La Gran Tenochtitlán

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/bf7kun
Comparte este material

La palabra Tenochtitlán, deriva de las palabras tetl (piedra) y nochtli (tuna), que integradas a la palabra tlan, que determina abundancia, construyen la palabra tunal. El Código Borgia (manuscrito mesoamericano de contenido ritual y adivinatorio), dice que la palabra tetl en este caso tiene un muy particular significado: la piedra donde esta posado el tunal significa “Corazón de la Tierra”, por la forma en que está representada. El nopal, planta de donde se derivan las tunas, proviene de la Diosa de la Tierra, y es esta representación quien otorga un carácter divino a la piedra original, y la ciudad misma.

 ORIGEN MÍTICO
 
 
 
Cerca del año 1150, grupos de guerreros nómadas provenientes del norte, partieron con la idea de poblar el sur, invadiendo lo que hoy es la región central de México. Una de estas tribus era la formada por los aztecas, llamados así porque eran originarios de Aztlán (“Lugar de las garzas”).
Estos pueblos combatieron entre sí y contra lo habitantes de la región para apoderarse del territorio. Finalmente un grupo resultó victorioso, el de los aztecas, que fueron los últimos en emprender el largo peregrinaje que tenía como propósito encontrar la tierra prometida por su dios Huitzilopochtli.Una de las tantas versiones, cuenta que los aztecas fueron expulsados de Aztlán cuando Huitzilopochtli les ordenó buscar otro lugar y cambiar su nombre por el de mexicas. Otra versión, afirma que un día apareció un pájaro emitiendo un canto, que en náhuatl significaba “ya vámonos”; el pájaro repitió muchas veces este canto, y un hombre del pueblo logró convencer a los demás de que abandonaran el lugar. Con el tiempo, este hombre se convertiría en el dios Huitzilopochtli, quien guiaría a los mexicas al lugar prometido.Luego de una dura y peligrosa peregrinación (que duró alrededor de 100 años, según las creencias tradicionales), los aztecas llegaron al Valle de México, y allí fueron perseguidos y utilizados como servidumbre por diferentes grupos y se establecieron momentáneamente en islotes encontrados.
 

Según cuenta la leyenda, los aztecas habían viajado hacia el sur en busca de un nuevo lugar donde vivir. Su dios Huitzilopochtli, les había anunciado que debían construir su nuevo reino en el lugar donde vieran un águila (Quetzacoatl) peleando con una serpiente sobre un cactus. Los guerreros aztecas, vieron esta señal en una isla del Lago Texcoco, en la región central de México. En esa isla construyeron su capital, Tenochtitlán, a mediados del siglo XIV. La isla contaba con pocos recursos naturales, como piedras y madera para la construcción. No obstante, los aztecas encontraron maneras de solucionar estos problemas; comenzaron levantando un santuario y cabañas muy pobres, pero poco a poco construyeron templos, centros ceremoniales y una gran ciudad que llegaría a ser el mayor imperio de México.

ORIGEN MATERIAL

 
 
En la imagen se muestran los islotes, denominados “islas primitivas” que encontraron los aztecas (mexicas) en su llegada, y que les sirvieron de base para construir sus chozas.
Sobre un islote del lago Texcoco, propiedad de la ciudad de Azcapotzalco, ellos fundaron la villa de México-Tenochtitlan, y para ampliar sus dominios, debieron construir jardines flotantes, los Chinampas.
Lo primero que hicieron los aztecas al momento de llegar a estos islotes, fue construír el templo a su dios Huitzilopochtli, y es a través de este acto, donde comienzan a aprovechar los materiales que les presentaba el Lago Texcoco. Luego de ello, dividen el lugar en cuatro partes o cuadrantes. Según los relatos (de origen mítico) Huitzilopochtli dijo: “Asentaos, repartios, fundad señoríos por los cuatro ámbitos de la tierra”, y los aztecas obedecieron.
La ciudad queda dividida finalmente en dos espacios: el sagrado y el profano. El primero es ocupado por la plaza principal y los templos; y fuera de esto se construyó el espacio de los nobles y del pueblo.
La mayoría de las piedras usadas en la edificación de monumentos de Tenochtitlán, proceden de formaciones cuyos afloramientos llegaban prácticamente a las orillas del lago.
 
Las rocas presentes en la Zona del Templo Mayor son los tezontles, los basaltos, las andesitas y las calizas. Se les encuentra en tamaños y formas sumamente variables y, por lo general, cumpliendo muy diversas funciones arquitectónicas.
 
  • Tezontle: Piedra volcánica porosa de color rojizo que se emplea en la
    construcción.

 

  • Basalto: Roca volcánica, de color negro o gris oscuro, de grano fino y muy dura.
  • Andesita: Roca eruptiva de tonalidad grisácea oscura o negra.
  • Caliza: Roca compuesta sobre todo de calcita, muy abundante en la naturaleza y utilizada en la construcción.
El tezontle y el basalto son los materiales constructivos predominantes en la arquitectura religiosa de Tenochtitlan. El uso de estas rocas para la construcción de Tenochtitlán, se explica no sólo por su gran abundancia, sino también por sus magníficas cualidades físicas, que combinan las características ideales para la construcción.
 

 Debemos tener en cuenta que edificaban sobre un subsuelo lodoso, en un terreno en el que eran frecuentes las inundaciones, debido a las crecidas de los grandes lagos que rodeaban a la capital. Las cimentaciones se hacían clavando estacas de madera de árbol en el lecho, que se afianzaban con fragmentos de tezontle y lodo. Así se preparaba el terreno para construir los basamentos que consistían en un núcleo de tierra y piedra volcánica.

PLANIMETRÍA

 
 
Este mapa de Tenochtitlán, a pesar de ser simple, ofrece algunos detalles exactos. Había tres calzadas mayores que corrían desde el continente hacia la ciudad, la cual fue dividida en cuatro distritos y poblado por más de doscientas mil personas. El antiguo Tenochtitlán se perdió en la memoria.En el mapa anteriormente mostrado, se aprecia la disposición de los 7 bloques urbanos (manzanas) que se piensa, después de múltiples investigaciones, ocupaba el gran Centro Ceremonial. Las áreas marcadas en negro corresponden a las zonas y terrenos, indicando sus números oficiales dentro de la calle.
 

EMPLAZAMIENTO

 
 
El valle de México se va a presentar como el principal escenario de la historia de Tenochtitlán, es una cavidad rodeada de elevaciones de origen volcánico, y limitada por los valles de Puebla, Toluca, Mezquital y del río Balsas, en cuyo centro se halla el lado de Texcoco.
La Ciudad de Tenochtitlán se originó en un islote del Lago Texcoco en el año 1325. El Lago Texcoco formaba parte de un sistema de lagos, actualmente en proceso de desaparición, localizados al suroeste del ya mencionado Valle de México. Por aquella etapa de la historia, los aztecas construyeron islas artificiales en los bajos de la laguna, con el propósito construir poblados. Estas islas fueron ampliadas artificialmente hasta incluir la ciudad gemela de Tlatelolco.
Siendo exactos, podríamos decir que México-Tenochtitlán se localizaba en la Cuenca de México, entre los 2,270 y los 2,750 msnm (metros sobre el nivel del mar), en la parte meridional del Altiplano Mexicano. No estaba ubicado al centro del Lago Texcoco, sino que en una especie de golfo o ensanche en el ángulo sudoeste del mismo.
Al ser construida cerca de su costa occidental, permitió que Tenochtitlán fuese vinculada a tierra firme mediante calzadas. Es importante mencionar que Tenochtitlán no estuvo aislado, sino que en torno al sistema lacustre se alzaban otras como Xochimilco, Tlapacoya, Iztapalapa, Chalco, y Texcoco que estaban unidas a la capital mediante una tupida red de calzadas.
 

 

AVANCES TECNOLÓGICOS

 
 
Los terrenos fueron ampliados por los aztecas, con tierra y arena por medio de las chinampas, técnica que consiste en desecar pequeños lotes de tierra. Así fortalecieron los terrenos para la edificación uniéndolos con el exterior por medio de calzadas y acueductos, pareciendo la ciudad una isla en medio de un lago. Por la capital azteca cruzaban muchos canales por donde transitaban miles de Canoas, lo cual facilitó el desarrollo de la economía.Otro modo de unión por destacar, son una serie de puentes donde a menudo pasaban grandes cantidades de gente y mercancía que eran los tributos de pueblos conquistados.Otros avances importantes por mencionar son:Tecnología Hidráulica: El hecho de que estuvieran rodeados de lagos, exigió la creación de sistemas hidráulicos, para el aprovechamiento de los recursos naturales y la contención de las aguas para evitar que la ciudad se inundara, así como para cultivos y la propia circulación hacia lo interno y externo de la ciudad.
Se hicieron imprescindibles la utilización de complejas maneras de control y cultivo, así como de conocimiento de ciclos y factores climáticos, que permitieron producir alimentos en volumen para una megaurbe, como lo fue Tenochtitlán.

Chinampas: Fueron fundamentales para la agricultura de la ciudad. Representaban parcelas superficiales sustentadas con pilotes y gruesas capas de tierra regadas con canales y por infiltración propia del lecho.

Sistemas de Riego: Idearon sistemas de riego mediante canales, presas hechas con madera, piedra o lodo, diques (muro artificial hecho para contener la fuerza de las aguas), compuertas y depósitos pluviales. Las obras principales fueron los diques o albarradas, destacando el llamado “Albarradón de Nezahualcóyotl”, un muro de piedra y argamasa pensado en la contención y separación de las aguas. Otro fue el de “Ahuizotl”, que protegía el islote de las corrientes del Lago Texcoco.

Acueductos: Canales soportados por pilares con arcos, que pueden alcanzar cierta altura. Estos llevaban el agua por kilómetros de zonas cercanas donde hubiera manantiales, de modo que Tenochtitlán tenía un excelente suministro de agua, además de un gran sistema de alcantarillado.

Calzadas: Existían gran cantidad de calzadas que conectaban distintos lugares. Entre ellas podemos encontrar la “Calzada de Tepeyacac”, que cruzaba de norte a sur el cerro del Tepeyacac hasta el islote de Nonoalco-Tlaltelolco; la “Calzada de Tlacopan o Tacaba”, que partía hacia el poniente hasta el templo mayor de Tlacopan; la “Calzada de Nonoalco”, que conectaba a la ciudad con tierra firme; y la “Calzada de Tenayocan”, que conectaba el islote de Tlaltelolco hasta Tenayocan en el norte.

Calles: Estas fueron hechas con una especie de acera de tierra allanada, para el tránsito humano y en muchas de calles adyacentes iba un canal para el acceso de canoas.

 
 

MONUMETOS DESTACADOS

 

Los monumentos históricos registraban los acontecimientos decisivos de la historia nacional azteca, de las costumbres y formas de ver la vida de estos. Los historiadores del arte, piensan que los monumentos aztecas, no son sólo piezas aisladas, sino que partes de un rompecabezas que cuenta una historia.En la imagen se muestra a Tenochtitlán dividida por sectores, representando cada número un sector diferente.
  • En primer lugar, nos encontramos con el “Templo Mayor” (1), también conocido como Huey Teocalli. La estructura urbana de Tenochtitlan tenía su epicentro en el Recinto Ceremonial, en torno al Templo Mayor, del cual partían las calzadas que se dirigían a las otras ciudades. En este sitio se rendía culto a dos dioses simultáneamente: a Huitzilopochtli, dios de la guerra y de la muerte, y a Tlaloc, dios de la lluvia y de la agricultura.Este Templo representaba el edificio más representativo e importante de la ciudad. La base piramidal estaba compuesta por cuatro cuerpos en inclinación, con un pasillo entre cada uno, construidos sobre una gran plataforma que medía aproximadamente 80 x 100 metros. Tenía dos escalinatas que se dirigían a la parte superior de la construcción, donde se encontraban las “capillas” de cada Dios (uno a la derecha: Tláloc, y otro a la izquierda: Huitzilopochtli). Cada una de las escalinatas, poseía cabezas de serpiente en su parte inferior. El Templo Mayor fue reedificado siete veces, ampliado once y su construcción se inició en el año 1390.

 

    • En segundo lugar, podemos ver el “Recinto de los Guerreros Águila” (2), que también podía ser llamado “Quaucalli” (traducido como: la casa de las águilas). Gracias a profundas investigaciones realizadas en el lugar, se sabe que se trata de una enorme base con una planta en forma de L, cuyas escalinatas están bellamente decoradas con dos esculturas con forma de cabeza de águila.
    • En tercer lugar, encontramos el “Templo de los Caballeros Águila” (2A), también conocido como Templo de Tezcatlipoca Rojo.
    • En cuarto lugar, visualizamos el “Recinto de los Caballeros Ocelote” (3). Los guerreros ocelotes, representaban a guerreros privilegiados que en este caso rendían su tributo al dios Tezcatlipoca.
    • En quinto lugar, podemos observar el “Templo de Tezcatlipoca” (3A). Debajo del actual Museo de la Secretaría de Hacienda se encuentran las ruinas del Templo del dios Tezcatlipoca. Este museo, luego del terremoto de 1985 sufrió graves daños, por lo que debió ser cerrado.
    • En sexto lugar, se encuentra la “Residencia de los sacerdotes” (4), conocida como Calmecac o Calmecatl. La construcción se ubica sobre un costado de la avenida de Donceles. Este lugar era habitado por sacerdotes y a la vez funcionaba como escuela.
    • En séptimo lugar, se halla el “Templo de Quetzalcóatl” (5). Este templo es la excepción de todo el conjunto, pues tiene una base de forma circular que contrasta con todas las demás de forma rectangular. Sin embargo, es típica de todas las estructuras dedicadas a Quetzalcóatl (dios del conocimiento y de la creación).
    • En octavo lugar, nos encontramos con “La Cancha del Juego de Pelota” (6), también conocido como Tlachtli o Teutlachtli. El juego de la pelota se jugaba con los pies descalzos, y únicamente, la pelota podía ser golpeada con las caderas, las rodillas o los codos. El equipo que ensartaba primero la pelota en su aro, no en el contrario, era el que ganaba.
    • En noveno lugar, hallamos el “Templo del Sol” (7). El Templo del Sol habría ocupado un sitio de forma cuadrangular, que coincide con el alineamiento y dimensiones del edificio Sagrario.
    • En décimo lugar, vemos el “Coateocalli” (8), sinónimo de Coacalco. En este lugar se guardaban los ídolos que representaban a los dioses de los territorios conquistados.
    • En undécimo lugar, observamos el “Templo de Chihuacóatl” (9), que se traduce como “mujer serpiente”, quien era la diosa de la fertilidad en la mitología azteca.
    • En duodécimo lugar, está el “Templo a Chicomecóatl” (10), lo cual se traduce como “siete serpientes”, era la diosa de las cosechas, el maíz y la fertilidad de la tierra.
    • Entre los últimos, hayamos el “Templo de Xochiquetzal” (11), que representaba a la diosa de las flores, la danza, los juegos y la agricultura, y su nombre significaba “pájaro flor”.
  • Para finalizar, mencionaremos a “Tozpalatl” (12) y a “Huey Tzompanti” (13), que representaba el altar donde se depositaban los cráneos de las víctimas para el sacrificio.

 
 
 

CARACTERÍSTICAS RELEVANTES

 

 

  • Tras el asentamiento de los aztecas (mexicas) en el islote, solicitaron al gobierno de Culhuacán, que enviaran a Tenochtitlán un miembro de su clase real para que los dirigiera. De esta manera, Acamapichtli se convirtió en el primer tlatoani. Sin embargo, desde su independencia, los mexicas comenzaron procesos que los llevarían a engrandecer su ciudad, y mirado desde este aspecto, el verdadero primer tlatoani de Tenochtitlán es Itzcóatl.

 

  • Lo primero que hicieron los mexicas al llegar al lugar, fue construir el templo a su dios Huitzilopochtli.

 

  • Dividen la ciudad de tal manera que quedan cuatro grandes calzadas, que salen de la plaza ceremonial de Tenochtitlán.

 

  • Tenochtitlán estaba cruzada de lado a lado por tres amplias y largas avenidas que se extendían hasta tierra firme. Al oriente no existía calzada ya que el límite era el Embarcadero Texcoco, que comunicaba a la ciudad con la ribera oriente. Paralelos a estos canales siempre había una amplia calle.

  • A pesar de que el lago de Texcoco era salado, la ciudad estaba rodeada de agua dulce gracias a los diques construidos por los mexicas y que permitían concentrar ahí el agua que desembocaba de los ríos que alimentaban al lago.

 

  • A través del tiempo, los mexicas fueron adquiriendo gran experiencia militar, pues habían practicado en variadas contiendas.

 

 

  • En términos generales, la ciudad está formada por una enorme plaza, delimitada en sus cuatro lados por una plataforma, la cual sólo era interrumpida por las puertas que comunicaba a las grandes calzadas.

 

  • La “simetría” de la ciudad era mantenida por medio de un funcionario llamado “calmimilócatl”, que debía supervisar cualquier construcción y evitar que se invadieran las calles y canales, que eran previamente construidos.

 

  • Se introdujo el concepto de “propiedad comunal”, que era un pedazo de terreno entregado a cada uno de los miembros del calpulli.

 

  • Los nobles heredaban sus tierras. Si una persona poseedora de una tierra moría sin descendencia, pasaba automáticamente al tlatoani.

 

  • La educación, a la cual le daban gran importancia, se centraba básicamente en tres instituciones: Calmécac (clase alta), Telpochcalli (macehuales, “no privilegiados”) y Cuicalli (canto y desarrollo musical).
 
 
FUENTES ECONÓMICAS
 
 
La cuenca de México ofrecía una gran cantidad de recursos naturales. Los aztecas aprovisionaban la ciudad mediante una agricultura intensiva con cultivo en tierra firme, en chinampas (cultivos flotantes en pantanos y orillas de los islotes) y el aprovechamiento de la fauna ribereña (peces, aves, ajolotes, ranas, acociles, insectos, conejos, venados, garzas). Con el paso del tiempo, los aztecas comenzaron a recibir más y mejores tributos, lo que ocasionó el cambio de productos cultivados y el incremento de las actividades no-agrícolas.El uso de la canoa era fundamental para el tejido de una red complicada que movía el sistema económico mediante el intercambio y la movilidad de los productos.Su economía se caracterizaba por la importancia de dos actividades fundamentales: la agricultura y el comercio. La agricultura, los llevó a desarrollar su propia forma de cultivar, se basaba en el cultivo de maíz, legumbres y flores sobre las tierras que llamaban: las Chinampas. Se podría decir, que los aztecas tenían una dieta básicamente vegetariana, esto ocurría, básicamente, por los recursos que les otorgaban sus tierras.Los principales productos elaborados y obtenidos por ellos eran: maíz, frijoles, tomaste, calabazas, tunas, entre otros. La pieza clave en la agricultura de Tenochtitlán, fue el maíz, que gracias a la acción humana logró convertirse en uno de los recursos fundamentales de las civilizaciones.
 


Las herramientas para trabajar estas tierras eran simples, puesto que sólo utilizaban la coa (palo usado para la labranza) que se ensanchaba en azada.

El comercio, por su lado, estaba a cargo de los pochetcas (comerciantes) que, a pesar de su nivel social elevado, no quedaban exentos de pagar tributo. Generalmente, el comercio se realizaba a través del trueque de mercancías, equivalentes en valor; o por medio de la moneda, que era representada por granos de cacao o habichuelas. Esta clase de comercio favoreció el intercambio de productos, y por lo tanto el desarrollo posterior de Tenochtitlán.

 

El comercio se desempeñaba en los “Tianquiztli”, que eran amplios súper mercados que contaban con una gran concurrencia diaria, que cada día vendía o compraba cosas necesarias para su familia. Las mercancías se encontraban en un riguroso orden, y contaban con jueces y supervisores, los que además de recolectar los tributos, verificaban las transacciones, ya que muchas solían ser ilícitas.Además podemos mencionar que practicaban la caza, en la que usaban arcos y flechas. La laguna de Tenochtitlan poseía una amplia variedad de aves y pájaros de diferentes especies. Ellos también practicaban la pesca con redes y señuelos. Las aguas de la laguna eran muy ricas en peces diferentes.
 
 
Por su lado, los artesanos recibían materias primas de alta estima como obsidiana de gran calidad, jade, turquesa y otras piedras semipreciosas, basaltos, cobre, plata y oro. Con estas materias primas, se realiziaban objetos de gran utilidad, con los cuales los artesanos pagaban las materias primas que habían adquirido del gobierno central.
 
 
 ORGANIZACIÓN POLÍTICA Y SOCIAL
 
 
La organización política de los habitantes de Tenochtitlán, era en teoría democrática. Pero se podría definir como una organización basada en una teocracia militar “pero en la que el fin guerrero estaba subordinado al fin religioso y en la que el mismo emperador, era un sacerdote”.
 
La religión no influía únicamente en la organización política, sino que también lo hacía en la organización social. Un grupo de familias o clanes constituían una tribu. Entre los tenochcas había 20 clanes o calpullis, cada calpulli tenía asignada una zona de tierra cultivable; los habitantes de un calpulli se repartían el trabajo de sembrar y cosechar esas tierras. En cada calpulli los jefes de familia elegían un representante (calpullec), asesorado por un consejo de ancianos (huehuetque). Los representantes de cada calpulli, formaban el tlatocan, organismo que presidía el gobierno general de Tenochtitlán. Los españoles del lugar, llamaron rey, era el hombre que ocupaba el puesto supremo entre todos los jefes, llamado Tlacatecuhtli (señor de los hombres), también denominado “Tlatoani”. El cargo del Tlacatecuhtli era electivo.

Aún cuando no existían clases sociales remarcadas, se pueden mencionar los siguientes rangos:

    • Nobles (pipiltin), entre los cuales estaban los caballeros águila y los caballeros ocelote.
    • Sacerdotes, los cuales podían proceder tanto de una familia humilde como de una noble.
    • Artesanos, divididos en pochtecas (comerciaban fuera de la ciudad) y tlanamacani (que comerciaban en la ciudad).
    • Plebeyos o campesinos libres (macehualtin).
  • Siervos (mayeques) campesinos que estaban en calidad de siervos.
  • Esclavos (tlacotin), generalmente esclavos de guerra que iban al sacrificio o eran ocupados en diversas tareas.

Su organización social y política descansaba en la idea de que las fuerzas que le imprimían energía al cosmos se manifestaba en los gobernantes, quienes representaban las distintas fuerzas acumuladas por los dioses. El estado, su capital y cada uno de sus pueblos, construyeron una organización política como una réplica de la configuración del cosmos. Cada una de las creaciones terrestres, estaba asentada en las cuatro partes del cosmos por donde “circulaban las fuerzas”. La dualidad cósmica servía de modela para organización política. En Tenochtitlán, aparece clara la delegación divina en dos señores divinos: el “tlatoani” por un lado, y el “cichuacóatl” por otro.

 
 CURIOSIDADES
 
    • Este manuscrito azteca fue encargado por el primer virrey de México, Antonio Mendoza. En él se relata la historia del imperio azteca desde la fundación de Tenochtitlán hasta su conquista por las tropas españolas de Hernán Cortés. Gracias a él podemos conocer el número de provincias con que contaba el imperio así como las costumbres más características de esta cultura: ritos funerarios, matrimonios, educación de los hijos.

    • La creencia que las ruinas tenochcas antiguas podrían estar debajo de la plaza de la ciudad de México fue confirmado primero en 1790 cuando trabajadores que revestían la plaza central descubrieron esculturas monolíticas conocidas como el Calendario de Piedra y la estatua Coatlique.
    • La comparación con estructuras existentes, tales como los restos de una escalera del templo en Tenayuca que se extiende siete millas al norte de la plaza, dio a los historiadores de arquitectura algunas indicaciones de las proporciones del Gran Templo.

    • El 21 de febrero de 1978, los trabajadores de electricidad de la Ciudad de México estaban excavando debajo del nivel de la superficie de la calle al noroeste de la catedral, cuando encontraron un bloque de piedra monolítico tallado. Se llamó inmediatamente a arqueólogos a la escena para salvar lo que resultó ser un disco tallado en piedra, en relieve de forma humana. Los arqueólogos, identificaron la imagen de una diosa conocida como “Coyolxauhqui”.
    • Una examinación cuidadosa de la piedra de Coyolxauhqui llevó a los arqueólogos a la conclusión que el monumento estaba “en situ,” que significa que nunca fue visto por los españoles, mucho menos quebrada y re-enterrada.
    • Desde 1980 se han llevado a cabo excavaciones, descubriendo nada menos que seis bloques de edificios separados del Gran Templo, así como también un gran número de templos y palacios más pequeños en los alrededores. Se excavaron muchos escondites de objetos de incalculable valor, enterrados del Gran Templo.

    • Entre los descubrimientos más dramáticos están las imágenes de la vida aterradora, que los arqueólogos mexicanos identifican como Mictlantecuhtli, dios del inframundo.
    • Una ilustración del Códice Florentine del siglo XVI muestra a Huitzilopochtli parado en la cúspide de Coatepec, matando a Coyolxauhqui y a sus cuatrocientos hermanos.
    • Las canciones y las historias aztecas describieron cuatro grandes etapas del pasado cada una destruida por alguna catástrofe provocada por dioses vengativos.
    • La reconstrucción de un “macuahuitl” (arma preferida del ejército azteca). Tallado en madera dura, se ajustó con cuchillas de obsidiana a lo largo de dos bordes cortantes. El arma era tan afilada como una navaja y su intención era mutilar o deshabilitar al enemigo para capturarlo.
    • En las guerras, después de que un enemigo era capturado, él era incapacitado con un collar de madera y llevado de regreso a Tenochtitlán para una presentación formal. La intención era literalmente “traer la guerra a la casa.”
  • El cráneo de un enemigo era exhibido como un trofeo. Los restos de estos tzompantlis han sido encontrados en excavaciones.

 

 

 
ESTADO ACTUAL
 
 
Monumento a la fundación de la Gran Tenochtitlán
 
Las esculturas monumentales de Tenochtitlan continúan fascinando a la gente hoy en día. Dioses del sol llenos de garras y colmillos ondulados, serpientes cascabel saliendo de los cuellos de diosas decapitadas, entre otras. Está claro que los monolitos fueron colocados dentro y alrededor del Gran Templo de Tenochtitlán para dar contexto y significado a la arquitectura religiosa y a los dioses venerados allí.
Poco queda de la arquitectura azteca. Sólo subsisten los restos del Templo Mayor de Tenochtitlan.
Actualmente, el “Templo Mayor de México-Tenochtitlán” es una de las revelaciones arqueológicas más impactantes de los últimos años en la arqueología mexicana, se han hallado piezas que por fortuna al ser enterradas por los mismos aztecas, han sido conservadas casi íntegras.
 
 

 Ruinas del Templo Mayor

  
 
 DECADENCIA
 
 
Los mexicas, luego de un tiempo, se habían consolidado como el pueblo más fuerte de toda Mesoamérica. En el año 1502, murió el tlatoani Ahuízotl. Moctezuma Xocoyotzin le sucedió en el cargo.
Cristóbal Colón, por su parte había llegado a América. Y dentro de Europa, principalmente en España, se estaban planeando expediciones a nuevos lugares.
Llegaba entonces Cortés a Tenochtitlan, el 8 de noviembre de 1519, siendo recibido y hospedado por Moctezuma, quién fue luego capturado sin oponer mayor resistencia. Cortés dejó al mando de la Guarnición a Pedro de Alvarado, (para arreglar sus “conflictos” con Diego Velásquez), quien cometió grandes excesos, desatando la furia del pueblo. Al llegar Cortés, mandó llamar a Moctezuma para que calmara a la gente, pero el pueblo respondió apedreándole, lo cual causó su muerte en Junio de 1521.
El nuevo tlatoani organizó a la fuerzas del ejército para sacar a los españoles del lugar. El 13 de junio de 1520, los aztecas finalmente derrotan a los españoles, episodio conocido como la “Noche Triste”.
Los españoles refuerzan sus tropas. El tlatoani anteriormente elegido, muere y es sucedido por otro. Los españoles cortaron el agua, hicieron matanzas, obligaron a los mexicas a desplegarse, hasta que finalmente, el 13 de agosto de 1521, cayó la Gran Tenochtitlan.
 
 
CONCLUSIÓN
 
 
Gracias a este trabajo, pudimos cumplir todos los objetivos mencionados en la introducción. Conocimos y comprendimos el modo de ser de la ciudad de Tenochtitlán, sus orígenes, organización, el desarrollo evolutivo de esta, y su posterior decadencia.
 
Valoramos a Tenochtitlán como la gran ciudad que es, y admiramos su legado, que quedará sellado por siempre.
 
Twitter @Mpdesconocido

Deja un comentario