El origen oscuro del nombre “Vaticano”

Muchas veces cuando hablamos, o pensamos en ese lugar, que para mí, esta lleno de evidencias que cambiarían el sentido social y cultural de la raza humana para bien o mal. Me estoy refiriendo al Famoso “Vaticano”, pero si hacemos el ejercicio de preguntar a cualquier persona seguidora de dicha iglesia, sin el animo de ofender, muchos, puedo asegurar que el 89%, desconoce el origen de dicho templo, he incluso tienen la confusión del significado del nombre “vaticano”, asociándolo al latín vaticanus que estaría compuesta de vates (adivino) y cano (yo canto), esto quiere decir que el significado se conocería así ; EL CANTO DEL ADIVINO. En mi humilde opinión, siempre buscado una conexión con la verdad, siento que falta algo de sinceridad por parte de esta entidad hacia sus seguidores y para aquellos que no los seguimos también. Así, la verdad llegara a tener una fe más clara, para que el ser humano goce de una libertad completa.

El nombre mismo de “Vaticano” tiene un origen oscuro. No es latino ni griego, ni es de origen bíblico. En realidad, la palabra que asociamos con la Iglesia es de origen pagano.

NOTA DE HOWARD GUTIERREZ HERNANDEZ.

Fuente: Historia y verdad

vaticano

 

El nombre mismo de “Vaticano” tiene un origen oscuro. No es latino ni griego, ni es de origen bíblico. En realidad, la palabra que asociamos con la Iglesia es de origen pagano.
Hace más de 28 siglos, antes de la legendaria fundación de Roma por Rómulo y Remo, existió un pueblo conocido como los etruscos. Gran parte de lo que consideramos como la cultura y la civilización romanas realmente proviene de los etruscos, y aunque seguimos intentando descifrar su complejísima lengua, ya sabemos muchas cosas sobre ellos.
Por ejemplo, que así como los hebreos y los romanos, los etruscos no enterraban a sus muertos dentro de las murallas de sus ciudades. Por tal razón, estos crearon un gran cementerio en una ladera situada en los confines de su antigua ciudad, un sector en el que posteriormente se asentaría Roma.
El nombre de la diosa pagana etrusca que custodiaba esta necrópolis o ciudad de los muertos, era Vatika.
 abren-al-publico-cementerio-pagano-escondido-bajo-el-vaticano2
Vatika tiene otros significados en la antigua lengua etrusca. Era el nombre de una uva amarga que crecía en forma silvestre, con la que los campesinos elaboraban uno de los vinos más baratos y de peor calidad del mundo antiguo. El nombre de este vino, que también hacía referencia a la campiña donde se producía, era Vatika. También fue el nombre de una extraña hierba que crecía en las vertientes del cementerio, y producía fuertes alucinaciones, muy similares a los efectos del peyote; así,vatika representaba lo que hoy llamaríamos “un viaje barato”, y de ese modo, la palabra se incorporó al latín como sinónimo de “visión profética”.
 extraterrestres
Mucho después, ese lugar fue la sede del circo, o estadio, del demente emperador Nerón. Según la tradición de la Iglesia, fue aquí que San Pedro fue crucificado de cabeza y sepultado en un lugar cercano. Ese sitio se convirtió en el destino de tantos peregrinos que el emperador Constantino, al convertirse parcialmente al cristianismo, fundó un santuario en el lugar, que los romanos siguieron llamando la ladera del monte Vaticano. Un siglo después de Constantino, los papas emprendieron la construcción del palacio papal en ese lugar.
¿Qué significa “el Vaticano” en la actualidad? Por su historia, el nombre tiene varias connotaciones diferentes. Puede referirse a la Basílica de San Pedro; al Palacio Apostólico de los papas, con más de 14.000 habitaciones; al complejo del Museo del Vaticano con más 2.000 salas; a la jerarquía política/social/religiosa considerada como líder espiritual de una quinta parte de la humanidad; o al estado más pequeño del mundo: la Città del Vaticano (Ciudad del Vaticano).
Realmente es extraño pensar que el país más diminuto de la Tierra, que podría caber más de ocho veces en el Parque Central de la ciudad de Nueva York, contenga la iglesia más grande y costosa del mundo, el palacio más grande y lujoso del planeta, así como el mayor museo de la tierra.

