Ponen a la venta Amityville, la morada del miedo

PLANTILLA



4:55:59 PM

La casa del 112 de Ocean Avenue , en la ciudad costera de Amityville, Long Island, al norte de Nueva York, es quizás la más casa embrujada más famosa del mundo, conocido por innumerables fans del horror como el escenario de innumerables películas y libros de terror. Pero Amityville es mucho más que eso, un conjunto de trágicos sucesos que ocurrieron entre 1974 y 1976. La historia comenzó en 1974, cuando seis miembros de una familia murieron en esa casa a manos del hijo menor, Ronald “Butch” DeFeo, Jr. La casa fue vendida al año siguiente a George y Kathy Lutz, quienes tenían tres hijos.

Poco después, los Lutz aseguraron que en la casa tuvieron que hacer frente a aterradoras fuerzas sobrenaturales. Entidades sobrenaturales arrancaron las puertas de las bisagras, rompieron armarios y provocaron peligrosas plagas de insectos. Después de todos estos terribles sucesos, los Lutz decidieron contar su historia a un escritor llamado Jay Anson, publicándola en su libro “La morada del miedo: Una historia verdadera”, en 1977. Rápidamente se convirtió en un éxito en ventas, y representada en una película de terror de que dio lugar a diversas secuelas. ¿Pero alguna vez has querido ser dueño de una verdadera casa embrujada? Una vez más, la morada del miedo ha sido puesta a la venta por su actual propietario, Caroline D’Antonio.

La renovada “morada del miedo”

Amityville, la propiedad de 1.500 metros cuadrados de estilo colonial construida en 1927, cuenta con cinco dormitorios y tres baños. Los elegantes detalles de la época incluyen puertas y armarios de roble, vidrios emplomados en estantes y armarios, una terraza interior climatizada y once ventanas de guillotina con vistas al mar. Además, la casa situada junto a un canal en el 112 de Ocean Avenue , viene con un cobertizo para pequeñas embarcaciones. Y todo esto por tan solo 850.000 dólares (unos 740.000 €).

D’Antonio y su marido compraron la casa en 2010 por 950.000 dólares (650.000€) después de que fuera valorada por 1.15 millones de dólares (1.02 millones de euros). Pero a parte de todos los detalles anteriormente comentados, también es una atracción turística popular. Y es en Halloween cuando la casa recibe más visitantes, invadiendo ambos lados de la casa y la parte trasera que da al canal.

amityville-morada-del-miedo

Y como hemos comentado anteriormente, la casa se hizo mundialmente famosa en 1974 después de que Ronald DeFeo, de 23 años, matara a sus padres y cuatro hermanos mientras dormían. En la actualidad, Ronald está cumpliendo cadena perpetua en el centro penitenciario Green Haven Correctional Facility, Beekma, Nueva York, y la casa de su difunta familia fue vendida a la familia Lutz en 1976.

Pero los extraños sucesos comenzaron casi inmediatamente después de que la familia Lutz se trasladara a la nueva propiedad, obligándolos a marcharse un año después. La familia Lutz facilitó grabaciones de audio al escritor Jay Anson, quien fue el encargado de describir las experiencias paranormales en la casa, incluyendo sombra oscuras, extrañas sustancia procedente de los baños y actividad inexplicable en el sótano. Según los expertos, la casa podría estar construida sobre un cementerio indio.

En 1977, Anson publicó el libro “La morada del miedo: Una historia verdadera”, y dos años después los actores James Brolin y Margot Kidder interpretaron a George y Kathy Lutz en la película de terror original, basada en el libro. Y esto solo fue el principio de una gran numero de secuelas y remakes. Pero la polémica surgió con la imagen de lo que parece un niño, que bien podría ser uno de los hijos fallecidos de la familia DeFeo. La fotografía apareció por primera vez en la colección de George Lutz, en una investigación dirigida por los famosos parapsicólogos Ed y Lorraine Warren en 1976.

amityville-la-morada-del-miedo

Si bien la historia de la casa podría aterrorizar a algunos de los futuros compradores, la inmobiliaria dice que los D’Antonio disfrutaron plenamente de la propiedad, incluyendo el desfile diario de turistas. Al parecer, Caroline D’Antonio ha decidido poner la casa en venta porque su marido falleció el año pasado y asegura que ya no necesita un espacio tan grande para vivir.

“Algunos vecinos no se refieren a la historia como el horror de Amityville, sino como el fraude de Amityville”, explicó Caroline. “La única historia de terror es que una familia fue asesinada en esta casa.”

Sin embargo, son muchos los que creen que Caroline D’Antonio intenta restar importancia a la venta de la casa para no perder futuros compradores, ya que esta sería la explicación del por qué quiere vender la casa a un precio más bajo que cuando la compró en 2010. Por desgracia, ni los turistas ni los creyentes en lo paranormal podrán visitar la casa. Sólo se permitirá recorrer la morada del miedo a compradores serios, después de rellenar una solicitud y proporcionar un aval bancario varios días antes de la visita programada. Puedes encontrar más in formación sobre el horror de Amityville descrito por un de los miembros de la familia Lutz en el siguiente enlace: “Daniel Lutz cuenta por primera vez la historia real de Amityville”.

¿Te atreverías a comprar una casa así?

http://www.mundoesotericoparanormal.com/


Si te ha gustado esta publicación y te gustaría llevarnos contigo donde quieras dale “LIKE” a nuestra página de facebook EN ESTE ENLACE.

LA PISTA DE ATERRIZAJE EXTRATERRESTRE DE NAZCA

PLANTILLA



8:36:24 PM

Las cimas de las montañas planas gigantes en Nazca han seguido siendo un profundo misterio durante décadas. Incluso hoy en día, los arqueólogos son incapaces de explicar cómo y por qué fueron creados por el hombre masivas, planas de tierra ‘que hacen la forma de una de pista de aviones’ hace miles de años.

A todos nos ha fascinado las líneas de Nazca y Palpa desde hace décadas. Estas increíbles piezas del antiguo “arte” se encuentran en la árida planicie costera del Perú a unos 400 kilómetros al sur de la actual Lima. Los geoglifos de escalonamiento cubren alrededor de 450 kilómetros y fueron creados en el suelo árido en algún momento entre 500 aC y 500 dC.

Las líneas de Nazca y Palpa son considerados uno de mayores misterios de la arqueología, sobre todo debido a su tamaño, la cantidad y la naturaleza. Algunas de las líneas representan seres vivos, plantas estilizadas, y seres imaginarios, así como figuras geométricas de varios kilómetros de largo.

Según los estudios, la mayor de las figuras de Nazca es aproximadamente 1000 pies, y el geoglifo más largo se prolonga durante alrededor de 9 millas.

Sin embargo, el más misterioso descubrimiento en Nazca son las cimas de las montañas enigmáticas que se asemejan extrañamente pistas de hoy en día. Las cumbres de algunas de las montañas circundantes en Nazca se ven como si algo, literalmente, presiona hacia abajo -con increíble fuerza-la cima de la montaña. Muchos investigadores han dicho que los misteriosas cimas de las montañas se ven como si algo logró ‘perfectamente’ cortar a través de la cima de la montaña, creando superficies planas increíbles.

Entonces, ¿cómo es posible que aún existan estas montañas gigantes ‘? Las lineas de Nazca son conocidos por haber creado el desierto con una técnica increíble, intrincadas figuras de animales, plantas y formas geométricas, ¿por qué se molestan y crear estos enormes superficies planas?

Nazca-Airport

Hay muchas preguntas que permanecen sin respuesta en Nazca. Fueron estas figuras gigantes hechos para ser vistos desde arriba? A caso querían imitar las constelaciones en el cielo?

¿Cuáles fueron los antiguos y que trataban de decir a las generaciones futuras?

Las líneas de Nazca eran mera arte antiguo? Si es así … ¿por qué la humanidad antigua creo un arte que no puede ser plenamente apreciada desde el suelo?

¿Es posible que -como los teóricos de los antiguos astronautas que sugiere que los antiguas ‘pistas’ que se ve en Nazca son, de hecho, marcadores de navegación utilizados por los extraterrestres avanzadas que visitó la zona hace miles de años?

