Las escaleras de granito derretido en el Templo de Hathor, Egipto


El complejo del Templo de Dendera es uno de los complejos de templos mejor conservados de Egipto. El complejo cubre aproximadamente 40.000 metros cuadrados. También es el sitio del famoso relieve de la lámpara de Dendera.
Lámpara de Dendera

El edificio que domina el complejo es el templo principal, llamado el templo de Hathor, y se dedica a Hathor que era la diosa del amor, de la alegría y de la belleza.

Sin embargo, una de las partes más extrañas y más intrigantes del sitio son las escaleras que conducen a la azotea del templo. Los escalones de piedra parecen estar derretidos. Es difícil imaginar lo que podría haber derretido sólidos escalones de piedra como estos. Las temperaturas que serían necesarias para fundir piedras de granito sólidas como esta tendrían que haber sido tremendamente altas.

Si se observa cuidadosamente los escalones, no es la erosión habitual causada por los pies, ya que la parte del centro de la escalera, donde normalmente se le da mas uso, son más altas que los lados, y existe marcas de flujo de material.

Algunos dicen que fue construido sobre un sitio incluso más viejo, y mientras que ninguna prueba concluyente se ha encontrado, se ha especulado de una guerra nuclear en el antiguo Egipto.

¿Qué podría haber derretido estos escalones de piedra? ¿podría haber sido el resultado de una guerra nuclear como algunos especulan? ¿o quizás podría haber sido causada por la lámpara de Dendera —un dispositivo de alta tecnología capaz de alcanzar temperaturas tan elevadas que era capaz de derretir rocas?

http://conspiraciones1040.blogspot.com

Este sagrado pozo Maya cerca de Chichén Itzá se cree que son los restos de un antiguo silo de cohete


Un gran “pozo sagrado” de los mayas en el sitio de Chichén Itzá, México, es considerado por algunos investigadores como un silo de cohetes abandonado perteneciente a una civilización antediluviana que alguna vez había salido de la Tierra usando naves espaciales.

Los mayas tenían una fuerte conexión con los dioses, y debido a esto, tenían que traer la ofrenda final en forma de sacrificios humanos para complacer a sus creadores. Las víctimas eran en su mayoría niños o élites capturadas durante conflictos con clanes vecinos, pero otros objetos ornamentales de gran valor saqueados durante su conquista también fueron descubiertos dentro de fosas de sacrificio.

Para que sus ofrendas llegaran al inframundo con eficacia, los gobernantes religiosos mayas usaban ciertos cenotes que ellos consideraban sagrados. Un “cenote sagrado” particular, o “pozo de sacrificio”, se encuentra cerca del sitio arqueológico de Chichén Itzá, en la península de Yucatán, México.

Sus particularidades inusuales como el diseño circular, la apertura al cielo, el diámetro y la extendida profundidad, el significado sagrado, así como su ubicación cerca de la metrópolis maya de Chichén Itzá – que significa “en la boca del pozo de Itza”, han hecho que numerosos buscadores de conocimiento alternativo se pregunten si este cenote sagrado no ha desempeñado un papel diferente al de su propósito convencional de sacrificio.

Un cenote se considera un sumidero natural resultante del colapso del lecho rocoso de la piedra caliza que expone el agua subterránea de abajo. Hay más de 6.000 cenotes diferentes en la Península de Yucatán, aunque la mayoría de ellos son pequeños y no necesariamente tienen agua expuesta en la superficie. Conectan el mundo exterior a los cuerpos de agua subterráneos que se extienden generalmente por varias kilómetros a través de complejos sistemas de cuevas subacuáticos. El agua dentro de estos pozos es la mayor parte del tiempo extremadamente clara.

El cenote de Ik Kil, una vez sagrado, tiene 60 metros de diámetro y 40 metros de profundidad. Una escalera tallada que conduce dentro de esta cuenca subterránea. Para los seres humanos modernos, este cenote particular representa un punto turístico caliente; Sirvió con un propósito ritual a los mayas, mientras que para otras civilizaciones más antiguas, sólo podemos adivinar.

