Las OVNIs ETs son reales —admite ex-Director de Lockheed en su lecho de muerte

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/F41y0y
Comparte este material

Según el artículo publicado en el informe de Mayo 2010 de la revista UFO MUFON, Ben Rich, el “Padre del Caza-Bombardero Stealth” y ex-Director de Lockheed Skunk Works, había filtrado información sobre la realidad de las visitas extraterrestres a nuestro planeta, como así también que los militares de EE.UU. viajan a las estrellas gracias a los avances obtenidos mediante la ingeniería inversa aplicada a naves alienígenas estrelladas. Lo que dijo podría ser nuevo para muchas personas hoy en día, pero dicha información fue revelada antes de su muerte en Enero de 1995. Sus declaraciones han ayudado a dar credibilidad a los informes que afirman que militares de EE.UU. han estado volando vehículos que imitan a las naves alienígenas. “Dentro de Skunk Works (entidad de Lockheed donde se desarrolla este tipo de investigaciones secretas), eramos un grupo pequeño, consistente y cohesivo, de cerca de cincuenta ingenieros y diseñadores veteranos junto con un centenar de operarios expertos y trabajadores. Nuestro fuerte era la construcción de aviones tecnológicamente avanzados puestos a disposición de misiones de alto secreto,” declaró Ben Rich. “Ahora tenemos la tecnología para llevar a casa a los ETs. No, no llevaría la vida entera lograrlo. Hay un error en las ecuaciones. Sabemos lo que es. Ahora tenemos la capacidad para viajar a las estrellas. En primer lugar, usted tiene que entender que no vamos a llegar a las estrellas con la propulsión química. En segundo lugar, tenemos que idear una nueva tecnología de propulsión. Lo que tenemos que hacer es averiguar donde Einstein se equivocó”, agregó. El ex-Director de Lockheed sabía acerca de los visitantes extraterrestres Ben Rich tenía conocimiento sobre la influencia que el incidente Roswell había tenido en los diseños de los modelos Testor y los aviones más secretos de EEUU, los cuales fueron basados en la nave alienígena recuperada en el incidente. También señaló que: 1. Existen dos tipos de OVNIs —los que nosotros construimos y los que “ellos” construyen. Aprendimos tanto de lo que se recuperó en los accidentes como de aquello que nos “cedieron”. El gobierno lo sabía y hasta 1969 tuvo un papel activo en la administración de estos datos. Luego de la “purga” de Nixon en 1969, la administración pasó a manos privadas… 2. Casi todos los diseños “biomórficos” de naves aeroespaciales fueron inspirados en el objeto alienígena estrellado en Roswell —desde los SR-71 Blackbird hasta los presentes drones, UCAVs, y naves espaciales. 3. Ben era de aquellos que pensaban que el público no debía enterarse sobre de la presencia extraterrestre en nuestro planeta. Creía que no podrían manejar la verdad —nunca. Solo en los últimos meses de su vida, ya abatido por una enfermedad, comenzó a pensar que los “directores de corporaciones internacionales” que tenían en sus manos el “Asunto” pueden representar un problema mayor para la libertad personal de cada ciudadano que la presencia de visitantes de otros mundos. Un ingeniero confirma la historia “Estos OVNIs son de gran tamaño y son capaces de detenerse en seco, hacer giros de 60, 45, o 10º, y luego revertir la acción. Durante el alunizaje del Apolo, Neil Armstrong vio allí esas naves gigantescas y dijo que a los ocupantes de éstas no les parecía agradar nuestra presencia. Cuando trabajé para Skunk Works con Kelly Johnson, firmamos un acuerdo con el gobierno para mantener todo esto en secreto” —admitió Don Williams, ingeniero de Lockheed Skunk Works y contratista de la CIA. “La investigación sobre fuerzas antigravitacionales estaba en progreso. Sabíamos de la existencia de alguna nave capturada en Roswell en 1947, eran reales. Y sí, es verdad que obtuvimos cierta tecnología a partir de ellas, además las pudimos hacer funcionar. Era parte de la llamada ‘industria oculta’. Si quieren la pueden rotular como negra o muy negra. “El conocimiento que tenía de estas tecnologías vino de la nave que capturamos aquí. No vi la nave, ni siquiera los cuerpos, pero conocía a algunas personas que sí tuvieron acceso a verlos. No existía duda alguna, estos seres no eran de este mundo.”

Deja un comentario