El enigma del “Mar Báltico” contiene metales que la naturaleza NO PUEDE reproducir


La Anomalía del Mar Báltico es quizás uno de los descubrimientos submarinos más misteriosos de los últimos años. La “anomalía” fue detectada el 19 de junio de 2011 por el equipo sueco “Ocean X Team” durante una inmersión en el Mar Báltico entre Suecia y Finlandia mientras buscaban un viejo naufragio. Desde que se descubrió la anomalía, surgieron innumerables teorías tratando de explicar qué diablos es este misterioso objeto.

La Anomalía del Mar Báltico es redonda, de 3 a 4 metros de espesor y aproximadamente 60 metros de diámetro, se levanta sobre algo parecido a un pilar de 8 metros de altura, y se encuentra en una Profundidad de 85 a 90 metros.

Un año después de descubrir el objeto, el equipo decidió explorar más la anomalía y aclarar el misterio detrás del llamado OVNI sumergido. Sin embargo, el grupo surgió con más preguntas que respuestas.

“No puedo explicar lo que vimos, fui allí buscando respuestas, pero me encontré con más preguntas”, dijo Stefan Hogeborn, uno de los buzos de Ocean X en el 2012.

“Durante mis 20 años de carrera de buceo, incluyendo 6.000 inmersiones, nunca he visto nada como esto. Normalmente las piedras no se queman”, dijo Hogeborn en un comunicado de prensa.

“Hemos escuchado un montón de diferentes tipos de explicaciones, desde la nave espacial de George Lucas, el Halcón Milenario, hasta que es una especie de tapón hacia el mundo interior”, como si fuera un infierno o algo así”, dijo el buzo Peter Lindberg.

En los últimos años, el descubrimiento ha generado hipótesis de todo tipo.

Mientras que algunos dicen que podría ser los restos de un meteorito o un buque de guerra, varios medios de comunicación y ufólogos creen que podría ser un platillo volador.

Los más escépticos, por otro lado, creen que toda la investigación es una farsa y es parte de una campaña de marketing viral, es decir, un truco publicitario de Ocean X para tratar de recaudar dinero que les ayudaría en otros proyectos relacionados con la búsqueda de tesoros perdidos.

[su_youtube url=”https://youtu.be/a-Ugdky2mSE”]

Curiosamente, después de que Ocean X trajo a la superficie una muestra de la supuesta anomalía, se encontró que contenía limonita y goethita. El geólogo israelí Steve Weiner afirmó que estos materiales son “metales que la naturaleza no podría reproducir”

Además, si los metales no fueron lo suficientemente extraños, Stefan Hogerborn, parte del equipo de Ocean X, dijo que su equipo dejó de funcionar cuando se aproximaban a la Anomalía del Mar Báltico dentro de los 200 metros.

Se le cita diciendo: “Cualquier cosa eléctrica que teníamos ahí – y el teléfono satelital también – dejó de funcionar cuando estábamos por encima del objeto”.

“Y luego nos alejamos unos 200 metros y se activaron de nuevo, y cuando volvimos sobre el objeto no funcionaban.”

El buceador Peter Lindberg dijo: “Hemos experimentado cosas que realmente no podía imaginar y he sido el más escéptico del equipo con respecto a estos diferentes tipos de teorías”.

“Yo estaba un poco preparado para encontrar una piedra, un acantilado, un afloramiento o una pila de lodo, pero no era nada como eso, así que para mí, ha sido una experiencia extrañable lo debo decir”.

El miembro de Ocean X Dennis Åsberg dijo: “Estoy cien por ciento convencido y seguro de que hemos encontrado algo que es muy, muy, muy único”.

“Entonces si es un meteorito o un asteroide, o un volcán, o una base de, por ejemplo, de un submarino de la Guerra Fría que ha sido fabricado y colocado allí – o si es un OVNI …”

“Bueno, honestamente tiene que ser algo.”

Las citas fueron informadas por primera vez en NDTV.

Sin embargo, otros expertos -como Fredrik Klingberg y Martin Jakobsson- discrepan y sugieren que la composición química de la muestra se asemeja a la de los nódulos que no son infrecuentes en los fondos marinos y que los materiales encontrados, incluyendo la limonita y goethita, pueden de hecho ser formados por la naturaleza misma.

El profesor de Geología Volker Brüchert sugiere que la Anomalía del Mar Báltico es muy probablemente un depósito glacial. Los glaciares que se formaron cerca del Mar Báltico habrían transportado esta formación desde su lugar de origen. De manera similar a las numerosas piedras equilibradoras que se encuentran en la parte superior de muchas montañas.

http://conspiraciones1040.blogspot.com