MENSAJES PROVENIENTES DE LAS ESTRELLAS

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/2tzw0E
Comparte este material

Los Círculos en el pasto o Círculos en las cosechas, son dibujos que aparecen en campos de cultivo (trigo, maíz, etc).
El fénomeno comenzó en el año 1976, cuando aparecen los primeros círculos en Winchester, Reino Unido, y los medios hacen eco de la noticia.1 Estos primeros círculos eran simples, de apenas 9 o 10 metros de diámetro, pero con el paso de los años se volvieron más complejos y numerosos. Ya en la década de 1980 el fenómeno se traslada a otros países como Alemania, Nueva Zelanda, etc. Aunque el registro más antiguo fue en Inglaterra, publicado en la portada de un titular de los Estados Unidos, del 22 de agosto de 1678, con el nombre de “El Demonio de Segar”. La imagen más curiosa de este titular es de una extraña criatura generando un gran círculo en el cultivo. El agricultor quien dio testimonio para el articulo publicado aseguró haber visto al mismo Diablo segando el trigo, antes de pagar cierto salario que su segador exigía por su trabajo.
En 1991 Doug Bower y Dave Chorley se ajudican la autoría de los primeros círculos aparecidos durante mediados de la década de 1970, mostrando detalladamente a la prensa cómo los realizaron. Los inventores del fenómeno empezaron realizando simples círculos con la idea de que los ufólogos los consideraran obra de extraterrestres y, cuando el meteorólogo Terence Meaden, especuló con la posibilidad de que fueran consecuencia de tornados, añadieron líneas rectas y rectángulos para frustrar al experto. También cuando los ceréalogos especulaban en los pubs sobre qué resultaría en el fenómeno sorprendente y definitivo de cara a su origen no natural, Bower y Chorley -que solían frecuentar los mismos locales- tomaban nota y, en cuanto podían, hacían realidad los sueños de los expertos.

Tras la confesión de los dos jubilados en 1991, una segunda generación de artistas invadió los campos británicos con diseños matemáticos cada vez más complejos. La nueva ola de artistas también han modernizado las técnicas: ahora usan diseños por ordenador, punteros láser, GPS y es posible que en algunos casos empleen dispositivos generadores de microondas para doblar los tallos de las plantas.
Muchos agricultores se manifiestan molestos por la creación de estas formaciones en sus cultivos ya que representan pérdidas al no poder aprovechar el trigo aplastado. Muchos de ellos han optado por cobrar la entrada a sus fincas a quien desee ver el círculo.
Desde la primera aparición de los círculos en los cultivos se ha especulado con varias opciones sobre la autoría de los mismos, una es la de procedencia extraterrestre, que intentarían contactar a través de estas figuras. Otra opción es la creación humana, que realizaría los círculos por las noches sin ser vistos. También se baraja la creación de estos círculos por la acción del viento u otras causas ambientales.
Muchas personas creen que estas formaciones son generadas por “entidades” ya sean de origen extraterrestre, divino o por medio de interacción con los pensamientos humanos. Según los seguidores de esta hipótesis, un claro ejemplo de esta procedencia sería el mal funcionamiento de algunos aparatos eléctricos, brújulas, descargas de baterías, etc.
Esta hipótesis baraja que los círculos son simplemente creados por el hombre durante la noche con diversos fines como burla, manera de ganar dinero, diversión, creatividad, etc.
Es la hipótesis que comparten escépticos y la mayoría de “hacedores de círculos” y agricultores afectados.

