LOS ANGELES CAIDOS Y LOS NEPHILIM SEGUN EL LIBRO DE ENOC

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/4M59SC

PUBLICIDAD

¿Quien escribió el libro de Enoc, y cuando se escribió?,

si lee usted el libro de Enoc verá que es el propio Enoc,

séptimo desde Adán, quien lo escribió. Esto significa que el libro de Enoc ¡Tiene 5.500 años de antiguedad aproximadamente!, ya que Enoc nació 622 años después de la creación de Adán

¡Esto significa que el libro de Enoc es el libro más antiguo de la tierra!

En el capitulo 37 se describe la descendencia desde Adán.

Capítulo 37

1 La segunda visión que él vio -visión de sabiduría- que vio Enoc, hijo de Jared, hijo de Mahalalel, hijo de Kainan, hijo de Enos, hijo de Set, hijo de Adán.

De como Enoc estaba perfectamente informado de lo que escribió.

Capítulo 81

1 Me dijo: “Mira Enoc estas tablillas celestiales, lee lo que está escrito allí y señala cada dato”.

2 Miré las tablillas celestiales y leí todo lo que estaba escrito y lo comprendí todo; leí el libro de todas las acciones de la humanidad y de todos los hijos de la carne que están sobre la tierra, hasta las generaciones remotas.

5 Esos siete santos me llevaron y me colocaron sobre la tierra frente al portón de mi casa y me dijeron: “Da a conocer todo a Matusalén tu hijo; enseña a todos sus hijos que ningún ser de carne es justo ante el Señor, porque Él es su Creador.”

6 “Te dejaremos un año al lado de tu hijo hasta que des tus instrucciones, para que enseñes a tus hijo, escribir para ellos lo que has visto y lo testifiques a todos tus hijos; luego, en el segundo año se te separará de ellos.”

10 En esos días terminaron de hablarme y yo regresé con mi gente, bendiciendo al Señor del universo.

Capítulo 92

1 Lo que escribió Enoc y entregó a Matusalén su hijo, y a todos los que habitan la tierra firme para que obren el bien y la paz:

He aquí una condena a los idólatras, a los satanistas, y a los magos negros, expresada muy claramente:

Capítulo 99

7 Los que adoran la piedra y los que fabrican imágenes de oro, plata, madera o barro y los que adoran espíritus impuros o demonios y toda clase de ídolos sin discernimiento, a ellos ninguna ayuda les llegará.

He aquí las razones del diluvio mundial, los anteriores diluvios fueron parciales. Aquí se aprecia que descendieron espíritus (ángeles de Dios), no astronautas materiales.

Capítulo 106

13 Entonces yo Enoc, le respondí diciendo: “Ciertamente restaurará el Señor su ley sobre la tierra, según vi y te conté, hijo mío. En los días de Yared, mi padre, transgredieron la palabra del Señor.”

14 He aquí que pecaron, transgredieron la ley del Señor, la cambiaron para ir con mujeres y pecar con ellas; desposaron a algunas de ellas, que dieron a luz criaturas no semejantes a los espíritus, sino carnales.

15 Habrá por eso gran cólera y diluvio sobre la tierra y se hará gran destrucción durante un año.

16 Pero ese niño que os ha nacido (Noé) y sus tres hijos, serán salvados cuando mueran los que hay sobre la tierra.

17 Entonces descansará la tierra y será purificada de la gran corrupción.

18 Ahora di a Lamec: ”él es tu hijo en verdad y sin mentiras, es tuyo este niño que ha nacido”; que le llame Noé porque será vuestro descanso cuando descanséis en él y será vuestra salvación, porque serán salvados él y sus hijos de la corrupción de la tierra, causada por todos los pecadores y por los impíos de la tierra, que habrá en sus días.” (Gn 5:29)

Capítulo 55

4 “reyes y poderosos que habitáis sobre la tierra, veréis a mi Elegido sentarse sobre el trono de gloria y juzgar a ”Asa”el, sus cómplices y sus tropas, en el nombre del Señor de los espíritus”.

(Mc 14:62)

La orden expresa dada por la jerarquía era: no descender sobre la tierra, no ser visibles, no mezclar genes, no variar el desarrollo evolutivo natural , y no enseñar los secretos del cielo. Se desobedeció esta ordén.

