Cómo saber si eres psíquico?

PLANTILLA



7:11:13 PM

¿Has oído hablar de personas que de repente “ven” la solución a un problema cuando se encuentran relajados y su mente no está activa? Por ejemplo, estas duchándote y en un momento dado tienes una visión repentina de la solución a tus problemas en el trabajo. Esta misma información también podría llegarte mientras estas meditando o haciendo yoga. Los estudios han demostrado que estas prácticas parecen cambiar nuestra actividad en las ondas cerebrales.

Pero al parecer hay personas que están más predispuestas a este tipo de información que el resto. Aquellos que llevan toda la vida estudiando los fenómenos psíquicos aseguran que la mayoría de nosotros, si no todos, somos psíquicos en un grado u otro. Son muchas las personas que experimentan ciertos acontecimientos en sus vidas que indican casos de telepatía (comunicación de pensamientos) o precognición (saber lo que va a ocurrir en un momento determinado). Tal vez sólo les ha ocurrido una o varias veces. Sin embargo, tal vez les sucede con bastante frecuencia. En Mundo Esotérico y Paranormal hemos dedicado varios artículos a ciertas capacidades psíquicas, pero si alguna vez has sospechado tener algún tipo de habilidad más allá de lo comprensible, a continuación, encontrarás seis signos que puede que te revelen tus dones psíquicos.

Intuyendo llamadas telefónicas

Todos hemos experimentado este fenómeno, y cuando sucede de vez en cuando podemos atribuirlo a la coincidencia. O tal vez hay gente que llama con mayor frecuencia en momentos esperados. ¿Pero alguna vez has sido capaz de intuir una llamada telefónica de alguien totalmente inesperado, como una persona con la que no hablabas desde hace años? Y entonces suena el teléfono y es esa persona. Esto podría ser un indicio del fenómeno psíquico conocido como precognición, saber algo antes de que suceda. Y si este tipo de fenómeno te sucede regularmente, entonces podrías ser un verdadero psíquico.

Sintiendo el peligro

A todos nos preocupa por la seguridad de nuestros seres queridos, especialmente cuando nos encontramos alejados por la distancia. Como es natural, los padres tienen una profunda preocupación por sus hijos cuando están en la escuela, junto con otros niños, o en un viaje. Pero la mayoría de personas intentan calmar esta preocupación o inquietud con la razón, pensando que nuestra familia no puede estar siempre bajo su supervisión.

como-saber-si-eres-psiquico

Sin embargo, ha habido muchos casos en que un padre “sabe” que su hijo está herido o está en problemas. Esta no es una preocupación común. Es una sensación tan intensa y persistente que el padre se ve obligado a buscar al niño y, efectivamente, ha habido un accidente. Tal conexión psíquica se ha documentado entre padres e hijos, cónyuges y parejas, hermanos y hermanas, y por supuesto, en gemelos. Si alguna vez has tenido una experiencia como esta, entonces podrías ser un psíquico.

Lugares desconocidos

Posiblemente has tenido la experiencia o has ido a la casa de alguna persona donde nunca estuviste antes, pero para ti es extrañamente familiar. Esto también puede suceder al comprar una casa. Sabes exactamente donde está cada habitación, cada armario, e incluso reconoces la decoración. Conoces pequeños detalles, como imperfecciones en las paredes. Sin embargo, nunca has estado allí antes.

Posiblemente se trate de un caso de Déjà vu, la extraña sensación de haber vivido algo antes. Pero generalmente el Déjà vu suele ser una sensación pasajera, de un breve periodo de tiempo. Rara vez se prolonga en el tiempo. Así que, si has experimentado esto antes, puedes ser psíquico.

psiquico

Sueños proféticos

Todos tenemos una variedad de sueños sobre personas que conocemos, personajes famosos, e incluso de cosas que están sucediendo en el mundo. Así que es lógico pensar que sólo por casualidad podemos tener sueños sobre alguien o algo que después acaban cumpliéndose en la vida real. ¿Pero sueles tener sueños sobre ti mismo, tu familia y amigos, o incluso acontecimientos mundiales que acaban sucediendo?

Los sueños proféticos son muy diferentes a los normales. Son mucho más lúcidos, vivos, detallados y convincentes. Si es así, debes escribir estos sueños justo después de tenerlos, no debes olvidarte de ellos, ya que podrían ser una clara evidencia de nuestras capacidades psíquicas.