Un ejemplo serían los diferentes diseños efectuados por la empresa holandesa XL-Design.
El trigo encontrado en los campos de cultivo ha sido objeto de estudio para probar la procedencia de estas formaciones, centrándose en los supuestos cambios eléctricos, daños físicos de la propia planta etc.
Según BLT (asociación encargada del estudio de los círculos). Los nudillos de las plantas de trigo presentan una serie de anomalías en las cosecha supuestamente no realizadas por los hombres, como sería un alargamiento y/o una “expansión” a causa de una fuente de calor. Para esta asociación este fénomeno de cambios físicos en la planta de trigo se deben a efectos atmósfericos a los que ellos denominan Vórtices de plasma.
Pero algunos expertos no ven que estos daños sean producidos por causas o efectos atmosféricos sino como una consecuencia de su aplastamiento al realizar los hombres el círculo. También destacan que BLT no dispone de ningún personal especializado en el estudio de plantas.
También se darían alteraciones eléctricas en el trigo una vez éste es aplastado, que tendrían como explicación su estado, ya que erguidos tienen forma de punta y esta atrae a los electrones, cosa que no ocurre al estar aplastado.
Aunque inicialmente se empezaron como formas geométricas básicas, los círculos han ido incrementando su complejidad, hasta el punto en el que han llegado a dar respuesta de mensajes en código binario, un dibujo del calendario maya, e incluso uno con la imagen de un alienígena sosteniendo otro mensaje en código binario.
Es conocido entre los aficionados a los círculos de cultivo la presencia de figuras redondeadas con luminosidad cerca de las formaciones en los cultivos. Son popularmente llamadas bolas de luz. Para los creyentes en hipótesis paranormales serían estos objetos inteligentes quienes crearían las formas y aplastarían el trigo.
Los escépticos sostienen que pueden ser simplemente plantas como el diente de león, aves o fraudes.

Todos estos sucesos han ocurrido en el Reino Unido:

El 12 de julio de 1990 apareció un pictograma de 120 m. de longitud en un trigal en Alton Barnes, Wiltshire. La figura estaba formada por dos pares de círculos. Cada par tenía dos apéndices con forma de garra.
En el verano de 1990, en un trigal de Exton, Hampshire, apareció un círculo de 20 m. de diámetro. Las espigas estaban dobladas en espiral en sentido horario. A su alrededor había cuatro círculos “satélite” de 6 m. de diámetro, con las espigas dobladas en espiral en sentido antihorario.
El 17 de julio de 1991, un piloto de helicóptero se quedó atónito mientras sobrevolaba un trigal al pie del castillo Barbury, cerca de Swindon, cuando observó un círculo rodeado por dos anillos y encerrado en un triángulo equilátero, el cual tenía un círculo en cada vértice.
El 30 de julio de 1991, apareció una extraña figura de pez cerca de Lockeridge, Wiltshire. En el siguiente mes, aparecieron otras siete figuras semejantes.

El 19 de agosto del 2001, apareció la imagen del mensaje de Arecibo reproducida sobre un campo de trigo ubicado cerca del observatorio de radar de Chilbolton, en Wherwell, Hampshire, en una de las manifestaciones de estos pictogramas más impresionantes de los últimos tiempos. La imagen de Chilbolton reproduce, con asombrosa fidelidad, la matriz cuadriculada en números primos de 73 x 23 caracteres de Arecibo, con algunas variantes:5
El ser humano del mensaje terrestre aparece cambiado en este agroglifo por la figura de un ser macrocéfalo de aspecto humanoide.
La “doble hélice” del ADN original, fue cambiada por una de “triple hélice” en su costado derecho, sugiriendo un “hibridaje” entre los seres autores de este peculiar mensaje y la humanidad.
Nuestro sistema planetario, codificado en la señal de Arecibo con un sol central, cuatro planetas pequeños interiores y 4 gaseosos exteriores, mas el pequeño Plutón ubicado en las afueras del sistema (y en el cual la Tierra aparece ligeramente levantada con respecto al plano de la eclíptica para indicar que en él habitan los seres autores del mensaje), en la “respuesta” de Chilbolton figura un sistema planetario conformado, además del imprescindible sol central, por 4 planetas pequeños interiores (más una extraña conformación de 4 objetos en forma de cruz), dos gigantes exteriores y dos pequeños ubicados en las fronteras de este extraño conjunto planetario.