Capítulo 64

1 Después, vi otras figuras ocultas en ese lugar.

2 Escuché la voz de un ángel diciendo: “Estos son los Vigilantes que descendieron sobre la tierra y le revelaron a los humanos lo que era secreto y los indujeron a pecar”.

Capítulo 108

1 Otro libro que escribió Enoc para su hijo Matusalén y para aquellos que vendrán después de él y guardarán la ley en los últimos días.

¿Como sobrevivió entonces el libro de Enoc al Diluvio?, como veremos después, el propio libro de Enoc dice que este libro profético pasó por herencia familiar al hijo de Enoc: Matusalén (Gen.5:21), y este se lo pasó a su hijo Lamec (Gen.5:25).

¿Y quien fue el hijo de Lamec?, ¡fue Noé! (Gen.5:28-29). Por lo tanto, el libro profético de Enoc llegó a manos de Noé, y este lo llevó en el arca cuando llegó el diluvio mundial, en el año 600 de la vida de Noé (Gen.7:6).

También Enoc describió la corrupción del mundo en la época antediluviana, y las razones por las cuales el mundo de entonces se hundió en la violencia y maldad más espantosa, algo que es mencionado también en el Génesis (Gen.6:11-13).

Enoc y el propio Génesis mencionan que los hijos de Dios descendieron del cielo para procrear con las hijas de los hombres (Gen.6:1-2), y Enoc llamó a esos hijos de Dios “los vigilantes del cielo”, porque la misión de ellos es vigilar al ser humano y protegerlo, sin embargo, un grupo de esos ángeles decidieron un día descender a la tierra para fornicar con las hijas de los hombres y engendrar una nueva especie sobre la tierra, una nueva raza de gigantes, incluso el libro de Enoc menciona el número de esos ángeles malvados que descendieron a la tierra, sobre el monte Hermón: fueron 200, los cuales tomaron para sí las mujeres más hermosas del planeta, y de esa unión sexual de esos ángeles extraterrestres con las mujeres terrestres nació una nueva raza de GIGANTES de una maldad y violencia indescriptible.

Esos “vigilantes del cielo” que descendieron a la tierra para procrear con las mujeres terrestres enseñaron a los humanos todo tipo de conocimientos ocultos, hechicerías, y magia satánica, así como a fabricar todo tipo de armas de guerra para luchar entre ellos, y de esta manera el mundo de la época antediluviana se llenó de maldad y de violencia, entonces es cuando el Creador supremo, decidió exterminar a todos los seres humanos malvados, así como a los gigantes, con un diluvio de agua que cubrió todo el planeta, y a esos ángeles rebeldes que se corrompieron con las mujeres de la tierra los encadenó en prisiones abismales, hasta el día del juicio.

Mientras tanto según prosigue el Libro de Enoch , los Arcángeles Miguel, Uriel, Rafael y Gabriel, miraron hacia abajo desde el cielo y viendo los estragos se dijeron “Debemos informar a Dios de lo que está sucediendo” (Enoch 9:1-11)

Una vez que a los Vigilantes celestiales les encargaron de la vigilancia del planeta, la influencia de Luzbel (Jefe del Universo hasta ese entonces) y de su lugarteniente Satanas (Principe planetario de la tierra) – ambos en rebeldía por soberbia contra el Dios Eterno desde hace 500,000 años – se dejó sentir nuevamente, esta vez sobre un grupo de doscientos ángeles del comando de Semiazas, para que transgredieran el orden, dejándose llevar por la sensualidad propia de un planeta paradisíaco y de vibraciones extrañas a ellos.

Así, ellos cometieron una gravísima infracción al tener relaciones sexuales con los seres humanos de la Tierra, algo que estaba estrictamente prohibido por las graves consecuencias que pondría en peligro, una vez más, la consecución del proyecto.

Esto ocurrió en el Monte Hermón.

Lo más inquietante de esta historia, es que se halla registrada en un libro antiquísimo, llamado “El Libro de Enoch”.

Y este acontecimiento, en contra de la idea que sucedió hace unos pocos miles de años, en realidad ocurrió en tiempos más lejanos.

