EL CASO DE LOS FUGATE “LA FAMILIA AZUL”

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/Fsf2uS
Comparte este material

Parece increíble, incluso suena a leyenda urbana, pero el extraño caso de la familia “azul” de Fugate fue un hecho real y considerado como uno de los más enigmáticos de la medicina moderna y de la genética.

Todo comenzó en el siglo XIX, cuando un francés llamado Martin Fugate, se mudó a orillas de un arroyo llamado Troublesome Creek, en Kentucky, Estados Unidos. Pues bien, Martin Fugate se casó con una estadounidense llamada Elizabeth Smith, una mujer, según dicen, extremadamente blanca y pelirroja.

Pronto, este matrimonio comenzó a tener hijos, lo curioso es que estos hijos, salieron con la piel azul, lo mismo sucedió con sus nietos y con los hijos que los miembros de este familia tenían con otras familias que poblaban esta zona alejada de los Estados Unidos, como son la familia Smith, Ritchie, Stacy y los Combs.

Es más, el rastro de esta descendencia azul de los Fugate, llegó hasta nuestros días. Se dice que en 1975 nació Benjamin Stacy, un bebé que debido a su color azul provocó el pánico entre las matronas que decidieron llevarlo de la maternidad a la clínica para hacerle una transfusión de sangre, pensando que el niño estaba enfermo o próximo a morir.

En esa oportunidad, tuvo que llegar al hospital, su abuela, Luna Fugate, para decirle a los médicos que el niño estaba sano, y que aquello no era más que un rasgo auténtico de los Fugate. Por cierto, Luna Fugate fue considerada como la mujer más azul del mundo.

Lo cierto es que Benjamín Stacy debe existir hoy en día y debe tener 37 años, sin embargo, aún se desconoce su paradero.

¿POR QUÉ LOS FUGATE ERAN AZULES?

Hasta el momento, los médicos y científicos sostienen que el color azul de la piel de los Fugate se debió a un trastorno en la sangre llamado methemoglobinemia, que consiste en que la hemoglobina que llevaba en sus venas no podía transportar oxígeno con normalidad a los tejidos respirasen, con lo cual, el efecto es similar a cuando una persona se congela o sufre de hipotermia: los labios se tornan morados, la piel azul y la sangre es de color marrón porque no tiene oxígeno.

Además, un hecho que provocó que esta “piel azul” se mantuviera por tantas generaciones entre los Fugate y que incluso, afectara a miembros de otras familias, fue la forma tan aislada en la que vivían, que en muchos casos, se relacionaban con gente de su propia familia, y como hemos dicho, con las pocas familias que tenían como vecinos, esto provocó que se “protegiera” la extraña combinación genética de los Fugate.

El caso de la familia Fugate, está sustentado al parecer, con el trabajo del doctor Madison Cawein III,  un hematólogo de la Universidad de Kentucky, quien en 1982 publicó el libro La gente azul de Troublesome Creek. Él murió en 1985.

Pero eso no es todo, sino que además hay fotografías como la mostrada al inicio de la nota, que demostrarían la verdad de esta historia y hasta un árbol genealógico, conseguido en Internet, en la que se puede seguir la historia de esta extraña familia.

Deja un comentario