La oscura leyenda del Wendigo

PLANTILLA



5:04:45 PM

La figura del Wendigo está muy arraigada en las tribus nativas americanas. En especial en la zona de América del norte y Canadá, ahí donde este ser, en ocasiones humanoide, espectral y de alma oscura como las alas de un cuervo, busca saciar su ansia con la carne humana.

El Wendigo es algo más que una leyenda. Es una representación de las bajezas morales del hombre, de sus vicios y de ese abismo, al que en muchas ocasiones puede caer cuando se deja llevar por sus instintos: por la avaricia, por la rabia y por el hambre. Tal es su efectismo y su angustiante estela de maldad, que a menudo se toma su leyenda para llevarlo al mundo del cine y la televisión.

Vimos su referencia, por ejemplo, en la última producción de “El llanero solitario”. Y famosas son sus apariciones en series para la televisión como “Sobrenatural” o la muy destacable adaptación de “Hannibal” para la pequeña pantalla (imagen que encabeza este artículo).

El Wendigo, una criatura del invierno

Dicen, en la región de los grandes lagos de Canadá, que el Wendigo suele salir en las noches más frías de invierno, que prefiere la soledad y el silencio de los bosques, ahí donde puede esconderse y cazar más hábilmente a sus víctimas. Tiene forma humana, es delgado, deforme y en ocasiones puede mostrar una cornamenta muy similar a la de los ciervos. También dispone de garras y de un frío corazón; un órgano vital que en él ha perdido cualquier atisbo de humanidad.

La razón por la que las tribus nativas ensalzaban tan habitualmente al Wendigo era porque, en cierto modo, representaba su miedo más atroz, la parte más oscura e inmoral del ser humano. La misma en la que algunos hombres podían caer durante los más áridos inviernos, cuando la caza escaseaba y los recursos eran mínimos. Épocas en que la mente humana podía enloquecer y, simplemente, emerger el ansia por consumir carne humana.

Wendigo-4_660x330

De ahí por ejemplo que exista un término moderno conocido como la psicosis del Wendigo, un síndrome donde la persona, puede experimentar de pronto un irrefrenable deseo por comer carne humana. Algo tabú desde los inicios de la humanidad, algo que los assiniboine y los ojibwa intentaban representar en muchos de sus bailes y celebraciones. Como la “wiindigookaanzhimowin”, un tipo de danza practicada en épocas de hambruna para alejar al espíritu del Wendigo.

En la naturaleza también se habla a menudo de animales que pueden llegar a trasformarse en auténticos Wendigos, como es el caso de los osos. Después de su hibernación, pueden despertar con un hambre irrefrenable. Tanto, que se han visto casos en que han atacado o devorado a ejemplares de su misma especie.

Wendigo3_660x330

A día de hoy las leyendas no dejan de tejerse en múltiples ciudades, ahí donde exista siempre un denso bosque. Siempre nos encontraremos, por ejemplo, con la típica historia de un cazador que terminó perdiéndose en la espesura, que nunca pudo encontrar el camino de regreso y que, poco a poco, fue trasformándose en algo inhumano: en un Wendigo. Un ser de piel grisácea, de afiladas garras y mirada flamígera, que se escondía entre los árboles para alimentarse de los incautos excursionistas que paseaban por esa zona del bosque.

Escalofriante, no hay duda. Quizá por ello atrajo tempranamente el interés de figuras literarias como H.P Lovecraft. En los “Mitos de Cthulhu” vemos al Wendigo representado en el dios ártico Ithaqua. También dispones de un interesante relato de Algernon Blacwood titulado “Wendigo”, ahí donde poder descubrir muchos de los matices que aquí te hemos desvelado.

Como ves, la esencia de esta leyenda es en realidad una maldición. Como un espíritu malévolo que posee aquellas personas que se dejan llevar por sus instintos, por la parte más oscura y brutal del ser humano. Algo a tener en cuenta…

Home

Hallan cerca de Bermudas bote de dos menores desaparecidos en mar de Florida

PLANTILLA



4:42:56 PM

Un barco con matrícula de Noruega y que se dirigía a este país halló cerca de las costas de Bermudas el bote en el que viajaban dos adolescentes que desaparecieron en alta mar el verano pasado, según confirmaron hoy sus familiares.

