The Bear Lake Monster

image

Es un críptico que aparece en el folklore local, cerca de Bear Lake, en la frontera entre Utah y Idaho.

El mito

Originalmente creció de artículos escritos en el siglo 19 por Joseph C. Rich, un colonizador Mormón en la zona, que pretende informar de las cuentas de segunda mano de avistamientos de la criatura. Sin embargo, más tarde se retractó de las historias. En los últimos años el monstruo es considerado como una atracción turística. El último avistamiento del monstruo fue en 2004.

El monstruo del lago Oso también aparece en “Lost Tapes”, de Animal Planet series de ficción, en la que se describe como similar a un cocodrilo o un mosasaur. Lost Tapes también afirma que en una leyenda Pecos Bill luchó contra el monstruo de días hasta que finalmente derrotó a la criatura. El reporte también incluyó un grupo de chicas que estaban alojados en tiendas de campaña sobre la orilla del lago y fueron atacadas

Twitter: @Mpdesconocido

El Cadborosaurio.

image

Caddy, como se le ha llamado a este supuesto monstruo marino, es un análogo del monstruo del Lago Ness en Alaska y se cree que vive en el noroeste del Pacífico.

El Cadborosaurio, como ha sido bautizado, ha sido avistado en el río Fraser en la Columbia Británica, Canadá, durante el año 2008 y también desde Alaska hasta California aunque sigue siendo todo un misterio.

Lo curioso de esta criatura es que su historia logró llegar hasta la pantalla de televisión a través de un documental de Discovery Channel en un programa especial llamado “Monster Hunt Alaska: Testigo de Monstruos Marinos”, en d

onde Kelly Nash, un pescador muestra a los hermanos Hillstrand la captura de lo que podría ser una serpiente marina.

El video, un tanto borroso, muestra una criatura de entre 6 y 9 metros aproximadamente, con una joroba en la espalda asomándose por la superficie del lago.

Paul LeBlond, ex jefe del Departamento de Ciencias Terrestres y Oceánicas de la Universidad de Columbia Británica dijo para Discovery News: “Estoy muy impresionado con el video a pesar de que la captura en video se hizo bajo condiciones de lluvia y sobre un barco, las imágenes son genuinas”

LeBlond También afirmó que es imposible que sea una especie de pez conocida ya que se mueve de forma nunca antes vista, y podría ser un mamífero o un reptil.

El desconocido animal según un relato de Andy Hillstrand “no podría ser un tiburón, es probable que sea una anguila gigante, pero las anguilas no tienen jorobas que se mueven al unísono; nunca antes había visto algo así”.

Las imágenes de la criatura nos recuerdan a Nessie, el críptido más famoso del mundo, que supuestamente moraría en las profundas aguas del lago Loch Ness, en Escocia. Sin embargo, el criptozoólogo que presentó el video, dice que este monstruo es más parecido a otros mitos, como el Cadborosaurio, avistado en numerosas ocaciones en la Columbia Británica.

La historia del Cadborosaurio

Los avistamientos de esta criatura han sido reportados durante décadas. Pero recién en el año 1937, se documentó la aparición del cadáver de una extraña criatura en la Isla de la Reina Carlota, en la Columbia Británica. Los restos fueron descubiertos en el interior de una ballena.

La criatura fue examinada en detalle y los investigadores determinaron que se trataba de un ternero. Sin embargo, esta conclusión fue rechazada por algunos, incluyendo a los trabajadores que habían encontrado los restos. A partir de ese momento, la imaginación popular dió lugar a la nueva leyenda de este misterioso críptido.

En la actualidad, el Acuario de Monterey Bay, que estudia las profundidades del lago, ha descubierto nuevas formas de vida. Su gerente, Jim Covel, dice que es posible dar cabida a la creencia popular del Cadborosaurio, aunque manifista que la exploración científica, será la que tenga la última palabra en este asunto

Las Profecias De La Madre Shipton.

image

La leyenda afirma que Ursula Southeil, quien sería conocida en la posteridad como la madre Shipton, nació en julio de 1488, en pleno reinado del famoso rey Enrique VIII, en una cueva ubicada en la localidad de Knaresborough, Yorkshire, Inglaterra. En calidad de hija ilegítima fue entregada en adopción por su madre biológica a los dos años y desde muy pequeña comenzó a manifestar los dones psíquicos de la previsión y la profecía.

