Monumento Nacional Guayabo

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/l9ybtF
Comparte este material
 

Se localiza en las faldas del Volcán Turrialba, 19 km al noroeste de la ciudad del mismo nombre. El Monumento Nacional Guayabo es el sitio arqueológico más importante y de mayor tamaño descubierto en Costa Rica. Su extensión es de 217 hectáreas. Protege estructuras arqueológicas como calzadas, montículos, puentes, tanques de captación y acueductos entre otros.

El área arqueológica comprende de 15 a 20 hectáreas de las cuáles, sólo una pequeña parte ha sido excavada. Aquí encontramos rasgos arqueológicos como montículos, escalinatas, calzadas, acueductos abiertos y cerrados, tanques de almacenamiento de agua, tumbas, petroglifos, monolitos y esculturas, que nos revelan un elevado desarrollo en la ingeniería civil, la arquitectura y el urbanismo.

En cuanto a manifestaciones artísticas, los petroglifos o piedras grabadas son las más abundantes. Se localizan por toda el área arqueológica y presentan rasgos aún sin descifrar. Otra manifestación, es el monolito grabado con la figura de dos animales muy característicos de Costa Rica: el jaguar y el lagarto. También se descubrieron nueve esculturas de piedra localizadas en la pared de un montículo y el fragmento de un bastón ceremonial de madera encontrado en un tanque de almacenamiento de agua. Debido a la importancia que tuvo en agua para los indígenas, éstos dejaron grabadas varias piedras con petroglifos en forma de espiral, que simbolízan este líquido.

Por todos estos descubrimientos, los arqueólogos infieren que esta ciudad precolombina fue habitada por personas especializadas en distintos campos, dirigidos por un cacique, los cuales ejercían el poder político-religioso sobre una gran región. Se desconocen las causas del abandono de la ciudad o exterminio de este grupo indígena, antes de la conquista española. Entre las hipótesis planteadas, se mencionan las enfermedades y la guerra.

Fue don Anastasio Alfaro, naturalista y explorador, quien descubrió a finales del siglo pasado los primeros rasgos arqueológicos de Guayabo. Después de varios años de saqueo y vandalismo en 1968 el arqueólogo Carlos Aguilar Piedra, inicia excavaciones sistemáticas con el fin de rescatar este Patrimonio Cultural.

El Monumento tiene la opción de ser recorrido con un guía especializado, quien explica a lo largo de los senderos, la historia del lugar. El recorrido de los senderos (entre 40 minutos y 1 hora) presenta 20 subdivisiones, con el fin de lograr una mejor compresión de la flora, fauna y los elementos representativos del Monumento (montículos, monolitos, calzadas, acueductos, etc.)

En cuanto a las riquezas naturales de este Monumento, se encuentra la vegetación que es característica de un bosque pluvial premontano, follaje denso y siempre verde. Abundan las especies forestales como: caragra, magnolia, cantarillo, higuerón, quizarrá, cirrí, burío y cedro maría, cubiertos por gran cantidad de plantas epífitas como las bromelias y las orquídeas.

Entre la fauna, se destacan aves como tucanes, oropéndolas, trogones, carpinteros, momotos, piapias, yigüirros y chachalacas; mamíferos como armadillos, conejos, coyote, perezosos, tolomucos, martillas, ardillas y pizotes. También son frecuentes las serpientes, ranas, lagartijas y mariposas.
La importancia de este monumento no radica en la flora y fauna, sino mas bien en el valor arqueológico que guarda. Este lugar conserva recuerdos y vestigios de una época de la cual poco conocemos; pero que gracias a la conservación y mantenimiento de este tipo de lugares podemos conocer un poco más de la historia de nuestro país y por ende de nuestros antepasados.

Dicta el Jefe Seathl (1854) en unos rótulos ubicados en el Monumento: “deben enseñarle a sus hijos que el suelo que pisan son las cenizas de nuestros abuelos. Inculquen a sus hijos que la tierra está enriquecida con las vidas de nuestros semejantes a fin de respetarla” y “… la tierra no pertenece al hombre, el hombre pertenece a la tierra… todo lo que ocurra a la tierra, les ocurrirá a los hijos de la Tierra. El hombre no tejió la trama de la vida, él es sólo un hilo”.

Twitter: @Mpdesconocido

Fuentes: www.costaricainfolink.com

Deja un comentario