Conociendo un objeto (o persona) con solo tocarlo

¿Alguna vez ha recogido un objeto que no te pertenece y has sido invadido con una extraña sensación de conocer ciertos detalles de ese objeto, como su historia o a quién pertenecía? Del mismo modo, ¿te ha pasado lo mismo con las personas?

Podría ser que fueras simplemente una persona muy perceptiva, con la capacidad de deducir la información sobre un objeto o una persona con sólo mirarlos o tocarlos. Pero si eres capaz de proporcionar muchos detalles precisos sin que haya otra manera posible de conocerlos, es posible que tengas una extraña capacidad conocida como psicometría.

como-saber-eres-psiquico

Visiones del futuro

¿Tienes la costumbre de explicar a tus amigos y familiares sobre experiencias específicas que van a tener? ¿A veces les has advertido de peligros o circunstancias que están por ocurrir? Muchos pueden pensar que es lógico que al conocer personalidades o hábitos de nuestros amigos y familiares podamos hacer conjeturas razonables, por lo que en ocasiones podemos predecir lo que les podría pasar.

Pero no estamos hablando de esto. Estamos hablando de fuertes sentimientos incontrolables, que parecen venir de la nada y que indican claramente que algo les está a punto de pasar. Es una extraña sensación que te obliga a advertirles. Y si esos acontecimientos ocurren, entonces claramente era un psíquico.

Estos son solo algunos de los signos que podrían indicar que tienes capacidades psíquicas evolucionadas. Pero no son los únicos, como hemos comentado anteriormente, en Mundo Esotérico y Paranormal dispones de gran cantidad de artículos que podrían ayudarte a desvelar los misterios de nuestra mente. No lo dudes, explícanos tus experiencias psíquicas.

http://www.mundoesotericoparanormal.com/

LA NIÑA QUE REGRESO 50 AÑOS DESPUES

PLANTILLA



10:44:56 PM

Se cuenta que a principios de 1900 una familia conformada por tres integrantes (papá, mamá e hija), vivían en una zona apartada de una montaña. Un sábado como cualquier otro, los padres enviaron a la pequeña de apenas 5 años a recolectar para el desayuno y el resto del día.

La niña obediente sale, como tantas otras veces antes, a buscar las uvas y otras frutas para su familia. Al pasar varias horas y percatarse de que la niña todavía no regresaba sus padres preocupados comenzaron su búsqueda, gritaban su nombre con desesperación y fueron a todos los lugares cercanos, pero la niña no aparecía.

Las horas se transformaron en días y un grupo de voluntarios del pueblo se ofreció para ayudar a los padres a buscar a su pequeña hija. Durante semanas se mantuvo la búsqueda e inclusive buscaron en las profundidades de un barranco de la zona, no había rastro de la niña, ni de su ropa o la cesta que llevaba, por ningún lado habían huellas, pareciera como si hubiera desaparecido sin más.

El matrimonio quedó profundamente afectado, no pudieron superar tan irreparable pérdida y a pesar de ser una pareja joven no quisieron tener más hijos. Todas las noches el matrimonio rezaba por el descanso eterno del alma de su pequeña, ya que aunque nunca se descubrió el cuerpo ellos estaban casi seguros que la niña había fallecido.

Pasaron más de 50 años, cuando un día como cualquier otro, la mujer observa una pequeña niña a lo lejos que poco a poco se va acercando a la casa. Sus ojos no podían creer lo que veían, era su hija, era la misma pequeña de 5 años que regresaba con la misma ropa con la cual había desaparecido y la cesta llena de frutas. Rápidamente la mujer llamó desesperada a su esposo, quien tampoco podía creer que era ella, ambos saltaron a abrazarla y a besarla.

Por su parte, la niña estaba un poco asustada, para ella, esas dos personas no eran sus padres: sus cabellos eran canosos, sus cuerpos eran diferentes y las arrugas se habían hecho presentes alrededor de sus ojos y frentes. Sin embargo, después de un rato entendió que sí se trataba de ellos.

desaparecida2

La niña le relató a sus padres que había salido a hacer la tarea que le habían encomendado y que tan solo habían transcurrido unas pocas horas, pero la realidad es que habían pasado más de 50 años y la niña no solamente había regresado, sino que su apariencia era idéntica a cuando desapareció. Algunos insinuaron que se podría tratar de una impostora, pero más allá de la apariencia física exacta a la de la niña desaparecida y la misma ropa, la niña conocía detalles e intimidades de su familia que más nadie podría saber.