Donación de Constantino

La Donación de Constantino (LatínDonatio Constantini) es un decreto imperial
apócrifo atribuido a Constantino I según el cual, al tiempo que se reconocía como

soberano al Papa Silvestre I, se le donaba la ciudad de Roma,

las provincias de Italia y todo el resto del Imperio romano de Occidente,
creándose así el llamado Patrimonio de San Pedro.

La autenticidad del documento era puesta en duda ya durante la Edad Media,
pero el humanista Lorenzo Valla

pudo demostrar fehacientemente en 1440 que se trataba de un fraude de la curia romana,

ya que mediante el análisis lingüístico

del texto no podía estar fechado alrededor del año 300.

 

INTRODUCCIÓN

El largo proceso de acercamiento entre el pontificado y el reino franco que comienza
en el pontificado del Papa Gregorio Magno (590-604), alcanza uno de sus puntos
culminantes en la unción real con la que el Papa Esteban II

constituyó al mayordomo palatino Pipino el Breve como rey de los francos y
patricius romanorum, dando por extinguida la dinastía merovingia (752).
De este modo el Papa se arrogaba la capacidad de traspasar la dignidad real de una

dinastía  a otra y a la vez, como contrapartida, concedía al rey de los francos la capacidad

de intervenir en los asuntos italianos. De hecho Pipino cruzó los Alpes en dos ocasiones

para reconquistar vastas regiones de la península italiana de manos de los lombardos y

las donó a san Pedro, el Príncipe de los Apóstoles; de este modo se

constituyeron en pleno siglo VIII los estados de la Iglesia, y el Papa

quedó convertido en un monarca temporal.

Cuando se hizo necesario justificar semejante innovación jurídica (de facto los pontífices

ejercían ya una no bien determinada jurisdicción gubernativa desde las invasiones bárbaras)

se recurrió al viejo método medieval de “inventar” un documento que retrotrajese en el tiempo

la situación que se daba en el presente. Este fue el nacimiento del

documento que ha pasado a la historia como la Donatio Constantini (ss. VIII-IX).

EFECTOS DE LA “DONACIÓN”

La “Donación de Constantino” indicaba que el papa Silvestre I había recibido del emperador

romano Constantino I el derecho de gobernar la ciudad de Roma y sus alrededores

de la misma manera que un monarca temporal, sosteniendo además derechos del

Papado para intervenir en los asuntos políticos de Italia y del Imperio Romano de Occidente,

así como de una sucesión de territorios adicionales (Grecia, Judea, Tracia, Asia Menor, África),

formando así una autoridad religiosa dotada de poderes gubernamentales.

La Donación de Constantino fue mencionada por vez primera en una comunicación del papa

Adriano I a Carlomagno, a inicios del siglo IX, pero fue utilizada en un documento oficial recién

a mediados del siglo XI cuando textos de la “Donación” son citados por el papa León IX

como argumentos para requerir a Miguel I Cerulario, patriarca ortodoxo de Bizancio,

que debía reconocerse la sujeción del Imperio Bizantino a la sede papal de Roma

en tanto solamente a ésta correspondía la jefatura universal del cristianismo.

En ese requerimiento de León IX se informaba a Miguel Cerulario que los derechos del

Papado no surgen de simples rumores o costumbres sino de la “Donación de Constantino”,

documento emitido por Constantino el Grande. Posteriormente, en las querellas
entre el Papado y el Sacro Imperio Romano Germánico, la “Donación” sirvió como
argumento para justificar el “derecho” del Papa a gobernar territorios en Italia y

conducirse como un monarca efectivo de esos territorios, que fueron conocidos como

Estados Pontificios.

DESCUBRIMIENTO DEL FRAUDE

Ya el emperador Otón III había dudado hacia el año 1000 de la autenticidad de la “Donación de

Constantino”, pero en general los intelectuales de la Edad Media europea no cuestionaban su

veracidad. El interés por el estudio del latín y del griego a inicios del siglo XV causó que varios

escritos y documentos de la antigüedad grecorromana fueran analizados nuevamente gracias

a los nuevos conocimientos adquiridos por los estudiosos humanistas de la época.

