NUEVO CASO Desaparece misteriosamente una avioneta en el Triángulo de las Bermudas


El avión bimotor MU-2B estaba volando a una altitud de unos 24.000 pies y viajando a una velocidad de 300 nudos cuando perdió el contacto con los controladores de tráfico aéreo en Miami. Nathan Ulrich y sus tres pasajeros volaban de Boriquén, Puerto Rico, a Titusville, una ciudad de la costa noreste de la Florida. El avión despegó de Puerto Rico alrededor de las 11 de la mañana.

“No hubo ningún informe de mal tiempo”, dijo Ryan Kelly, teniente comandante de la Guardia Costera de los Estados Unidos.

El servicio de guardacostas de los Estados Unidos está buscando el avión desaparecido y las cuatro almas en el área del Triángulo de las Bermudas. Según el periódico británico Daily Mail, la patrulla fronteriza de los Estados Unidos y la Real Fuerza de Defensa de las Bahamas están ayudando en la misión de búsqueda y rescate. Como hemos comentado anteriormente, el Triángulo de las Bermudas abarca unos 500.000 kilómetros del Océano Atlántico Norte. Al menos 1.000 personas han perdido su en esta misteriosa zona.

Y lo más extraño es que cuando desaparecieron barcos y aviones hacia buen tiempo. Una de las desapariciones más misteriosas y famosas de la historia fue la de una escuadrilla de bombarderos de la Armada de los Estados. Los aviones se desorientaron completamente al volar sobre el Triángulo de la Bermudas. Nunca fueron encontrados.

Otros muchos barcos y aviones, simplemente desparecieron, justo en el momento en el que entraron en la zona. Y 2015 fue un año dramático en lo que se refiere a desapariciones en el misterioso triangulo. En octubre de 2015, el buque de carga “El Faro” desapareció después de que el capitán navegara en dirección al huracán Joaquín. El carguero, que transportaba vehículos, envió una señal de socorro a la Guardia Costera de los Estados Unidos, quienes explicaron que el buque perdió electricidad mientras se acercaba la tormenta.

La señal de socorro señaló que la nave se encontraba cerca de la Isla de Crooked, en las Bahamas. Y en el mismo mes, un velero con de tres argentinos desapareció mientras se dirigía a Portugal. Lo más extraño de todo fue que enviaron fotos y vídeos por Skype hasta que de repente se perdió la conexión.

Parece ser que el Triángulo de las Bermudas ha vuelto a hacer de las suyas. Por mucho que los científicos intenten buscar una explicación lógica y racional, barcos y aviones continúan desapareciendo, sin dejar ni rastro, como si nunca hubiera existido.