Pero, pese a sus habilidades paranormales y su inteligencia, debido a su condición de mujer, no recibió instrucción como otros famosos videntes contemporáneos de su tiempo, como el célebre Michel de Nostradamus, lo que no le impidió realizar una serie de profecías que se cumplirían indefectiblemente a medida que pasaba el tiempo, como la disolución de la Iglesia Católica en tiempos de Enrique VIII, la caída del cardenal Wolsey, la prematura muerte del hijo de Enrique Eduardo VI, el sangriento reinado de “Bloody” María I, el ascenso de la reina Isabel en el trono de Inglaterra, la llegada de la terrible plaga a Londres en 1665 (“la muerte triunfante cabalga a través de Londres”, escribió la hermana Shipton en un verso), y el dantesco incendio del año siguiente en la misma ciudad; la derrota de la armada española y la llegada al trono inglés de la reina Victoria, entre otros hechos históricos.

A los 24 años Ursula Southeil se casó con el carpintero Toby Shipton, del cual tomó su apellido. Sus visiones acerca del porvenir se hicieron realidad con una claridad impactante y permitieron que se convirtiera en la profeta más temida y venerada de la Inglaterra de la dinastía de los Tudor. Se dice que su nombre se mencionaba en susurros, como si su sola mención anunciara los desastres que anunciaban sus temidas profecías. Con el tiempo, Ursula Shipton, en señal de respeto, sería conocida simplemente como la Madre Shipton.

La cueva de Madre Shipton, el lugar donde se afirma que nació
Al igual que Michel de Nostradamus, para evitar la persecución por el delito de brujería, la Madre Shipton publicó sus profecías en rima y verso. En 1559 escribió una suerte de poema épico, que contenía sus profecías más famosas. La vidente fallecería en noviembre de 1561, en Clifton, Yorkshire, poco tiempo antes que Nostradamus. Fue enterrada, según afirma la leyenda, en tierra no consagrada en algún lugar de las afueras de York. La piedra que se plantó en su tumba tenía la siguiente inscripción:
“Aquí yace ella que nunca mintió, cuya habilidad con tanta frecuencia se ha intentado. Sus profecías todavía sobrevivirán y mantendrán su nombre vivo.”

Las profecías de la Madre Shipton
Las profecías de la Madre Shipton fueron publicadas en 1641, casi 80 años después de su muerte. Tres siglos más tarde, varios de sus vaticinios llamaron poderosamente la atención de los estudiosos. En estas líneas, por ejemplo, parece que la profetisa parece anticipar el nacimiento de los automóviles y el auge de algunas actuales aplicaciones de Internet como Twitter y Facebook:

“Los carruajes andarán sin caballos y los accidentes llenarán al mundo de dolor. Los pensamientos volarán alrededor de la tierra en un abrir y cerrar de ojos. Qué extraño y, sin embargo, se harán realidad”.

Otro vaticinio de la vidente inglesa parece anticipar el nacimiento del cine, la incorporación de los aviones y los submarinos a la guerra moderna y la temida llegada de la II Guerra Mundial:

“Cuando pinturas parezcan ser vivas y libremente movibles, cuando los barcos como peces naden bajo el mar, cuando los hombres como las aves crucen los cielos, entonces la mitad del mundo bañado en sangre perecerá”.

La madre Shipton también anticipó en sus profecías el nuevo rol que jugaría la mujer en el tiempo presente, ya emancipada de su tradicional rol de esposa, madre y dueña de casa, además de referirse al auge de la convivencia entre parejas, el aumento de los divorcios y la disminución de los nacimientos y las cifras demográficas:

“En esos asombrosos y lejanos días, las mujeres adoptarán el deseo de vestir como hombres, y usarán pantalones y cortarán sus melenas y cabellos. Cabalgarán a horcajadas con la frente de bronce, como lo hacen las brujas en nuestros tiempos, El amor cesará y ya no se casarán y los pueblos disminuirán al disminuir los bebés”.