Algunas teorías…

Hay quienes afirman que este caso es más que una leyenda, aseguran que se puede tratar del alma de la niña. Se dice que la niña falleció al caer por accidente en alguna ladera y su espíritu regresó a su hogar 50 años después de lo sucedido.

Otros creen que también se puede tratar de una abducción extraterrestre, con lo cual se explicaría que la niña estaba viva y lucía exactamente igual a cuando desapareció.

Home

Lo que Napoleón Bonaparte vio dentro de la Gran Pirámide de Egipto y le dejó aterrorizado

PLANTILLA



9:20:42 PM

Napoleón junto a la esfinge La pirámide de Keops, que es la única construcción que perdura de las siete maravillas del mundo antiguo, sigue revelando nuevos secretos en sus imponentes 146 metros de altura. Un escaneado de la construcción de bloques de pieza caliza indicó hace unos días que podría haber pasadizos ocultos todavía sin descubrir, como evidencia el hecho de que se hayan registrado anomalías de temperatura de hasta seis grados. Un análisis científico que confirma lo que Napoleón Bonaparte intuyó en su propia piel tras pasar siete horas en el tétrico monumento: el misterio impregna cada uno de sus rincones.

Con el objetivo de liberar Egipto de las manos turcas, el prometedor general Bonaparte, victorioso en Italia, desembarcó en el país del Nilo durante el verano de 1798 con más de treinta mil soldados franceses poniéndose por objetivo avanzar en dirección a Siria.

No en vano, el joven Napoleón perseguía algo más que objetivos militares y llevó consigo a un grupo de investigadores de distintas disciplinas (matemáticos, físicos, químicos, biólogos, ingenieros, arqueólogos, geógrafos, historiadores…), más de un centenar, para que estudiaran al detalle aquel país de las pirámides maravillosas y los dioses milenarios.

Entre ellos figuraban los matemáticos Gaspard Monge, fundador de la Escuela Politécnica; el físico Étienne-Louis Malus; y el químico Claude Louis Berthollet, inventor de la lejía. Es decir, algunos de los científicos más brillantes de su generación acudieron a la llamada del general, de 28 años, sin conocer siquiera el destino del viaje hasta que navegaron más allá de Malta: «No puedo decirles adónde vamos, pero sí que es un lugar para conquistar gloria y saber».

Europa redescubre Egipto

Fue en aquella expedición, entre lo militar y lo científico, cuando Europa redescubrió las maravillas del antiguo Egipto y encontró la llave para entenderlas. Mientras un soldado cavaba una trinchera en torno a la fortaleza medieval de Rachid (un enclave portuario egipcio en el mar Mediterráneo), halló por casualidad la conocida como la piedra Rosetta, la cual sirvió para descifrar al fin los ininteligibles jeroglíficos egipcios. Se trataba de una sentencia del rey Ptolomeo, fechada en 196 a. C, escrita en tres versiones: jeroglífico, demótico y griego. A partir del texto griego fue posible encontrar las equivalencias en los jeroglíficos y establecer un código para leer los textos antiguos.
No obstante, el viaje también sirvió a Napoleón a modo de búsqueda espiritual en una tierra que había perturbado la imaginación de grandes personajes de la historia. Como muchos de sus contemporáneos, el Gran Corso se sentía atraído por el exotismo oriental y había leído una obra muy popular por entonces, «El Viaje a Egipto y Siria de Constantin Volney», publicada en 1794 sobre los misterios de las civilizaciones de la zona.

batalla-piramides--510x286

En medio de las operaciones militares, Napoleón se dirigió a Tierra Santa con el propósito de confrontarse con el ejército turco y, de paso, a descansar por una noche en Nazaret. Y así lo hizo el 14 de abril de 1799, sin que hayan trascendido más detalles de esta particular parada turística. Ese mismo año, en agosto, Napoleón regresó a El Cairo haciendo noche supuestamente en el interior de la Pirámide de Keops. Su séquito habitual y un religioso musulmán le acompañaron hasta la Cámara del Rey, la habitación noble, que en aquella época era de difícil acceso, con pasadizos que no llegaban al metro y medio, y sin ningún tipo de iluminación más allá de las insuficientes antorchas.