Siguiendo el parámetro del mensaje terrestre, en la imagen de Chilbolton dos de los planetas – el tercero y el cuarto – aparecen fuera del plano de la eclíptica, indicando que en estos dos mundos habitan los seres autores de la respuesta de Chilbolton.
Finalmente, en la parte de abajo del gráfico (y al igual que en el mensaje enviado por los científicos de la Tierra) se aprecia la figura de la antena utilizada para la transmisión del mensaje (el observatorio Arecibo). En la imagen de Chilbolton esta antena tiene forma de una curiosa flor con varios pétalos de 9 metros de diámetro.
Como nota aclaratoria, cabe decir que el mensaje de Arecibo es un mensaje de radio enviado desde el radiotelescopio de Arecibo en 1974. El mensaje tenía una longitud de 1679 bits y fue enviado en la dirección del cúmulo de estrellas de M13 situado a 25000 años-luz. Contiene información sobre la situación del Sistema Solar, de nuestro planeta y del humano. El mensaje fue diseñado por Frank Drake, Carl Sagan y otros. Debido a que al mensaje le tomará 25 milenios para llegar a su destino (y la respuesta otros 25), el mensaje de Arecibo fue más una demostración de los logros tecnológicos humanos que un intento real de establecer conversación con extraterrestres. Por lo cual la supuesta respuesta sólo llegaría (en caso de haberla) hacia el año 51.974 d. C, a menos de que no haya sido respondido por una forma de vida viviente en esa formación sino en alguna parte al comienzo del camino de ese mensaje.

Líneas de Nazca

Las líneas de Nazca se encuentran en las Pampas de Jumana, en el desierto de Nazca, entre las poblaciones de Nazca y Palpa (Perú). Fueron trazadas por la cultura Nazca y están compuestas por varios cientos de figuras que abarcan desde diseños tan simples como líneas hasta complejas figuras zoomorfas, fitomorfas y geométricas que aparecen trazadas sobre la superficie terrestre.
Desde 1994 el Comité de la UNESCO ha inscrito las líneas y geoglifos de Nazca y de Pampas de Jumana como Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo, en los últimos años han sufrido graves daños por la construcción de la autopista panamericana y las rodadas de todoterrenos.
Sus primeros habitantes moraron en la zona hace 10.000 años. Allí se desarrollaron mucho después diversas culturas como la de Paracas, de Nazca y Tiahuanaco costeño.
En Perú, a 450 kilómetros al sur de Lima y cerca del océano Pacífico, se encuentran las pampas de Ingenio, Nazca, Palpa y Socos. Entre Palpa y Nazca, en la pampa de Socos, se ubican estas líneas trazadas en el suelo, cuya anchura oscila entre los 4 dm y 21 dm. Es una tierra entre negruzca y rojiza que se torna violácea al anochecer. Un semicírculo de cerros en la lejanía conforman un gigantesco anfiteatro natural abierto hacia el poniente.
En esta región miles de líneas se extienden por 520 km², y algunas incluso se prolongan hasta un área de 800 km².

Las longitudes de las líneas son variables, llegando a medir algunas hasta 275 m de largo.
Técnicamente las líneas de Nazca son perfectas. Las rectas encierran una perfección con unas pequeñas desviaciones a lo largo de kilómetros. Los dibujos están bien proporcionados, sobre todo si se piensa en sus dimensiones. Estas líneas también son testimonio de un gran conocimiento geométrico de los antiguos habitantes de esta zona, por lo cual se declararon patrimonio cultural de Perú.
Los nazcas pudieron usar cuerdas para no desviarse en el trazo de las cerca de 1.000 rectas –algunas de varios kilómetros de largo– y dibujaron las cerca de 800 figuras animales mediante la traslación de modelos realizados a escala a grandes cuadrículas hechas con estacas y cordeles. Luego, el excepcional clima de la región –donde prácticamente no llueve– premió el ingenio de aquellos humanos preservando su obra.
Las pampas de Jumana están situadas a una altura de 330 msnm y mantienen una temperatura media anual de 25 grados centígrados en una de las zonas más secas del planeta, lo que ayuda a conservar los dibujos. El aire caliente actúa como un “colchón” que impide que las líneas se borren porque obliga al viento a cambiar su dirección.
Desde tierra, estos diseños pasan desapercibidos. Estas líneas solamente pueden ser observadas en toda su inmensidad desde el aire, al sobrevolar el desierto a por lo menos doscientos metros de altura. Sin embargo, hay que destacar que los vuelos sobre la Líneas de Nazca son de gran peligrosidad dada la gran cantidad de accidentes en el último tiempo.

La primera referencia a dichas figuras pertenece al conquistador Pedro Cieza de León en 1547. Pedro de Cieza de León vio “señales en algunas partes del desierto que circunda Nazca”, pero la ciencia no las descubriría hasta que el hombre empezó a volar. Después de que Cieza de León observara “señales” sobre la llanura desértica, el corregidor Luis Monzón quiso darles un sentido y escribió en 1568 que las líneas eran carreteras.
Aunque pueden ser vistas parcialmente desde las colinas próximas, los primeros en distinguirlas fueron pilotos militares y civiles peruanos. En 1927 el arqueólogo Toribio Mejía Xesspe realizó la primera investigación científica sobre las líneas. Mejía Xesspe conjeturaba que se trataba de “seques” o caminos sagrados. En 1939 prosigue sus investigaciones el historiador estadounidense Paul Kosok, quien las considera “centros de culto y ceremonia”. Este enigma le entusiasmará hasta su muerte en 1959. Su discípula, la matemática alemana María Reiche (1903-1998), que dedicó 60 años al estudio de los geoglifos, aventuró la hipótesis de que dichos dibujos tenían un significado astronómico, podía tratarse de un gigantesco calendario. Henri Stierlin en su libro Nazca. La solución de un enigma arqueológico (1983) plantea que las rectas funcionaban como telares y las figuras tenían un carácter protector. Aunque la hipótesis no ha sido demostrada, la obra es una aproximación sensata al enigma de Nazca.
El escritor suizo Erich von Däniken las dio a conocer en 1968 en Recuerdos del futuro, libro del cual vendió millones de ejemplares. Las consideraba una de las pruebas de que el hombre había recibido en la Antigüedad la visita de extraterrestres que habían influido en la Historia. Según esta particular visión del pasado, Nazca era un complejo para el aterrizaje de las naves de unos visitantes que el ser humano había después convertido en dioses. La idea fue pronto refutada, ya que no cuadraba que unos prodigiosos visitantes volasen en unas naves que necesitaran de largas pistas, algo propio de los sencillos aviones terrestres. Además parece bastante difícil presentar como una pista de aterrizaje la espiral de la cola de un mono, por mucho que el simio mida 135 metros, o el zigzagueante cuello de un gigantesco pájaro de 300 metros. Tras demostrarse lo descabellado de su idea, pasó a defender que se trataba de una obra indígena concebida con el objeto de propiciar la vuelta de los dioses extraterrestres. Curiosamente, a pesar de lo que afirma Von Däniken, los arqueólogos descartaron desde el principio que se tratara de carreteras y que fueran incas nunca lo han contemplado, porque los incas todavía no existían cuando fueron hechas. Es posible que los nazcas sólo quisieran que su obra se viera desde el cielo porque consideraban las alturas el lugar donde está la morada de los dioses, idea que han compartido muchas civilizaciones a lo largo de la historia.