Para tener una idea de esto, recordemos que el Génesis cita a Enoch como un patriarca longevo de una séptima generación después de Adán (Génesis 5:18); más tarde vendrían nombres muy conocidos como Matusalén, o Lamec, el padre del célebre Noe, quien, como sabemos, era un superviviente de la Atlántida.

Si Enoch pudo describir lo que pasó en el Monte Hermón, es porque se trataba de un acontecimiento antiguo.

El Pacto del Monte Hermón: El Libro de Enoch describe a “200 ángeles” que descienden (se supone en aparatos voladores) en el Monte Hermón entre la actual Siria, Líbano y la antigua Israel y se unen a las hijas de los hombres.

Eran encabezados por un ser denominado Shemiaza.”Hagamos parejas con ellas y tengamos hijos…” (Enoch, Libro de los Vigilantes 6:2)

Según el Genesis 6:4 Había ya gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que llegaron los hijos de Dios a unirse a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

Judas 6-14-16 y 2daPedro no hacen referencia a pecado de que se unieran sexualmente con los humanos hacen referencia a la caida de la gracia de Dios con Satanas…

Nephilim: (los Gigantes) – Los Nefilim o Nephilim (en hebreo הנּפלים, nefilim, “derribadores”) son, en la Biblia y otros escritos religiosos judíos y cristianos tempranos, un pueblo de gigantes o titanes que se mencionan en el Génesis 6:4 y en el Libro de los Números 13:33.

Emim (los temibles)

Rephaim (los muertos)

Anakim (los de cuello largo)

No debemos confundir a los hijos resultantes de los que bajaron del cielo y las mujeres terrestres, de los hijos entre dos gigantes, de los hijos de la unión de padre que descendió e hijo nacido con terrestre, e incluso de los que bajaron del cielo y animales. Con ello podemos explicar la presencia de monstruos como Ciclope, Sansón, Og y otros.

Capítulo 6

1 Así sucedió, que cuando en aquellos días se multiplicaron (venían de un diluvio anterior) los hijos de los hombres (terrestres supervivientes selectos), les nacieron hijas hermosas y bonitas;

2 y los Vigilantes, hijos del cielo las vieron y las desearon, y se dijeron unos a otros: “Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos”.(Gn 6:1-4)

3 Entonces Shemihaza que era su jefe, les dijo: “Temo que no queráis cumplir con esta acción y sea yo el único responsable de un gran pecado”.

4 Pero ellos le respondieron: “Hagamos todos un juramento y comprometámonos todos bajo un anatema a no retroceder en este proyecto hasta ejecutarlo realmente”.

5 Entonces todos juraron unidos y se comprometieron al respecto los unos con los otros, bajo anatema.

** Anatema : (del latín anathema, y éste del griego Ανάθεμα) significa etimológicamente ofrenda, pero su uso principal equivale al de maldición, en el sentido de condena a ser apartado o separado, cortado, de una comunidad de creyentes.

** Monte Hermón ( árabe : جبل الشيخ, Jabal el-Sheij, “Montaña del Jefe”, en hebreo : הר חרמון, Har Hermon “, el Monte Hermon”) es un grupo de montaña en el Anti-Líbano cordillera . Su cumbre extiende a ambos lados de la frontera entre Siria y el Líbano [1] y, en 2814 m (9.232 pies) sobre el nivel del mar , es el punto más alto en Siria. Los Evangelios hablan de Jesús y sus discípulos en camino al norte de Betsaida en el Mar de Galilea a la ciudad de Cesarea de Filipo en la base sur del Monte Hermón ( Mateo 16:13 ; Marcos 8:27 ). Monte Hermón es un posible sitio de la Transfiguración , donde Jesús , según el Nuevo Testamento, tomó a tres de sus discípulos, Pedro , Santiago y Juan , sobre una alta montaña para orar. Jesús se dice que se convirtió en radiante blanco y conversaba con Moisés y Elías , que había aparecido junto a él.

7 Estos son los nombres de sus jefes: Shemihaza, quien era el principal y en orden con relación a él, Ar”taqof, Rama”el, Kokab”el, -”el, Ra”ma”el, Dani”el, Zeq”el, Baraq”el, ”Asa”el, Harmoni, Matra”el, ”Anan”el, Sato”el, Shamsi”el, Sahari”el, Tumi”el, Turi”el, Yomi”el, y Yehadi”el.

8 Estos son los jefes de decena.

Capítulo 7

1 Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas.

2 Quedaron embarazadas de ellos y parieron gigantes de unos tres mil codos de altura que nacieron sobre la tierra y conforme a su niñez crecieron;

3 y devoraban el trabajo de todos los hijos de los hombres hasta que los humanos ya no lograban abastecerles.

4 Entonces, los gigantes se volvieron contra los humanos para matarlos y devorarlos; (Sal 14:4; Mi 3:3)

5 y empezaron a pecar contra todos los pájaros del cielo y contra todas las bestias de la tierra, contra los reptiles y contra los peces del mar y se devoraban los unos la carne de los otros y bebían sangre. (Jr 12:4)

6 Entonces la tierra acusó a los impíos por todo lo que se había hecho en ella. (Gn 6:5-11,13; Ap 12:16)

Capítulo 8

1 Y ”Asa”el enseñó a los hombres a fabricar espadas de hierro y corazas de cobre y les mostró cómo se extrae y se trabaja el oro hasta dejarlo listo y en lo que respecta a la plata a repujarla para brazaletes y otros adornos. A las mujeres les enseñó sobre el antimonio, el maquillaje de los ojos, las piedras preciosas y las tinturas

2 Y entonces creció mucho la impiedad y ellos tomaron los caminos equivocados y llegaron a corromperse en todas las formas.

3 Shemihaza enseñó encantamientos y a cortar raíces ; Hermoni a romper hechizos , brujería, magia y habilidades afines; Baraq”el los signos de los rayos; Kokab”el los presagios de las estrellas; Zeq”el los de los relámpagos; -”el enseñó los significados; Ar”taqof enseñó las señales de la tierra; Shamsi”el los presagios del sol; y Sahari”el los de la luna, y todos comenzaron a revelar secretos a sus esposas.

4 Como parte de los hombres estaban siendo aniquilados, su grito subía hasta el cielo. (Ex 3:7-9)

Capítulo 9

1 Entonces Miguel, Sariel, Rafael y Gabriel observaron la tierra desde el santuario de los cielos y vieron mucha sangre derramada sobre la tierra y estaba toda llena de la injusticia y de la violencia que se cometía sobre ella.

2 Considerando esto, los cuatro fueron y se dijeron:

“el grito y el lamento por la destrucción de los hijos de la tierra sube hasta las puertas del cielo”.

3 Y dijeron a los santos del cielo: “Es ahora a vosotros a quienes las almas de los hijos de los hombres suplican diciendo ”llevad nuestra causa ante el Altísimo, nuestra destrucción ante la gloria majestuosa y ante el Señor de todos los señores” en cuanto a majestad”.

4 Y Rafael, Miguel, Sariel y Gabriel dijeron al Señor del mundo: “Tú eres nuestro gran Señor, el Señor del mundo, el Dios de dioses, el Señor de señores y el Rey de reyes; los cielos son el trono de tu gloria por todas las generaciones que existen desde siempre; toda la tierra es el escabel ante ti para siempre, y tu nombre es grande, santo y bendito por toda la eternidad.

5 “Eres tú quien todo lo ha creado y en ti reside el poder sobre todas las cosas; todo es descubierto en toda su desnudez ante ti; tú lo ves todo y nada se te puede esconder.

(1Cr 29:10-12, Hb4:13)

6 “Tú has visto lo que ha hecho ”Asa”el, como ha enseñado toda injusticia sobre la tierra y revelado los secretos eternos que se cumplen en los cielos;

7 y lo que ha enseñado a los humanos Shemihaza, al que tú habías dado la facultad de gobernar sobre sus compañeros.

8 “Ellos han ido hacia las hijas de los hombres y se han acostado con ellas y se han profanado a sí mismos descubriéndoles todo pecado.

9 “Luego, estas mujeres han parido en el mundo gigantes, por lo que la tierra se ha llenado de sangre e injusticia. (Gn 6:4,5,11)

10 “Y ahora mira que las almas de los que han muerto gritan y se lamentan hasta las puertas del cielo y su gemido ha subido y no puede cesar debido a la injusticia que se comete en la tierra. (Ap 6:10)

11 “Pero tú que conoces todas las cosas antes de que sucedan, tú que sabes aquello, tú los toleras y no nos dices qué debemos hacerles al observar eso”. (Ha 1:2-4)

Capítulo 10

1 Entonces el Altísimo, Grande y Santo habló y envió a Sariel al hijo de Lamec.

2 Y le dijo: “Ve hacia Noé y dile en mi nombre, ”escóndete”; y revélale la consumación que viene, pues la tierra entera va a perecer, un diluvio está por venir sobre toda la tierra y todo lo que se encuentre sobre ella perecerá.

3 “En seguida enseña al Justo, al hijo de Lamec, lo que debe hacer para preservar su alma para la vida y escapar definitivamente, pues por él será sembrada una planta y serán establecidas todas las generaciones”.

4 Y además, el Señor le dijo a Rafael: “Encadena a ”Asa”el de pies y manos, arrójalo en las tinieblas, abre el desierto que está en Dudael y arrójalo en él;

5 bota sobre él piedras ásperas y cortantes, cúbrelo de tinieblas, déjalo allí eternamente sin que pueda ver la luz,

6 y en el gran día del Juicio que sea arrojado al fuego.

7 “Después, sana la tierra que los Vigilantes han corrompido y anuncia su curación, a fin de que se sanen de la plaga y que todos los hijos de los hombres no se pierdan debido al misterio que los Vigilantes descubrieron y han enseñado a sus hijos.

(Jl 2:22)

8 “Toda la tierra ha sido corrompida por medio de las obras que fueron enseñadas por ”Asa”el, impútale entonces todo pecado”.

9 Y el Señor dijo a Gabriel: “Procede contra los bastardos y réprobos hijos de la fornicación y haz desaparecer a los hijos de los Vigilantes de entre los humanos y hazlos entrar en una guerra de destrucción, pues no habrá para ellos muchos días.

10 “Ninguna petición en su favor será concedida, pues esperan vivir una vida eterna o que cada uno viva quinientos años.

11 Y a Miguel le dijo el Señor: ve y anuncia a Shemihaza y a todos sus cómplices que se unieron con mujeres y se contaminaron con ellas en su impureza,

12 ¡que sus hijos perecerán y ellos verán la destrucción de sus queridos! Encadénalos durante setenta generaciones en los valles de la tierra hasta el gran día de su juicio. (2P 2:4; Judas 6)

13 “En esos días se les llevará al abismo de fuego, a los tormentos y al encierro en la prisión eterna. (Ap 20:10)

14 “Todo el que sea condenado, estará perdido de ahí en adelante y será encadenado con ellos hasta la destrucción de su generación. Y en la época del juicio que yo juzgaré, perecerán por todas las generaciones.

15 “Destruye todos los espíritus de los bastardos y de los hijos de los Vigilantes porque han hecho obrar mal a los humanos.

16 “Destruye la opresión de la faz de la tierra, haz perecer toda obra de impiedad y haz que aparezca la planta de justicia; ella será una bendición y las obras de los justos serán plantadas en alegría para siempre.

17 “En ese tiempo todos los justos escaparán y vivirán hasta que engendren millares. Todos los días de vuestra juventud y vuestra vejez se completarán en paz.

18 “Entonces toda la tierra será cultivada en justicia y toda ella será plantada de árboles y llena de bendición.

19 “Todos los árboles de la tierra que deseen serán plantados en ella y sembrarán allí viñas y cada una de ellas producirá mil jarras de vino y cada semilla producirá mil medidas por una, y una medida de aceitunas producirá diez lagares de aceite.

20 “Y limpia tú la tierra de toda opresión, de toda violencia, de todo pecado, de toda impiedad y de toda maldad que ocurre en ella y hazles desaparecer de la tierra.

21 “Y todos los hijos de los hombres llegarán a ser justos y todas las naciones me adorarán, se dirigirán en oración a mí y me alabarán.

22 “Y la tierra estará limpia de toda corrupción, de todo pecado, de todo castigo y de todo dolor y yo no enviaré más plagas sobre la tierra, hasta las generaciones de las generaciones ni por toda la eternidad.

por: @Mparalelos
veritas-boss

One thought on “LOS ANGELES CAIDOS Y LOS NEPHILIM SEGUN EL LIBRO DE ENOC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD