Eleonore Zugun y su contacto con el Demonio

Eleonore Zugun
La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/ZbNBqK
Comparte este material

La posesión de Eleonore Zugun

Existen muchos casos relacionados con posesiones y fenómenos paranormales, pero el de Eleonore Zugun ha sido uno de los casos más debatidos por científicos y parapsicólogos. En 1926, una pequeña niña campesina rumana de 13 años de edad, fue llevada a Londres para una serie de experimentos en el Laboratorio Nacional de Investigación Psíquica por parte de una condesa vienesa con un profundo interés por la parapsicología. 11 meses antes de su llegada a Londres, la joven Eleonore supuestamente había sufrido ataques espontáneos tanto de actividad poltergeist como de estigmas en su frágil cuerpo. Ante la preocupación de los aldeanos del pequeño pueblo de Talpa, Rumania, a que estuviera poseída, los habitantes del pequeño pueblo decidieron llevar a Eleonore a un asilo. Fue en este punto donde apareció la condesa Wassilko-Serecki que al saber del caso adoptó a la pequeña niña, antes de hacer el viaje definitivo a Londres.

El 16 de abril 1927, “The Advertiser” informó sobre el extraño caso de una niña rumana que había sido objeto de “una serie de experimentos científicos” en el Laboratorio Nacional de Investigación Psíquica. El caso conmocionó a la opinión pública, pero también muchos expertos afirmaron que se trató de un fraude, aunque una gran cantidad de testigos vieron los extraños fenómenos que rodearon a la pequeña Eleonore.

 

Inicios de la activad poltergeist

Eleonore Zugun, (aunque se dice que su nombre era “Leonor”), nació en Talpa, Rumania, el 24 de mayo de 1913. Se dice que en febrero de 1925, cuando tenía doce años, se dirigió a casa de su abuela en el pueblo cercano de Buhai. Ella encontró algo de dinero por el camino que cogió sin pensarlo para comprar caramelos, que comió sola. Cuando sus primos descubrieron esto, hubo una conmoción, sobre todo por parte de la abuela de Eleonore, una conocida bruja local. La anciana le dijo a la chica que “Dracu (el diablo)”, dejó el dinero en el camino para que ella la cogiera, comprara los caramelos y así ella nunca estaría libre de Dracu. Según la familia, la actividad poltergeist comenzó el día siguiente.

La anciana bruja decidió que la niña pasara la noche en su casa como método de protección. Al día siguiente, unas misteriosas piedras aparecidas de la nada fueron lanzadas desde el exterior de la casa, rompiendo las ventanas. Objetos pequeños como cuadros, platos o vasos cerca de Eleonore se movían por su sí solos, como una extraña fuerza oculta los empujara. Su abuela tenía la creencia de que la pequeña estaba poseída por demonios y habló con los ancianos del pueblo estando de acuerdo con la anciana bruja. Eleonore fue enviada de vuelta a casa de sus padres, pero tres días después, los fenómenos paranormales comenzaron de nuevo. Hubo una situación en especial donde la familia de Eleonore estaba cenando en la cocina cuando una piedra del río húmeda y redonda entró en la casa a través de una ventana. El Sr. Zugun, padre de Eleonore, cansado con la situación solicitó la ayuda de un sacerdote que grabó una cruz en la piedra y la arrojó al río cercano. Pero poco tiempo después, la misma piedra volvió a entrar a la cocina por la misma ventana. Ante el desespero de la familia Zugun, estos creían que este diablo llamado Dracu era tan fuerte que podía desafiar el poder de la señal de la cruz.

Ante la imposibilidad de vivir con Eleonore, la familia envió a la pequeña a casa de unos vecinos, donde la actividad continuó. Los aldeanos del pueblo decidieron llevarla al manicomio local. Pero estuvo poco tiempo, ya que ella consiguió huir para regresar a su casa. Hay que recordar que en esos momentos, algunos casos de personas con trastornos psiquiátricos eran considerados poseídos, mientras que existían casos reales de posesión que se les trataban de locos. Entonces el padre de Eleonore decidió pasar al siguiente paso, el exorcismo. Pero muy a lo contrario de lo esperado, las ventanas del pueblo explotaron en diminutos fragmentos, además de los utensilios de cocina esparcidos por todas las casas. Hubo una peregrinación y una misa especial para Eleonore, los incidentes se intensificaron, hasta tal punto de que ella fue enviada a un convento. Pero los misteriosos fenómenos continuaron en el convento, donde una mesa pesada empezó a levitar, además de extraños ruidos y misteriosas sombras hacían su aparición entre los habitáculos de las religiosas. Hubo más exorcismos, pero nada sirvió para ayudar a la pequeña niña. Eleonore fue declarada loca y enviada a un asilo.