Sin embargo, este sitio se diferencia del resto de los pozos naturales en la península de Yucatán, principalmente debido a sus proporciones colosales y forma. Debido a esto, a los historiadores alternativos se les han crecido las sospechas de que es un silo de cohetes abandonado de un pasado lejano, o incluso la cicatriz dejada por un meteorito. Vamos a explorar las posibilidades.

La historia alternativa habla de civilizaciones antediluvianas que prosperaron antes del evento de la “Gran Inundación”. Estos pueblos son supuestamente responsables de erigir pirámides en varios rincones del mundo, y también son considerados como inventores de máquinas voladoras y otros dispositivos tecnológicamente avanzados.

Es posible que estos antepasados ​​avanzados hubieran terraformado la Tierra antes de abandonar el planeta en sus naves de cohetes, justo antes de que el inminente cataclismo global estuviera a punto de ocurrir. Prueba de su misterioso auge y desaparición se encuentra constantemente en todo el mundo.

Numerosas civilizaciones han mantenido vivo el legado de sus ancestros a través de estructuras, tallas, pinturas, figurillas y otros artefactos que representan a los seres humanos en trajes espaciales, dispositivos voladores y seres extraños para los que nuestro paradigma cultural no puede o no quiere dar una explicación.

La Lista de Reyes Sumerios, junto con la línea de tiempo de los faraones egipcios, se extienden hasta un momento en que los así llamados dioses caminaban sobre este planeta. Las civilizaciones antiguas tenían un adelantado conocimiento de la astronomía y de la astrología, reflejando así su conocimiento superior de cuerpos celestes y de acontecimientos cósmicos.

Otra evidencia irrefutable de este pasado hace mucho tiempo olvidado es el conocimiento avanzado de la cartografía que los antiguos poseían. Además de cartografiar todo el globo, usaron la noción de longitud mucho antes de que fuera inventada por nuestros predecesores modernos.

Con esto en mente, podemos asumir con seguridad que los pueblos antes de la inundación tenían un gran interés en llegar a las estrellas porque ya habían terraformado este planeta, y es posible que tal logro haya sido reclamado.

La prueba de la extensión interplanetaria se puede remontar a través de varios lugares y épocas, y el pozo sagrado cerca de Chichen Itza podría ser un punto que demuestra apenas eso. Su amplio diámetro, forma circular y corte lineal en la piedra caliza lo diferencian de todos los demás cenotes naturales. ¿Podría este agujero haber sido tallado artificialmente para que un cohete pueda encajar allí?

Otro factor es el agua turbia que se encuentra dentro de este pozo. En la mayoría de cenotes el agua es muy clara porque el agua de lluvia que filtra a través del suelo contiene muy pocas impurezas y el agua subterránea tiene un flujo de agua constante que ayuda a mantener la cuenca limpia. Debido a esto, los cenotes tenían un valor más práctico para los mayas, que los usaban para llenar sus necesidades de abastecimiento de agua o para relajarse. Pero no el sagrado Ik Kil. Este en particular estaba reservado para propósitos ceremoniales.

Cuando Edward Herbert Thompson se había zambullido dentro del pozo sagrado en 1909, acompañado por dos buzos griegos desde las Bahamas, reportó una visibilidad reducida debido al agua turbia. Al llegar a la parte inferior del cenote, descubrió una capa de 16 pies (5 metros) de pigmento azul que cubre el suelo, entre otras particularidades.

[El fondo] estaba lleno de largas y estrechas grietas, que se irradiaban desde los centros como si el fondo de cristal de un plato hubiera sido roto por un instrumento puntiagudo”, dijo Thompson en su informe. “Encontramos en las grietas y agujeros un barro grisáceo en el que estaban incrustados los objetos de oro más pesados, jades y campanas de cobre en cantidades”.

Con tantas características fuera de lugar, el cenote sagrado en Chichén Itzá es seguro que plantea numerosos signos de interrogación. ¿Es realmente un sumidero natural? ¿O es más bien el lugar desde donde una civilización antigua había despegado con su nave espacial en el pasado lejano? ¿Es este pozo sagrado los restos de un silo de cohetes abandonado?

