EL MISTERIO DE LAS PIEDRAS PREFABRICADAS

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/iDu8xI
Comparte este material
En el año 1.990 aparecía en el mercado un libro titulado ¨The pyramids, an enigma solved ¨- Las pirámides un enigma resuelto- en el que su autor, el Dr, Joseph Davidovits, exponía una teoría innovadora para explicar el gran problema que suponía en el Antiguo Egipto transportar y elevar tantos millones de bloques de piedra. Según Davidovits, las piedras no eran naturales, no fueron extraídas de las canteras, sino que fueron fabricadas con una especie de hormigón.
Las piedras con que se construyeron la pirámides fueron prefabricadas in situ por los propios egipcios en el mismo momento ¨ Esta teoría se enfrentó a la vieja teoría de Jean Philippe Lauer, que sostenía la hipótesis que la construcción de la Gran Pirámide se hizo mediante una sola rampa por la que subían las piedras, la cual iba cambiando sucesivamente de ángulo pendiente (teoría ya desechada).
El 13 de octubre de 1984 Davidovits solicitó a la Oficina de Antigüedades de Egipto, la autorización para analizar el contenido de las piedras. La respuesta llego el mismo año y fue tajante ¨No aceptamos su proposito de analizar las piedras de las pirámides, la esfinge y de las canteras¨.
A pesar de la negativa, Davidovits empezó a investigar, reunir datos, conseguir pruebas y elaborar suficiente documentación que acabaron configurando su portentoso libro, escrito junto a la investigadora Dra, Margie Morris, asistente en el instituto de Ciencias Aplicadas a la Arqueología de la Universidad de Miami. Presentando datos históricos y arqueológicos, fotografías microscópicas realizadas a muestras de rocas provenientes de la Gran Pirámide, donde se observaba la presencia de materiales imposibles de existir en el interior de conglomerado de rocas supuestamente procedentes de las canteras de Tura o de Mokatan, que datan de hace 2000 años.
cu29_ollantaytambo2.jpgSorprendentemente en el interior del conglomerado se encontró un pelo humano de 20 cm de largo, además burbujas de aire, restos de hilos y fibras textiles e incluso hasta una uña humana, todo ello formando parte del aglomerado pétreo. Con este hallazgo el ´particular punto de vista¨ de Davidovits se veía confirmado por pruebas concluyentes, que nadie ha sabido explicar.
LAS PISTAS DEL MUSEO DEL LOUVRE
Después de los 10 años de investigación, no existen dudas para Davidovits, los constructores de las pirámides eran canteros, sino químicos.
Sobre las técnicas antiguas de fabricación de piedras artificialmente, el historiador griego Heródoto y el romano Plinio dieron cumplida información, posiblemente obtenidas de la propia industria egipcia. No solo la Estela de la Famine nos detalla los elementos para la fabricación de piedras artificiales sino que otras pruebas parecen indicar que ese conocimiento era exclusivo de un grupo elegido de personas que transmitía la fórmula secreta a los continuadores de la obra.
Tal parece indicarlo la llamada Estela de Irtysen, realizada images en caliza y catalogada en el Museo del Louvre con el número C-14, Irtysen fue jefe de los artesanos, escriba y escultor bajo el reinado de Nebhepetre Montouhotep, soberano de la XI Dinastía 2033-1982.La traducción de sus jeroglíficos efectuada por parte de eminentes egiptólogos como Masero (1877) Petrie (1895) M.Madsen (1909) revelaron la existencia de un conocimiento químico oculto de fabricación artificial de bloques pétreos. En la traducción de los jeroglíficos de la Estela hace ilustrativas revelaciones ¨Yo conozco las partes que pertenecen a la técnica de la colada que moldea, el nombre, el peso de los ingredientes de acuerdo a su receta exacta, la fabricación del molde, para que cada fragmento vaya a su lugar ¨
Por tales textos sabemos que la formula de la manipulación y empleo de la piedra, como las técnicas de su colocación o transporte, eran secretos y permanecen todavía ocultos, ya que no existe ninguna referencia escrita en papiros ni en representaciones graficas que lo mencione y tan solo encontraremos ceremonias mágicas como el levantamiento de obeliscos tan solo con una cuerda, que realiza el faraón en el templo de Edfú, para el desanimo de los ingenieros y arquitectos antiguos y modernos.
A veces la realidad se confunde con la leyenda y ¿quién sabe si la leyenda no guarda algo de realidad?
Resulta sospechoso que no existiendo realmente los Dioses primigenios egipcios que dieron el conocimiento, en cambio si existieran sus conocimientos y sus informaciones sean validas, porque los resultados de su aplicación son demasiado tangibles como para no tenerlos en cuenta. ¿Quiénes son esos Dioses que dan formulas precisas para fabricar piedras, y hacen construir pirámides y monumentos?
Joseph Davidovits
Amontona años de investigación dedicados a las piedras y cementos. En 1988, Jacques Chirac, lo nombro ¨Caballero de la Orden Nacional del Merito ¨ ingeniero químico en Francia, doctor en Químicas por Alemania, director y fundador del instituto de Ciencias Aplicadas a la Arqueología images (3) de la Universidad de Barry en Miami (Florida), profesor agregado de la Universidad de Pennsylvania, director y profesor del Instituto Geopolimérico de Saint Quentin (Francia) , miembro de la American Chemical Society y de la Academia de Ciencias de Nueva Yok, a sus estudios universitarios ha unido su vocación de arqueólogo y pertenece a la Asociación Internacional de Arqueología.
Por: @Mparalelos

Deja un comentario