EL VATICANO Y EL CONTACTO EXTRATERRESTRE

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/lIQnJG
Comparte este material

El 23 de julio de 1985 el diario británico The Sun se hizo eco de una información periodística según la cual el Papa Juan XXIII mantuvo una charla con un extraterrestre, en la residencia veraniega de Gastelgandolfo, durante un tiempo estimado de unos 20 minutos. Antes de la extraña conversación el Papa se arrodilló en señal de reverencia ante el visitante.

Hay constancia de que ya en 1935 el entonces Obispo Angelo Roncalli, ya había intervenido en una reunión secreta rosacruz como medium canalizador ocultista, y que con extraña voz había trasladado a los presentes los mensajes de entidades desconocidas.

Roncalli, también conocido como “El Papa Bueno”, un título similar al que recibió el asesinado Papa Juan Pablo I, realizó durante su vida toda una suerte de prodigios y extraños “milagros” paranormales.

Juan XXIII fué Papa de la Iglesia Católica desde 1958 hasta 1963. Su predecesor en el mismo cargo pontificio, fué el Papa Pío XII, quien había gobernado el Vaticano desde 1939 hasta 1958.

El Papa Pío XII, de nombre Giovanni Pacelli, ya mantuvo reuniones similares con entidades extraterrestres, normalmente teniendo como escenario los amplios jardines de la Residencia Papal, tanto en el Vaticano como en Gastelgandolfo, en donde se ubica una dependencia vaticana que dispone de un Observatorio Espacial.

Fué precisamente el Papa Pío XII el pontífice romano que recibió la información secreta estadounidense acerca del Caso Roswell en 1947, y fué precisamente él, asesorado por el gobierno secreto vaticano, el núcleo más íntimo y de más influencia de la Curia Católica, el que ordenó el silencio total sobre el asunto extraterrestre, al coste que fuera preciso.

En 1954 una delegación vaticana asistió al que se cree que fué el primer encuentro entre el Gobierno de Estados Unidos-Vaticano y los Extraterrestres en la zona reservada y experimental del Area 51 en Nevada.

http://elapocalipsisvaallegar.blogspot.com

Deja un comentario