LOS ESCUDOS VOLADORES DE LOS HOPI

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/xD1gIY
Comparte este material

Desde que Kenneth Arnold avistó nueve discos planos saltando erráticamente por el cielo cerca del Monte Rainer en 1947, los platillos voladores han estado firmemente fijados en la conciencia moderna. Desde la pequeña nave espacial plateada de “El día que la Tierra se detuvo” a la nave madre en “Día de la Independencia”, la redonda máquina aérea se ha vuelto uno de los íconos principales de nuestra era. Los vehículos voladores concebibles podrían venir en muchas variedades pero los más comunes parecen ser en forma de disco.

Este fenómeno no está, desde luego, limitado al presente. Poco después del  informe de Arnold  y el infausto UFO crash de Roswell, la edición de primavera de 1948 de Fate Magazinetraía un artículo de un Navajo llamado el Oga-Make:

“La mayoría de ustedes que leen esto son probablemente hombres blancos de una sangre que tiene solo un siglo o dos fuera de Europa. Ustedes hablan en sus escritos de Platillos Voladores o Misteriosas Naves como de algo nuevo, y extrañamente típico del siglo veinte.  ¿Cómo podrían pensarlo de otro modo?  Sin embargo,  si tuvieran ustedes la piel roja, y fueran de una sangre nacida y engendrada de la tierra por incalculables miles de años, sabrían que esto no es verdad. Ustedes sabrían que sus antepasados que vivieron en estas montañas y praderas por innumerables generaciones, habían visto antes estas naves, y han pasado a la historia en las leyendas que son la historia no escrita de sus pueblos.” (1)

Las leyendas de los antiguos indios Hopi también abundan en lo que ellos llaman escudos voladores mágicos. Aunque esta tribu de Arizona del Norte ha sido tradicionalmente conocida como Gente de Paz, el escudo guerrero podría ser una apropiada analogía, porque en la cultura Hopi el concepto de guerra se relaciona inexplicablemente con las estrellas.

El término tradicional usado para platillo volador es paatuwvota. Puesto que la palabra Hopipaa significa agua, paatuwvota posiblemente se refiere a los anillos concéntricos que se expanden en un lago o piscina. Ésta podría ser una descripción metafórica de la manera en que el extraño dispositivo de aerotransporte parece operar. Para un pueblo del desierto como el Hopi, el agua es sinónimo de asombro — quizá del tipo provocado por el avistamiento de estas naves espaciales.

Muchos escudos voladores son pilotados por entidades comúnmente llamadas kachinas. (La ortografía más correcta del término Hopi es katsinam, plural de katsina.) Como los ángeles, estas criaturas benéficas son espíritus mensajeros que actúan como intermediarios entre los dioses y los humanos. Aunque sus máscaras multicolores vienen en variedades interminables, algunas se parecen a cascos espaciales.

Muñeca Aholi Kachina

Lleva una capa de muchos colores que representa

las flores, la claridad del verano, y la germinación.

 

Un kachina bien parecido llamado Pavayoykyasi es conocido por rociar las plantas con el rocío de la mañana que da vida. Su nombre, de hecho, significa literalmente “placa de humedad.” (De nuevo, en el desierto, la humedad significa siempre el asombro.) Esta figura finamente vestida lleva una falda bordada, una faja colorida, y plumas de águila en su cabello. También lleva una vara en su mano y una especie de mochila.

Él se refiere a su aparato volador como “… su mascota, un escudo volador mágico. El escudo tiene dos partes, con la de abajo que gira y la de arriba que permanece inmóvil. Al subir a bordo, Pavayoykyasi se elevó en el aire y salió volando.” (2) Ya que supo cómo llegar automáticamente a su casa, la nave puede haber sido parcialmente sensible o empleó una versión antigua de tecnología GPS. El uso del término “mascota” también da a entender alguna especie de animal que vuela. Por otro lado, la descripción de la parte de abajo que da vueltas y la parte superior que no se mueve hace pensar en una máquina. Quizás fuera un híbrido de orgánico y manufacturado, similar a los platillos que el Teniente Coronel Philip J. Corso menciona en su libro El día después de Roswell.

Un tema muy común en las leyendas de los Hopi es cuando un kachina copula con una doncella. Esto nos recuerda a los Guardianes, los ángeles caídos bíblicos que tuvieron relaciones sexuales con las mujeres humanas para engendrar a los gigantes conocidos comoNephilim“En aquel tiempo había gigantes sobre la Tierra (y también después), cuando los hijos de Dios se juntaron con las hijas de los hombres, y ellas concibieron; estos fueron los héroes del tiempo antiguo, jayanes de nombradía” (3)

Los gigantes, por cierto,  también juegan un gran papel en la cultura Hopi y aparecen frecuentemente en las danzas kachina. En un baile que yo presencié en el pueblo de la Tercera Colina de Oraibi, por ejemplo, un Hu Kachina, u Ogro, caminaba a unos pocos pies de mí en la plaza, llevando un oxidado cuchillo de carnicero. Sus ojos saltones y los dientes feroces constituyen aún hoy un recordatorio espantoso del persistente rol de los gigantes en el mundo  Hopi.

  

Muñeca Hu Kachina

Hu es el nombre del kachina volador de los Hopi que vino a traer la lluvia al desierto.Este ogro

tiene una máscara negra,ojos desorbitados, colmillos y lengua colgante. Lleva un látigo en

cada mano. Alguna veces tiene un cuchillo en una mano y un látigo en la otra. Hu es también

uno de los nombres de la Esfinge de Giza. Ella actúa como guardiana del horizonte del mismo

modo que este homónimo Hopi es guardián de la danza kachina. Hu es conocido además

como el dios egipcio del gusto, que nace de la sangre del falo de Ra. Hu significa literalmente

malo o maligno, y desnudo, así como sufrir, golpear, aplastar, y asesinar . Huhu es la primigenia

masa acuosa de donde vino todo. En egipcio, Hu también puede significar la lluvia. En su libro

clásico Hamlet’s Mill, Giorgio De Santillana y Hertha von Dechend  dicen que Humeri es una

anticuada palabra latina para la constelación de Orión, que lo hebreos llaman Gibbor, o Gigante.

Humeri es también el plural de humerus, el hueso largo entre el hombro y el codo. “He visto cosas

que ustedes no creerían. La naves de ataque salen del hombro de Orión…”- Roy Batty, un

“replicante” en la película “Blade Runner.”

 Un ejemplo de la rara unión del espíritu mensajero y el Hopi mortal involucra un kachina anónimo que llevó a una joven mujer de Oraibi a la Tierra del Pueblo de la Nube. El padre de la muchacha había muerto recientemente, causando penurias a la familia. El Pueblo de la Nubehabían estado al parecer observándola a ella y a su madre y decidieron que el kachina debía casarse con ella. Un día la muchacha estaba en los campos recogiendo flores de calabaza cuando “… ella oyó un sonido estruendoso, un ruido sibilante como el del viento que pasa por un lugar pequeño, y se preguntó qué era.” Esto da a entender alguna clase de mecanismo en lugar de un medio de transporte orgánico o metafísico. Luego, ella vio el kachina que se acercaba y, como el anteriormente mencionado, era bien pareciendo, con una bonita falda y faja y un cuerpo brillantemente pintado. Él le dijo que deseaba casarse con ella y que la llevaría a su casa mañana. A la mañana siguiente él volvió al mismo campo:

“Él la tomó de la mano y caminó con ella sobre la colina, y ella vio que había algo allí, algo redondo, y ellos fueron derecho hacia la cosa y entraron en ella. Y cuando hicieron eso, él hizo algo y hubo un gran estruendo y pronto se elevaron del suelo. La cosa en la que ellos estaban parecía estar girando, y salió rápido como un rayo. Después de un rato él dijo, ‘ Estamos aquí.’ Ellos estaban de nuevo en el suelo y el estruendoso y sibilante sonido se detuvo. Él la llevó a su pueblo, a su casa. Cuando llegaron a su casa su madre y su padre estaban muy felices de que él hubiera encontrado a la muchacha de la que ellos habían hablado.” (4)

Otro tipo de artefacto aéreo es llamado tawiya, o “calabaza”, el cual consiste en dos mitades. Después de subir a bordo el pasajero cierra la mitad superior e instala un sostén fuertemente estirado entre el fondo de la calabaza y la proa. El pasajero retuerce entonces el sostén entre sus palmas y la máquina voladora despega haciendo un zumbido. (5) “Los Hopi dicen que la calabaza es un vehículo mágico utilizado por aquellos que tienen el poder de usarlo para viajar — algo como una nave espacial o platillo volador.” (6)

Los relatos de los Hopi describen además charolas giratorias que pueden transportar a varios seres. Un tipo de placa de mimbre llamada  sooyungyapu tiene el motivo de una estrella tejido en ella, haciendo pensar de este modo en su origen. Estos artefactos tejidos son quizás remedos de la nave aérea.

 

Mujer Hopi confeccionando placas de estrella en Shungopovi,

Segunda Colina, 1901. Foto de A. C. Vroman.

 

Un mito que incluye este vehículo describe a dos hermanas vírgenes de Kawàyka'a (Laguna Pueblo, en Nuevo México) quienes constantemente se resistían a las propuestas de muchos aspirantes jóvenes de su pueblo. Ambas finalmente estuvieron de acuerdo en contraer matrimonio con Tókila, La Noche. Después de salir del pueblo con él, encontraron una gran“póta”, o placa enrollada:

“Así que todos ellos ocuparon un lugar en la charola, con lo cual se elevaron y siguieron por el aire hasta Nuwátok'aovi [también se escribe Nuvatukya'ovi, el San Francisco Peaks en Arizona], donde entraron en un profundo cañón o barranco. Aquí vivía la Noche. Cuando entraron en la casa ellas vieron en un cuarto interno gran cantidad de huesos humanos. Eran los restos de muchas mujeres que la Noche había robado en el pueblo, y con quienes él había vivido un tiempo y luego, en cuanto ellas quedaban embarazadas, las había tirado en el cuarto para que murieran.” (7)

En este caso la entidad que piloteaba el escudo volante resultó ser malévola en lugar de benévola. Quizás “Noche” sea simplemente el nombre alegórico para esta criatura asesina de origen desconocido.

En mi libro anterior Eye of the Phoenix: Mysterious Visions and Secrets of the American Southwest (Adventures Unlimited Press 2008), yo describo, por otro lado, al compasivo dios del cielo Hopi llamado Sotuknang. Su cara “brillaba como una estrella” y su traje “relucía como los carámbanos.” Interpretado metafísicamente, esto puede hacer referencia al aura reluciente de un fantasmal ser interdimensional. En un nivel físico, puede apuntar a alguna clase de casco eléctricamente iluminado y un traje espacial plateado o metálico.

  

Este petroglifo que muestra a Sotuknang se localiza en el precipicio debajo del

pueblo de Walpi en la Primera Colina. Su cara es una luna creciente; sobre su

cabeza hay una estrella de cuatro puntas. Su mano derecha sostiene un símbolo

de la nube; su mano izquierda sostiene un relámpago. Sobre el relámpago

hay un símbolo de las cuatro direcciones u Orión.

 

 

Como deidad principal en el panteón de los Hopi, Sotuknang ha estado influyendo en la gente desde el principio de su era actual en la tierra que ellos llaman el Cuarto Mundo. En un relato él rescata a un par de jóvenes gemelos, un niño y una niña, de un diluvio que, a propósito, al final destruyó el Tercer Mundo (o Era). Él los sube a su escudo volador desde el que ellos podían ver el paisaje por muchas millas alrededor.

Un aparato de esta clase permitiría desde luego la perspectiva por la cual uno podría calibrar la exactitud de la correlación de una estrella en el suelo — esto es, el modelo de una constelación como Orión extendida sobre el desierto de Arizona. (Ver mi libro The Orion Zone: Ancient Star Cities of the American Southwest, Adventures Unlimited Press, 2006.) Desde 175 millas de altura sobre la Tierra puede verse la mayor parte de Arizona del Norte, desde el Gran Cañón en el Oeste al Canyon de Chelly en el Este, y desde el Tsegi Canyon en el Norte cerca del límite de Utah/Arizona con el Little Colorado River en el Sur cerca del moderno pueblo de Winslow. (Esta altitud es un poco menos que la altitud más baja para el transbordador espacial en  órbita.)

Como los vuelos espaciales de Ezequiel o Enoch, un paseo en un escudo volante revelaría el panorama de la correlación cielo-tierra y confirmaría la máxima hermética “Como es arriba, es abajo.”

  

La plantilla celestial de Orión está proyectada en el alto desierto de Arizona. Una ruina o

aldea Hopi corresponde a cada estrella mayor de la constelación. Las estrellas del cinturón

corresponden a la Tercera, Segunda, y Primera Colina. La distancia entre Betatakin y

Canyon de Chelly se extiende ligeramente respecto a la constelación — aproximadamente

doce millas. La distancia entre el Walnut Canyon y Homol'ovi también se extiende — unas

diez millas. (Ver mi libro The Orion Zone: Ancient Star Cities of the American Southwest

para una completa descripción.)

 

En agosto de 1970 una erupción de avistamientos UFO ocurrió en los cielos de Prescott, Arizona. Por más de dos semanas muchos centenares de platillos voladores fueron vistos por cientos de testigos. Esto indujo al Jefe Hopi del Clan del Sol Dan Katchongva, a su consejero, y un intérprete a viajar al sudoeste a unas ciento veinticinco millas de su pueblo de Hotevilla en la Tercera Colina hasta Prescott para aprender más del evento.

Él le describió al Prescott Courier un antiguo petroglifo cerca del pueblo de Mishongnovi en la Segunda Colina, que representa un objeto en forma de cúpula. “Nosotros creemos que otros planetas están habitados y que nuestras oraciones se oyen allí,” dijo. “La flecha sobre la cual se apoya el objeto en forma de domo significa el viaje a través del espacio,” dijo Katchongva explicando el tallado de la piedra. “La doncella Hopi en la forma de domo (dibujo) representa la pureza. Aquellos Hopi que sobrevivan al Día de la Purificación viajarán a otros planetas. Nosotros, los Hopi fieles, hemos visto las naves y hemos sabido que ellos son de verdad,” dijo.” (8) Como hemos visto, la pureza de las doncellas Hopi ha atraído a los kachinas voladores a lo largo de los siglos.

Paul Solem, un experto no indio en la profecía Hopi y la doctrina mormona, también fue figura clave durante los avistamientos de Prescott. Él incluso afirmó atraer a los platillos voladores comunicándose telepáticamente con ellos. En una ocasión él llevó a un grupo de personas fuera y luego empezó a enfocarse mentalmente en el contacto extraterrestre. Pronto exclamó:“¡Ellos están aquí! No puedo verlos, pero sé que ellos están aquí. Uno justo dijo, ‘¡Nosotros estamos aquí, Paul! ‘ Hay varias personas en el platillo. Yo puedo oírles hablar.” Después de unos minutos apareció una estrella semejante a un UFO, se detuvo, luego se movió primero en una dirección y después en otra.

Él creía que las entidades de la nave espacial eran angélicas y amables, como los kachinasde los Hopi, y que eran del  planeta Venus. Él dijo que tenían el pelo largo hasta los hombros pulcramente cortado y que sus voces eran musicales y andróginas. Esto se parece a lo que nosotros hoy describiríamos típicamente como un ET Nórdico. Él incluso recibió proclamaciones de los viajeros espaciales, que transcribió:

“Nosotros venimos a dar crédito y como señal de advertencia de que la profecía Hopi fue de naturaleza divina. Gran pesar y miedo estarán viniendo muy pronto a este planeta y pocos escaparán. Nuestro líder como se ha dicho en la profecía Hopi ya está aquí (en la Tierra) en la mortalidad y es conocido como el Apóstol Juan (igual que en el Nuevo Testamento). El hermano blanco se presentará en un gran fuego y la Tierra temblará a su llegada. Nosotros somos de las 10 tribus perdidas y volveremos varias noches a menos que haya desprecio por nosotros.” (9)

El  investigador UFO del lugar, Dan Carlson, dijo que el área alrededor de Prescott había sido un imán para muchas de las primeras importantes aunque polémicas figuras en el campo de la ufología, incluyendo a George Adamski, Daniel Fry, George Van Tassel, así como los anteriores residentes de Prescott Truman Bethurum y George Hunt Williamson. “Si uno va a creer en la profecía de los Hopi,” comentó Carlson, “las razones de que los platillos sean vistos aquí más a menudo y los contactados parezcan ser atraídos aquí es que ésta es una tierra elegida. Prescott está dentro del círculo de la tierra sagrada de los Hopi donde se supone que los seres de otro mundo provocaron la profecía.” (10)

El Jefe Katchongva ha sido uno de los patriarcas más activos trayendo el conocimiento de las leyendas y profecías de los Hopi sobre el Fin de los Tiempos al mundo en general. (11) Él creía que estas persistentes visitas UFO estaban entre las señales y augurios de que el Cuarto Mundo está a punto de acabar. Al parecer, en el último día de su visita a Prescott una nave espacial no identificada voló muy bajo — unos ochocientos pies. (12)

El Jefe Katchongva falleció en 1972 a la edad de 107 años bajo circunstancias bastante extrañas. “Cuando Dan Katchongva ‘murió ‘, su cuerpo nunca fue encontrado. Él fue visto por última vez caminando a un pequeño valle donde un UFO acababa de ser visto.” (13)

Thumb Butte en Prescott, Arizona, es una versión en miniatura de Devils Tower, Wyoming, que apareció en la película Encuentros Cercanos del Tercer Tipo. Como la elevación geológica más grande, puede servir como un faro para la nave extraterrestre. Según la Sra. Irene Wood durante los avistamientos de 1970 en Prescott: “… vimos una gran masa inteligente de luz que parecía tan grande como tres lunas que venían muy rápido sobre Thumb Butte. Casi parecía encima de Prescott y se fue al este. Se detuvo y una masa grande se separó y cayó en línea recta  detrás de las colinas.” (14) ¿Fue éste un UFO o simplemente un gran meteoro que se partió en el descenso?

