariencia similar a los humanos y que nos ofrecían deshacernos de los “grises” a cambio de que destruyésemos nuestras armas nucleares, son conocidos como los “nórdicos”.

Para una mejor comprensión del artículo, en adelante nos referiremos a estas razas de extraterrestres como los “grises” y los “nórdicos”.

Si leemos con detenimiento el testimonio de William Cooper, podemos inferir que las autoridades norteamericanas ya estaban al tanto de la presencia de las naves de los grises (las habían visto acercarse y sabían que orbitaban la Tierra a una altura muy elevada) cuando se reunieron con los nórdicos.

La propuesta antinuclear de los extraterrestres nórdicos

Nordic alien

Al parecer los nórdicos y los grises contactaron al gobierno norteamericano (y quizás a otros gobiernos) en el mismo período de tiempo, el año 1954Existieron, al menos, dos reuniones: en la primera de ellas los nórdicos nos ofrecieron deshacernos de los grises a cambio de que destruyésemos nuestras armas nucleares; en la segunda los grises nos hicieron una propuesta.

Según varios testimonios, el presidente norteamericano Dwight D.Eisenhower y/o sus asesores habrían sostenido reuniones con dos grupos de extraterrestres: los grises y los nórdicos.

Aunque hay ciertas discrepancias en los testimonios sobre en qué base de la Fuerza Aérea tuvo lugar la primera reunión, la mayoría de informantes coincide en que la reunión con los “nórdicos” tuvo lugar en la Base de la Fuerza Aérea Edwards de California la noche del 20 de febrero de 1954. La noche que, según la versión oficial del gobierno norteamericano, el presidente Eisenhower abandonó el rancho Smoke Tree en California para visitar de emergencia a un dentista local por un problema dental.

Según el testimonio de Cooper El desarme nuclear no era parte de los intereses de Estados Unidos. Las propuestas fueron rechazadas.” y el de Lear “Este alienígena sugirió que podían ayudarnos a deshacernos de los grises pero Eisenhower rechazó la oferta porque no le ofrecieron ninguna tecnología”, la oferta de los nórdicos de encargarse de los grises a cambio de un desarmamiento nuclear terrestre fue rechazada la noche del 20 de febrero de 1954 por el presidente y su equipo. Eisenhower quería tecnología extraterrestre y los nórdicos se negaron a realizar intercambios tecnológicos con las autoridades terrestres. El único interés de los nórdicos era el desarme nuclear de EE. UU. y, probablemente, de otras potencias mundiales.

Eisenhower y su equipo prefirieron tratar de conseguir tecnología extraterrestre para aliviar las presiones de la Guerra Fría, en lugar de aceptar el desarme nuclear y resguardar el bienestar de los habitantes del planeta Tierra.

El  ex diputado de New Hampshire Henry Mc Elroy afirmó: “ El documento que vi fue un reporte oficial dirigido al presidente Eisenhower. Hasta dónde recuerdo, este reporte estaba lleno de esperanza e informaba de la presencia de seres extraterrestres aquí en los Estados Unidos de Norteamérica. El reporte parecía indicar que se  podía arreglar un encuentro entre el presidente y algunos de estos visitantes.  Aunque no puedo verificar ni el tiempo, ni el lugar, ni si ocurrió algún encuentro entre Eisenhower y estos visitantes, a causa del optimismo del discurso final del presidente en 1961, personalmente creo que Eisenhower si se reunió con extraterrestres, con astronautas de otro planeta.”

Si bien se puede atacar la credibilidad individual de cada uno de los informantes, tengamos en cuenta que son demasiados testimonios que coinciden en varios detalles y  que la versión oficial de lo que sucedió la noche del 20 de Febrero de 1954 no es sólida. Además, la primera mención del supuesto encuentro entre Eisenhower y los extraterrestres proviene de Abril de 1954, sólo dos meses después del hecho…que cada uno forme sus propias conclusiones.

Fuente: www.losdivulgadores.com

Deja un comentario