Pamela Cohen, la madre del menor Perry Cohen, señaló este sábado que la embarcación noruega Edda Fjord descubrió a unas 100 millas de las costas de Bermudas el bote de 19 pies (5,7 metros) de eslora en el que su hijo y Austin Stephanos partieron en una excursión de pesca, según informa el medio local Palm Beach Post.

De acuerdo a los padres de Cohen, el bote contenía objetos personales de los menores, entre ellos el móvil de Stephanos, el cual se halla ahora bajo custodia de la Comisión para la Conservación de la Pesca y Fauna de Florida (FWC).

Los progenitores esperan que la información que pueda contener el teléfono de pistas que permitan reactivar la búsqueda de los menores, ambos de 14 años.

De acuerdo a FWC, el bote desaparecido fue divisado a mediados del pasado mes de marzo, si bien la noticia ha trascendido hoy, y se espera que retorne a Estados Unidos el próximo 16 de mayo a bordo de un barco mercantil.

Los jóvenes residentes de la localidad de Tequesta, en Florida, desaparecieron el pasado 24 de julio cuando salieron en una excursión de pesca a bordo de una embarcación desde las costas de la localidad de Júpiter, en el condado de Palm Beach.

Dos días después, el bote en el que se embarcaron fue hallado por la Guardia Costera de EEUU, sin sus ocupantes, volcado a 67 millas de la costa de Daytona Beach. No obstante, cuando una compañía privada contactada por la FWC acudió para su remolque la barca había desaparecido.

Desde que se reportó su desaparición, la Guardia Costera de EEUU se enfrascó en una operación de búsqueda y rescate de los adolescentes que implicó el rastreo de unas 50,000 millas y se extendió hasta el sur del estado de Carolina del Norte.

Tras la suspensión del operativo por parte de los guardacostas, las familias y voluntarios mantuvieron las pesquisas un tiempo adicional, con el apoyo de donaciones privadas, sin que lograran hallar rastros de los menores.

NOTA: Por supuesto estamos ante un nuevo caso de desaparición en el triangulo de las Bermudas…

http://www.elnuevoherald.com/

EL FENÓMENO DEL TIEMPO PERDIDO

PLANTILLA



1:59:08 PM

Posiblemente, el fenómeno del “Tiempo perdido” sea uno de los más inquietantes y extraños dentro del mundo paranormal. Hace poco te hablábamos, por ejemplo, del bosque embrujado de Hoia-Baciu, en Transilvania, y cómo muchas personas que entraban en tan singular escenario, tenían la sensación de que solo habían pasado unos minutos desde que habían cruzado el bosque, cuando en realidad, habían pasado horas e incluso días, en algunos casos.

A este fenómeno, experiencia o simple sensación se le llama “tiempo perdido”. Y las explicaciones que nos dan sobre estas situaciones son realmente interesantes. Aunque también aterradoras. ¿Quieres conocerlas?

¿A dónde ha ido mi “tiempo perdido”?

Puede que a simple vista, te suene un poco al famoso título del libro de Marcel Proust. Pero no, en este caso nuestra intención no es adentrarnos “en busca de ese tiempo perdido”, pero las emociones y los sentimientos experimentados en este abismo de incertidumbre hacia quien sufre en primera persona esta situación deben ser sencillamente horribles. Imagina, por ejemplo, que viajas en tu coche por una solitaria carretera con la intención de visitar a tus padres. Te detienes un momento y les llamas para avisarles de que en poco más de una hora llegarás. Al cabo de unos minutos, escuchas el sonido de tu móvil. Son tus padres, alarmados y asustados por tu tardanza y por el hecho de no haber podido contactar contigo en mucho tiempo. En un día entero.

Paras el coche aterrado y te miras al espejo. Pero, ¿cómo he podido perder un día? ¡Estoy en el mismo sitio, sigo en mi automóvil y solo han pasado unos minutos!…. La sensación de pánico y angustia por parte de estas personas es muy elevada. Ahora bien ¿qué hay detrás de estos fenómenos? Desde un punto de vista médico hablaríamos, por ejemplo, de trastornos psicopatológicos, de demencias o claras alteraciones neurofisiológicas. Queda claro que nadie puede perder un día de su vida así como así, puesto que este tipo de amnesias selectivas o bien responden a algún tipo de enfermedad o al probable consumo de determinadas sustancias capaces de causar estos efectos.

5370547706_73d0707511_o_660x330

Pero ¿qué ocurre cuando ningún análisis médico o psiquiátrico nos da indicios de enfermedad, lesión o alteración mental? Ése, inevitablemente, es el momento en que el tema deriva en los senderos de lo paranormal.

Posibles explicaciones al “Tiempo perdido”

Los estudios realizados -dentro de la linea paranormal- de los fenómenos de “tiempos perdidos” o “missing time”, nos explican que habitualmente vienen acompañados por unos síntomas físicos. Antes de que la persona pierda ese lapso temporal en concreto, suele sufrir taquicardia e inquietud, una aceleración cardíaca muy elevada que casi siempre precede a esa desconexión mental de la realidad y del presente en el que se encuentra.

4469318003_fa7d3f51b0_o_660x330

Como ejemplo, vale la pena detenernos en el ilustrativo caso de Betty y Barney Hill, un matrimonio de New Hampshire, en Estados Unidos. Estábamos en 1960, y la pareja conducía de noche por una carretera poco transitada. En un momento dado, fueron testigos de cómo una extraña luz se acercaba lentamente a su coche. ¿Y qué ocurrió después? Ya lo puedes imaginar. El matrimonio Hill, tras perder de vista a ese artefacto, se dieron cuenta, alarmados, de dos cosas: que estaban a varios kilómetros de la carretera por la cual conducían y que, sin saber cómo, habían “perdido” tres horas. Como ves, se trata del clásico fenómeno de una abducción, de hecho, fue esto lo que se les reveló en una sesión de hipnosis. Pero ambos continuaron viviendo sus vidas con normalidad sin sufrir ningún efecto físico ni psicológico de aquello; a diferencia de otras muchas personas que tras experimentar situaciones parecidas declaran no haberlo superado nunca.

casaovni

Así pues, una de las explicaciones al “tiempo perdido” es supuestamente el haber sido abducidos por entidades extraterrestres con fines de experimentación. Inquietante y terrorífico, sin duda. Pero ésta, no es la única forma en que uno puede sufrir la experiencia del “tiempo perdido”. Se dice que también es habitual en determinados escenarios cargados de extraña energía, como la presente en el bosque de Hoia-Baciu, o incluso cuando somos testigos de alguna aparición fantasmal. No queda claro. Lo que sí nos reiteran los expertos en estas materias de lo paranormal es que la amnesia no es completa. A lo largo del tiempo podremos evocar sensaciones y súbitas imágenes. Algo realmente desconcertante que, de momento, no tiene fácil explicación, pero sí interesantes teorías a estudiar.

4291413264_137620e540_o_660x330

Home

Los onironautas: ¿Podemos controlar nuestros sueños?

PLANTILLA



1:13:17 PM

Los sueños pertenecen a una dimensión que ha suscitado interés en el hombre desde la antigüedad. Son un mundo paralelo, alternativo y dotado de una fantasía sugerente, capaz de asustarnos y fascinarnos. Se nos abren nuevas puertas donde a veces, queda a un lado la propia identidad para desplegar nuestras alas y, simplemente, jugar a nuevas posibilidades, a nuevas vidas.

Queremos hablarte de los llamados Onironautas. Puede que el nombre te suene a una curiosa raza, típica de cualquier libro de Julio Verne, pero en realidad son personas comunes como todos nosotros, que practican una curiosa técnica: la de controlar sus sueños. ¿Que cómo lo consiguen? Descúbrelo con nosotros.

Los onironautas y los sueños lúcidos

El término “onironauta” aparece en algunas áreas de la psicología y en el movimiento New Age. En Internet puedes encontrar diversos foros y blogs con el mismo nombre, donde muchas personas comparten sus experiencias y técnicas en busca de un mismo objetivo: controlar sus sueños.

El modo de conseguirlo es mediante los sueños lúcidos, un estado de conciencia muy parecido al de la vigila, del que ya te hablamos en alguna ocasión en Supercurioso. Se trataría básicamente de tomar control sobre el sueño en un instante en el cual, somos conscientes de que estamos “soñando”, un reconocimiento que nos puede permitir tomar ese timón de lo onírico en beneficio personal.

Los sueños lúcidos, según nos explican los onironautas, pueden aparecer durante el sueño o en un momento de vigilia. Hay momentos por ejemplo en los que estamos sufriendo una pesadilla y, sin embargo, en un instante dado, sentimos cierto alivio al decirnos a nosotros mismos aquello de “menos mal que es un sueño”. Es decir, seguimos dentro de ese estado onírico y, no obstante, somos conscientes de que lo experimentado no es real. Ese sería un momento idóneo para tomar “el timón“.

4205620497_e82e08c181_o_660x330

Otras personas, en cambio, suelen experimentar los sueños lúcidos a partir un estado de vigilia. Hay onironautas muy experimentados, que concilian el sueño sumiéndose en un estado de conciencia en el cual, buscan ya el sueño lúcido. Es decir, se duermen ya con esa idea. Saben en todo momento que están soñando, y esa autoafirmación les abre directamente la puerta hacia esta dimensión tan personal y “especial”

Si te interesa el tema de los sueños lúcidos hemos de decirte que existen numerosas técnicas con las que, según nos explican estos gurús de lo onírico, es posible conseguirlos. En la red dispones de varios blogs y grupos con esta finalidad. Se habla, por ejemplo, de diferentes niveles de lucidez onírica, donde iríamos desde la inconsciencia, la sensación de que algo falla, hasta el descubrimiento en sí de que lo que estamos viviendo no es real y que se trata de un sueño, momento en el cual deberíamos tomar el control cuidando además de “no despertar”. Es posible que tú mismo lo hayas experimentado en alguna ocasión. Ocurre sobre todo en esas primeras horas de la mañana, estamos soñando, pero sentimos que estamos a punto de despertar, un fragmento de tiempo en el cuál nos decimos aquello de “ahora me encantaría soñar qué….”

¿Qué es lo que buscan los onironautas?

Para los onironautas, los sueños son una dimensión habitada por conocimiento y no sólo eso, es además un modo para explorar la realidad de otro modo. Un modo más intenso y en un plano más satisfactorio e intenso. Es posible que pienses que quién aprecia más lo onírico que lo real, debe ser una persona con una vida poco interesante, pero un onironauta te responderá que no es así. Que se trata quizá, de todo lo contrario.

Para ellos es un modo de crecimiento personal. Hay quien practica yoga, quién va al gimnasio o hace pilates. ¿Por qué no practicar también el ejercicio de los sueños lúcidos y ser un gran onironauta? Es un modo de experimentar nuestra realidad desde un plano diferente y con los sentidos más abiertos. Es ser más receptivo y a la vez más creativo. Pero también debes saber que dentro de los onironautas, hay diferentes clases:

sueños_660x330

Onironautas Innatos: en este grupo estarían todas estas personas que disponen de aptitudes innatas para los sueños lúcidos y para explorar este mundo onírico. Se dice que son personalidades que además, tienen la capacidad de recordar todo lo que sueñan.

Onironautas Místicos: Son personas que ven los sueños lúcidos desde un punto de vista místico, como un modo de aprendizaje interior que les acerca, por ejemplo, al mundo astral y a la espiritualidad. Se esfuerzan cada día en aprender técnicas nuevas a la vez que a instruir a otros.

Onironuta Psicólogo: este onironauta ve esta dimensión como un modo de adentrarse en el mundo de los sueños pero desde una perspectiva científica. No busca lo espiritual, solo acercarse a la actividad cerebral para entender todos sus procesos y buscar pruebas tangibles de determinados fenómenos.

Onironauta Curioso: aquí por ejemplo entrarías tú. Personas que descubren el mundo de los onironautas y que, sin haber tenido ninguna experiencia anterior, van a intentar controlar sus sueños a partir de ahora. Si es así, no lo olvides…¡Cuéntanos tus sensaciones!

6928606944_86de1bfbc8_o_660x330

Home