Eleonore Zugun La posesión de Eleonore Zugun   Estigmas de Eleonore Zugun La posesión de Eleonore Zugun

Investigación psíquica

El caso de la niña llamó la atención de los medios de comunicación que despertaron el interés de los investigadores psíquicos. Fritz Grunewald fue el primero en investigar el caso, dirigiéndose a Talpa para entrevistar a los testigos de la actividad poltergeist de algunos de los incidentes. Él convenció al padre de Eleonore para que la liberaran del manicomio y así podérsela llevar a Alemania para poder realizar una investigación a fondo. Pero por desgracia, Fritz murió en extrañas circunstancias antes de que pudiera encontrar un lugar para ella. Poco después de este suceso, la condesa Zoë Wassiliko-Serecki se llevó a la niña, adoptándola y protegiéndola en su casa en Viena, en septiembre de 1925.

La condesa Wassiliko-Serecki estaba interesada en la investigación psíquica y quería observar a la chica más de cerca. Ella documentó más de 1.070 manifestaciones entre poltergeist y estigmas. Estas manifestaciones incluían misteriosas tintas derramadas sobre la cama de Eleonore, sus zapatos aparecían llenos de agua, las costuras de sus vestidos desaparecían, sus juguetes se rompían sin que nadie los tocara, sus libros aprecian completamente destrozados, extraños sonidos de objetos que golpeaban el suelo y la desaparición de artículos misteriosamente. La condesa también relató un episodio relacionado con estigmas que afectaron a la pobre chica:

“Un ejemplo de la manifestación de estigmas ocurrió ayer por la mañana en mi presencia. Poco después de que había entrado en la sala observé una marca que estaba apareciendo en el brazo de la muchacha. Mientras lo observaba, se convirtió en una serie de verdugones de color rojo, además de marcas hinchadas que quedan en la carne debido a un golpe o una presión que perfectamente podría haber sido causado por un látigo o un bastón. Estoy convencida de que ni la chica ni nadie puedo haber infringido cualquier golpe. A los pocos minutos las marcas habían desaparecido. Unos minutos más tarde, mientras yo estaba ayudando a Eleonore a cerrar un reloj en forma de gato, vi como unas ronchas similares le comenzaban a aparecer en el otro brazo, además de la parte posterior de su cuello. Nadie más que yo estaba a su lado en ese momento, y sus dos manos estaban totalmente ocupadas con el reloj.”

Condesa Wassiliko Serecki La posesión de Eleonore ZugunZoë invitó a Harry Price, el famoso investigador psíquico, para que pudiera investigar a la chica en Viena. Quedó tan impresionado que invitó a Eleonore y la condesa a visitar a su Laboratorio Nacional para la Investigación Psíquica en Londres. Hicieron el viaje en septiembre de 1926, donde los incidentes fueron presenciados por varios científicos y periodistas de renombre. Uno de los puntos a tener en cuenta es que Price observó que el pulso de Eleonor pasaba de 75 a 95 latidos por minuto después de cada incidente poltergeist. Pero en 1928, la actividad paranormal despareció misteriosamente, sin ningún tipo de explicación. Eleonore experimentó un crecimiento físico y mental excesivamente rápido, convirtiéndose en una peluquera de gran éxito regresando definitivamente a Rumanía donde más tarde se casó viviendo una “vida normal”. Zoë escribió un artículo sobre la vida de Eleonore que fue publicado en una prestigiosa revista de parapsicológica.

 

El informe Eleonore

El informe oficial no encuentró signos de ningún engaño, pero sí que apuntó que se podría tratar del propio subconsciente de Eleonore, como la fuente de los estigmas. Sin embargo, sobre la cuestión de sus habilidades de telequinesia, el informe no dio ninguna posible explicación. El informe oficial decía:

“Lo que le ha sucedido a Eleonore es al parecer esto: Durante su infancia, cuando los fenómenos llamados “poltergeist” se convirtieron en visibles, los sencillos campesinos afirmaron que se trataba de Dracu (el diablo), lo que hizo que el subconsciente de la niña se obsesionara con la idea de los latigazos, mordeduras, etc…, que los campesinos ignorantes dicen que se trataba de las manos o los dientes de Dracu. Hemos descubierto la causa de los estigmas. Pero me temo que no hemos podido presumir de haber desentrañado el misterio de los movimientos telecinéticos de las monedas, etc… Hemos demostrado que simplemente suceden.”

Nadie sabe a ciencia cierta lo que le ocurrió a Eleonore, algunos expertos sostienen que tuvo una infancia traumática que podría haber provocado las emociones negativas que desencadenaron los fenómenos paranormales, otros mantienen que tenía la capacidad psíquica de la psicoquinesis creando ella misma la actividad poltergeist, incluso algunas personas afirmaron que realmente estaba poseída por un verdadero demonio. Pero sea por el motivo que sea Eleonore fue víctima de misterios fenómenos paranormales.

Deja un comentario