Luces extrañas sobre Noruega.

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/MQ11Le
Comparte este material

.

Un misil un tanto dudoso

La noticia de esta semana en cuanto a avistamientos de luces sin identificar en los cielos llega desde  Noruega, desde la provincia en la zona central de Tröndelag. Allí, cientos de personas pudieron observar el pasado miércoles como aparecía durante unos minutos una luz muy brillante de color verdoso, en el centro de una enorme y perfecta espiral de color blanquecino y acompañada de una larga cola de colores más azulados. Las imágenes fueron reproducidas por las cadenas de televisión y causaron asombro no solo en Noruega, sino también en todo el mundo.

El Instituto Meteorológico de Noruega se vio inundado de llamadas telefónicas que buscaban respuesta a la “tormenta de luz”. Tras las primeras hipótesis de científicos y astrónomos, se comenzó a hablar de que el origen de la luz podía provenir de un misil lanzado desde tierras rusas.

Ayer jueves, los rusos emitían un comunicado admitiendo el lanzamiento de dicho misil:

(ABC) El Ministerio de Defensa ruso acaba de admitir el lanzamiento fallido de un misil intercontinental Bulavá desde el submarino nuclear Dmitri Donskói, una acción que coincidió en la mañana de ayer con la aparición de un potente y misterioso foco de luz que ha traído de cabeza a los noruegos. «Se ha establecido que las dos primeras etapas del cohete funcionaron normalmente, pero en la etapa siguiente, la tercera, se produjo un fallo técnico», han reconocido los militares rusos un comunicado oficial.

 

El misil, al que atribuyen la capacidad de burlar todos los sistemas de defensa conocidos hasta ahora, fue lanzado desde un submarino nuclear en posición de inmersión. De acuerdo con la nota del Ministerio de Defensa, la tripulación del submarino efectuó el lanzamiento según los protocolos establecidos y «sin observaciones». Sin embargo, los sistemas de control registraron irregularidades en el funcionamiento del motor. Según datos no oficiales citados por la agencia Interfax, de los anteriores once lanzamientos de prueba de misiles Bulavá (Maza), seis resultaron fallidos.

Con esto se da por zanjado el asunto, aunque…

Personalmente existen unas cuantas cosas que no acaban de cuadrar demasiado en todo este asunto. En principio, lo que más sorprende es que para algo tan espectacular y tan visual, no exista ningún reporte sobre las luces en los países que se encuentran entre Noruega y el Mar Blanco, parece ser que en Suecia y en Finlandia nadie ha visto nada de nada, aunque lo tendrían que haber visto incluso con mucho más detalle que en Noruega. ¿Quizás el objeto que produjo la luz fuese algo mucho más local de lo que nos quieren hacer creer?

No olvidemos que la región de Trondheim se encuentra a 1400 kilómetros del supuesto lugar de lanzamiento del misil. Por otro lado, los rusos admiten que en seis ocasiones los lanzamientos han sido fallidos al igual que el misil en cuestión que supuestamente es el origen de las luces. ¿Nadie los vio en las otras ocasiones?

Y por último, los avistamientos de misiles y demás lanzamientos de objetos tecnológicos a la atmósfera se cuentan por miles a lo largo de los años y en ninguno de ellos las luces han ido acompañadas jamás de perfectas espirales como la del caso que tenemos entre manos. ¿Alguien será capaz de explicar este fenómeno de forma coherente?

En fin, que yo de lo del misil no me creo nada de nada, pero claro, esta tan solo es mi humilde opinión… quien soy yo para rebatir la opinión de las autoridades noruegas y rusas ¿O no?

Deja un comentario