«Aunque os lo contara no me ibais a creer»

Concretamente, la Cámara del Rey es una sala rectangular de unos 10 metros de largo y 5 metros de ancho conformado por losas de granito, paredes y techo lisos, sin decoración, y únicamente contiene un sarcófago vacío de granito, sin inscripciones, depositado allí durante la construcción de la pirámide, puesto que es más ancho que los pasadizos. El general corso pasó siete horas rodeado solo de murciélagos, ratas y escorpiones en la pirámide. Justo al amanecer, brotó de la laberíntica estructura, pálido y asustado. A las preguntas de inquietud de sus hombres de confianza sobre lo qué había ocurrido allí dentro, Napoleón respondió con un enigmático: «Aunque os lo contara no me ibais a creer».

De la pirámide, a la conquista política de París

Resulta imposible saber qué es lo que vio o sintió exactamente Napoleón en esas siete horas, o incluso si el episodio llegó a tener lugar, aunque parece probable que en todo caso el corso creyera sufrir alguna clase de experiencia mística inducida por la soledad, la oscuridad, las temperaturas extremas y los ruidos distorsionados por el eco. Lo que está claro es que –como han dado cuenta distintas obras de ficción, véase la novela de «El Ocho» (1988) de Katherine Neville o más recientemente Javier Sierra en «El Secreto Egipcio de Napoleón» (2002)– la noche de Napoleón dentro de la Gran Pirámide pareció cambiar su carácter para siempre. Pese a regresar derrotado militarmente a Francia, el corso despegó políticamente en los siguientes meses. En noviembre de ese año organizó el golpe de Estado del 18 de brumario que acabó con el Directorio, última forma de gobierno de la Revolución francesa, e inició el Consulado con Napoleón Bonaparte como líder.

napoleon-bonaparte-retrato--250x300

Lo que si tiene una respuesta más accesible es por qué razón quiso pernoctar en el monumento. Según explica el periodista Peter Tompkins en su clásico «Secretos de la Gran Pirámide», «Bonaparte quiso quedarse solo en la Cámara del Rey, como hiciera Alejandro Magno, según se decía, antes que él». Obsesionado durante toda su carrera con otros personajes históricos claves, Napoleón trató de emular las huellas del conquistador Alejandro Magno y del general romano Julio César, que supuestamente habían pasado también una noche en la cámara buscándose así mismos. El conquistador griego, del que se cuenta una infinidad de leyendas de su contacto con otros mitos de la Antigüedad, fundó Alejandría en el año 331 a.C. y consultó el oráculo egipcio, donde recibió al parecer su confirmación como hijo de Zeus-Amón y como conquistador del mundo. Ese mismo año, en Menfis, Alejandro Magno recibió las insignias y títulos de los faraones y realizó sacrificios a las divinidades egipcias.

http://lanavedemisterio.blogspot.com

La epidemia de vampirismo de Serbia

PLANTILLA



6:06:53 PM

Estamos en Serbia, a mediados del siglo XVIII. Era tiempo de supersticiones, de guerras y epidemias, ahí donde los conocimientos y los avances médicos se entremezclaban a menudo con la brujería y el terror.

El nombre de Arnod Paole es muy conocido en Europa del Este por considerarse uno de los primeros casos de vampirisimo. Y aún más, a día de hoy se conservaba abundante documentación sobre el caso, con lo cual, podríamos decir que es uno de los relatos más curiosos sobre el tema y que sin lugar a dudas, deseamos compartir contigo.

¿Preparado para conocer al hajduk serbio Arnol Paole?

El soldado de las tinieblas, Arnol Paole y la epidemia vampírica

Paole era un soldado curtido en el fuego, la sangre y el acero. No conocía otra vida más que la militar y la acorde a su rango de soldado raso, pero era tan aguerrido y violento que ningún destacamento quería prescindir de él, en especial en los destinados a Austria.

Los que convivieron con él le oyeron comentar a menudo que cuando era un simple soldado contratado a sueldo, fue atacado por un vampiro. Fue en un pueblo llamado Gossowa. Según él mismo explicaba, tras recibir la mordedura procedió a perseguir al ser, encontrándolo en un cementerio. Lo desenterró, le cortó la cabeza y pudo ver cómo la sangre fresca fluía por un cuerpo sin vida y de afilados dientes de alimaña.

vampire

Lo que viene ahora resulta aún más escabroso. En un deseo incomprensible por caer en una oscuridad aún más profunda, Arnol Paole decidió beberse toda aquella sangre que derramó el vampiro al cortarle la cabeza. Deseaba tener su fuerza, su poder sobrenatural y sus tinieblas para ser aún más fuerte en el campo de batalla. Obviamente, y tras estas historias, sus propios compañeros le cogieron un miedo muy profundo.

No obstante, Arnol Paole acabó rompiendo con esa vida de soldado. Tal vez por hastío, por insubordinación o porque ya era demasiado mayor. No lo sabemos. El caso, es que se tienen registros de que falleció en 1726 tras sufrir un accidente con un carro mientras llevaba a cabo labores en el campo. Fueron muy pocos los que acudieron a decirle adiós al cementerio de Medvedja, pero al cabo de tres semanas, ocurrió algo…

Empezaron a fallecer varias personas, una detrás de otra y aquejadas por terribles fiebres, anemia y debilidad. Decían, que por la noche llegaba él, Arnol Paole, el hajduk enterrado días atrás.

bosque-de-secuoyas

Nadie se atrevía a decir ni hacer nada, pero el terror se instauró en esa población de Medvedja como un velo sofocante que ahoga y desdibuja la razón. Finalmente fueron los gitanos quienes se arriesgaron a resolver la situación. Fueron al cementerio, y desenterraron al supuesto vampiro: a Paole.

¿Y qué fue lo que encontraron? Descubrieron un cuerpo en perfecto estado a pesar de las 3 semanas en las que llevaba muerto: sus uñas habían crecido, al igual que su barba. Y su rostro, además, estaba muy sonrosado. Se llamó a dos médicos militares, quienes resolvieron quemar el cuerpo por prudencia. No obstante, antes describieron todos los signos físicos que advirtieron.

arnoldpaole-Copy

¿Terminó todo aquí? En absoluto. La epidemia no había hecho más que empezar. Días después fallecieron 17 personas más en esta región de Serbia, y a medida que pasaban las semanas, la población seguía enfermando de fiebres y debilidad. La investigación se llevó a cabo siempre por medio de médicos militares y son estos los documentos que a día de hoy, se siguen conservando en Serbia.

Las personas que enfermaban ya no indicaban que era Arnol Paole quien les visitaba. En sus delirios febriles indicaban la presencia de otras personas… De otros pacientes ya fallecidos que venían a quitarles la energía, y la sangre. Otros vampiros.

sangre (1)

Ahora bien, hay un aspecto que debemos dejar claro. Por curioso que nos resulte se dispone de múltiples documentos que buscaban más describir el estado de los fallecidos que los síntomas de los vivos. Es decir, cuando un paciente indicaba que había recibido la “visita” de tal persona, los miliares (junto con los gitanos) procedían a desenterrar los cadáveres. Y la imagen siempre era la misma: cuerpos en perfecto estado con sangre muy fresca fluyendo, y uñas que seguían creciendo.

“El mal”, el origen de la enfermedad provenía pues del más allá. De ahí que fuera la primera vez que se hablara de “epidemia de vampirismo”. La investigación fue llevada a cabo por una comisión formada por el cirujano militar Dr. Johann Flückinger, dos tenientes, dos coroneles: Büttner y J.H. von Lindenfels, así como otros dos cirujanos militares, Siegele y Johann Friedrich Baumgarten. Nunca se llegó a saber con certeza qué provocó este brote epidémico, puesto que tal y como vino, remitió.

Eso sí, quemando el cuerpo de cada persona que fallecía para buscar con ello “la tranquilidad” de la población, y evitando así la propagación del supuesto virus o “esa epidemia de vampirismo” iniciada por Arnol Paole. Quien sabe. A día de hoy se dispone de lo que se conoce como el informe de Flückinger y la carta de Glaser, reproducidos en numerosos tratados y artículos de la época que en la actualidad, se ven como un simple hecho curioso del que hemos querido hablarte.

Home