Enigmático Origen y Desaparición de la Civilización Maya

plantilla-para-publicaciones
La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/XSI2xY
Comparte este material
[button size=”small” type=”info” value=”Siguenos en @Mparalelos” href=”https://twitter.com/mparalelos”][button size=”normal” type=”info” value=”suscribete a YOUTUBE” href=”http://www.youtube.com/mparalelos “]

plantilla-para-publicaciones

 

¿Cuál es la verdadera antigüedad del pueblo maya?

Durante el primer milenio de nuestra Era, los mayas elaboraron en territorio de laAmérica Central, la civilización más brillante del período precolombino.

Su pueblo dio matemáticas geniales, grandes astrónomos, inventores de una escritura, pero ignoraron los metales y usaron como herramientas piedras pulimentadas que se asemejaban a las de la Era Neolítica euroasiática.

 ¿Por qué los mayas escogieron la región más inóspita, de más difícil acceso de toda América Central, para elaborar en ella una elevada civilización? Los mayas descubrieron el maíz y la agricultura, fundamento esencial de su civilización, pero nunca superaron la fase arcaica de la agricultura y se limitaron a utilizar el palo como instrumento para cavar ¿por qué?
Origen misterioso
El origen de los mayas es misterioso. América empezó a poblarse con la llegada de pequeños grupos étnicos, que caminando desde Asia, cruzaron el Estrecho de Bering, en el curso de una lenta migración, comenzada hace unos 20.000 años ¿Siguieron los mayas el mismo camino, o pertenecieron a las oleadas migratorias que posiblemente pasaron más tarde por el Pacífico, durante el primer milenio anterior a nuestra era? ¿De donde venían aquellos hombres pequeños y fornidos, de nariz aguileña, tan diferentes físicamente de otros indios de América?
Uno de los grandes especialistas de los mayas, el arqueólogo John Eric Thompson escribe que podrían ser primos lejanos de los sumerios, cuyos sacerdotes-astrónomos edificaron numerosas pirámides tres milenios antes que ellos en Mesopotamia. La antropología física nos enseña que contrariamente a sus vecinos, los mayas se clasificaban entre los individuos más braquicéfalosdel mundo.
Hipótesis sobre la desaparición
Pero el enigma más inquietante de la civilización maya es su inexplicable desaparición. En el siglo X de nuestra era, es decir, varios cientos de años antes de la llegada de los españoles a América, y sin ninguna razón aparente, los mayas dejaron bruscamente en poder de la selva invasora todas sus grandes ciudades de piedra.
Emigración

Durante mucho tiempo se ha creido que emigraron hacia el norte, a Yucatán, y hacia el sur, a Guatemala, donde su cultura habría experimentado un renacimiento. Los indígenas que hoy viven en ambos territorios, tan distantes uno de otro, hablan aún idiomas mayas. Ahora bien, estudios arqueológicos han demostrado que esa tesis es insostenible.

Ambas regiones fueron centros de cultura floreciente durante todo el periodo clásico, es decir, paralelamente al periodo de expansión de la civilización maya de Petén. Podía haber habido relaciones entre los tres territorios, y eso es cuanto puede afirmarse al respecto. Pero el problema persiste.

¿Por qué aquellos cientos de miles de individuos, de elevado nivel cultural, abandonaron súbitamente Petén, sin dejar rastro de su marcha? Más aún, cuando Petén es hoy una región semidesértica demográficamente, fue el área más poblada de América central durante su ocupación por los mayas de este territorio de la actual Guatemala.

Epidemia
¿Se trató (como sugieren algunos autores) de una epidemia de fiebre amarilla? La historia demuestra que nunca una enfermedad contagiosa, ni siquiera la terrible peste, ha provocado la caída de una civilización. Además ¿Por qué la supuesta epidemia habría hecho estrago solo en este territorio, sin afectar a los países colindantes?
Terremoto
En todas las partes de la Tierra, en los lugares incluso afectados por seísmos, se edifican numerosas poblaciones. Pero no existe en Petén ninguna prueba geológica, ni rastro alguno en las ruinas de las ciudades, de un desastre de este género.
Cambio climático
Tampoco sería válida esta teoría, según se demuestra por el estudio de los círculos de crecimiento en el centro (o tronco) de los árboles de aquella época. Además, especialistas cualificados han demostrado que un aumento excesivo de las lluvias habría favorecido, más que perjudicado, a la agricultura, en tanto que una disminución de las precipitaciones no habría cambiado nada. Tenemos un ejemplo de ello en la región de Yucatán, sin cursos de agua en la superficie del terreno, donde hoy día, más de medio millón de indígenas subsisten en gran parte con las mismas técnicas arcaicas de cultivo.
Fracaso agrícola
Es imposible considerar la eventualidad de un agotamiento del suelo de Petén. Por ejemplo, el Valle de Motagua, enclave de los mayas clásicos de Honduras: sus tierras siguen siendo de las más fértiles, cubiertas de un humus generoso que durante siglos hubiese podido nutrir aún a docenas de miles de individuos sin agotarse. Sin embargo, esta fue la primera región abandonada por los mayas.
Invasión
La hipótesis más lógica de todas es la de una invasión de bárbaros extranjeros, como ocurrió en las altiplanicies de México central. Pero hay un aspecto importante que la desecha: toda invasión entraña una ocupación más o menos importante por parte del invasor, acción que provoca, por lo general, un posterior resurgimeinto de las civilizaciones sometidas. Nada de esto se observa en Petén, donde no se encuentra el menor rastro arqueológico de un brusco abandono de los lugares, de destrucciones deliberadas, o de una simple ocupación extranjera.
Nomadismo
Algunos autores han supuesto que un perpetuo nomadismo conducía a los mayas por caminos siempre nuevos, y que cada etapa era marcada por la construcción de una gran ciudad. Es una teoría que ha sido invalidada por el estudio de los estilos de las diferentes ciudades mayas, entre otros datos importantes proporcionados por la arqueología. Por ejemplo todas las ciudades del distrito guatemalteco de Petén nacieron casi en la msima época, y todas fueron abandonadas en el siglo X.

Deja un comentario