Una segunda hipótesis sugiere otro evento cataclísmico que ocurrió en la Península de Yucatán – la caída de un meteorito de 10 km de radio que había terminado con la edad de los dinosaurios hace unos 65 millones de años. Se cayó no muy lejos de aquí, en el sitio de Chicxulub, y es posible que piezas más pequeñas que fueron arrancadas de la roca principal han formado este pozo sagrado.

Sea cual fuere el caso, si comparamos todos los rasgos de un cenote con los de este sagrado pozo maya, encontramos muchas discrepancias que sólo nos hacen preguntarnos acerca de sus verdaderos orígenes y propósito. Probablemente no recibiremos la respuesta anhelada de las autoridades, pero este mundo rápidamente cambiante ofrece cada vez más indicios de que la vida en la Tierra puede ser cíclica.

Es por eso que Elon Musk se está preparando para su partida final a Marte en los próximos años. ¿Se repetirá la historia? ¿Qué opinas de ser el caso?

http://conspiraciones1040.blogspot.com

Dreamwalking: Entrando en el sueño de otra persona


¿Alguna vez has tenido un sueño donde no reconocías absolutamente nada? ¿No eras capaz de reconocer rostros, personas, paisajes, o situaciones? ¿Era casi como si estuviera viendo un mundo a través de los ojos de otra persona? Si es así, entonces es posible que hayas estado dentro del sueño de otra persona. Estamos hablando de “dreamwalking”, un término utilizado para definir una forma de sueño lúcido, pero con la diferencia de que se accede involuntariamente o voluntariamente al sueño de otra persona para manipularlo. También existe la posibilidad de que alguien haya entrado en el sueño de otros sin ni siquiera estar dormido, mediante un estado de meditación profunda.

¿Qué son los sueños?

Pero antes de entrar en el increíble mundo de los dreamwalking, hablaremos del universo onírico. Para los antiguos aborígenes australianos el mundo de los sueños era tan real como el mundo físico. Los sueños han fascinado a la humanidad desde que tenemos memoria. Se cree que los sueños son como una ventana a nuestros verdaderos pensamientos e intenciones. A veces los sueños pueden predecir eventos futuros y advertirnos de peligros. En otras ocasiones, nos ofrecen la respuesta a nuestros problemas diarios.

Los nativos americanos creían en el poder del “Atrapasueños”. Originarios de la Nación Ojibwe de América del Norte, los Atrapasueños estaban destinados a proteger a la persona de los sueños negativos mientras dormía, dejando así los sueños positivos. Ilustres personajes de nuestra historia como Sigmund Freud y Carl Jung creían que los sueños revelaban información de nosotros mismos oculta en la mente inconsciente. Sin embargo, en la actualidad se sabe bien poco acerca de la naturaleza de los sueños, pero lo que si sabemos con certeza es que juegan un papel crucial en nuestra existencia.

Accediendo a los sueños ajenos

Volviendo a los dreamwalking, una persona en su estado de sueño puede ser fácilmente influenciado por otra persona o soñador mediante una especie de señal (o emoción). A veces, esta señal es recibida por una persona receptiva al azar, sin embargo, en ocasiones puede tratarse de una recepción deliberadamente preparada. En ciertos momentos de angustia, la señal se envía involuntariamente para que cualquiera persona pueda recogerla. Sin embargo, hay otras veces que alguien necesita llegar a un individuo específico, por lo que el “receptor” al despertar se siente la repentina necesidad de ponerse en contacto con la persona que estaba soñando con él.

Lamentablemente, no se ha escrito mucho sobre este tema y prácticamente no existe absolutamente nada con respecto a las técnicas. Para muchos de nosotros el nivel de receptividad es bloqueada por nuestros propios egos. Durante nuestro estado de sueño tenemos nuestra mente más abierta, y también a nivel espiritual. Durante el sueño, nuestro cerebro funciona en modo automático y comienza a procesar todo tipo circunstancias que tuvieron lugar durante el día. Debido a que nuestro cerebro durante el sueño procesa de modo automático nos permite ser más pasivos y, por lo tanto, podemos adentrarnos en los mensajes sugerentes o incluso simbólicos del inconsciente.

