¿ Existe un Portal del Tiempo en la Antartida ?

plantilla-para-publicaciones
La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/k9KoS5
Comparte este material
[button size=”small” type=”info” value=”Siguenos en @Mparalelos” href=”https://twitter.com/mparalelos”]plantilla-para-publicaciones
Un grupo de científicos estadounidenses y británicos investigan una ‘puerta del tiempo’ sobre el Polo Sur. Se supone que este remolino giratorio en la Antártida es un túnel que permite penetrar en otros tiempos. El tiempo ha sido uno de los asuntos científicos más complicados y menos estudiados desde tiempos antiguos.
Científicos estadounidenses y británicos que dirigieron investigaciones en la Antártida, hicieron un descubrimiento sensacional.
La física Mariann McLein de EE.UU. contó cómo los investigadores notaron algo de niebla gris girando en el cielo sobre el polo que ellos creían que era una tormenta de arena ordinaria. Sin embargo, la niebla gris no cambió en forma y no se movió en el curso del tiempo.
Los investigadores decidieron investigar el fenómeno y lanzaron un globo meteorológico con equipo capaz de registrar la velocidad del viento, la temperatura y la humedad del aire. Pero el globo meteorológico se elevó y desapareció inmediatamente.
En poco tiempo, los investigadores trajeron el globo meteorológico de nuevo a tierra con la ayuda de una cuerda unida a él anteriormente. Estaban extremadamente sorprendidos al ver que un cronómetro colocado en el globo meteorológico mostraba la fecha del 27 de enero de 1965, es decir, el mismo día hace cuarenta años.
El experimento se repitió varias veces después de que los investigadores encontraron que el equipo estaba en buen estado. Pero cada vez que volvía el reloj mostraba un tiempo pasado. El fenómeno se llamó “la puerta del tiempo” y se informó a la Casa Blanca. Hoy está en curso la investigación del fenómeno insólito.
Se supone que el cráter giratorio sobre el Polo Sur es un túnel que permite penetrar en otros tiempos. Más aún, se han iniciado programas para lanzar a gente a otros tiempos.
La CIA y el FBI luchan por ganar el control sobre el proyecto que puede cambiar el curso de la historia. No está claro cuándo aprobarán el experimento las autoridades federales de EE.UU.
EXPERIMENTOS ANTERIORES
El famoso científico ruso Nikolay Kozyrev dirigió un experimento para demostrar que era posible trasladarse del futuro al pasado. Basaba sus observaciones en la hipótesis de una información inmediata que se extiende a través de las características físicas del tiempo. Nikolay Kozyrev supuso incluso que “el tiempo podría ejecutar trabajo y producir energía.”
Un teórico estadounidense de la física ha llegado a una conclusión que el tiempo es lo que existió antes de la existencia del mundo. Se sabe que cada uno de nosotros siente un curso diferente del tiempo bajo condiciones diferentes. Veamos un ejemplo: una vez un relámpago golpeó a un escalador de montañas; el hombre dijo más adelante que vio el relámpago alcanzar su brazo, que se movió lentamente a lo largo de él, separó la piel de los tejidos y carbonizó sus células. Sintió como si hubiera miles de púas encerradas bajo de su piel.
El investigador ruso de fenómenos anómalos, filósofo y autor de numerosos libros, Gennady Belimov, publicó su artículo bajo el título de “Máquina del Tiempo: Primera velocidad conectada” en el periódico “Al Filo de lo Imposible”. Describió experimentos únicos conducidos por un grupo de entusiastas dirigidos por Vadim Chernobrov, el hombre que comenzó la creación de máquinas del tiempo en 1987, que son dispositivos con bombeo electromagnético. Hoy el grupo de entusiastas puede retrasar o acelerar el curso del tiempo utilizando un impacto especial del campo magnético.
El retraso más grande del tiempo fue de un segundo y medio dentro de una hora de operación del equipo en laboratorios. En agosto de 2001, un nuevo modelo de máquina del tiempo creada para un ser humano se construyó en un bosque alejado en la región de Volgogrado de Rusia.
Aunque la máquina sólo funcionaba con baterías de coche y tenía baja capacidad, todavía se las arreglaba para cambiar el tiempo un tres por ciento; el cambio se registraba con osciladores de cristales simétricos. Al principio, los investigadores pasaron cinco, diez y veinte minutos en el funcionamiento de la máquina; la estancia más larga duró media hora.
Vadim Chernobrov dijo que la gente sentía como si se trasladara a un mundo diferente; sentían vida aquí y “allí” al mismo tiempo como si se desplegara algún espacio. “No puedo describir las emociones insólitas que experimentamos en tales momentos.”
http://despiertaalfuturo.blogspot.com/

Deja un comentario