Y es posible que algunos de los gigantes, triángulos planos fueron creados por la nave espacial masiva que aterrizó en el pasado distante?

¿Qué pasa si los “dioses” utilizan estos caminos en el pasado distante para visitar a la gente en el Perú?

¿Y si, los pueblos antiguos crearon los figurines, como el astronauta de Nazca en honor de esos “dioses” que vinieron desde arriba?

Nazca-Airport-2

Curiosamente, según algunas leyendas locales, el misterioso creador Viracocha Inca dios, encargó a las Líneas de Nazca y glifos en el pasado. Estas líneas se dice que están creadas por el propio Viracocha. Fue el gran maestro Dios de los Andes.

Los escépticos siguen siendo positivos que estas figuras gigantes, cumbres planas no fueron creados por máquinas voladoras avanzadas. Sin embargo, podrían los antiguos pobladores de Nazca haber creado de forma perfecta, triángulos, miles de metros de diámetro, con sus pies, ya que algunos investigadores sugieren?

Y si es así, entonces ¿cómo podemos explicar las cumbres planas situadas alrededor de las líneas de Nazca?

Hoy en día cuando se trata de las líneas de Nazca y Palpa, las teorías más aceptadas son que éstos son los calendarios astronómicos gigantes, sitios ceremoniales, sistemas de coordenadas, y por último pero no menos importante, pistas de aterrizaje gigantes creadas por miles de nuestros vecinos cósmicos de años atrás.

¿Qué le parece que son?

http://www.ewao.com/


Si te ha gustado esta publicación y te gustaría llevarnos contigo donde quieras dale “LIKE” a nuestra página de facebook EN ESTE ENLACE.

EL hombre que vivió a 100 metros bajo tierra para averiguar hasta qué punto dependemos del Sol

PLANTILLA



6:56:21 PM

Pocas cosas pueden resultar más claustrofóbicas que la idea de enterrarnos y mantenernos durante un prolongado espacio de tiempo en la oscuridad de un espacio cerrado. A Michel Siffre nadie le obligaría a ello. Este espeleólogo se sometió a sí mismo a dos meses de completo aislamiento bajo una cueva subterránea. Una aventura que dio comienzo a principios de los 60 con la que se consiguieron grandes avances en el estudio del sueño. Así empezó todo.

Es imposible hablar de la figura de Siffre sin mencionar al hombre que comenzaría este tipo de estudios. Si durante siglos han sido muchos los científicos y médicos que han dedicado su vida al estudio del sueño, Nathaniel Kleitman fue un paso más allá. Junto a su ayudante y alumno Bruce Richardson, el investigador salía el 6 de julio de 1938 de pasar 32 días en una cueva en Kentacky. Privados de señales ambientales, habían tratado de cambiar a un ciclo de sueño de 28 horas. Un primer avance que desgraciadamente para Kleitman tuvo unos resultados no concluyentes.

Tras esa primera incursión de Kleitman hacia el estudio de los ciclos de sueño engullido en la masa del planeta, más de dos décadas después llegaría la aventura del explorador francés.

jimi0prvty5ie2ehottx
Siffre: estudiando el aislamiento extremo

Michel Siffre nacía el 3 de enero de 1939 en Niza. El explorador, aventurero y científico contaba que con tan sólo 10 años de edad descubrió esa pasión por la espeleología tras explorar el Imperial Cave Park. Pasó su juventud interesado en la carrera espacial y por ello decidió que si no iba al espacio, intentaría contribuir de alguna forma a la propia carrera espacial.

¿Qué hizo?

El hombre pensó que la mejor manera de ayudar era creando situaciones a las que se podrían enfrentar los astronautas, situaciones como por ejemplo la posibilidad de acabar en algún tipo de cueva profunda. De hecho parte de sus primeras ideas ya se basaban en la realidad de un astronauta, confinado a pasar meses en pequeños espacios. Así comenzarían sus primeros experimentos. Y sí, mientras que para algunos el aislamiento puede ser un castigo, para Siffre se convirtió en el camino para el descubrimiento científico.

Dentro de la cueva las temperaturas serían bajo cero, con un 98% de humedad y una temperatura corporal por debajo de los 34 grados

La primera de las grandes investigaciones llegaría a comienzos de la década de los 60, con la carrera espacial en ebullición y en el momento en el que la comunidad científica aprendía y estudiaba sobre cómo viajar al espacio y cómo mejorar ese viaje a los astronautas. Estos estudios llevaron a una serie de planteamientos y preguntas sobre dichas condiciones:

¿Podrían las personas hacer frente a un aislamiento extremo en un espacio confinado?

Dando por válida la cuestión anterior, ¿qué pasaría con nuestros ciclos de sueño si no hay Sol?

No había respuesta clara, así que Michel Siffre a la edad de 23 años decide ofrecer las respuestas a la comunidad experimentando él mismo tal situación. Pasó dos meses viviendo en un aislamiento total, enterrado a más de 100 metros de profundidad en un glaciar subterráneo en los Alpes (cerca de Niza).

El astronauta en la cueva
El astronauta en la cueva

Se trataba de un glaciar que había descubierto un año antes tras una expedición biológica. Siffre había pasado 15 días allí en el momento del descubrimiento, por lo que pensó que sería el lugar idóneo para poner en práctica el experimento. Un espacio confinado donde no tendría reloj alguno ni luz del día para marcar el tiempo. Dentro de la cueva las temperaturas serían bajo cero, con un 98% de humedad y una temperatura corporal por debajo de los 34 grados. Dicho de otra forma, allí se encontró con mucho frío y humedad máxima. Según explicaría años después:

Tenía un equipo en el interior de la cueva francamente malo, y todo en un pequeño espacio. Mis pies estaban siempre mojados, y mi temperatura corporal por debajo delos 38 grados. Mis pasatiempos pasaban por leer, escribir y llevar a cabo la investigación en la cueva. También pasé mucho tiempo pensando en mi futuro. Además, había dos pruebas que realizaba cada vez que llamaba a la superficie. En primer lugar, me tomaba el pulso. En segundo lugar, me hacía un examen psicológico. Tenía que contar del 1 al 120, a razón de un dígito por segundo. Con esa prueba hicimos un gran descubrimiento: me tomó cinco minutos para contar hasta 120. En otras palabras, psicológicamente había experimentado cinco minutos reales como si fueran dos.

Precisamente el paso del tiempo en ausencia de un reloj fue una de las situaciones más extrañas y perturbadoras. El geólogo llevó a cabo un protocolo científico situando a un equipo a la entrada de la cueva. De esta forma y cada vez que se despertaba, cada vez que comía y justo antes de dormir, Siffre les llamaba para que midiesen los tiempos (aunque el equipo no podía responderle por orden del mismo Sifre). Sin saberlo había creado un campo de cronobiología humano. Y es que mucho antes, en 1922, se había descubierto que las ratas tenían un reloj biológico interno. El experimento de Siffre demostraba que, como los mamíferos inferiores, nosotros también tenemos un reloj biológico.

kubw3ywmp8npmzlmrlcw

En el interior de la cueva sufrió hipotermia y tuvo que lidiar con temperaturas extremas, sin embargo y como narraría de sus experiencias, jamás en los 63 días bajo tierra tuvo problemas para lidiar con la realidad. Únicamente recuerda una vez en la que pensó en la locura. Cuando llegó el 14 de septiembre, fecha señalada para su salida de la cueva, Siffre sintió por primera vez cómo había perdido la noción del tiempo:

Descendí a la cueva el 16 de julio y estaba planeado terminar el experimento el 14 de septiembre. Cuando mi equipo en la superficie me notificó que el día había llegado por fin, pensé que sólo era el 20 de agosto y creía que todavía tenía un mes para salir de la cueva. Mi tiempo psicológico se había comprimido por dos.

Si bien su mente se había “perdido”, su cuerpo se mantuvo estable. La razón se debe a ese protocolo que mantuvo con su equipo en el exterior cada vez que despertaba, comía o iba a dormir. Como resultado había mantenido sin querer ciclos regulares de sueño y vigilia. Un buen día para el geólogo duraba poco más de 24 horas.

Tras la experiencia y los hallazgos encontrados, Siffre continuaría llevando a cabo pruebas similares hasta 1972. Más de un centenar de pruebas durante diez años aislado en búnkeres subterráneos artificiales, aunque tras el primer experimento, todos serían de menos de un mes.

Llegados a 1972, Siffre lleva a cabo el mayor de los retos hasta entonces. Decide descender a una cueva en Texas para permanecer en su interior seis meses. Un experimento patrocinado por la NASA que también variaba en cuanto a las condiciones extremas de su primer viaje a las profundidades (en 1962). Ahora se trataba de una cueva cálida y hasta cierto punto con lujos, donde la mayor de las incomodidades eran una serie de electrodos colocados en la cabeza destinados a vigilar su corazón, cerebro y actividad muscular.

Al poco tiempo, comenzó a pensar en el suicidio, un espacio del confinamiento donde su único “amigo” y compañía fue un ratón

Con el paso de las semanas se acostumbró a ello. Pasaba el día con pruebas o explorando la cueva. Sin embargo en el día 79 de su aislamiento su cordura comenzó a quebrarse. Todo indicaba que llegaba un principio de depresión, especialmente tras romperse el tocadiscos y cuando el moho comenzó a estropear sus libros, revistas y material científico. Al poco tiempo, comenzó a pensar en el suicidio, un espacio del confinamiento donde su único “amigo” y compañía fue un ratón que aparecía de vez en cuando para hurgar en sus suministros. Siffre lo acabaría matando por accidente. En el momento en el que el experimento estaba llegando a su fin, una tormenta eléctrica acaba en una descarga sobre el explorador a través de los electrodos en la cabeza.

Al acabar la prueba esta volvía a arrojar resultados interesantes. Durante el primer mes había mostrado ciclos regulares de sueño-vigilia de poco más de 24 horas. Tras este tiempo, los ciclos comenzaron a variar al azar entre 18 y 52 horas. Se trataba del “sueño” de Siffre desde muy pequeño, un hallazgo importante que impulsó el interés en las formas de inducir los ciclos de sueño-vigilia más largos en los seres humanos, algo que podría beneficiar a submarinistas o astronautas.

Siffre no acabaría aquí sus hazañas. En 1999 (y con 60 años de edad) volvió a introducirse, ahora en la cueva Clamouse, para el estudio de las condiciones a partir de edades avanzadas. Allí estuvo casi tres meses en su último acercamiento a aquello a lo que dedicó su vida. El hombre que estudió las cuevas y terminó estudiando el tiempo salía de Clamouse el 14 de febrero del año 2000.

La profundidad es oscura. Y nosotros necesitamos luz. Y si la luz se apaga, estamos muertos. En la Edad Media, las cuevas eran el lugar donde vivían los demonios. Pero, al mismo tiempo, las cuevas son un lugar de esperanza. De entrar en ellas para encontrar minerales y tesoros, y es uno de los últimos lugares donde todavía es posible tener aventuras y hacer nuevos descubrimientos.

Michel Siffre (2008)

http://es.gizmodo.com/


Si te ha gustado esta publicación y te gustaría llevarnos contigo donde quieras dale “LIKE” a nuestra página de facebook EN ESTE ENLACE.

DISEÑARAN A LOS HUMANOS EN LOS PRÓXIMOS 10 AÑOS ?

PLANTILLA



3:25:36 PM

La secuenciación del genoma humano, y con ella la posibilidad de descifrar el perfil genético de una persona, fue uno de los proyectos científicos internacionales más ambiciosos de la historia. Fue un hito sin precedentes que revolucionó la investigación y podría repetirse con un nuevo megaproyecto. Un grupo de 24 científicos de primera línea reclaman un esfuerzo económico y científico similar para sacar adelante otro gran proyecto, el que permitirá obtener un genoma humano sintético en diez años. O lo que es lo mismo, fabricar vida partiendo de cero en el laboratorio.

Las posibilidades de crear organismos totalmente artificiales —no solo humanos— son infinitas. Tan apasionantes, como que esta estrategia podría salvar al planeta de su extinción, creando formas de vida que reparen el medio ambiente, o borrar enfermedades hereditarias incurables. Pero hay también quien ve con inquietud cómo se abre la puerta a la manipulación genética, con la creación de bebés de diseño o supersoldados preparados para la lucha y sin miedo, al estilo del hollywoodense Bourne.

Reescribir el ADN

El proyecto que aspira a seguir la estela del genoma humano ya tiene nombre. Se llama «HPG-write», algo así como proyecto genoma humano escrito, porque ahora ya no se trata de leer el ADN humano sino de reescribirlo. La diferencia entre estos dos «es cuántica», advierte Andrés Moya, catedrático de genética de la Universidad de Valencia. «Ahora se quiere intervenir. No es solo leer lo que hay, es modificarlo. Es más,se pretende la definición de un genoma humano de referencia», advierte.

genoma-master768
Secuencia base desalineada de ADN mostrada en una pantalla de computadora.

Hace semanas un grupo selecto de científicos, abogados y líderes de la industria tuvieron un encuentro a puerta cerrada en la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston, para debatir este proyecto titánico. Pero la propuesta más oficial se ha lanzado en el último número de la revista Science. En un artículo para la discusión, veinticuatro científicos de primera línea —incluidos algunos de los que participaron en aquella cita a puerta cerrada— defienden la necesidad de este proyecto y llaman la atención sobre las infinitas posibilidades (algunas muy inquietantes) que puede traer la biología sintética.

Poner líneas rojas

A la cabeza de este debate se ha situado Jef D. Boeke, un genetista de la Universidad de Nueva York que es pionero en este campo. Su grupo fue el primero en fabricar el primer cromosoma sintético de un organismo vivo complejo, el de la levadura. Ahora Boeke y los otros 23 investigadores que firman el artículo proponen medidas para hacer más económico el proceso y reclaman una base de datos única para intentar coordinar todos los pasos que se están dando para modificar el ADN humano, así como de animales y plantas.

Pero también plantean la necesidad de abrir también un debate ético y social antes de empezar a rediseñar la vida. Manuel Porcar, del departamento de Biotecnología de la Universidad de Valencia, advierte de que «no se trata de hacer un ser humano, ni un feto o embrión, modificado genéticamente, sino de ensayos a nivel celular. Con la síntesis de genomas se podrán a punto técnicas de edición genética (con las que se pueden borrar, cortar y pegar genes a capricho) y, por otro, contribuir a la cura de algunas enfermedades hereditarias, por ejemplo», explica. Pero entiende que hagan un llamamiento a la ética y al debate social como paso previo al proyecto.

«Ahora se quiere intervenir. No es solo leer lo que hay, es modificarlo. Es más,se pretende la definición de un genoma humano de referencia». Artículo publicado en MysteryPlanet.com.ar: Humanos diseñados «a la carta»: Un genoma sintético en diez años
«Ahora se quiere intervenir. No es solo leer lo que hay, es modificarlo. Es más,se pretende la definición de un genoma humano de referencia».

En esta misma línea, Vicente Larraga, del Centro de Investigaciones Biológicas del CSIC, agradece que se sienten las bases para un marco ético y legal. «La carrera desatada por las tecnologías que permiten modificar el genoma y la de síntesis puede desbocarse y es bueno regular la masa de conocimiento y patentes que pueden surgir», apunta. El catedrático Andrés Moya también aprecia el «tono positivo y esperanzador» con el que los proponentes se dirigen a la opinión pública.

«Reclaman un debate amplio y sereno, poniendo por delante las bondades esperables de una iniciativa de estas características, sobre sus implicaciones éticas, legales y sociales». Moya también cree que este avance es imparable: «Podrá haber moratorias, principios de precaución, legislación apropiada en el seno de sociedades democráticas que regulen las intervenciones, pero lo cierto es que hace 25 años leímos el genoma humano y ahora planteamos sintetizarlo».

MysteryPlanet.com.ar


Si te ha gustado esta publicación y te gustaría llevarnos contigo donde quieras dale “LIKE” a nuestra página de facebook EN ESTE ENLACE.