Profecías por cumplirse

Los vaticinios de la Madre Shipton, a la luz de los recientes acontecimientos mundiales, parecen tener varias connotaciones proféticas que parecen referirse a nuestro tiempo, aunque, por supuesto, esto está totalmente abierto a la interpretación, ya que algunos estiman que algunos de estos sucesos ya ocurrieron, mientras que otros especialistas afirman que estos mismos hechos están por ocurrir. Como sea que fuere, en los siguientes versos, la vidente parece referirse al creciente poder actual que ostentan las dos grandes potencias del lado oriental del mundo: China y Rusia, además de la llegada de una especie de plaga o enfermedad.

“Los hombres amarillos ganarán gran poder del oso poderoso, a quien ellos ayudarán. Estos tiranos no tendrán éxito en dividir el mundo en dos, mas de estos actos nacerá un gran peligro. Y una fiebre intermitente dejará muchos muertos”.

Sin embargo, una de las profecías más aterradoras formuladas por la Madre Shipton tienen que ver con el desencadenamiento de la Tercera Guerra Mundial, un conflicto que, supuestamente, estallaría en el Medio Oriente entre unas pocas naciones, y que, debido a la importancia geopolítica de la conflagración, traería aparejada la intervención norteamericana, lo que degeneraría en una guerra de alcances planetarios. Esa profecía dice lo siguiente:

“Ay, ay, La guerra vendrá de donde mora el turco y el pagano que en feroz riña se enfrascarán buscando como aniquilar sus vidas. Cuando el norte divida al sur y en las fauces del león el águila anide, entonces el impuesto, la sangre y la guerra vendrá a cada humilde hogar”.

Como si lo anterior no fuera lo suficientemente terrible, la madre Shipton también habla del azote que sufrirá la humanidad debido a varios desastres naturales:

“Cuando el hombre se aproxime al último siglo, tres montañas que duermen unirán su respiración y lanzarán hielos, llamas y muerte. Los terremotos engullirán ciudades y los mares subirán e inundarán regiones costeras”.

Sin embargo, la profetisa inglesa que nació hace cinco siglos también se refiere a un supuesto contacto de la humanidad con unos extraños visitantes, extraterrestres quizás, contacto que sería la antesala del nacimiento de una nueva forma de conciencia y, en definitiva, de una nueva era para la humanidad.

“Una serpiente plateada se verá y arrojará hombres de extraño semblante, mezclándose con la nueva tierra… estos extraños hombres aclararán las mentes del hombre futuro. Éstos se mezclarán y mostrarán cómo vivir. Y La edad de oro se iniciará de nuevo”.

Link

Comparte:
Twitter16Facebook166Google

La Falsa Jerarquía de Demonios

Siguenos en Facebook Siguenos en @Mparalelos SUSCRIBETEPLANTILLA

10:45:53 PM

El Pseudomonarchia Daemonum, también conocido como la Falsa Jerarquía de Demonios, es un gran compendio del siglo XVI que enumera los nombres de sesenta y nueve demonios. El propio título ya indica que la monarquía demoníaca descrita en el texto es falsa, y en muchos aspectos un insulto para aquellos que creen decididamente en los demonios y potencias infernales. Esta lista apareció inicialmente como apéndice del primer libro de Johann Weyer sobre demonología y brujería, De Praestigiis Daemonum et Incantationibus ac Venificiisi, y el propio autor afirmó de él que se había inspirado en un texto más antiguo que hablaba de espíritus y demonios para escribirlo. Aun así, fue la obra de Weyer—no la de su predecesor—la que llegó a ser conocida hasta por el eminente psicoanalista Sigmund Freud que dijo de ella que era “uno de los diez libros más importantes de todos los tiempos.”