Dependiendo del nivel de ser capaz de controlar los sueños, se puede omitir el proceso de la meditación e ir directamente al sueño. El mejor momento para practicar esta técnica es cuando alguien necesita ayuda. A veces una persona está estresada, deprimida, enferma, o simplemente necesita ayuda, por lo que esta técnica ayuda a ofrecer nuevos caminos en la vida o transmitir mensajes inconscientemente.

Antes de continuar, asegúrate de elegir alguien que conoces muy bien. Por lo general, la elección de un participante involuntario no funcionará. El libre albedrío de un individuo no puede permitir ciertas interacciones, incluso mientras duermen. Si hay una buena conexión durante el estado de despierto, entonces no debe de haber problemas en interactuar durante el estado pasivo, cuando somos más vulnerables. Por lo tanto, con el fin de experimentar con esta técnica, asegúrate de que la persona que está dispuesta a interactuar.

mundoesotericoparanormal.com

 

El cáliz de María Magdalena y el legendario Santo Grial


El 12 de enero de este año, la cadena BBC News daba una noticia relacionada con María Magdalena, la mujer a la que se describe como “compañera íntima” de Jesús en el Nuevo Testamento. El Vaticano ha elevado recientemente su estatus entre los santos equiparándola con los discípulos masculinos de Jesús, y en breve se estrenará un nuevo largometraje sobre su vida protagonizado por Rooney Mara (Millenium: los hombres que no amaban a las mujeres). La mayoría de la gente estará familiarizada con este personaje bíblico gracias al novelista Dan Brown, quien sugiere que María Magdalena fue la esposa de Jesús. La Iglesia, por supuesto, niega vehementemente esta idea, y ciertamente no encontramos confirmación de esta teoría en ningún pasaje de la Biblia. Sin embargo, desde la época medieval, el retrato de María Magdalena en un papel diferente pero igualmente ilustre está lejos de haber quedado olvidado: fue la custodia del Cáliz de Magdalena, un tesoro bíblico que podría ser el Santo Grial original.

La inmortalidad del Grial

En la actualidad, el Santo Grial es considerado habitualmente la copa de la que habría bebido Cristo en la Última Cena. Según la Biblia, Jesús compartió una última comida con sus discípulos poco antes de ser detenido, juzgado y condenado a muerte. Cuenta la leyenda que uno de los seguidores de Jesús, José de Arimatea, utilizó esta misma copa para recoger algunas gotas de la sangre de Cristo durante la Crucifixión, confiriendo de este modo al cáliz un poder divino. Aquellos que bebían de él, según se decía antiguamente, sanaban de todas las enfermedades, pudiendo incluso alcanzar la inmortalidad. En el libro El código Da Vinci se habla del Grial como una mera representación simbólica del supuesto linaje o “sangre” de Jesús a partir de un matrimonio secreto con María Magdalena. Pero en las tradiciones originales el Grial era algo ciertamente diferente.

La leyenda del rey Arturo

La primera vez que el Grial aparece en la literatura –al menos en la literatura más antigua que ha llegado hasta nosotros– es en la leyenda del rey Arturo. La mención más antigua la encontramos allá por el año 1190 en la obra del poeta francés Chrétien de Troyes, quien describe la reliquia como un plato de oro con incrustaciones de piedras preciosas. Al quedar el relato inacabado tras la muerte de su autor, nada sabemos en relación con el origen del Grial. Sin embargo, cuenta la leyenda que comer de él (recordemos que era un plato según Chrétien de Troyes) prolongaba la vida indefinidamente. Mientras tanto, en Alemania, Wolfram von Eschenbach componía otro romance artúrico en el que se describe el Grial como una piedra mágica que de algún modo nutría y garantizaba la sabiduría a quien lo poseyera. Y en Gran Bretaña, un cuento galés anónimo titulado Peredur se refiere al grial como la cabeza de un decapitado –cuya identidad se desconoce– cabeza que imparte enseñanzas pronunciando sabias palabras. Existen obras literarias medievales en las que el Grial es toda una variedad de elementos, como por ejemplo una talla de Cristo, un libro, e incluso los huesos de la Virgen María.

La etimología de la palabra Grial no está clara. A pesar de la popularización de la teoría de Dan Brown según la cual San Graal (en francés antiguo “Santo Grial”) procede de las palabras sang réal –“sangre real”– la mayoría de los expertos en literatura antigua opinan que la expresión tiene su origen en la palabra gradalis, que en latín medieval significa plato o recipiente. Cualquiera que sea su etimología, para principios del siglo XIII la palabra se encontraba ya firmemente vinculada a cualquier reliquia sagrada que se creyera relacionada de algún modo con el Jesús de la historia. Fue solo a final de la Edad Media cuando el Grial pasó a ser considerado exclusivamente la copa de la Última Cena, ya que muchos autores literarios siguieron la estela de la obra más antigua en la que aparece como tal: José de Arimatea, escrita por el poeta borgoñón Robert de Boron en torno al año 1200.

Al igual que en otros relatos artúricos, en la obra de Robert de Boron los caballeros de Arturo buscan el Grial para curar al rey de un mal que le impide reinar en Gran Bretaña de forma eficaz. En muchos romances artúricos medievales uno de los caballeros de Arturo, generalmente Perceval, descubre el Grial en la capilla del Castillo Blanco, fortaleza que se encuentra en la Ciudad Blanca.

Perceval y la doncella del Grial’, obra del pintor alemán del siglo XIX Ferdinand Piloty.

El Castillo Blanco de la Ciudad Blanca

De hecho hay en Inglaterra un castillo que era conocido en la Edad Media por este nombre. Construido de piedra clara, de la que recibe su nombre, se encuentra en la población de Whittington del condado de Shropshire, cerca de la frontera entre Inglaterra y Gales. La cosa no acaba ahí, ya que el nombre de Whittington procede en realidad del antiguo inglés y significa, literalmente, Ciudad Blanca (“White Town”).

El Castillo Blanco de Whittington.

A principios del siglo XIII, el propietario del castillo, un barón de nombre Fulk Fitz Warine, se convirtió en protagonista de un cuento romántico de autor anónimo, titulado Fulke le Fitz Waryn, en el que el castillo de Whittington aparece específicamente asociado tanto a la leyenda de Arturo como al Santo Grial. Comprensiblemente, al referirse este y otros romances artúricos al “Castillo Blanco de la Ciudad Blanca,” las tradiciones de la zona vinculan este lugar con la leyenda del Grial. Resulta fascinante el hecho de que, a mediados del siglo XIX, un descendiente directo de Fulk Fitz Warine aseguraba que su familia había custodiado el Grial durante siglos, y que aún lo poseía. Se trataba de un anticuario de Shropshire de nombre Thomas Wright (descendía de los Fitz Warine por línea materna.)

Curiosamente, el Grial que Wright afirmaba poseer no era ninguno de los objetos ya mencionados, sino un frasco de perfume que supuestamente habría pertenecido a María Magdalena.

María Magdalena con el Frasco Sagrado, óleo del pintor italiano del siglo XV Andrea Solari.

Según la Biblia, María Magdalena poseyó de hecho un frasco de este tipo. Parece que estaba hecho de alabastro (Marcos 14,3), y ungió los cabellos de Cristo con este precioso óleo como señal de que le aceptaba como su Salvador. En el Nuevo Testamento también podemos leer que María Magdalena fue a la tumba de Cristo para embalsamar su cuerpo con aromas tras ser enterrado (Marcos 16,1), una práctica habitual entre los judíos en aquella época. La tradición cristiana sostiene que llevaba estos aromas en el mismo frasco y que a continuación recogió algunas gotas de la sangre de Cristo cuando éste se apareció a ella tras la Resurrección (en el Evangelio de Marcos, capítulo 14, versículo 8, leemos que Jesús ya había predicho que ella embalsamaría así su cuerpo). El recipiente se convirtió de este modo a lo largo de la Edad Media en una famosa reliquia, al parecer perdida, y durante siglos numerosos artistas pintaron a María Magdalena con este frasco.

Cristo resucitado y María Magdalena ante el sepulcro en un óleo de Rembrandt. Junto a la Magdalena podemos ver su famoso frasco de alabastro.

¿Era este frasco, conocido como el Cáliz de Magdalena, el que Thomas Wright aseguraba poseer? ¿Qué fue de él, de ser así? Cabe destacar que, siguiendo el espíritu de las leyendas del Grial, Wright afirmaba haberlo ocultado en un lugar secreto. Evidentemente, al no tener hijos a los que legarle este tesoro, Wright dejó tras de sí antes de su muerte (1877) un complejo rastro de pistas que conducirían a la localización del supuesto Grial.

Siguiéndole la pista al Grial

Conocí esta curiosa historia por primera vez cuando investigaba las leyendas artúricas, y finalmente llegué a la conclusión de que Wright probablemente poseyera algo que él creía realmente que era el Santo Grial y que habría ocultado: sin duda se tomó considerables molestias para dejar una serie de pistas que llevaban a algo. Y ya que podía –quizás podía– tratarse del mismo objeto que se creía que era el Grial y se encontraba en el castillo de Whittington en el siglo XIII, decidí intentar resolver el enigma de Wright.

Thomas Wright.

En un principio, sin embargo, dudaba que este antiguo objeto oculto tuviera algo que ver con Jesús o con María Magdalena. La época medieval resuena con relatos de caballeros cruzados que regresan de Tierra Santa con supuestas reliquias bíblicas, muchas de las cuales probablemente les vendieron ciudadanos de la zona para sacarles los cuartos a los crédulos invasores. Por otro lado, como parece que el Cáliz de la Magdalena se hallaría en el lugar en el que las leyendas artúricas más antiguas sitúan al Santo Grial, siendo también el lugar donde fueron creados dichos relatos, podía –de nuevo quizás podía– tratarse de la reliquia que dio pie a la leyenda del Grial.

La vidriera de los Evangelistas diseñada por Wright e instalada en la iglesia de St. Luke de Hodnet.

Las pistas que dejó a Wright eran bastante enrevesadas, y para quien esté interesado, en mi web personal las expongo en detalle. Conducían finalmente a una vidriera policromada que el propio Wright había diseñado e instalado cerca de su lugar de residencia, en la iglesia de St. Luke de la población de Hodnet, en el condado de Shropshire (Inglaterra). Quienes hayan leído mi anterior artículo de Ancient Origins recordarán la apasionante historia de la bella vidriera en la que se ocultaban las pistas que llevaban al lugar en el que el historiador del siglo XIX Jacob Cove-Jones creía que se encontraba el tesoro templario. Significativamente, Cove-Jones y Thomas Wright no solo se conocían, perteneciendo ambos a la Asociación Arqueológica Británica, sino que además eran parientes. Parece que la costumbre de dejar un rastro de pistas históricas como cierta forma de epitafio personal era una especie de tradición familiar.

En la vidriera policromada de Wright aparecen los cuatro evangelistas: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Pero en esta vidriera la figura de Juan presenta un aspecto poco habitual. Aunque los otros tres evangelistas aparecen junto a sus respectivos evangelios, Juan porta un cáliz de oro: la imagen tradicional del Santo Grial.

Detalle de San Juan con el cáliz de oro en la vidriera policromada de Wright.

Pero lo que resulta más destacable es que al mirar de cerca la figura parece tratarse de una mujer. Los otros tres evangelistas tienen barba, mientras que Juan es completamente lampiño y presenta rasgos decididamente femeninos. No solo eso, sino que además la figura parece vestir ropas de mujer para ocultar sus pechos. ¿Es posible que este personaje y su cáliz representen a María Magdalena – que no en vano es la persona más íntimamente vinculada a la sagrada reliquia?

Un tesoro oculto: descifrando los símbolos

Fue esta imagen la que finalmente me llevó al lugar en el que al parecer Thomas Wright ocultó su tesoro. En la ventana, por encima de las cabezas de las figuras, encontramos los símbolos acostumbrados para los cuatro evangelistas: un toro, un león, un ángel y un águila. Cuatro estatuas que representaban exactamente los mismos símbolos fueron erigidas por orden de Thomas Wright en una cueva horadada en una colina denominada White Cliff, en Hawkstone Park, a una distancia de un par de millas. Como la imagen que aparece por encima de la figura que porta el cáliz es un águila, quizás sería en el interior de la estatua del águila de Wright donde se encontraba oculta la reliquia.

White Cliff en Hawkstone Park. La cueva que alberga las estatuas está justo por debajo del arco en ruinas

Me sentí desolado al descubrir que en 1920 un hombre de negocios de la zona llamado Walter Langham decidió trasladar las estatuas para decorar su jardín, y que al intentarlo la estatua del águila se rompió, descubriéndose en su base una cavidad en la que se encontró un objeto que fue descrito como una pequeña copa de piedra.

Graham examina en las cuevas de Hawkstone Park los fragmentos de la estatua del águila en cuyo interior se encontró una pequeña copa de piedra.

Parecía que el objeto que Thomas Wright y sus antepasados habían creído durante generaciones que era el Santo Grial había sido descubierto por accidente décadas atrás, y probablemente desechado. No obstante, cuando finalmente encontré a la bisnieta de Thomas Wright en la ciudad de Rugby, en el interior de Inglaterra, me sentí encantado al descubrir que aún conservaba la copa. Ni ella ni nadie de su familia consideraba a este objeto algo particularmente especial, desconociendo la historia de Thomas Wright y sus enrevesadas pistas. Hasta donde ella sabía se trataba simplemente de una extravagancia interesante. La familia solo la conservaba por las extrañas circunstancias en las que fue descubierta: ¿cómo es que se encontraba oculta en el interior de una estatua? Me quedé asombrado al descubrir que la copa estaba aún en su ático, sepultada bajo un montón de trastos acumulados durante años.

El frasco de perfume descubierto en el año 1920 en el interior de la estatua del águila de Thomas Wright.

Cuando su propietaria me enseñó la copa, en un primer momento me sentí decepcionado. Era tan pequeña. Unos 4,5 centímetros de alto y poco menos de 4 centímetros de ancho, con aproximadamente la forma y el tamaño de una huevera de piedra verde. De hecho, al encontrarse su borde plegado hacia dentro, la familia Langham supuso que se trataba de un antiguo recipiente victoriano para mostaza.

Revelaciones asombrosas

Cuando la familia me permitió llevar la pieza al Museo Británico para su análisis, todo cambió. La “copa” fue identificada como un frasco de perfume de la época romana que en el pasado habría tenido tapa. Era exactamente lo mismo que el famoso frasco de María Magdalena. Sorprendentemente, por su estilo, fue datado en torno al siglo I d. C., precisamente la época en la que vivió la Magdalena. Y lo que resulta aún más asombroso, estaba hecha de alabastro verde de una variedad que únicamente se encuentra en Egipto, bastante cerca de la antigua Judea en la que la Biblia sitúa la vida de Cristo. Era justo lo que el Nuevo Testamento nos dice de la reliquia de María Magdalena: un frasco de alabastro.

Primer plano de la copa hallada en Hawkstone Park. ¿El legendario Santo Grial?

Ninguno de estos datos constituía una prueba positiva de que el frasco hubiese pertenecido realmente a María Magdalena o contenido la sangre de Cristo, pero era de la misma época y procedía de la misma región, y estaba hecho del mismo material del que habla la Biblia. Lo que sin duda es cierto, en mi opinión, es que aparentemente se creía que este objeto era el Grial en la época en la que fueron escritos los primeros romances artúricos. Había permanecido oculto durante siglos en el lugar en el que las antiguas leyendas ubican a la sagrada reliquia: el Castillo Blanco de la Ciudad Blanca (Whittington). Si estoy en lo cierto, lo que encontré fue el objeto que dio pie al nacimiento de la leyenda original del Grial. En efecto, el antiguo, perdido y olvidado Santo Grial.

Autor: Graham Phillips
Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Fuentes:
Trevor Timpson, January 2017. ‘Does Catholic praise for Mary Magdalene show progress towards women priests?’ BBC.com [Online] Disponible en: http://www.bbc.com/news/uk-38528682