EL ORIGEN DEL VIERNES 13

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/6fST2z

plantilla-para-publicaciones

PUBLICIDAD


11:12:41 AM

Romper un espejo, tirar la sal y cruzarse con un gato negro son algunos de los hechos considerados de “mala suerte”, te invitamos a conocer la historia de estas creencias.

El reloj marca las 9 de la mañana, ya se te hizo tarde. Corres al baño, te tropiezas, y para no caerte te sostienes del lavabo. Sin embargo, no puedes evitar tirar un espejo, el cual termina por estrellarse contra el piso, rompiéndose en 13 pedazos.

Por fin logras salir, y sin fijarte pasas por debajo de una escalera. Ya estás a punto de llegar a tu trabajo, cuando una nueve gris se detiene encima de ti y comienza a llover. Literalmente llegas hecho una “sopa” a tu oficina. Te sientas y frente a ti un calendario te indica que hoy es viernes 13. ¿Será que toda tu mala suerte se debe a este pequeño detalle?

Friday the 13th
Friday the 13th

Las supersticiones son creencias que tienen las personas sobre alguna acción u objeto, que consideran capaz de cambiar su destino de forma radical. Los sitios de Internet HowStuffWorks.com y ErroresHistóricos.com, realizaron una lista con el origen de las más populares. El conteo incluye derramar la sal, romper un espejo o levantarse con el pie izquierdo.

Viernes 13. Existen varios mitos que le atribuyen a estos días un significado particular, por ejemplo en la cultura nórdica se veneraba a la diosa del cielo Frigg o Freyja, la cual fue condenada por misioneros cristianos como una bruja.

Se decía que quienes la siguieron venerando en secreto realizaban sus rituales en viernes, por lo que los viernes pasaron a ser días malditos pues se llegó a pensar que era cuando se veneraba a las brujas. Esto añadido a la mala suerte que de por sí carga el número 13…

La cultura nórdica también ofrece otro mito, y que una leyenda marca la muerte de Balder, dios de la luz. El mito narra que a una cena entre varios dioses asistió “Loki”, quien no estaba invitado, lo cual llevó a que fueran 13 comensales.

230px-Processed_SAM_loki

“Loki” logró convencer a su hermano de lanzar muérdago a “Balder”, lo cual le causó la muerte (lo cual además añade el mito de que es de mala suerte que haya 13 comensales en una mesa).

Otro de los posibles orígenes de este supersticioso día tiene que ver con los Templarios. Se cree que fue un viernes 13 de 1307 varios miembros de la Orden del Temple fueron arrestados y asesinados por el rey Felipe IV, El Hermoso.

Existe otro mito con relación al viernes trece y la religión Católica, ya que se cree que fue en un viernes 13 cuando se crucificó a Cristo (además de que en la última cena eran 13 comensales a la mesa).

También se dice que autoridades de la Iglesia Católica divulgaron la creencia de que si un mes tiene un viernes 13, entonces dicho mes debió haber comenzado un domingo, que es el día que Dios descansó luego de la creación. Si un mes comienza en un día de descanso, entonces tendrá un día especialmente aterrador, que será el viernes 13.

Martes 13.

El trece es un número al que se le otorga mala suerte desde la antigüedad. Trece eran los comensales en la Última Cena de Jesucristo, en la Cábala judía se enumeran 13 espíritus malignos, en el Apocalipsis el anticristo llega en el capítulo 13, y en el Tarot este número hace referencia a la muerte. Pero ¿por qué martes? Porque es el día de la semana dedicado a Marte, el dios romano de la guerra, la sangre y la violencia, que también dio nombre a nuestro vecino planeta rojo.

La pata de conejo.

La historia de esta superstición tiene su origen en la Edad Media cuando se pensaba que estos animales tenían la facultad mágica de curar diferentes tipos de malestares como: reumatismo, gota y calambres. Para asegurar su efectividad, la extremidad debe ser cortada con la articulación intacta. Actualmente se le atribuye la buena suerte.

356b8-54b536c9b98a0_crop

Levantarse con el pie izquierdo.

Este hecho es considerado de mala suerte; la historia tiene su origen en el siglo XIX cuando pescadores europeos consideraban mal augurio subir a sus barcos por babor, situación que los obligaba a hacerlo a estribor aún en las peores circunstancias. En la antigua Roma se realizaban predicciones con base al vuelo de los pájaros, si estos lo hacían inclinados a la izquierda era mala señal; y al contrario significaba buena suerte.

Abrir un paraguas dentro de una casa.

Cuando estos accesorios eran utilizadas únicamente como sombrillas y no para protegerse del agua; se dice que usarlo dentro de un algún lugar techado que estuviera fuera de los dominios del Sol, era considerado un insulto al Astro Rey, y este podría castigar a los reyes de antiguas civilizaciones.

Romper un espejo.

Se cree que romper uno de estos objetos simboliza romper nuestra alma y por ende se atrae la mala suerte a lo largo de siete años. Una forma de revertir esta “maldición” es metiendo los pedazos en una cubeta con agua durante 7 días con sus noches.

Vestir de negro en los funerales.

Aún cuando en occidente simboliza respeto hacia el difunto, la historia de esta costumbre de remonta a la Edad Media cuando se creía que asistir a un entierro con ropa obscura, evitaría que algún espíritu se metiera a algún cuerpo humano.

Tirar la sal en la mesa.

Significa mala suerte y pérdida de riqueza. Su origen se remonta a diferentes civilizaciones antiguas, quienes consideraban a este condimento como un producto mágico de la naturaleza, el cual debía ser tratado con respeto. Se dice que para revertir el maleficio, se debe tomar una pizca lo antes posible y tirarla por encima del hombro izquierdo, esto evitará el mal augurio.

Cruzarse con un gato negro.

Este animal ha sido objeto de diferentes simbolismos a lo largo de la historia; toparse con alguno de ellos mientras se camina se le atribuye como un hecho de mala suerte. Esta antigua creencia deriva de la adoración a la diosa egipcia Bubastis quien tenía forma de gato.

Llevar flores a un entierro.

Se entiende a este hecho como un acto de afecto hacia la persona fallecida; sin embargo, de acuerdo a diferentes historias, dejar cualquier tipo de plantas o coronas circulares, simboliza un encierro al espíritu y lo evita volver a la vida.

Pasar por debajo de una escalera.

Las personas que lo hacen de acuerdo a las historias, pierden la oportunidad de casarse durante un año o bien, atraerán la mala suerte sus vidas. Se piensa que la superstición nace de la idea de que la escalera apoyada contra la pared forma un triángulo, el cual tiene relación la Santísima Trinidad y es un insulto pasar por debajo de este “arco sagrado”.

DESDE SUS ORIGENES

El miedo por los viernes 13 tiene su epicentro histórico en una fecha que quedó marcada por el misterio y la traición: el viernes 13 de octubre de 1307. En la madrugada de este día, el Rey francés Felipe IV inició una brutal persecución contra la Orden de los Caballeros Templarios que provocó el arresto masivo de sus miembros. Felipe IV persuadió al Papa Clemente V para que iniciase un proceso contra los templarios acusándolos de sacrilegio a la cruz, herejía, sodomía y adoración a ídolos paganos a través de la práctica de ritos heréticos.

No obstante, se trataban de falsedades sin base alguna para ocultar las verdaderas causas de carácter económico. El Rey de Francia ambicionaba acabar con la poderosa y acaudalada orden militar, convertida en el principal prestamista de la Corona francesa y de otros países europeos. Aconsejado por su ministro Guillermo de Nogaret, Felipe IV despachó correos a todos los lugares de su reino con órdenes estrictas de que nadie los abriera hasta la noche previa a la operación: el jueves, 12 de octubre de 1307.

Los pliegos ordenaban la captura de todos los templarios y la requisa de sus bienes. El 12 de octubre de 1307, a la salida de los funerales de la condesa de Valois, el gran maestre, Jacques de Molay y su séquito fueron arrestados y encarcelados. Durante la madrugada del viernes 13, la mayoría de los templarios franceses fueron apresados y sus bienes confiscados bajo pretexto de la Inquisición.

molay1

La maldición del último maestre

El proceso fue del todo irregular. Sin ir más lejos, los templarios habían de ser juzgados con respecto al Derecho canónico y no por la justicia ordinaria de Francia. Asimismo, Guillermo de Nogaret —mano ejecutora del Rey— estuvo bajo la excomunión formal de la Iglesia desde el principio hasta el fin de los procesos. Por medio de la tortura, la Inquisición obtuvo las declaraciones que deseaba, incluso del Gran Maestre, pero estas confesiones fueron revocadas por la mayoría de los acusados posteriormente.

En 1314, Jacobo de Molay, Godofredo de Charney, maestre en Normandía, Hugo de Peraud, visitador de Francia, y Godofredo de Goneville, maestre de Aquitania, fueron condenados a cadena perpetua, gracias a la interferencia del Papa y de importantes nobles europeos.

No en vano, encima de un patíbulo alzado en Notre-Dame, donde se les comunicó la pena, los máximos representantes de la orden renegaron de sus confesiones: «¡Nos consideramos culpables, pero no de los delitos que se nos imputan, sino de nuestra cobardía al haber cometido la infamia de traicionar al Temple por salvar nuestras miserables vidas!». Aquel mismo día, se alzó una enorme pira en un islote del Sena, denominado Isla de los Judíos, donde los cuatro dirigentes fueron llevados, esta vez sí, a la hoguera.

Según se cuenta entre el mito y la realidad, antes de ser consumido por las llamas, Jacobo de Molay se dirigió a los hombres que habían perpetrado la caída de los templarios: «Dios sabe quién se equivoca y ha pecado y la desgracia se abatirá pronto sobre aquellos que nos han condenado sin razón.

Dios vengará nuestra muerte. Señor, sabed que, en verdad, todos aquellos que nos son contrarios, por nosotros van a sufrir… Clemente, y tú también Felipe, traidores a la palabra dada, ¡os emplazo a los dos ante el Tribunal de Dios!… A ti, Clemente, antes de cuarenta días, y a ti, Felipe, dentro de este año». Fuera real la frase o un adorno literario añadido posteriormente por los cronistas, la verdad es que antes de un año fallecieron tanto Felipe IV como Clemente V.

MysteryPlanet.com.ar


Si te ha gustado esta publicación y te gustaría llevarnos contigo donde quieras dale “LIKE” a nuestra página de facebook EN ESTE ENLACE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD