Identifican los restos perdidos de una reina asesinada.

La URL corta de este articulo es : https://wp.me/p7ETdR-1kG

[button size=”small” type=”info” value=”Siguenos en @Mparalelos” href=”https://twitter.com/mparalelos”] [button size=”small” type=”info” value=”Suscribete a YOUTUBE” href=”http://www.youtube.com/mparalelos “] [button size=”small” type=”info” value=”Desarga Nuestra Aplicación” href=”http://bit.ly/JWHEwx”] [button size=”small” type=”info” value=”DESCARGA EL LIBRO” href=”https://www.paywithatweet.com/pay/?id=58b00b5af6b63df6d29c242b7a46266d”]

PUBLICIDAD
iHosting.mx

plantilla-para-publicaciones

Nuevos análisis de ADN revelan que los restos de una misteriosa mujer guardados en una Iglesia de la India pertenecerían a una antigua reina que fue asesinada hace 400 años. Retrato de Reina Ketevan. Los análisis sugieren que los restos pertenecen a la Reina Ketevan, una antigua reina georgia que fue ejecutada por negarse a formar parte del harem de un poderoso gobernante persa. Los hallazgos se detallan en la edición de enero de la revista Mitochondrion. Vida tumultuosa Ketevan fue la reina de Kakheti, un reino de Georgia, en el 1600 d.C. Luego que su esposo y rey fuera asesinado, el gobernante persa Shah Abbas I asedió el reino. “Shah Abbas I lideró un ejército y conquistó el reino georgio tomando a la reina Ketevan como prisionera”, dijo el co-autor del estudio Niraj Rai, un investigador del Centro para Biología Celular y Molecular en Hyderabad, India. La reina estuvo en cautiverio en Shiraz, Irán, por cerca de una década. Pero en 1624, Shah Abbas le solicitó a la reina de religión cristiana que se convirtiera al Islam y se uniera a su harem. Ella se rehusó, por lo que fue torturada y ejecutada en septiembre del mismo año. Ketevan “la Mártir” fue canonizada como santa por la Iglesia Ortodoxa de Georgia poco después de este acontecimiento. Reliquias perdidas Antes de su muerte, la reina mantuvo amistad con dos frailes agustinos, los cuales se volvieron sus fieles devotos. La leyenda dice que en 1627, los dos frailes desenterraron en secreto sus restos y se los llevaron a otro país. Un ancestral documento de origen portugués indica que los huesos de la reina se encontraban en un sarcófago negro guarecido en la ventana del Convento Agustino en Goa, India. Pero el tiempo no fue dadivoso con esta iglesia; parte del convento colapsó y muchos objetos valiosos de su interior fueron vendidos en el mercado negro. Antaño los intentos por hallar los restos de la reina fueron infructuosos.

plantilla-para-publicacionesSin embargo, en el año 2004, Rai y sus colegas excavaron el área donde creyeron podrían encontrarse los restos y dieron con un hueso roto de un brazo y otros dos fragmentos, como así también pedazos de cajas negras. Raro linaje Para saber si estos huesos pertenecían a la reina mártir, los investigadores extrajeron ADN mitocondrial, el ADN que se hereda sólo por vía materna. De acuerdo al reciente estudio, el hueso del brazo perteneció a una mujer con un linaje genético, o haplogrupo, conocido como U1b. En un sondeo realizado sobre 22,000 personas de la India, los investigadores no encontraron a ninguna con el linaje U1b. Por otro lado, este linaje era bastante común en muestras tomadas de 30 individuos en Georgia. Los otros dos huesos encontrados muestran evidencia de poseer linajes propios de la India, lo que apoya aquellos registros que hablan de cómo las reliquias de las reina fueron almacenadas en una habitación junto con los cuerpos de dos frailes locales. “La completa ausencia del haplogrupo U1b en el subcontinente indio y la fuerte presencia de éste en Georgia y regiones adyacentes, provee la primera evidencia genética que demuestra que el hueso [del brazo] es una reliquia de la Santa Reina Ketevan de Georgia”, declaró Rai. Según Jean Cassiman, un genetista de la Universidad de Leuven en Bélgica que no estuvo involucrado en el proyecto, el estudio está bien hecho y es honesto. “Es un hueso que se presume perteneció a la reina y la presunción permanecerá así hasta que el ADN pueda ser comparado preferiblemente con parientes vivos, o, de no existir, con los parientes más cercanos ya fallecidos”, dijo Cassiman en referencia al ADN nuclear que se encuentra en todas las células del cuerpo. “Hasta entonces, cualquier conclusión está basada en las estadísticas. Si bien esas estadísticas fortalecen de manera notable que el hueso perteneció a la reina Ketevan, aún no es suficiente como para identificar positivamente los restos”, agregó el genetista belga.

http://www.mysteryplanet.com.ar/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD