Foto demuestra que los seres humanos tienen un alma inmortal

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/0JxoZF
Comparte este material

Foto demuestra que los seres humanos tienen un alma inmortal

Los teólogos, filósofos, metafísicos, agnósticos y ateos: todos han debatido sobre el alma, su composición y propiedades, e incluso si realmente existe. Ahora los científicos afirman que no sólo tienen prueba que los seres humanos tienen un alma inmortal, sino que ya lo pesaron y fotografiaron dejando el cuerpo en el momento de la muerte.

El alma existe, afirman los científicos

Arthur Schopenhauer, un filósofo del 19 siglo, observó que el universo no es un lugar racional. Esa visión fue posteriormente confirmada por la famosa “teoría del caos” ahora aceptada por la mayoría de los físicos de hoy en día.

El universo es misterioso, contradictorio, místico, etéreo y a menudo muy, muy espantoso. Muchos humanos elegirian no vivir aquí si hubiera otro lugar para ir. Las religiones dicen que hay otros lugares, pero sólo puede ser alcanzados a través de la muerte.

Foto demuestra que los seres humanos tienen un alma inmortal
Quizas Patrick Swayze estaba en lo cierto cuando se marchó hacia el cielo en el final de ‘Ghost’.

El debate que se extendió durante miles de años es: ¿dónde está la prueba?

Ahora algunos científicos afirman que tienen la prueba.

La famosa máxima afirmación de Schopenhauer dice que “Toda verdad atraviesa tres fases: primero, es ridiculizada; segundo, recibe violenta oposición; tercero, es aceptada como algo evidente”.

Mientras la humanidad es empujada cada vez más cabeza abajo hacia el segundo milenio, la verdad de la vida después de la muerte (o la vida después de la vida) está captando mayor atención.

La tecnología ha alcanzado una etapa en la que permite echar una ojeada en dimensiones alternas, realidades, y universos… tentadores vistazos en lo que algunos llaman el cielo.

Los científicos afirman que el alma humana pesa 1/3.000ª de onza

Un increíble experimento realizado por investigadores en Dresden, Alemania determinó que el alma humana existe y pesa exactamente 1/3000ª de una onza. El estudio fue publicado en la revista científica alemana, Horizonte.

El coautor Dr. Becker Mertens escribió en un documento que acompaña el estudio diciendo que “la conclusión ineludible es que ahora hemos confirmado la existencia del alma humana y determinado su peso.

“El desafío que tenemos ante nosotros ahora es averiguar exactamente de que se compone el alma”, explicó. “Nos sentimos inclinados a creer que es una forma de energía”.

Foto demuestra que los seres humanos tienen un alma inmortal
Alma egipcia pesada como es mostrada en una pared de una tumba. Los pueblos antiguos tenían pleno conocimiento de la existencia del alma.

Aunque algunos científicos criticaron inmediatamente los resultados del estudio, el físico Dr. Elke Fisher que formó parte del equipo de investigación respondió señalando que los científicos fueron cuidadosos para tener en cuenta todas las diferencias de peso entre el aire que sale de los pulmones.

“Se nos ocurrió que la pérdida de peso podría ser el resultado de un deterioro físico instantáneo,” dijo Fisher. “Pero después de un exhaustivo estudio estuvimos de acuerdo que no era el caso. La única explicación posible es que estábamos midiendo la pérdida del alma humana o algún tipo de fuerza vital”.

Después de considerar todas las variables, su escala (precisión de 1/100.000 de una onza) claramente midio una diferencia anómala de 1/3000.

Los experimentos de Watters con las almas

Ya en la década de 1940, los investigadores buscaban pruebas del alma. El Dr. R.A. Watters, en ese momento el director de la Fundación William Bernard Johnston para la Investigación Psicologica en Reno, Nevada – EE.UU. desarrolló una increíble hipótesis atómica del alma. Propuso que las almas (ya sea humano o animal) existen en un estado dentro del “espacio intra-atómico entre los átomos de las células humanas”.

Para probar su idea, Watters adquirido una cámara de niebla de expansión Wilson.

Para aquellos no familiarizados con una cámara de niebla, es un aparato científico utilizado sobre todo por los físicos para observar y seguir el paso de partículas tanto atómicas y subatómicas. Usando este dispositivo, Watters creia que, permitiría la observación y el seguimiento de un alma saliendo de un ser viviente precisamente en el momento de su muerte.

Foto demuestra que los seres humanos tienen un alma inmortal
Cámara de niebla de Wilson, 1911. El diámetro de la cámara es de 16,5 cm, profundidad 3cm

Watters eligio un insecto como el tema de su experimento. Puso un saltamontes en el compartimiento de la nube y lo eutanasio con una sobredosis de éter. Una cámara fue estratégicamente colocada para tomar una foto en el momento que la fuerza vital deja a la criatura. El obturador de la cámara se disponía a disparar cuando se detectó una expansión del vapor de agua dentro de la cámara. Pruebas anteriores revelaron que en el momento de la muerte, el vapor de agua en la cámara se elevaría perceptiblemente.

La foto reveló un extraño e inexplicable “fenómeno de sombra” que coincidió con la forma de la criatura.

Watters continuo con más experimentos para ver si el mismo fenómeno aparecia con los animales en el momento de la muerte. Dirigió más de 40 experimentos con ratones y ranas en vez de saltamontes.

Los resultados fueron concluyentes. Cada foto mostraba claramente la sombra. Cada sombra siguió la forma del animal que murió.

Señaló que todos los experimentos que concluyeron con la muerte permanente de una criatura la sombra perduraría tanto como ocho horas. Si el animal sólo perdia el conocimiento, no obstante, y más tarde fuera resucitado, no aparecería ningún fenómeno de sombra.

Foto captura el momento preciso de la muerte mientras el alma se marcha

Foto demuestra que los seres humanos tienen un alma inmortal

La imagen tomada a través del método de visualización de descarga de gas (Gas Discharge Visualization), una técnica avanzada de fotografía de Kirlian, muestra en azul la fuerza vital de la persona gradualmente dejando el cuerpo.

Según Korotkov, el ombligo y la cabeza son las partes que primero pierden su fuerza vital (lo que sería el alma) y la entrepierna y el corazón las últimas zonas donde permanece el espíritu antes de navegar por la fantasmagoria del infinito.

Foto demuestra que los seres humanos tienen un alma inmortal
El momento del desdobamiento astral en el que el espíritu deja el cuerpo ha sido capturado por un científico ruso, quien fotografió con una cámara bioelectrográfica a una persona en el instante de su muerte.

En función a otros casos Korotkov ha notado que “el alma” de las personas que mueren de una forma violenta e inesperada suele manifestar un estado de confusión en su configuración energética y regresan al cuerpo en los días subsiguientes a la muerte. Esto podría ser debido a un remanente de energía no utilizada.

La técnica desarrollada por Korotkov, quien es director del Instituto de Investigación de Cultura Física de San Petersburgo, es avalada como una tecnología médica por el Ministerio de Salud de Rusia y es utilizada por más de 300 médicos en el mundo para monitorera el estrés y el progreso de pacientes tratados para ciertas enfermedades como el cáncer. Korotkov dice que su técnica de visualización energética podría servir para observar todo tipo de imbalances biofísicos y realizar un diagnóstico en tiempo real y también para mostrar si una persona en realidad tiene poderes psíquicos o es un fraude.

Foto demuestra que los seres humanos tienen un alma inmortal
Cámara ‘GDV’ del Dr. Korotkov

Esta técnica, que mide en tiempo real y de forma amplificada la radiación estimulada por el campo electromagnético, es una versión más avanzada de la tecnología ideada por Semyon Kirlian para medir el aura.

Las observaciones de Korotkov confirmarían, según lo propuesto por Kirilian, que “la luminosidad estimulada electro-fotónica alrededor de las puntas de los dedos del ser humano contiene información coherente y comprensiva del estado de una persona, tanto físico como psicológico”.

En esta entrevista en video Korotkov habla del efecto en el campo bioenergético que tienen los alimentos, el agua y hasta los productos cosméticos. Y hace hincapie en beber agua de mananatiales y comida orgánica, particularmente notando que el aura de las personas en Estados Undios resiente los efectos negativos de tecnologización de los nutrientes tan distribuída en esa sociedad.

Korotkov también habla de sus mediciones en lugares supuestamente cargados de energía y de la influencia que tienen las personas en los campos bioenergéticos de otras personas. Comprobando el experimento de Rupert Sheldrake de la sensación de ser observado: puesto que el campo bioenergético de una persona se modifica cuando otra persona le dirige su atención, aunque ésta esté de espaldas y no la perciba conscientemente. Asimismo los campos de un lugar se ven alterados cuando existe una concentración de turistas.

También advierte sobre el uso de celulares y la radiación negativa que estos tienen siendo muchas veces cancerígenos, algo que diversos estudios parecen confirmar.

En conclusión

La realidad del alma está entre las cuestiones más importantes de la vida. Mientras que las culturas antiguas creían en su existencia (al igual que las religiones contemporáneas), tradicionalmente la ciencia ha desestimado el alma como un objeto de la creencia humana, o lo reducen a un concepto psicológico que da forma a nuestro conocimiento del mundo natural observable.

Por otro lado están los que sostienen que nuestras almas son más que la interacción de neuronas en el cerebro. De hecho, están construidos a partir de la trama misma del universo – y puede haber existido desde el principio de los tiempos, concluyendo que la esencia de una persona (el alma) persiste incluso después de la muerte.

Deja un comentario