El primer estudio de campo serio sobre estos dibujos se debe, tras cinco temporadas de trabajo de campo, equipo arqueológico de la Fundación Suiza Liechtenstein para las Investigaciones Arqueológicas en el Exterior, encabezado por los arqueólogos Markus Reindel y Johny Isla Cuadrado desde 1996. Han documentado y excavado más de 650 yacimientos y han conseguido trazar la historia de la cultura que generó estos dibujos, además de darles un sentido científico.
Vistas de cerca, estas líneas se convierten en simples surcos en el suelo. Las características geológicas de la pampa propician que no sea necesario mucho más para obtener un resultado visible. La superficie está compuesta por una capa de guijarros de un color rojizo oscuro causado por la oxidación, que cubre otra de un color amarillento claro. La coincidencia de los motivos de la cerámica nazca con las figuras dibujadas en la llanura ha llevado a lo arqueólogos a concluir que las líneas fueron hechas entre 200 antes de Cristo (aC) y 600. Los nazcas se limitaron a retirar las piedras superiores siguiendo un trazado que previamente habían señalado con estacas, unidas por cordeles, a partir de un modelo a escala menor y unas dosis de geometría. Las piedras eliminadas eran acumuladas en pequeños túmulos que todavía se conservan. El método de trabajo ha sido completamente reconstruido a partir de las pruebas recogidas por las expediciones arqueológicas.
El aprovisionamiento de agua jugó un importante papel en la región. Las excavaciones han sacado a la luz pequeñas cavidades en los geoglifos en las que se han encontrado ofrendas religiosas de productos agrícolas y animales, sobre todo marinos. Los dibujos formaban un paisaje ritual cuyo fin debió ser propiciar la invocación del agua. Además se han encontrado estacas, cordeles y ensayos de figuras. De estos elementos tan simples se sirvieron los antiguos pobladores de Nazca para trazar los dibujos. Asimismo, hay que recordar que es una de las zonas más secas del mundo lo que favorece la conservación de los dibujos.
Son numerosas las figuras que se hallan en Nazca, particularmente en la Pampa de San José: figuras geométricas, meandros, representaciones animales, vegetales y humanas, laberintos, y otros dibujos geométricos.
Lo más representativo son los dibujos de animales: aves de entre 259 y 275 metros de largo (colibríes gigantes, cóndores, la garza, la grulla, el pelícano, la gaviota, el loro y otras), un mono, una araña, un caracol, una lagartija, una ballena de 27 metros, un perro con patas y cola largas, una figura antropomorfa, dos llamas, etc. En la categoría de reptiles, un lagarto, que fue cortado al construirse la carretera Panamericana Sur, una iguana y una serpiente. Muchos de los dibujos se encuentran mezclados con líneas y espirales.

Casi todos los dibujos fueron hechos en la superficie llana; sólo hay unos pocos en las laderas de las colinas. Casi todas las figuras que se sitúan en las laderas representan hombres. Algunos están coronados por tres o cuatro líneas verticales que quizás representen las plumas de un tocado ceremonial (algunas momias peruanas llevaban tocados de oro y plumas).
Las figuras de las laderas aparecen menos definidas que las del desierto quizás porque las piedras que han rodado por la ladera han borrado los detalles.
Más de treinta son los geoglifos hasta hoy encontrados en las Pampas de Nazca. Los dibujos son menores en cantidad comparados con los diseños geométricos que consisten en cientos y cientos de líneas, triángulos y cuadrángulos que ocupan grandes extensiones de terreno. Su técnica de construcción fue cuidadosa mediante la que los topógrafos del pasado llevaron las líneas a cerros y barrancos sin desviarse de su dirección original.
La profundidad de las líneas nunca excede 30 cm y algunas son simples rasguños en la superficie, pero aun así pueden ser reconocidas cuando el sol está bajo y el relieve se acentúa.

Geoglifos de la Pampa de San José

Los antiguos pobladores de la cultura Nazca han legado un monumento de gran trascendencia para el mundo, consiste en el famoso calendario de las Pampas San José, formado por miles de líneas, plazoletas, dibujos gigantes de animales, plantas, diseños geométricos, seres humanos, montículos conservando toda su expresión.
No existe una tesis comprobada sobre el origen y el desempeño de estas, alguna hipótesis dicen ser representaciones físicas del zodiaco de los antiguos nascas (500) u otro, que pueden ser totems de sus clanes o astropuerto, también se dice que es un observatorio astronómico asociable con los movimientos de los astros. Este conjunto de gigantescos diseños, cubre una extensión de 500 m² . Para poder apreciar en toda su magnitud a las famosas líneas, con figuras de: colibrí, mono, araña, chaucato, etc. se debe hacer desde el aire en los vuelos que realizan las empresas de transporte aéreo, también existe un mirador en el “km. 419”.

En El Testamento Maya, primer libro de la trilogía maya de Steve Alten, el desierto de Nazca es un punto clave para resolver el misterio de la profecía de los mayas (que sostiene que la humanidad perecerá el 21 de diciembre del 2012 ya que, según el libro, los dibujos de las ballenas y del mono, hacen referencia a la tropical península de Yucatán; y la pirámide trazada corresponde a la de Kukulcán, en Chichén Itzá). Además, relaciona los cráneos alargados que se hallaron en Nazca, con los encontrados por toda mesoamérica, insistiendo que las líneas y dibujos trazados en ese desierto, fueron obra del rey-dios mesoamericano de cráneo alargado: Kukulcán / Quetzalcóatl.
En el segundo libro de la trilogía Los cinco guardianes de A. Horowitz las líneas de Nazca aparecen representando una puerta con otra dimensión donde están atrapados unos monstruos legendarios.

Las líneas de Nazca aparecen en el manga Pet Shop of Horrors, y en la última entrega de Indiana Jones, Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal, donde durante la película, se nombran como punto de partida para encontrar la ficticia ciudad de Akator, El Dorado, en la realidad, y aparte de ser nombradas, en el viaje hacia Perú en dicha película, se pueden observar desde el aire.
En el videojuego Illusion of Gaia de SNES aparece el desierto de Nazca como parte de la historia del mismo, y uno de los dibujos (el pájaro) es recreado y mostrado como la entrada a un castillo volador conocido como el Flying Garden.
En la serie de anime Cowboy Bebop, en el episodio 9, se pueden observar varias de las conocidas líneas durante varios segundos; motivos como las del colibrí, el mono, la araña, y otros más; hechas supuestamente por un hacker, mediante un láser de satélite en la superficie de la Tierra.
En la serie de anime Shinryaku! Ika Musume, el personaje principal traza en la arena una de las líneas de Nazca (similar al colibrí) para demostrar que puede ser una extraterrestre, después de haber sido convencida de ello.
En la serie de anime Yu-Gi-Oh! 5D's, los primeros antagonistas principales del lado de los malos (denominados Dark Signers o Portadores oscuros) poseen en uno de sus brazos una marca resplandeciente casi idéntica a varias de las líneas de nazca (ya que estas han sido levemente alteradas en la serie), también poseen cartas que se asemejan a las criaturas que las líneas representan.

En esta serie hay unas criaturas que estuvieron encerrados durante cinco mil años en las líneas de nazca. Estas criaturas son los Inmortales Terrestres o Earthbound Immortals (en la versión estadounidense). Estas criaturas oscuras son: el colibrí (Aslla piscu), el lagarto (Ccarayhua), la ballena asesina (Chacu Callhua), el mono (Cusillu), el gigante (Ccapac apu), la araña (Uru) y el cóndor (Wiraqocha Rasca).
En la serie de animación Martin Mystery, en el capítulo Ellos acechan abajo (23 de la primera temporada) las líneas aparecen también como prisión de unas criaturas.
En la serie de videojuegos Pokémon, en la quinta generación (Pokémon Blanco y Negro), ha aparecido un nuevo pokémon, Sigilyph, cuya forma recuerda a una de las imágenes presentes en las líneas de Nazca.
En el juego de la compañía Ubisoft, Assassins's Creed I y II, un juego de acción, histórico, aventura y ciencia ficción(en el que se enfrenta los templarios y Hashsha-shin en la tercera cruzada), las Líneas de Nazca forman parte de un mapa en el cual el yacen dos de las 20 partes del fruto del edén una está en la figura del mono y la otra en la del colibrí, y solo por mencionar otra parte del fruto del edén esta en la ciudadela de Machu Picchu.

Deja un comentario