Precisamente fue en 1440 que el humanista italiano Lorenzo Valla demostró que la “Donación”

era un engaño pues el análisis lingüístico del texto incorporaba giros idiomáticos y palabras
que no existían en el latín de los años finales del Imperio Romano. Incluso el texto mostraba
la palabra “feudo” que era un concepto desconocido en Europa a inicios del siglo IV,

por lo cual la fecha de redacción de la “Donación” debía ser forzosamente posterior.

Pocos años antes, el cardenal y humanista Nicolás de Cusa también había planteado que

el documento apenas constituía una falsificación.

Al mismo tiempo el análisis de Valla fue reforzado por el teólogo y escolástico inglés
Reginald Pecocke,quien reafirmó tras un análisis idiomático que la “Donación” debía ser
sin duda un fraude, al ser imposible que tal documento hubiera sido escrito en el año 300.

Oficialmente el Papado jamás ha declarado la falsedad de la “Donación” pero

paulatinamente dejó de ser invocado como sustento legal para la existencia de los Estados 

Pontificios desde mediados del siglo XV. Inclusive, ni siquiera fue citado en la

Bula Inter Caetera de 1493 cuando el Papado se atribuyó facultades para dividir

el Nuevo Mundo entre España y Portugal.

 

 

El cementerio pagano escondido bajo el Vaticano

Reconstrucción digital del cementerio
La reconstrucción digital muestra una impresión 3D de cómo se veía probablemente el cementerio.
Se ingresa al antiguo mundo de los muertos de Roma a través de una puertita sin marcar, adyacente a la central telefónica del Vaticano.
Allí, sin que muchos lo noten, se encuentra un cementerio romano descubierto hace 60 años, debajo de una playa de estacionamiento deCiudad del Vaticano, que finalmente será abierto al público a principios de este año.

LUCIFER, el telescopio del Vaticano en busca de vida extraterrestre

MEP 14 DE ABRIL DE 2013COMMENTS (4)
LUCIFER, el telescopio del Vaticano en busca de vida extraterrestre
La renuncia del Papa Benedicto XVI desconcertó a muchas personas en todo el mundo y sobre todo a los expertos del Vaticano que no sabían bien la verdadera razón de su renuncia. Oficialmente se dijo que era por problemas de salud, pero otros afirman que se trata de un cambio en el sistema de creencia espiritual basada en la unidad del mundo. Pero teorías conspirativas aparte, para Tom Horn, co-autor con Cris Putman del libro “Petrus Romanus: El Final del Papa ya está aquí”, no fue ninguna sorpresa ya que predijo la renuncia del Papa meses antes de que esto ocurriera, basándose en las escrituras se San Malaquías en un “fantástico cumplimiento de la profecía”.
Pero ahora los dos autores presentan el 15 de marzo un nuevo libro en el cual afirman que los astrónomos jesuitas en un observatorio del Vaticano en Arizona están usando un potente telescopio llamado “LUCIFER” en búsqueda de vida extraterrestre. Lo que es aún más sorprendente es que los dos autores, Tom Horn y Chris Putnam, afirman que el Vaticano anunciará a un salvador extraterrestre, que para muchos conspiranoicos se tratara del “falso mesías”. El libro titulado “Exo-Vaticana: Petrus Romanus, Proyecto Lucifer, y el plan asombroso del Vaticano para la llegada de un extranjero salvador” son el resultado de la investigación llevada a cabo en el Observatorio Internacional del Monte Graham. Cris Putman, teólogo, dijo a los medios de comunicación:
“Existen los registros extraterrestres en el Vaticano desde hace siglos. He leído dos capítulos de la historia sobre el interés del Vaticano en los extraterrestres. Tienen toda una teología desarrollada en torno a lo que ellos llaman el principio de plenitud, es decir, cualquier cosa que Dios podía hacer y que iba a hacer. Así que considerar la existencia de los extraterrestres es la consecuencia inevitable de la omnipotencia de Dios.”
Tom Horn y Cris Putnam en el VATT LUCIFER, el telescopio del Vaticano en busca de vida extraterrestre
Horn y Putnam se les concedió permiso para visitar el Telescopio Vaticano de Tecnología Avanzada (VATT) en el Monte Graham, al sureste de Arizona, en septiembre de 2012. Para llevar a cabo la búsqueda de vida extraterrestre, los astrónomos del Vaticano utilizando el telescopio de propiedadalemana que utiliza el acrónimo “LUCIFER” (Large Binocular Telescope Near-infrared Utility with Camera and Integral Field Unit for Extragalactic Research). El Gran Telescopio Binocular (LBT) es el único en el mundo que tiene una cámara infrarroja y espectroscopia. Muchos expertos afirman que se trata del mayor telescopio del mundo, superando al poderoso telescopio Hubble. Pero la investigación vaticana sobre el espacio se remonta a finales del siglo XVI, cuando la Iglesia llevó a cabo estudios para reformar el calendario juliano, y en el año 1500 el Vaticano construyó varios observatorios alrededor de Roma, antes de establecer el VATT en el Monte Graham en 1987.
Horn y Putnam no sólo pudieron discutir sobre la investigación del espacio profundo con los astrónomos jesuitas, sino que también tuvieron acceso a uno de los mejores astrónomos del Vaticano en Roma. Guy Consolmagno, también conocido como el astrónomo del Papa, quien facilitó cierta información sorprendente durante cinco entrevistas.
“Consolmagno dice que muy pronto las naciones del mundo tendrán un contacto con seres extraterrestres para su salvación”, dijo Horn.
PUBLICIDAD
Consomagno también dio a los autores documentos particulares del Vaticano que revelan el pensamiento de alto nivel, los teólogos y los astrónomos dentro de la Iglesia. Horn dijo que estos documentos demuestran que ellos creen que están a punto de recibir la visita de un salvador extraterrestre de otro mundo. En uno de los documentos escrito por el propio Consolmagno hace una afirmación notable acerca de la relación entre Jesús y la vida extraterrestre:
“Tal vez no es tan descabellado ver la Segunda Venida de la Trinidad, el Verbo, que estaba presente “En el principio (Juan 1: l)”, poniendo su vida y volviéndola a tomar (Juan 10:18), no sólo como el Hijo del hombre, ¿sino también como un Hijo de otras razas?”
Al parecer Consolmagno, al igual que otros expertos, sugiere que Jesús pudo haber sido el un “Niño de las Estrellas de una raza extraterrestre”. Consolmagno tienen la creencia de que el segundo aspecto de la Santísima Trinidad que fue personificado en la vida, muerte y resurrección de Jesucristo, puede ser reconocido como razas de otros mundos. Esto haría posible que la Iglesia Católica pudiese bautizar a los extraterrestres, incluso en sus propios mundos. Consolmagno sorprendió al mundo en mayo de 2008 cuando reveló que es aceptable para los católicos contemplar abiertamente la vida extraterrestre. En una entrevista dijo:
“Así como hay una multiplicidad de criaturas en la Tierra, puede haber otros seres, incluso inteligentes, creados por Dios. Esto no se opone a nuestra fe porque no podemos poner límites a la libertad creativa de Dios…” ¿Por qué no podemos hablar de un “hermano extraterrestre”? Seguiría siendo parte de la creación…”
Guy Consolmagno LUCIFER, el telescopio del Vaticano en busca de vida extraterrestre
La revelación extraterrestre
Putnam y Horn sostienen que los astrónomos del Vaticano ya han encontrado evidencia de vida extraterrestre, afirmando que el telescopio astronómico del Vaticano ya ha descubierto vida extraterrestre que aún no ha anunciado al mundo. En una entrevista de 1997 al Padre Martin Malachi, ex-Jesuita y profesor en el Instituto Bíblico Obispal del Vaticano, dijo:
“Debido a la mentalidad… entre los que se encuentran los niveles más altos niveles del Vaticano…administración y geopolítica, saben lo que está pasando en el espacio, y lo que se nos aproxima, podría ser de gran importancia en los próximos cinco años o diez años.”
Es inconcebible que Consolmagno hiciera públicas sus creencias sobre la vida extraterrestre sin la aprobación del anterior Papa, Benedicto XVI. Es muy probable que los astrónomos del Vaticano sigan las órdenes de altos cargos para hacer declaraciones sobre la vida extraterrestre y sus implicaciones teológicas. ¿Pero con que intenciones hacen estas revelaciones? ¿Estamos a punto de ser testigos del contacto extraterrestre? o ¿se trata de una manipulación por parte del Vaticano?.
u-sNoF84
poster01
mparalelos.org
Qhoward0426