Hijo de un comerciante y funcionario, Johan Weyer fue un médico y practicante de las ciencias ocultas holandés nacido en 1515. Bien versado en el Latín desde muy joven, Weyer se convirtió rápidamente en discípulo de Heinrich Cornelius Agrippa, un famoso mago, teólogo y ocultista de Amberes. Agrippa publicaba escritos sobre demonios de forma similar a como haría algún día su discípulo, pero la verdad era que no le quedaba demasiado tiempo para encontrar a alguien a quien legar sus enseñanzas antes de morir. Weyer tenía entonces solo diecinueve años. Parece que la fascinación de Weyer por la magia comenzó cuando trabajaba a las órdenes de Agrippa, pero más adelante se intensificó después de haberse convertido en médico por propio derecho: un día fue convocado al juicio de un adivino de tal modo que el juez le pidió consejo sobre el caso en particular. Este juicio despertó su interés por la investigación de la brujería como forma de vida, culminando en su decisión de defender a aquellos acusados de practicarla. Veintisiete años después de este caso, cuando Weyer tenía ya sesenta y dos, publicó el apéndice a De Praestigiis Daemonum et Incantationibus ac Venificiis: el ya mencionado Pseudomonarchia Daemonum.
image006_30

image008_24

Supuestamente, la intención de Weyer al escribir el Pseudomonarchia Daemonum era insultar y mofarse de la idea de las jerarquías demoníacas a las que se decía que las brujas adoraban en aquella época. En la obra se afirma que mientras que los demonios y monstruos del infierno podían quizás tener el poder de crear ilusiones que engañaran a las gentes, los estafadores no eran ciertamente las brujas que solían ir a juicio—“enfermas mentales”, como Weyer las llamaba—sino más bien los magos que ejecutaban trucos ante la gente corriente para ganarse una moneda. De manera irónica, no obstante, el texto de Weyer explica al lector cómo invocar y someter a los espíritus demoníacos a su voluntad, tal como, en teoría, haría realmente una bruja.

image010_19
Terrorífica imagen tomada del libro Pseudomonarchia Daemonum

image012_4

Pero la inspiración de Weyer no acabaría en el Pseudomonarchia Daemonum, sino que le llevaría a escribir un nuevo libro, la Llave Menor de Salomón, en cuya sección llamada Ars Goetia, habla de los setenta y dos demonios evocados por el antiguo Rey Salomón—cuatro más de los que Weyer describió. El propósito de este libro posterior es el de servir de grimorio, nombre con el que se conoce también a los libros de hechizos, a fin de proporcionar al lector importantes conocimientos sobre los demonios a los que se puede invocar, como su apariencia y sus eventuales poderes y habilidades.

Era una práctica muy popular desde el siglo XVI hasta bien entrado el siglo XVIII escribir acerca de demonios y demonología. En gran medida debido al hecho de que se estaban lanzando acusaciones de brujería a diestro y siniestro, eruditos como Weyer y el Rey Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra estaban decididos a comprender las fuerzas ocultas que estas supuestas brujas podían (o no) poseer. No obstante, a diferencia de la mayor parte de los demás autores—como el rey Jacobo—la intención de Weyer era crear un estado de opinión que propiciara la revisión de las causas por brujería en las que las acusadas eran, de hecho, inocentes, ya que como él mismo afirmaba las “brujas” eran mentalmente inestables, mientras que los magos realizaban físicamente la “magia”. Desconocemos hasta qué punto sirvieron de ayuda los esfuerzos de Weyer a las acusadas de brujería, aunque hay pruebas de que sus peticiones de clemencia fueron en su mayor parte ignoradas. Parece que sin importar lo cultos y respetables que fueran quienes se comprometían en la exculpación de las supuestas brujas, el miedo era una motivación mucho más poderosa para jueces y jurados. Imagen de portada: Un hombre desnudo e inconsciente echado sobre una mesa es atacado por pequeños demonios armados con instrumentos quirúrgicos. Acuarela de Richard Tennant Cooper (Wikimedia Commons)

Autor: Ryan Stone Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.  at: https://www.ancient-origins.es/