 

Un mucho más reciente avistamiento de un escudo volador ocurrió en la tarde del 24 de enero de 2007, aproximadamente a cincuenta millas al sur de la Tercera Colina. Sean y Deanna Dover iban conduciendo al este hacia su ciudad natal de Leupp, Arizona, cuando vieron un aparato de forma triangular con tres luces en él que volaba sobre ellos a una altura estimada en una milla y media.  El objeto se estaba moviendo demasiado rápido para ser un avión y no estaba haciendo ningún ruido en absoluto.

Al volver a casa, ellos consiguieron algunos equipos de visión nocturna que el padre de Sean tenía como Guardabosque Policíaco de la Nación Navajo. Así es que ellos vieron (y oyeron) dos aviones a chorro que volaban desde el sudoeste interceptar el objeto completamente silencioso, que maniobró para evadir estos aviones. Finalmente, cerca de treinta testigos de la pequeña ciudad algo aislada vieron el UFO rodear el área un total de quince veces en un período de casi una hora antes de que se dirigiera al sudeste hacia Winslow.

Todos ellos dijeron que el objeto era triangular con tres o cuatro niveles y una luz oscilante ubicada en una esfera en su parte inferior. Un maestro de quinto grado del lugar dijo que la nave emitía una luz amarilla y tenía aproximadamente dos veces el tamaño del gimnasio escolar.

Este asombroso avistamiento, sin embargo, no sorprendió en absoluto a Sean Dover. “Yo creo que realmente era un UFO debido a la historia de mi familia. Yo los he visto (UFO) demasiadas veces que recuerde”, dijo Sean. “Leupp es un punto conflictivo para los UFO.”(15)

La relación histórica entre los escudos voladores y los nativos americanos de Arizona se ha vuelto parte de una larga tradición. Las leyendas de antiguos seres de las estrellas que pilotean  naves espaciales y a veces se aparean con los indígenas es un hecho aceptado por los nativos, no una materia de discusión. Quizás nosotros deberíamos empezar escuchando la profunda sabiduría y amplia experiencia que poseen los habitantes originales de este continente. Ellos han estado en el caso por siglos.

 

Fuentes

 http://www.antiguosastronautas.com

1. Fate magazine artículo citado en: www.burlingtonnews.net/kivas.

2. Michael Lomatuway’ma, Lorena Lomatuway’ma, y Sidney Namingha, Jr., Hopi Ruin Legends, collected by Ekkehart Malotki (Lincoln, Nebraska: University of Nebraska, 1993),p. 307.

3. Genesis 6:4

4. Harold Courlander, Hopi Voices: Recollections, Traditions, and Narratives of the Hopi Indians(Albuquerque: University of New Mexico Press, 1982), pp. 200-202.

5. Ekkehart Malotki, Hopi Stories of Witchcraft, Shamanism, and Magic (Lincoln, Nebraska: University of Nebraska, 2001), p. xl.

6. Ekkehart Malotki, editor, Hopi Dictionary: A Hopi-English Dictionary of the Third Mesa     Dialect(Tucson, Arizona: The University of Arizona Press, 1998), p. 587.

7. H. R. Voth, Traditions of the Hopi, Field Columbian Museum Anthropological Publication, Vol. VIII, 1905, www.sacred-texts.com/nam/hopi/toth/toth042.htm#fn_99.

8. www.dreamscape.com/morgana/iapetus.htm y           http://members.tripod.com/~drunken_bean/arizona.html.

9. Prescott Courier, Sunday, August 9, 1970.

10. Prescott Courier, Tuesday, August 11, 1970.

11. www.hopiland.net/prophecy/katch-1.htm

12. Prescott Courier, Tuesday, August 18, 1970.

13. www.wovoca.com/occult-ufo-hopi-sun-chief-dan-katchongva-confirms-existence-of-flying-saucers.htm

14. Prescott Courier, Friday, August 21, 1970.

15. Navaho-Hopi Observer, January 30, 2007

      www.navajohopiobserver.com/main.asp?SectionID=35&SubSectionID=47&ArticleID=5477

      y www.nuforc.org/webreports/055/S55002.html.

Deja un comentario