LOS OVNIS NAZIS VENÍAN DE BASES EXTRATERRESTRES EN LA ANTÁRTIDA ?

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/JIaJs8
Comparte este material

La historia nos dice que a principios de mayo de 1945, el Gran Almirante Karl Dönitz, comandante de la flota de submarino del tercer Reich, un hombre excepcional que Hitler nombró como su sucesor – ordenó a los Generales Alfred Jodl y Wilhelm Keitel a firmar la rendición incondicional con los aliados en Reims, Francia, aceptando la plena ocupación y desmembramiento del territorio de Alemania, por tanto, la firma del fin de la historia del tercer Reich.

Titular del Daily Mail: Hitler muerto – Dönitz nombrado Fuhrer

Ahora, imagine las consecuencias si se conociera que las bases alemanas claves fuera de Alemania no se incluyeron en la capitulación, y que los líderes del tercer Reich fueron capaces de mover la mayoría de sus adelantos científicos y tecnológicos – quizás sus secretos más importantes y los mejores proyectos secretos – a algún lugar lejano… La Antártida, por ejemplo…

Sorprendentemente (o no), misteriosos avistamientos de Ovnis como los descritos por el personal Argentino en la Antártida en 1981, empezaron a aparecer en todo el mundo después de la capitulación de Alemania sobre los cielos de Estados Unidos, Gran Bretaña, Argentina, Sudáfrica, Chile, Brasil y otros países. ¿Podría ser que todos estos años los Estados Unidos, la UK y las potencias occidentales hayan estado muy ocupados negando y ocultando la verdad sobre estos eventos – ya sea en Roswell, la Base Aérea Wright-Patterson o el área 51?

¿Se les encargo a Hollywood y a la industria cinematográfica generar una creencia generalizada en una mítica «explicación» que estos OVNIs son “naves espaciales de otros mundos” y luego alimentaron al publico global con extraterrestres “a la carta”?

¿En otras palabras, Hollywood y la industria de la ciencia ficción cinematográfica han estado deliberadamente alimentandonos de extraterrestres, satisfaciendo la imaginación de cada uno con imaginación, fantasías e incluso temores?

Piénselo: en los últimos 67 años Hollywood nos ha ofrecido extraterrestres de todos los sabores y variedades que uno pueda imaginar (incluso algunas que nunca hubiéramos imaginado): extraterrestres verdes de Marte, extraterrestres pacíficos, extraterrestres guerreros, burbujeante exudación alienígena, las orejas puntiagudas de Spocks, alienígenas babeando, de gran calidad, de baja calidad, alegres y el rayo de la muerte alienígena…

Casa, Teléfono: Hollywood en las ultimas décadas a llenado nuestras pantallas con alienígenas. ¿Nos preparaban para el primer contacto?

¿Por qué harían eso? Tal vez con el fin de diseñar y preparar la psiquis colectiva para el “gran trascendental anuncio global” que puede venir en cualquier momento, cuando los medios de comunicación mundiales suenen sus alarmas de “Último Minuto” reportando “oficialmente” que los Estados Unidos, el Reino Unido y sus aliados están en contacto con “seres de otros mundos superiores tecnológicamente, que existen después de todo y que estamos en contacto con ellos”.

Naturalmente, cuando estos “extraterrestres” digan “me llevan con su líder” eso naturalmente significará que ellos deberian ser llevados para un encuentro con Obama, Cameron, Holande, Netanyahu y otros “líderes occidentales creíbles” (como era de esperarse, ellos probablemente no demandaran una junta con Vladimir Putin, Hu-Jintao o Mahmoud Ahmadinejad…).

Si eso fuera a suceder ahora, la mayor parte de la opinión pública mundial podría fácilmente y voluntariamente aceptar esto como cierto. La mayoría diría, “Yo lo sabía todo el tiempo!” Amplia expectativa – por lo tanto predecible y controlable y manejable – se generarían.

Pero mire el otro lado de esa moneda e imagine lo que ocurrirá si las potencias occidentales se vieran obligadas a anunciar algo mucho menos descabellado y incluso mucho más explicable, en el sentido de que sí, esos escurridizos OVNIs existirían; pero no, ellos no son marcianos y sí, son los artefactos alemánes desarrollados por aquellas personas desagradables del tercer Reich y sus descendientes que tienen la destreza tecnológica y la superioridad para volar por encima de cualquier ciudad, cualquier base militar en los EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China o donde ellos así lo deseen.

Mucho más sorprendente y mucho más difícil de explicar sería el hecho de que, si tal fuerza alemana tenía gran superioridad tecnológica, porque ellos:

(a) No lo utilizaron en 1945 para permitir que los dirigentes políticos del tercer Reich ganaran la Segunda Guerra Mundial;

(b) No lo utilizaron para crear un “Cuarto Reich” de la posguerra, como los estadounidenses pensaron del presidente argentino Juan Domingo Perón que se disponía a hacerlo después de que él se convirtió en presidente en 1946, y

(c) No lo utilizaron desde el final de la II Guerra Mundial de manera agresiva o para fines políticos contra nadie.

Eso podría demoler completamente la “historia oficial” occidental y las explicaciones sobre el tercer Reich con sus satánicos Hitlers hollywoodenses y los oficiales de las SS empeñados en la guerra, tortura, asesinato y genocidio.

Luego se verían obligados a decir la verdad sobre lo que realmente desencadenó la segunda guerra mundial, el por qué los aliados entregaron Europa Central a la dominación soviética, cómo libraron cientos de guerras desde 1945 que costo la muerte de más de 100 millones y aún se siguen contando, que el altamente exitoso – no mezquino – trabajo basado en el sistema monetario de Alemania fue todo sobre y una larga lista de inexplicables (para ellos) etcéteras…

Ellos saben que sólo no serían capaces de lidiar con eso, por lo que uno puede leer entre las líneas que ellos prefieren “sólo adherirse a la teoría de los marcianos verdes y olvidarse de las otras cosas…”

Ese temor parece estar arraigada en sus cerebros, porque probablemente no saben lo que esta gente dotada de esas naves aereas están realmente pensando y que planean hacer, o qué sorpresas les pueden estar esperando a la vuelta de la esquina a ellos.

Por qué, incluso el Rusia Today añadió en su informe sobre el lago Vostok que “.. .el avance ha dado nuevas esperanzas a aquellos que buscan una base secreta, construida por los Nazis en la cubierta de hielo del mismo lago. El Gran Almirante Karl Dontiz dijo a Adolf Hitler en 1943 que “la flota de submarino de Alemania está orgulloso de haber creado una fortaleza inexpugnable para el Führer en el otro extremo del mundo”. Incluso se especuló que los restos de Hitler y su esposa Eva Braun fueron transportados a la base. Tal vez, la misión ahora espera descubrir la base cerca del lago, aunque esto parece algo improbable.”

Añadiendo a eso la cuenta de los submarinos del Almirante Dönitz que navegaban desde las bases Alemanas y Europea al final de la guerra, mayoría de los cuales fueron dados por desaparecidos. Cuatro de ellos, de hecho, desembarcaron relativamente cerca de la Antártida, en Argentina, cuando Perón fue Vicepresidente; dos de ellos – el U977 y U530 – alcanzaron las aguas cerca de la ciudad atlántica llamada Mar del Plata hogar de la flota de submarino de la Argentina. Sus cargamentos no revelados descargados, su tripulantes internados, y sus cascos oxidados posteriormente fueron entregados a las autoridades estadounidenses.

¿Estará toda la flota de OVNIs en la Antártida esperando la señal para hacer su aparición en publico y darnos un espectáculo que la humanidad nunca olvidará?

Deja un comentario