Socio de NASA: «Estoy completamente convencido que los extraterrestres están entre nosotros»


El universo conocido tiene dos billones de galaxias. Los científicos creen que el cosmos tiene aproximadamente 13.780 millones años. Teniendo en cuenta todo lo que sabemos acerca de las leyes de la naturaleza, las formas de vida y la inmensidad del espacio exterior, sería sorprendente pensar que los seres humanos son la única especie tecnológicamente avanzadas en el universo.

Pero la idea de que existen civilizaciones extraterrestres en algún lugar en el espacio no es nueva. El astrónomo Steven S. Vogt dijo que: “Si se supone que nuestro rincón del universo es típico, los números indican que hay más planetas potencialmente habitables rocosos en el universo que granos de arena en todas las playas de la Tierra. Con este tipo de estadísticas, sería muy difícil argumentar que la vida no existe en otro lugar”.

Entonces es razonable suponer, que es sólo una cuestión de tiempo antes de que nuestra especie tenga encuentros extraterrestres de otra galaxia. Sin embargo, hay quien piensa que este encuentro ya ocurrió en nuestro planeta. Es más, razas extraterrestres estarían entre nosotros. O por lo menos esto es lo que piensa el magnate Robert Bigelow, conocido por sus diseños de módulos inflables para la NASA. El multimillonario dijo en una entrevista que los extraterrestres existen y están entre nosotros.

Están entre nosotros

El empresario aeroespacial que ha trabajado para la NASA ha dicho que está “absolutamente convencido” de que hay visitantes extraterrestres viviendo en la Tierra. Robert Bigelow, cuya empresa Bigelow Aerospace ha construido módulos inflables para la Estación Espacial Internacional, estaba hablando durante una entrevista sobre su trabajo para la NASA cuando en un momento dado comentó el tema extraterrestre y como ha estado invertido millones de dolores en la investigación OVNI. Cuando le preguntaron si creía en los extraterrestres, Bigelow respondió:

“Estoy absolutamente convencido. Eso es todo al respecto. Ha habido y hay una presencia existente, una presencia extraterrestre. Y gasté millones y millones y millones, probablemente gasté más que cualquier otra persona en los Estados Unidos ha gastado en este tema”, declaró.

Bigelow no especificó exactamente cuánto ha gastado en esta investigación, y se negó a comentar sobre cualquier encuentro personal con ovnis. La periodista Lara Logan, quien dirigía la entrevista, le dijo a Bigelow si sentía que estaba arriesgando su carrera al decir públicamente que creía en los extraterrestres. Lara le preguntó si le preocupaba que la gente pudiese pensar que estaba “loco”. Bigelow respondió:

“No me importa un bledo. No me importa. No va a cambiar la realidad de lo que sé”, respondió el multimillonario.

Pero aquí no acabo todo. Cuando la periodista le preguntó si pensaba que las futuras misiones tripuladas al espacio darían lugar a encuentros con extraterrestres, la respuesta de Bigelow fue sorprendente:

“No tienes que ir a ninguna parte. Están debajo de la nariz de la gente”, aseguró Bigelow.

La declaración del empresario aeroespacial ha desatado todo tipo de reacciones entre la opinión pública, sobre todo porque su compañía lleva tiempo trabajando estrechamente con la NASA, la cual niega cualquier evidencia de vida extraterrestre, y mucho menos inteligente.

Según la agencia de noticias española Europa Press, la FAA (Federal Aviation Administration) facilitó a una empresa que Bigelow posee informes sobre ovnis y otros fenómenos inexplicados. Dijo que había tenido sus propios encuentros, pero se negó a entrar en detalles. Las declaraciones de Bigelow no han dejado indiferente a nadie y han provocado todo un revuelo mediático.

Logotipo «extraterrestre» de Bigelow Aerospace. Crédito: CBS News

Cada vez son más los personajes públicos que están revelando su creencia en la existencia de seres extraterrestres inteligentes. Y a las declaraciones de Bigelow tenemos que sumar las del director de cine Ridley Scott, quien aseguró el mes pasado que los extraterrestres existen y que son mucho más inteligentes que nosotros.

mundoesotericoparanormal.com

Jeroglíficos egipcios: el lenguaje de los dioses


Los jeroglíficos egipcios se cuentan entre los sistemas de escritura más antiguos del mundo, datando de hace alrededor de 5.200 años. Conocidos en el antiguo Egipto como el «lenguaje de los dioses», se dice que fueron creados por el dios del conocimiento Thot. Los jeroglíficos fueron vitales en el cumplimiento de las normas reales y fueron utilizados por faraones y escribas para dejar un registro de todos los logros obtenidos durante los diferentes reinados. Hoy en día permanecen millones de jeroglíficos en textos sagrados, sarcófagos, tumbas y monumentos como recuerdo vivo de una de las épocas históricas más apasionantes que hayan podido existir.

El antiguo sistema de escritura egipcia desarrolla una escritura pictórica con gran número de personajes: 24 de los cuales se han reconocido como letras y otros representan palabras completas o combinaciones de consonantes. Existen entre 700 y 800 símbolos básicos, llamados glifos, no hay signos de puntuación ni tampoco indicaciones del comienzo o final de palabras ni ffrases. Los glifos generalmente se leen de derecha a izquierda, de arriba hacia abajo y no utilizan espacios ni puntuación alguna. Por lo general aparecen en paredes y columnas de templos y tumbas del Antiguo Egipto.

Estela de Minnakht, jefe de los escribas durante el reinado de Ay, c. 1.321 a.C.

Los sacerdotes utilizaban los jeroglíficos para escribir oraciones y textos relacionados con la vida después de la muerte y la adoración de los dioses. En la preparación de sus tumbas, muchos ciudadanos egipcios copiaban jeroglíficos vinculados con el más allá por escrito, tanto sobre las paredes de dichas tumbas como en el interior de sus ataúdes.

Jeroglíficos bien detallados se encuentran con frecuencia en los sarcófagos. Detalle de la tapa del ataúd exterior de Nesyamun, que vivió en Tebas hace más de 3.000 años. La tapa está pintada con textos jeroglíficos del Libro de los Muertos, que contienen oraciones sobre el paso a la otra vida. Museos de Leeds

Los cartuchos eran un tipo de jeroglífico utilizado en los sarcófagos, a menudo reservado para la realeza, con forma oblonga y que también podía encontrarse tanto en monumentos como en documentos y papiros. Asimismo numerosas inscripciones jeroglíficas fueron utilizadas sobre los muros de los templos tanto con fines meramente decorativos como sagrados. Partes del Libro de los Muertos -una recopilación de oraciones que los antiguos egipcios creían que les ayudaban a realizar el tránsito hacia la otra vida- eran inscritas sobre los sarcófagos. De este modo, las inscripciones halladas sobre las paredes de los templos, tumbas y monumentos estaban destinadas a «la eternidad». Los jeroglíficos poseían suma importancia al ser el medio de comunicación con los dioses. Los egipcios creían que eran un regalo de Thoth, dios luna de la sabiduría, así como de la diosa Seshat.

Cartuchos de Ramsés II en Tanis

En comparación con otros sistemas de escritura antigua, como la escritura cuneiforme, los jeroglíficos no disponen de un claro precursor identificado, siendo de origen desconocido. También se diferencia de la forma cuneiforme de la escritura sumeria en que sólo representan consonantes mientras que la escritura cuneiforme representa sílabas enteras, incluyendo vocales. Los antiguos egipcios rechazaron el uso de la abstracción en su idioma y los jeroglíficos se alimentan de muchos elementos del mundo físico que les rodeaba. Los glifos más completos y evidentes conservados son los que se dedican a personas y partes del cuerpo humano.

Los jeroglíficos frecuentemente adornaban paredes de templos y tumbas. Cámara funeraria. Pirámide de Unas. Quinto Dyn. Sakkara

Existen también secciones de glifos para herramientas, armas, joyas etc. No todo el mundo en el Antiguo Egipto podía leer y escribir jeroglíficos, haciendo así su significado incomprensible para el ciudadano común. Sólo un grupo disponía de este conocimiento: los llamados escribas. Para llegar a ser escriba se debía recibir una determinada educación en una escuela especial, que podría tardar varios años en completarse.

Una educación que solía comenzarse sobre los seis o siete años de edad. Los escribas eran indispensables para los faraones. Ellos, los escribas, tuvieron mucho que ver con el hecho de que la lengua egipcia fuese capaz de sobrevivir al paso del tiempo, ya que los jeroglíficos eran vistos como un regalo de los dioses y su modificación o abandono para ellos suponía un acto sacrílego. Alrededor del año 2700 a. C., la escritura hierática (que significa ‘sacerdotal’ para los griegos) se introdujo como una forma de escritura más afín a las letras del alfabeto.

La escritura hierática finalmente llegó a ser ampliamente utilizada de modo más rápido y funcional, utilizándose para las inscripciones monumentales. La escritura egipcia se mantuvo durante unos dos milenios hasta que la escritura demótica se introdujo en el siglo VII antes de Cristo. La escritura demótica fue desarrollada a partir de la hierática y se caracterizaba por un sistema más simple y legible con lo que se extendió por todo Egipto. Fue utilizada para fines administrativos, textos literarios, tratados científicos, documentos legales y contratos comerciales.

Además, marcó un nuevo desarrollo en el lenguaje del saber, porque era una especie de dialecto con su propia gramática. Durante el período grecorromano la demótica se convirtió en la escritura de uso cotidiano, mientras que el hierático mayor estaba reservado para los escritos sagrados. Es imposible saber exactamente cómo sonaba la antigua lengua egipcia, pero estudiando el copto, la primera escritura alfabética de la lengua egipcia, es posible obtener una idea aproximada.

El escriba sentado, fechado en torno a los años 2600-2350 AC.

El copto está escrito con el alfabeto griego y seis signos son de escritura demótica. Era el lenguaje de la época cristiana en Egipto desde el 395 d. C hasta el 641 d. C. Sin embargo finalmente fue reemplazado por el demótico que, a su vez, se compone de una serie de dialectos de los cuales, al menos seis, tenían el estatus de lengua escrita. Pasó de moda en torno al siglo XIV cuando los árabes conquistaron Egipto y el árabe se convirtió en el idioma predominante. El copto se restringió a fines litúrgicos de la Iglesia Ortodoxa Copta.

El escriba sentado, fechado en torno a los años 2600-2350 AC.

Después de que el Imperio Romano comenzase su dominio sobre la nación egipcia, los jeroglíficos empezaron a desaparecer del uso popular. En el siglo IV de nuestra era, Egipto se había convertido al cristianismo y tenía adoptados ya tanto el alfabeto griego como la escritura copta, por lo que las formas tradicionales de escritura autóctonas cayeron en desuso. La última inscripción fechada en lengua jeroglífica que se conserva se inscribió en el poste de la puerta de un templo en Philae, en el año 396 d. C.. Los jeroglíficos fueron indescifrables durante 1400 años hasta que el erudito francés Jean-Francois Champollion, considerado el padre de la egiptología, decodificó la Piedra de Rosetta en 1822.

La misma Rosetta es un documento donde se refleja un decreto del año 196 a. C. de los sacerdotes de Memphis. Sobre la piedra aparece un texto escrito por ese concreto grupo de sacerdotes egipcios en honor del faraón. Dicho decreto aparece en tres idiomas, incluyendo los jeroglíficos egipcios, utilizados para documentos religiosos, el griego, que era la lengua de los gobernantes de Egipto en ese momento y el demótico. Se necesitaron veinte años hasta que la piedra de Rosetta pudo ser descifrada después de haber sido descubierta durante la invasión de Egipto por parte de Napoleón, en el año 1799.

La Piedra de Rosetta

ancient-origins.es

El misterio continúa: Lo que no nos dicen sobre la Antártida


La Antártida lo tiene todo. El paisaje más asombroso, temperaturas bajo cero, un terreno implacable, estructuras misteriosas enterradas bajo el hielo, y pingüinos. Sin embargo, como usted probablemente ha escuchado, la Antártida es el único lugar en la Tierra que está fuera de límites para los civiles.

¿Pero por qué es un territorio prohibido?

La Antártida en un pasado lejano, era algo muy diferente. Con sus 14,0 millones de kilómetros cuadrados, la Antártida es el quinto continente más grande de nuestro planeta y, en otras palabras, tiene el doble del tamaño de Australia.

Lo que tenemos que entender es que hace aproximadamente 170 millones de años, la Antártida era parte del supercontinente llamado Gondwana. Hace unos 25 millones de años, la Antártida tal como la conocemos, se separó gradualmente de Gondwana. Los expertos nos dicen que la Antártida estuvo alguna vez cubierta con vegetación y llena de vida. Hoy, este territorio está cubierto en casi su 99 por ciento de hielo. La Antártida, en el pasado, se encontraba un poco más al norte y experimentaba un clima tropical o templado, lo que significa que estaba cubierta de bosques, y habitada por varias formas de vida antigua.

¿Qué significa esto?

Bueno … dado lo poco que sabemos sobre la vida en nuestro planeta en un pasado lejano, es probable que la gente pudiera haber vivido en este continente helado y haberse desarrollado como una sociedad al igual que las personas lo hicieron en África, Europa y Asia. La primera vez que la humanidad supuestamente cruzó el continente helado fue alrededor de 1820. Sin embargo, eso no es totalmente correcto. Curiosamente, hay numerosos mapas antiguos que representan partes de la Antártida libres de hielo. Uno de los mapas más controvertidos fue, sin duda, compuesto en 1513 por el almirante turco Piri Reis, que dibujó un mapa que crearía un debate mundial más de 500 años después. El mapa representa la Antártida que fue descubierta entre 1818-1820. Pero, ¿cómo es esto posible?

Se ha convertido en una creencia popular de que las civilizaciones antiguas en todo el mundo eran, de hecho, mucho más avanzadas de lo que los principales investigadores aseguran. Numerosos mapas descubiertos en el pasado son claros indicios de que la historia contada hoy por los estudiosos es incompleta, y hay numerosos eslabones perdidos en nuestra historia. Entre 1946 y 1947, invadimos la Antártida en una operación militar llamada Operation high jump. Un documental muy interesante llamado Third Reich – Operation UFO parece cuestionar un montón de cosas con respecto a la Antártida, y plantea la posibilidad de que la Antártida sea el hogar de numerosas bases secretas subterráneas.

[su_youtube url=”https://youtu.be/MwUpPwyyvLw” autoplay=”yes”]

Luego del colapso soviético en 1991, la KGB publicó documentos previamente clasificados que arrojaban luz sobre la infame «Operación Highjump». Informes de inteligencia obtenidos por espías soviéticos que trabajaban en los Estados Unidos revelaron que la Marina de los Estados Unidos envió numerosas expediciones a la Antártida con fines misteriosos. La Operación Highjump, oficialmente titulada.

El Programa de Desarrollo de la Antártida de la Armada de los Estados Unidos, 1946-1947, fue una operación de la Marina de los Estados Unidos organizada por el Almirante Richard E. Byrd Jr., USN (Ret), encargado del Grupo de Trabajo 68 y dirigido por Almirante Richard H. Cruzen, USN, Comandante y Task Force 68. La Operación Highjump inició el 26 de agosto de 1946 y terminó a finales de febrero de 1947. El Task Force 68 incluyó 4.700 hombres, 13 buques y 33 aviones. A pesar de que la misión principal de las operaciones era «establecer la base de investigación antártica Little America IV», algunos creen que su verdadero propósito es mucho más misterioso de lo que cualquiera de nosotros puede imaginar.

Básicamente, la Operación HighJump se caracterizó por dos cosas: Fue rápido y fue extremadamente secreta. Durante la Operación HighJump, el Almirante Ramsey declaró: «El Jefe de Operaciones Navales sólo se ocupará de otros organismos gubernamentales y no se requieren negociaciones diplomáticas. Ningún observador extranjero será aceptado». Se cree que más de 70.000 fotografías aéreas se tomaron durante unas 220 horas aproximadas de vuelo y todo estaba envuelto en secreto.

Varios hombres fueron reportados muertos en accidentes de avión. Curiosamente, cuando el Almirante Byrd llegó a casa fue convocado a Washington e interrogado por los Servicios de Seguridad, antes de reunirse con el Secretario de Defensa James Forrestal. Después, el Almirante Byrd declaró que «era imperativo que Estados Unidos iniciara medidas de defensa inmediatas contra las regiones hostiles», informó el diario El Mercurio, un canal de noticias en Chile, el 5 de marzo de 1947. Hizo una asombrosa declaración: Los objetos voladores que «vuelan de polo a polo con velocidades increíbles» eran la nueva amenaza.

Pero, ¿quiénes eran los nuevos enemigos, dado que Alemania acababa de sufrir un golpe de derrota en la guerra? Algunos dicen que eran los restos del ejército alemán y bases establecidas en la Antártida. Otros no están tan seguros. La Antártida sigue siendo uno de los lugares más aislados y misteriosos en la superficie de nuestro planeta. La no divulgación del gobierno continúa y probablemente continuará en el futuro. Alrededor de 30 naciones ahora operan bases de estaciones de investigación en el continente, y poca información se da a la sociedad sobre lo que exactamente está sucediendo allí.

El Tratado Antártico exige la investigación científica y la colaboración sin una presencia militar, sin embargo, los militares visitan el continente de vez en cuando. Lo que se conoce como un video «realmente impactante y asombroso sobre eventos extremadamente extraños en el continente antártico» ha sido recientemente subido a YouTube, causando un debate en la red social sobre la Antártida y lo que realmente existe. Un oficial de la Marina nos dice lo que recuerda, incluyendo ver una gran apertura en el hielo en un área de no-fly que estaban cruzando con una emergencia médica a bordo.

Luego se refirió a un grupo de científicos que habían desaparecido durante dos semanas y específicamente fue advertido de no volver a referirse a este tema. Como él dijo, ‘parecían asustados’. Cuando regresaron a McMurdo, su equipo fue aislado y volaron de regreso a Christchurch, Nueva Zelanda en un avión especial. Él discute lo que vio y experimentó en detalle. Esta es la historia más provocativa sobre lo que está pasando en la Antártida jamás presentada en ninguna parte”.

[su_youtube url=”https://youtu.be/GMybJ-HGUOo”]

¿Qué piensas? ¿Hay algo extraño en la Antártida? ¿Es la Antártida un continente aislado y congelado? ¿O acaso hay algo más, como afirman muchos teóricos de la conspiración y denunciantes?

CodigoOculto.com

La NASA destruyó intencionalmente estructuras de origen extraterrestre en la superficie lunar


El gobierno estadounidense intencionalmente destruyó, “algo incómodo”, en la superficie lunar para ocultar pruebas de la existencia de artefactos alienígenas que serían identificados durante el mapeo múltiple de la superficie lunar.

¿Es posible que en el 2009 la NASA poseyera todas estas capacidades técnicas para explotar áreas enteras de la superficie lunar sólo para ocultar la presencia de hipotéticas estructuras artificiales a los pobres terrícolas?

Para los teóricos de la conspiración, no hay duda que la luna esconde antiguos vestigios pertenecientes a antiguos viajeros espaciales. Ellos construyeron estructuras artificiales que no serían difíciles de detectar en lo que a muchos parecería solo una insignificante, estéril y desolada superficie lunar cartografiada por Google Moon.

La teoría sobre la presencia en la Luna de estructuras artificiales construidas por una inteligente raza alienígena no es nueva. A lo largo de los años, un sinnúmero de fotos de luces extrañas y otras estructuras anormales han atraído la atención de los ufologos, según el cual edificios con arquitecturas complejas que no podrían haber sido construidas por los primitivos terrícolas habrían sido identificados.

Una suposición común es compartido por los teóricos de la conspiración que cuestionan el verdadero propósito de las misiones llevadas a cabo en el 2009 a través del programa LRO LCROSS de la NASA.

Aquí está la cadena oficial de eventos.

El 18 de junio de 2009, la NASA lanzó una nueva misión dual. Consistía en una sonda del tamaño de un auto llamada Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) y una nave espacial más pequeña llamada LCROSS (Observación del Cráter Lunar y Detección de Satélites).

El propósito de la sonda LRO era proporcionar un mapeo detallado de la superficie lunar, mientras que LCROSS tenía que ejecutar una misión kamikaze de entrar en un curso de colisión, precisa y cuidadosamente planeada para impactar una zona específica de la Luna con un extraño cráter.

De acuerdo con la declaración oficial de la Agencia Espacial, el impacto causado por el dispositivo LCROSS debería haber determinado la presencia (o ausencia) de agua dentro del cráter, aunque para algunos teóricos de la conspiración esta explicación “oficial” no es en absoluto creíble debido a algunas inconsistencias.

De hecho, los teóricos de la conspiración creen que la sonda LCROSS llevó a cabo una misión mucho más compleja, llevando una carga más destructiva que la declarada oficialmente por la Agencia Espacial. Según ellos, la sonda llevaba una pequeña arma nuclear que tendría que destruir una base alienígena localizada dentro del cráter. ¿Pero por qué la NASA tenía que hacer tal cosa? No hace falta mucha imaginación para ver la reacción de la NASA si hubiera obtenido evidencia de la existencia de un puesto de avanzada extraterrestre en nuestro satélite natural. Si una especie extraterrestre tenía la intención de monitorear la evolución de la humanidad, entonces la luna sería probablemente el lugar ideal para montar su equipo avanzado.

Después de todo, en nuestra carrera al espacio, el hombre hizo lo mismo, mientras que lanzar sondas robóticas era simplemente una cuestión de logística. El 9 de octubre de 2009, a las 7:31 am, la sonda LCROSS completó con éxito su misión con un impacto devastador en la Luna a una velocidad de 9000 kilómetros por hora.

A pesar del ojo atento de algunos astrónomos aficionados, no se ha detectado ninguna onda de choque debido al impacto de la sonda en el lado oscuro de la Luna, que obviamente no es visible desde la Tierra.

Pero sobre las estructuras alienígenas en la luna, sugerimos que des una buena mirada a una imagen sugerente y sospechosa. Los investigadores de la NASA Anthony Colaprete y Karen Gundy-Burlet, durante su trabajo en el Centro de Investigación Ames en Silicon Valley, están observando la pantalla del monitor, pero bajo el codo de Anthony Colaprete se puede observar una imagen de la superficie lunar. Lo que ves deja muchas cosas y tantas sospechas filtradas.

La NASA está escondiendo algo grande, y para muchos ufologos y expertos en teorías de la conspiración, habría deliberadamente bombardeado estructuras alienígenas en la Luna, para que pudieran deshacerse de cualquier evidencia. El sargento Bob Dean, que trabajó en la sede de la SHAPE-OTAN a finales de los años setenta, dijo que durante algunas misiones de reconocimiento Lunar por Satélite y misiones posteriores del Apolo, los astronautas habrían descubierto alienígenas Anunnaki-Nephilim además de encontrar una enorme tripulación que fue recuperado posteriormente en una de las últimas misiones, a saber, el Apolo 20, con una tripulación conjunta entre Estados Unidos y Rusia. De esta misión Apolo 20 hay algunos vídeos publicados por el ex astronauta.

http://conspiraciones1040.blogspot.com