Los engranajes mecánicos del antiguo Perú: Las llaves de la “puerta dimensional”.

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/VLXr8Rsf

plantilla

PUBLICIDAD

Aunque que no se conoce mucho acerca de estos enigmáticos «engranajes», son considerados por muchos como la última evidencia que acreditaría que hace miles de años atrás, los Incas, una avanzada civilización que floreció en América del sur, poseían tecnología avanzada.

Actualmente cuando se trata el tema de los «engranajes de bronce de Perú» la mayoría de las personas están de acuerdo en que se tratan de artefactos fuera de lugar (ooparts), mientras que los escépticos permanecen seguros que no son más que meros artículos decorativos utilizados por personas antiguas que adoraban al sol. Estas dos teorías han creado un interminable debate entre creyentes y escépticos, quienes han tratado de entender qué son estos enigmáticos discos, y para qué se utilizaban.

En esta imagen se pueden apreciar los numerosos engranajes dentro del mecanismo de Antikythera.
En esta imagen se pueden apreciar los numerosos engranajes dentro del mecanismo de Antikythera.

Hay muy poca información sobre esto en la actualidad, y aunque hay algunas imágenes que representan los supuestos engranajes en buen estado, su propósito ha permanecido en el misterio durante muchos años. La mayoría de los cuadros representan los curiosos artefactos como un total de seis objetos circulares que se asemejan extrañamente a engranajes mecánicos debido a que son dentados.

Esto ha conducido muchos a creer que eran parte de una máquina mucho más grande que fue utilizada por la gente antigua en el Perú. Descubrimientos similares fueron encontrados en el Mediterráneo, cuando los buzos recuperaron el mecanismo de Antikythera, un equipo que se remonta miles de años, compuesto de varios engranajes que misteriosamente se asemejan a los encontrados en Perú.

El mecanismo de Antikythera consta de 37 diferentes tipos de engranajes, y es tan complejo que muchos lo consideran el primer ordenador analógico hecho por el hombre. Se encuentra ubicado en una caja de madera de 340 mm × 180 mm × 90 mm. Se trata de un mecanismo de relojería complejo, compuesto de al menos 30 engranajes de bronce dentados. Sus restos fueron encontrados como 82 fragmentos separados, de los cuales sólo siete contienen inscripciones significativas. El engranaje más grande (claramente en la imagen) es de aproximadamente 140 mm de diámetro y contaba con 223 dientes.

misterio_004-6

Es una tarea complicada el establecer si los «engranajes de bronce del antiguo Perú» fueron utilizados de manera similar como los engranajes dentro del mecanismo de Antikythera. Sin embargo, antes del descubrimiento del mecanismo de Antikythera, los investigadores creían que la antigua humanidad era incapaz de crear máquinas complejas u «ordenadores.»

En otras palabras, el descubrimiento del mecanismo de Antikythera lo cambió todo. Por esta razón no podemos descartar el hecho de que los misteriosos «engranajes de bronce de Perú» pudieron haber pertenecido a un dispositivo similar al mecanismo de Antikythera, a pesar de que los escépticos continúen diciendo que los engranajes de bronce de Perú solo son discos que representan al Sol. Los enigmáticos discos de Perú fueron mencionados por primera vez por el profesor Rafael Larco Hoyle en su libro «Perú». Lamentablemente la información sobre los «engranajes» es extremadamente limitada, por lo que es muy difícil decir para que fueron usados estos artefactos misteriosos en el mundo antiguo.

Puerta Aramu Muru y los enigmáticos engranajes

Otra teoría acerca del misterio de los «engranajes de bronce del antiguo Perú» es eran utilizados junto a la Puerta de Hayu Marca o puerta de Aramu Muru (puerta de los dioses).

Esta misteriosa gran estructura ubicada en la región montañosa de Hayu Marca, en el sur del Perú, cerca del lago Titicaca, es uno de los más enigmáticos monumentos megalíticos de la región. Las personas nativas de la zona hablan de una leyenda en la que esta misteriosa puerta era en realidad «una puerta de entrada a las tierras de los dioses», y a través de ella, muchos héroes y dioses llegaron a la Tierra hace miles de años.

 

Primer plano de la puerta más pequeña (ubicada en el centro de la estructura) en Hayu Marca. En el medio un pequeño agujero sería en donde se colocaba la llave que abriría el «portal»
Primer plano de la puerta más pequeña (ubicada en el centro de la estructura) en Hayu Marca. En el medio un pequeño agujero sería en donde se colocaba la llave que abriría el «portal»

La supuesta Stargate o «Puerta estelar» fue descubierta por Jose Luis Delgado Mamani, un guía de montaña local que estaba explorando el área. Mientras disfrutaba de la vista en la región montañosa de Hayu Marca ubicada al sur del Perú, se percató de la existencia de una estructura gigante que fue tallada en una roca enorme que mide siete metros de altura y 7 metros de ancho, con una misteriosa puerta más pequeña en su centro.

Según algunas leyendas, la puerta más pequeña representa la entrada de las almas mortales, mientras que la entrada más grande y más simétrica era utilizada como una entrada a nuestro mundo para las deidades. Curiosamente, Mamani indicó que él había soñado, desde mucho antes de descubrir esta puerta, con esta estructura y vio lo que parecía ser una puerta cubierta con mármol rosa con varias figuras ubicadas a los lados.

Las leyendas locales dicen que en un pasado distante, un sacerdote inca llamado Amaru Muru, huyó de su templo con un disco sagrado de oro conocido como «la llave de los dioses de los siete rayos». El sacerdote se escondió en las montañas de Hayu Marca por temor de que los conquistadores españoles pudieran arrebatarle la «llave». Más tarde, el sacerdote llegó a la «Puerta de los Dioses» en Hayu Marca, donde mostró la llave a varios otros sacerdotes y chamanes de la zona. Después de haber cumplido con un ritual, se abrió la puerta con una luz azul muy intensa que emanaba del interior.

El cura, Amaru Muru entregó el disco de oro a uno de los chamanes, entró por la puerta y nunca se le volvió a ver. Gracias a las leyendas existentes de la «Puerta de los Dioses», es posible que las enigmáticas «llaves de bronce de Perú» hayan sido utilizadas por los pueblos antiguos en la región como las «llaves» para ingresar por la supuesta puerta que conduciría al reino de los dioses. Tal vez, algunas réplicas fueron creadas en períodos posteriores, con la esperanza de recrear la «la original llave de los dioses que podría abrir una vez más, este portal situado cerca del lago Titicaca.

misteriorevelado.info

PUBLICIDAD