LA CRUZ TAU Conexiones entre los hopi, mayas y egipcios

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/UcEIZb
Comparte este material

La puerta o ventana en forma de T aparece como un motivo arquitectónico común en la mampostería de todos los pueblos Anasazi (antiguos Hopi) del Sudoeste. Se encuentra, por ejemplo, en Chaco Canyon al norte de Nuevo México y en Mesa Verde al sudoeste de Colorado.

En griego, la letra T es denominada cruz tau, lo cual recuerda el nombre del dios hopi de solTawa. Todos los días el sol sale del inframundo a través de una puerta en forma de T, cuya barra horizontal sirve como horizonte.

En algún momento en el pasado la forma del kiva de los Hopi (la cámara de oración subterránea) cambió de redonda, como la de Chaco Canyon, a rectangular, ubicada en un eje este-oeste. El diseño del suelo fue a veces ensanchado a fin de reflejar la forma de T. Los Hopi dicen que esta forma representa el tradicional peinado masculino del flequillo que cae sobre las orejas.

Escalinatas que conducen a una puerta de entrada en forma de T

en Casa Rinconada, el Gran Kiva de Chaco Canyon, Nuevo México.

Copyright Gary A. David.

Masau'u es el nombre del dios hopi del mundo subterráneo, el fuego y la muerte. Su cabeza es a veces tallada en piedra como un rectángulo modificado que hace pensar en un cráneo estilizado.

 

Petroglifo de dos humanoides, Perry Mesa Ruins al norte de Fénix, Arizona.

La figura de la izquierda con la cabeza en forma de T puede representar a Masau'u.

Copyright Gary A. David.

También encontramos la cruz en forma de T muy lejos al sur en la ciudad maya de Palenque, en Chiapas, México. Específicamente, varias ventanas en forma de T fueron incorporadas en el edificio llamado el Palacio.

 

Ventanas en forma de T en el Palacio de Palenque.

Foto: cortesía de George Delange. http://www.delange.org

 El cuidador, artista e historiador maya Hunbatz Men explica el significado de este motivo:

 “Una síntesis trascendental de la experiencia religiosa humana es inherente a la palabra te, Árbol Sagrado, que surgió de las palabras teol y teotl, los nombres de Dios, el Creador, en lengua maya y nahuatl. La mayoría de estas sagradas y veneradas palabras de los pueblos antiguos, simbolizadas por el Sagrado Árbol, fueron representadas en los jeroglíficos mayas por el símbolo ‘T ‘.  Además, este símbolo representaba el aire, el viento, el aliento divino de Dios.” (1)

 En otras palabras, la puerta o ventana en forma de T simboliza el Árbol Sagrado en el Centro del Mundo (el eje del mundo) al que el espíritu del chamán puede subir. Además, funciona como el portal que guía al Gran Espíritu, a través del cual puede pasar el aliento de vida.

 

Fruta que crece del tronco del sagrado árbol del Yaxche.

El pájaro como espíritu  mensajero posado en la parte superior.

En numerosas culturas el tau se relacionaba al agua abundante o lluvia divina. Por ejemplo, Augustus Le Plongeon, uno de los primeros arqueólogos de los mayas, escribe que la forma de T equivalía a la Cruz, o la Cruz del Sur. Esta constelación aparece poco antes del comienzo de la estación lluviosa en el sur de México.

“Los antiguos astrónomos mayas habían observado que en cierto período del año, a comienzos de nuestro mes de mayo, que debe su nombre al de la diosa MAYA, la dama buena, la madre de los dioses, la “Cruz del Sur,” aparece totalmente perpendicular por encima de la línea del horizonte. Este es el porqué la iglesia católica celebra la fiesta de la exaltación de la Santa Cruz en el tercer día de ese mes, que se ha consagrado particularmente a la Madre de Dios, la Buena Señora, la virgen Ma-R-ia, o la diosa Isis antropomorfa según el Obispo Cyril de Alejandría.” (2).

¿Es más que una coincidencia que el nombre de esta tribu mesoamericana sería el mismo que la palabra sánscrita para el halo de ilusión? La Diosa Madre Shakti, conocida aparte como la Divina Madre Devi, da nacimiento a todas las extraordinarias formas que nosotros percibimos equivocadamente como reales. La Reina Maya fue fecundada por un elefante blanco y como consecuencia dio nacimiento a Siddhartha Gautama,  el Buda.

Es más, Maia fue la diosa griega de la primavera y la diosa romana de la tierra o del crecimiento. Su celebración de fertilidad es el 1 o el 15 de mayo. Ella también era la hermana mayor y la más luminosa estrella de las Pléyades. En la tierra de la tribu maya, el Sol junto con las Pléyades atraviesa el cenit durante el mes de mayo. (3).

En Egipto, el Ankh, o la Cruz de Ansate, era la “llave para el Nilo” por la cual Osiris, el esposo de Isis, lograba sus anuales inundaciones ribereñas. La curva superior representa el útero, y la parte recta de abajo representa el canal de parto o el falo.

 

Ankh entre dos cetros tallados en la pared de un templo, Egipto.

 Es interesante apuntar que cuando Moisés se adentró en el desierto del Sinaí encontró a la tribu Midianita (también llamados Kenitas) llevando la forma de T en sus frentes. Esta señal que representaba a su dios de las tormentas (que traía el agua) y de la guerra (el trueno) después se volvió conocida como la “Marca de Yahweh”.

 Mucho después, Jesús pudo bien haber sido crucificado en una Tau o Cruz de San Antonio en lugar de en la cruz latina que nosotros pensamos hoy, aunque esto probablemente se debatirá por siempre.

 En su libro clásico “Atlantis: The Antediluvian World” (Atlántida: El Mundo Antediluviano), Ignatius Donnelly dice que el tau era un icono importante que significaba “la sabiduría oculta” para los mexicanos así como para los peruanos, los egipcios, fenicios, y caldeos. En general, fue el símbolo del rejuvenecimiento, la liberación del sufrimiento físico, la esperanza, la inmortalidad, y la unidad divina.

 Hasta aquí hemos visto cuántas culturas asocian la forma de T con el florecimiento de la nueva vida, el sol naciente, el viaje psico-espiritual, y la resurrección final. A veces los símbolos más simples contienen los significados más profundos.

 

REFERENCIAS

 http://www.antiguosastronautas.com

(1) Men, Hunbatz, Secrets of Mayan Science/Religion, traducido por Diana Gubiseh Ayala y James Jennings Dunlap II (Santa Fe, New Mexico, Bear & Company Publishing, 1990).

 (2) Le Plongeon, Augustus, Sacred Mysteries Among the Mayas And the Quiches, (Minneapolis, Minnesota: Wizards Bookshelf, 1973, 1886).

 (3) Jenkins, John Major, Maya Cosmogenesis: the True Meaning of the Maya Calendar End-Date (Santa Fe, Bear & Company, 1998)

Deja un comentario