Las sirenas son reales ?

plantilla-para-publicaciones
La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/OlLjBv
Comparte este material

plantilla-para-publicaciones

La gente está preguntando, a raíz de un nuevo especial sobre las sirenas, si las sirenas existen o no.

Una mirada a la historia muestra que mucha gente alrededor del mundo ha avistado o incluso experimentado directamente a las sirenas. He aquí una línea de tiempo de algunos de los avistamientos y experiencias más importantes, incluyendo a Cristóbal Colón, John Smith y William Shakespeare.

Siglo I: Plinio el Viejo escribe sobre las nereidas, o mujeres con cuerpos rugosos, y escamosos como de pez. Están “sentadas sobre delfines, o ketoi, o hipocampos”, en algunos casos, escribe en Historia Natural.

Plinio describe cómo el legado de Gaul escribió al último emperador Augusto sobre “un considerable número de nereidas” que “se encontraron muertas en la orilla del mar”. Además, “yo también tengo algunos informantes distinguidos de rango ecuestre, que declaran que ellos mismos vieron una vez en el océano de Gades un hombre pez”, escribe Plinio, según una traducción de la Universidad de Chicago.

Siglo V: En el libro Physiologus, del que se dice que ha sido escrito o compilado en griego por un autor desconocido, hay una porción dedicada a “la naturaleza de la sirena” que es traducida por la estudiante graduada Mary Allyson Armistead como sigue:

“En el mar hay muchas maravillas.

La sirena es como una doncella:

En pecho y cuerpo se encuentra así unida:

Del ombligo para abajo no es como una doncella

Sino un pez muy cierto con aletas salientes.

Esta maravilla habita en un lugar cambiante donde el agua toca fondo.

Ella hunde barcos y causa sufrimiento,

Canta dulcemente – esta sirena – y tiene muchas voces,

Muchas y resonantes, pero son muy peligrosas.

Los marineros olvidan su dirección debido a su canto;

Se adormecen y duermen y despiertan demasiado tarde,

Y los barcos se hunden en un remolino y no pueden emerger nunca más.

Pero los hombres sabios y precavidos son capaces de regresar;

A menudo escapan con toda la fuerza que tienen.

Han dicho de esta sirena, que es tan grotesca,

Mitad doncella y mitad pez: algo quiere decir esto”.

Entre 1040 y 1105: Rabbi Shlomo Yitzchaki, o Rashi, describe a las sirenas en el Talmud.

“Hay peces en el mar cuya mitad es en la forma de un hombre y la otra mitad en la forma de un pez, llamados sereine en francés antiguo”, escribió.

También, no mucho después, el Moshav Zekeinim, un comentario sobre la Torá, por los tosafistas medievales, explica a las sirenas, según el libro Monstruos sagrados.

“Esto se refiere a la criatura en el mar que es similar en parte a una persona, del ombligo para arriba, y es similar a una mujer en todos los aspectos, esto es que tiene pechos y cabello largo como el de una mujer, y del ombligo para abajo es un pez”, está escrito en el comentario. “Y canta bellamente, con una agradable voz”.

FUENTE: http://www.lagranepoca.com/

Deja un comentario