El Caso del Profeta Jonás

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/dG2B9m

image

PUBLICIDAD

¿Quien fue Jonas?

Fue hijo de Amitai y un profeta de Jahveh presente en el Antiguo Testamento bíblico.

Su Historia

EL Profeta Jonás fue enviado por Dios a una gran ciudad en donde la gente había olvidado las órdenes de Dios y hacían muchas cosas que Dios había prohibido. Jonás les dijo:

“Debéis creer sólo en Dios y obedecer sólo a El. Debéis adorarle sólo a El y hacer el bien, si no lo hacéis así, caerá sobre vosotros un duro castigo.”

Pero pronto descubrió Jonás que la gente no quería escucharle. Entonces, perdió la paciencia y enfadado se fue de la ciudad. Más tarde, Jonás decidió cruzar el mar y se marchó en un barco para hacer el viaje. Pero cuando el barco estaba en medio del océano, a Jonás le ocurrió una desgracia. Fue arrojado por encima de la borda y fue tragado por una ballena gigantesca.

“Entonces Yahvé hizo venir un pez grande para que se tragara a Jonás; y estuvo Jonás en las entrañas del pez tres días y tres noches”

Sin embargo, afortunadamente, la ballena se había tragado a Jonás de un gran trago, de forma que llegó al estómago ileso. Dentro del estómago de la ballena no había luz, y Jonás sintió mucho miedo. En la soledad, empezó a acordarse de lo que había ocurrido en la ciudad y llegó a la conclusión de que no debía haber actuado tan precipitadamente y haberse enfadado de aquella manera. Debía haberse quedado e insistir, hablando a la gente y pidiéndoles que se volvieran a Dios.

En su desesperación, Jonás empezó a rezarle a Dios con todo su corazón. Dijo:

“Oh Dios, no hay dios sino Tú. Solo a Ti alabo y doy honra. He hecho mal; si Tú no me ayudas, estaré perdido para siempre”.

Dios escucha las oraciones de aquellos que le rezan a El y de aquellos que creen en El. Dios escuchó la oración de Jonás y le hizo salir del vientre de la ballena para ser arrojado por las olas del mar a la orilla. El pobre Jonás estaba en un estado lamentable y se quedó echado en la arena, débil, enfermo y desamparado. Se sentía terriblemente triste, pero Dios hizo crecer un árbol y este árbol dio a Jonás sombra y fruta con que alimentarse. Poco después, Jonás había recuperado su salud y su fuerza.

Cuando estaba ya mejor, Dios volvió a enviar a Jonás a la ciudad. Pero esta vez, la gente escuchó a Jonás cuando el les dijo: Debéis creer en Dios y adorarle sólo a Él. Debéis hacer el bien.

INTERPRETACIÓN:

Este ballena podría tratarse de algún tipo de submarino, ya que la forma de ese animal se asemeja de forma considerable a la de un submarino:

image

A su vez también podría tratarse de un OSNI en el fondo del mar, (objeto submarino no identificado). Actualmente hay muchos testimonios de personas que aseguran ver salir y entrar del mar a objetos no identificados. No obstante, por el uso de la palabra ballena, podríamos asociar al“pez” que se tragó al profeta con un submarino.Si una ballena se hubiera tragado a Jonás, los jugos gástricos hubieran disuelto al profeta, lógicamente. Los pasajes dicen que no había ningún tipo de iluminación en el interior de la “ballena“. Podríamos asociar de nuevo esta circunstancia con lo que sería el interior oscuro de un submarino, un lugar frío y en penumbra total. Obviamente, si se tratara de esto, el submarino estaría dotado con un sistema de iluminación, claro está. No obstante, recordemos que la “abducción” se produjo porque Jonás desobedeció las órdenes de Dios. Entonces, ¿fue el recluir a Jonás en la más absoluta oscuridad una forma de castigo contra este por desobedecer las órdenes que le dieron los extraterrestres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD