EVIDENCIA DE SERES QUE VINIERON DE LAS ESTRELLAS EN VENEZUELA

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/JmBuh7

plantilla-para-publicacionesCuando el hombre en la primitiva noche de los tiempos, evolucionó hacia la conciencia, miro la bóveda celeste y comprendió que estaba marcada por ciclos, como un gigantesco reloj cuyo movimiento no se detenía jamás. Impulsado por su inteligencia y una curiosidad que nacía de lo más profundo de su espiritualidad, se encadenó al cosmos tratando de descifrar sus mensajes. Observó que los astros regían los fenómenos de la naturaleza, controlaban las migraciones de ciertos animales, el crecimiento de las plantas, las alteraciones del clima, las mareas y los vientos, entre otros. Después de millones de años de evolución, los astros quedaron marcados en nuestro subconsciente, hasta el punto de que algunas aves pueden emigrar durante la noche, pues en sus cerebros están inscritos mapas estelares que les permiten volar más de 15000 Km, estos animales cuentan con un complejo sistema de cálculo angular, puesto que el firmamento va cambiando y las constelaciones varían con la latitud. La bóveda celeste forma el cráneo del ser primordial”, Y aquí se une la biología y la religión, pues la disposición celeste fue heredada a las aves migratorias, y a los humanos que perciben su misterio, señalándole al hombre su origen extraterrestre. Son innumerables los seres del mundo vegetal y animal que se orientan por los fenómenos astronómicos, y a pesar de eso, el hombre contemporáneo vive apartado de la contemplación cotidiana del universo, y eso genera en él un conflicto por la pérdida de referencias cardinales cosmogónicas indisolublemente integradas a las claves de trascendencia establecidas por los creadores ancestrales (dioses extraterrestres).

PUBLICIDAD

El extravío del hombre se manifiesta en las corrientes de “pensamiento”. La astronomía está íntimamente relacionada con las prácticas chamánicas, donde se manifiestan los astros como espíritus cooperadores. Hemos encontrado en los petroglifos escenas propias de las prácticas religiosas de todos los pueblos de américa como: ritos de iniciación y funerarios, antropofagia y sacrificios humanos. Estas ceremonias eran practicadas por los caribes que habitaban las costas venezolanas, y también por civilizaciones más desarrolladas como los mayas y aztecas. Estas culturas sin duda extendieron su influencia hacia el territorio Caribe, a través de los intercambios e incursiones guerreras que realizaban vía marítima y terrestre, pero también las hqdefault culturas de nuestras costas comunicaron sus conocimientos a esas civilizaciones. “Los habitantes de las Antillas emprendieron expediciones a la costa de Yucatán. También aventureros de Yucatán llegaron a las costas de Colombia y Venezuela. Es incuestionable que los idiomas Maya-Quiche poseen un fuerte sedimento caribe. Los estudio adelantados por algunos antropólogos, nos puede dar luz sobre los posibles significados de los petroglifos que posibilitan la reconstrucción de culturas sumidas en el olvido o enterradas por el tiempo de la intolerancia. images Partiendo de las prácticas religiosas presentes en los pueblos actuales, es posible descifrar los significados ocultos que esconden las enigmáticas figuras que nuestros ancestros grabaron en las piedras. En el ámbito de los petroglifos venezolanos, se ha especulado muy poco sobre sus significados, en la mayoría de los casos, se realizan simples descripciones técnicas como: zoomorfo, antropomorfo, entre otras. Sin tener en cuenta que lo que llamamos figuras zoomorfas, pueden ser en realidad, un ser dios de las estrellas oimages  un chamán que sufrió una metamorfosis mágica en animal, pues, su esfera de máximo poder opera bajo esta forma, que funde en uno a la cultura y a la naturaleza. Estas figuras plenas de misterio, han sido fotografiadas ampliamente por los investigadores. Pero es necesario adentrarnos en la interpretación de sus significados simbólicos, para asumir este patrimonio estético como una herencia ancestral viva, y entonces, estos mensajes dejarán de ser herméticos, y mostraran al mundo sus contenidos deslumbrantes. El patrimonio cultural de los pueblos, contiene una cantidad

enorme de conocimientos éticos y por ende estéticos, pues se basan en verdades que los creadores ancestrales establecían como testimonio de trascendencia material y espiritual. “Los chamanes no escogen a viho-mahse, es el quien los escoge… Entonces, después de una sensación de mareo inicial, suben a la vial láctea y se transforman en jaguares… otros hombres deben hacer su comida, mientras están dedicados a su búsqueda de poder…Suelen tomar rape del pene solar en el verano de la oruga. Entonces se transforman en jaguar y devoran gente…Dice la tradición que estas orugas navegan por el cielo nocturno en grandes canoas, cuya silueta puede apreciarse en algunas partes oscuras de la Vía Láctea, y bajan a la tierra por el horizonte oriental, desde donde los vientos las llevan con largos hilos plateados de saliva.” Muchos investigadores afirman, que los primeros humanos que penetraron en el territorio que hoy conocemos como Venezuela, eran bandas de cazadores que vivieron hace aproximadamente 15.000 años. La historia prehispánica de Venezuela ha sido dividida en cuatro grandes períodos: Paleoindio (15.000 a 500 años antes de Cristo), Mesoindio (500 / 100 a.C.), Neoindio (1000 a.C. / 1500 después de Cristo) e Indohispano (1500 d.C. hasta el presente). Esta periodización no es precisa ni rígida; es decir, el inicio de un nuevo período no significa necesariamente la finalización de lo anterior, ya que los grupos étnicos que poblaban nuestras tierras antes de la llegada del hombre europeo experimentaron líneas muy diversas de evolución y desarrollo.

Sin embargo, se puede hablar de la imagen de la existencia de dos grandes modos de vida que se diferenciaban entre sí: el de los arawacos y el de los caribes. Los Arawakos y los Caribes fueron los protagonistas de las principales oleadas migratorias que poblaron nuestro territorio. El aporte cultural de estas dos familias lingüísticas, fue notable y contrastante, pero debemos tener encuentra, que a Venezuela llegaron otras corrientes migratorias: grupos independientes que ascendieron por el Orinoco, Chibchas en la región andina, y grupos menores que llegaron de México como lo expresan rasgos mesoamericanos entreimages guamonteyes, otomacos y guamos, o en el juego de pelota entre los caribes. Elementos simbólicos de todas estas culturas, están presentes en los petroglifos de Venezuela, pero los problemas y costos inherente a su datación, ha dificultado establecer una cronología que pueda relacionarlos con esas oleadas culturales, que migraron a través de nuestro territorio durante 15.000 años.

Hace miles de años, los primeros creadores en nuestro territorio, enfrentaron la fría y vacía materialidad de las rocas de su entorno, y perturbados por una especie de horror vacui, se sintieron impulsados a cubrirlas con trazos simbólicos, que les permitieron plasmar sus creencias ancestrales, y trascender más allá de su existencia terrena. Las rocas grabadas a lo largo y ancho de nuestra geografía, han permanecido abiertas durante siglos, como textos que abstraen un enorme cúmulo de conceptos mágico-religiosos. Estos conceptos, establecieron un centro simbólico que permitió a sus herederos culturales, orientarse a pesar de las incertidumbres que le causaba en el tránsito por su periplo existencial. Muchas de estas figuras images aluden a lugares míticos y originarios, donde los protagonistas de la historia sagrada dejaron marcas que son prueba de su presencia, poder y sabiduría. Estos lugares de culto, escenario de rituales y prácticas chamánicas ancestrales, son puntos donde los piaches entran en contacto con espíritus, que le enseñan elementos fundamentales de su oficio.

Es evidente, que los artistas que dejaron estas marcas extraordinarias, eran practicantes de una religión profundamente ligada a la naturaleza, San_esteban chamanes que controlaban los secretos de la magia, estableciendo un diálogo permanente con el mundo sobrenatural. Los seres sobrenaturales que se encuentran representados en estos petroglifos, prueban la autenticidad de esos lugares sagrados, donde los dioses y héroes culturales manifestaron su presencia y poder. Muchos de estos santuarios, se encuentran asentados en el territorio actual de algunos pueblos indígenas, estas comunidades mantienen en su memoria los relatos ancestrales que describen el significado de las piedras, y nadie mejor que ellos puede petroglifos de la ruta de la seda a su paso por el valle del indo adentrarnos en su misterio.

Como en todas las culturas ancestrales en los petroglifos venezolanos encontramos figuras alusivas a seres sobrenaturales que procedían de las estrellas o de alguna manera se relacionaban con el cosmos.

https://rey55.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD