Regresan los sonidos apocalípticos a una ciudad de Canadá. Las Trompetas del Jucio Final ?

plantilla


12:16:38 AM

Durante décadas, miles de personas en todo el mundo han afirmado escuchar un misterioso sonido conocido comúnmente como “The Hum (El Zumbido)”. Aunque los informes relacionados con el “The Hum” se remontan a la década de 1830, en la actualidad el fenómeno ha sido ampliamente seguido por los principales medios de comunicación del mundo, convirtiéndose e en poco tiempo en un tema muy popular en Internet.

Las experiencias varían según donde se registra este misterioso sonido, y van desde bajas frecuencias solo audibles por unos pocos hasta aterradores sonidos procedentes de un punto indeterminado. También conocido como “las trompetas del apocalipsis”, en los últimos años han surgido diversas teorías para explicar el origen de los extraños ruidos, como que son causados ​​por la contaminación del sonido, el ruido electromagnético de las auroras y los cinturones de radiación, ondas acústicas de gravedad, las placas tectónicas , las líneas de energía eléctrica de alta tensión , los cambios de polos o los fuertes vientos que se generan entre las capas calientes y frías en la parte superior de nuestros cielos.
Y entre los miles de videos subidos a Internet que muestran claramente la existencia de este sonido, el que más llamó la atención de los medios de comunicación y de millones de personas en todo el mundo fue el registrado en 2013 en la ciudad de Terrace, Columbia Británica, Canadá. Según la grabación aportada por Kimberly Wookey, los residentes de Terrace se despertaron por un aterrador ruido metálico que parecía provenir del cielo.

Pero cuando los residentes se habían olvidado del sonido apocalíptico que perturbó sus vidas, los misteriosos sonidos han regresado a la pequeña ciudad de Terrace, dos años después.

The Hum, el regreso

El 6 de mayo de 2015, una mujer llamada Melissa Harris de la Columbia Británica estaba hablando por teléfono con su marido cuando de repente comenzó a escuchar unos misteriosos ruidos en el exterior de su casa. Rápidamente Melissa cogió su cámara y comenzó a grabar los extraños sonidos, una especie de aterradores aullidos fuertes procedentes de un lugar desconocido lejos en la distancia, según publicó el Huffington Post Canada. Debido a que no podía explicarse de donde procedía tal aterrador sonido, Melissa decidió compartir el video en YouTube para que alguien le pudiera dar una respuesta.

“Se estaba haciendo más fuerte, así que fui a la ventana y por suerte lo grabé en video”, dijo Melissa a la CBC de Canadá. “No duró más de un minuto, más o menos. Yo me quedé aterrorizada cuando lo escuché. En ese momento tenía la piel de gallina en todo mi brazo. Personalmente no sé lo que era. Tengo varias teorías, pero nada claras.”

[su_youtube url=”https://youtu.be/xXbfE4KBoco”]

Pero al día siguiente, Katherine Wookey, otra residente de la pequeña ciudad de Terrace, escuchó los mismos ruidos mientras se tomaba su café de la mañana. Y al igual que Melissa, también consiguió grabar en video los misteriosos ruidos.

“Parecía de ciencia ficción”, explicó Katherine. “Fue realmente aterrador”.

Pero lo más sorprendente fue que la propia Katherine Wookey consiguió grabar en video por primera vez los misteriosos sonidos en Terrace, dos años antes. El video de Katherine se convirtió en poco tiempo en todo un fenómeno viral, alcanzando la cifra de 2,7 millones de reproducciones y miles de comentarios ofreciendo diversas teorías. Muchos usuarios sugirieron que el inquietante sonido era de origen extraterrestre, que podría ser señales del apocalipsis, la Segunda Venida, terremotos en el cielo, o una actividad electromagnética.

Pero el Ayuntamiento de Terrace sofocó la especulación al dar una explicación oficial, que fue causado por un trabajador que estaba utilizando una cuchilla niveladora cerca de la ciudad.

“Resulta que… que fuimos nosotros. Un trabajador de la ciudad estaba preparando una niveladora para algún trabajo en la colina Lanfear y produjo ese ruido misterioso con la cuchilla niveladora”, escribieron en la página de Facebook del Ayuntamiento de Terrace.

Está claro que muchas personas no creyeron la versión oficial, ya que algunos expertos en este tipo de maquinaria industrial aseguraron que ninguna cuchilla niveladora hace ese tipo de sonidos, y menos con esa intensidad. Y además de este detalle, los medios de comunicación se pusieron en contacto con el portavoz del Ayuntamiento de Terrace para que explicara el origen de estos nuevos sonidos, pero hasta el momento no se han pronunciado, o simplemente están pensando que escusas dar ahora.

regresan-sonidos-apocalipticos-canada

En ausencia de una respuesta oficial por parte de las autoridades locales, los residentes han recurrido de nuevo a sus propias hipótesis. Muchos residentes no creyeron la versión ofrecida en 2013 y tampoco no esperan ningún tipo de explicación convincente para este nuevo misterio.

“Simplemente sonaba como cuernos en el cielo”, explicó Melissa. “La gente dijo que parecían trompetas, pero para mí era como una especie de misteriosa voz aguda.”

Pero dejando aparte las versiones oficiales, es inevitable no pensar en ciertas teorías como: fuerzas siniestras que están involucradas en los inexplicables sonidos del cielo; el proyecto HAARP; el preludio de una invasión extraterrestre; un signo de la Segunda Venida; señales del apocalipsis; o incluso que el Nuevo Orden Mundial está utilizando dispositivos de control mental.

¿Cuál es tu teoría para explicar estos misterios y aterradores sonidos en nuestros cielos? ¿Son de origen extraterrestre? ¿Señales del apocalipsis? ¿O hay otras explicaciones?

http://www.mundoesotericoparanormal.com/

The Lambton Worm

plantilla


11:35:01 PM

En la mañana del Domingo de Resurrección del año 1420, todos los habitantes del pueblo de Washington, cerca del río Wear, en el Condado de Durham, Inglaterra, se apresuraban para ir a la iglesia – todos, excepto John Lambton, el joven disoluto heredero del cercano Castillo Lambton.

Evitando el consuelo espiritual y la observación del domingo por placeres más materiales e irrespetuosos, pescaba en el río, ignorando las miradas de desaprobación de los practicantes. La mañana dio paso a la tarde, y aunque ningún pez había mordido el anzuelo, el humor de Lambton se ensombreció, y maldijo en voz alta con abandono blasfemo ante su mala suerte.

Una onda tembló por encima de la superficie del río. Momentos después, el joven sintió que algo tiraba bruscamente de su cuerda, pero no era un pez. Cuando lo sacó del agua, al principio pensó que se trataba de una forma acuática de serpiente o sanguijuela, con la piel negra y viscosa. Entonces alzó su cabeza y lo miró, e incluso el excesivamente desenvuelto Lambton se quedó sin respiración, horrorizado, pues su inesperada caza tenía cabeza de dragón y cara de demonio.

Sus fauces eran delgadas, estaban llenas hasta el borde de largos dientes con forma de aguja, y un fluido hediondo salía de las nueve hendiduras de las branquias de cada lado de su cuello: pero lo único que vio Lambton fueron sus ojos. Brillaban como espirales heladas, atrapándole en un trance glacial y fascinante, y mientras que lo miraba fijamente sin poder hacer nada, todos los pecados de su juventud desperdiciada danzaban en su oscuridad maligna, como espectros burlones.

C291F0C19John Lambton había planeado guardar lo que pescara, pero ahora lo único que quería era deshacerse de esta criatura, así que no perdió tiempo y la lanzó a un pozo cercano. Desde aquel momento, era una persona cambiada, que buscaba la redención y la salvación por sus anteriores fechorías, misión que le llevó unos años más tarde a peregrinar a la Tierra sagrada. Y así, dejó el pueblo y su castillo muy atrás, pero también dejó atrás una manifestación monstruosa de su anterior maldad.

Aunque Lambton no lo sabía, su cautivo había crecido con fuerza en los sombríos confines del pozo, desarrollándose de manera continua y haciéndose furtivamente más grande e incluso más poderoso. Una mañana, algunos habitantes del pueblo de Washington descubrieron una extraña huella brillante, que llegaba desde el pozo hasta una montaña cercana. Intrigados, siguieron la huella y se encontraron con una terrible escena.D9DD64273

Un espantoso dragón sin extremidades del tipo conocido como worm u orm yacía disfrutando del sol. El cieno lívido secaba la hierba bajo su cuerpo, y un vapor venenoso que salía en espiral de su boca marchitaba las hojas de los árboles circundantes.

Así comenzó el espeluznante reinado del terror de la serpiente de Lambton, durante el que arrasó el campo en tiempos verdeante de Washington, devoró ganado e incluso niños pequeños, y convirtió a los habitantes del pueblo en prisioneros encerrados en sus casas. Desesperados, siguiendo una antigua costumbre utilizada en tiempos de asedio por parte de un dragón que merodeaba, intentaron calmar al monstruo ofreciéndole leche.

FE8902CA5

Un enorme abrevadero se llenó de leche fresca y se colocó en el patio del Castillo Lambton, donde la serpiente podía verlo con facilidad. Como era de esperar, la criatura se a deslizaba velozmente hacia el lugar y se bebía la ofrenda a lengüetazos. Pero cuando a la mañana siguiente no había leche, arrasaba el pueblo furiosa, mientras que sus habitantes se refugiaban asustados en sus casas. Así que desde entonces en adelante, se ordeñaba a cada vaca de manera exclusiva para ofrecer a la serpiente un tributo diario suficiente para satisfacerle.

Con mucha frecuencia, unos cuantos habitantes del pueblo más valientes que el resto intentaban dar muerte con su espada o lanza a la serpiente esclavizadora. Pero incluso si conseguían cortar a la bestia por la mitad, las dos partes volvían a unirse inmediatamente, dando lugar a una serpiente intacta, muy irascible, que rara vez daba a sus atacantes la oportunidad de repetir la estratagema o huir de la refriega.

Los años transcurrieron hasta que John Lambton por fin volvió a casa. Se quedó horrorizado al descubrir la nefasta presencia de la serpiente y se propuso librar a su tierra de la maldad que le había infligido en su propia decadente juventud; así que buscó el consejo de una vieja bruja. Ésta le informó de que sólo lograría matar al monstruo si vestía una armadura especial, con cuchillas afiladas en toda la superficie, y si le hacía frente en medio del río donde originariamente lo había pescado.

F7CE38607

No obstante, tenía que pagar un precio por esta victoria. Una vez que diera muerte a la serpiente, había de matar al siguiente ser vivo con el que se encontrara. Si no lo hacía, el linaje de Lambton quedaría maldito, y durante nueve generaciones ningún heredero del patrimonio moriría en su cama.

John Lambton ordenó preparar una armadura de clavos y se dispuso a emprender la batalla con su terrible enemigo. Con un rápido y ligero manejo de la espada, atrajo a la serpiente hacia la veloz corriente de agua del río Wear. Una vez allí, la serpiente lo agarró con sus espirales; pero cuanto más intentaba aplastarlo, más severamente cortaban su cuerpo las afiladísimas cuchillas de la armadura de Lambton. Ayudado por las estocadas de su espada, las cuchillas finalmente cortaron la serpiente en varios segmentos y, antes de que pudieran recomponerse, la rápida corriente del río se los llevó. De esta manera se destruyó la aterradora serpiente de Lambton. 8BD92166F

Jubiloso, el joven volvió a casa al Castillo Lambton, pero, aunque había vencido a la serpietne, permaneció su maldición. Su viejo padre, muy entusiasmado y feliz al ver que su hijo había sobrevivido al impresionante encuentro, fue el primer ser vivo que se acercó para saludarle. Cuando lo vio, John Lambton se puso pálido de miedo al saber que si quería garantizar la seguridad de sus descendientes tenía que matar a su propio padre – pero sencillamente no pudo hacerlo. En lugar de ello, mató a su perro más fiel, con la esperanza de que este sacrificio fuera suficiente, pero no lo fue, y durante nueve generaciones, cada heredero del Castillo Lambton tuvo un trágico final.

Esta leyenda inglesa todavía tiene mucha fuerza en el folclore británico, numerosas obras literarias y musicales se han basado en ella e incluso se ha llevado al cine en un par de ocasiones. En el pueblo de Washington está muy presente en el ámbito local, con bares, pubs y otros establecimientos que la tienen muy presente en su decoración e incluso se festeja todavía la victoria de Lambton. Como todas las leyendas, tiene diversas versiones. Allí se la conoce como The Lambton Worm, pese a que worm significa literalmente “gusano”, se considera que en la edad media se llamaba de este modo a los Dragones o Serpientes de tamaño considerable.

http://www.taringa.net/

El Rougarou – Hombre Lobo Norteamericano

image

“Rougarou” es el nombre con que, dentro del folclore norteamericano, se denomina al mismo tipo de hombre-lobo que, en la mitología de ciertas comunidades francesas, se conoce como “loup-garou”, nombre compuesto por loup, que significa “lobo”, y garou, palabra que expresa la idea de un hombre que se transforma en animal.

“Rougarou” y “loup-garou” designan así a la misma criatura, no obstante en el folclore de Norteamérica el mito adquirió ligeras particularidades, por lo que es mejor hablar de “rougarou” para evitar confusiones, aunque en la práctica se sigan usando ambos nombres indistintamente.

En cuanto a su aspecto, el rougarou luce como un ser con cuerpo de hombre y cabeza de lobo. Dicen que vaga por los bosques y campos buscando a su presa en la oscuridad de la noche, que sus ojos son rojos y están inyectados de sangre, que puede correr de pie aunque suele merodear acechante a cuatro patas, deteniéndose y olfateando hacia izquierda y derecha en actitud depredadora; y, sobre todo, dicen que está sediento de sangre.

El rougarou en el folclore de Luisiana

Fueron los misioneros y colonos franceses quienes, al llegar a Luisiana (actual estado sureño de Estados Unidos situado en el delta del río Misisipi) en el siglo XVII, trajeron con ellos la creencia en el loup-garou, el cual fue principalmente conocido, tiempo después, como “rougarou” aunque siempre se le ha llamado de ambas formas, sabiéndose que los dos nombres hablan de la misma criatura. Según el estudioso Barry Jean Ancelet, la leyenda del rougarou es bastante común en Luisiana, zona en donde muchos se refieren al rougarou simplemente como el “monstruo”.

En las comunidades cajún, grupo étnico formado de exiliados de Acadia (antiguas colonias de Nueva Francia) en el s. XVIII, de Luisiana se cree que el rougarou ronda por los pantanos alrededor de Acadia y la Gran Nueva Orleans. Dentro de estas comunidades la leyenda se usó por generaciones como un instrumento para controlar a los niños, a quienes sus mayores les decían que el rougarou vendría a devorarlos si se portaban mal, cosa que no resultaba poco creíble para los niños teniendo en cuenta que, entre los mismos adultos, estaba difundida la creencia de que aquel que rompiese las reglas religiosas de la Cuaresma por siete años seguidos se transformaría en un rougarou.

Cierta versión de la leyenda dice que el rougarou es un hombre que ha sido condenado a una maldición de 101 días en los cuales, durante el día, se ve constreñido a ocultar su situación y a alejar toda sospecha de él para así no correr el riesgo de ser asesinado. Durante esos 101 días el rougarou se alimentará de sangre y asesinará animales, sobre todo vacas y cabras por ser éstas presas fáciles. Sin embargo lo peor de todo viene al final de los 101 días, momento en el cual necesitará beber la sangre de otro ser humano para así volver a ser normal de nuevo después de haberle pasado la maldición a aquel miserable que usó para sanarse, el cual a su vez buscará a otro ser humano al final de sus 101 días de rougarou y así la maldición perdurará a través de los tiempos indefinidamente…
Los primeros colones franceses trajeron desde su país natal la leyenda del loup-garou que posteriormente evolucionó hasta formar la palabra rougarou.
Otra versión mucho menos difundida en Luisiana dice que el rougarou es un tipo de jinete sin cabeza e incluso hay cierta versión que plantea que el rougarou es un producto de la brujería puesto que un rougarou sólo puede, o bien ser una bruja que se transformó a sí misma en rougarou, o bien ser alguien que fue maldecido por una bruja y, a consecuencia de esa maldición, se transformó en rougarou.

Finalmente y aunque sólo como elemento del folclore actualmente muerto, existió alguna vez la creencia abiertamente absurda de que a veces, en las noches oscuras y llenas de fuerte viento, los rougarous iban, sobre lomos de murciélagos gigantes, a reunirse un extraño baile en el que participaban gran cantidad de estos hombres lobo…
Según los nativos americanos el rougarou era un ser en comunión con la naturaleza.
El rougarou en el folclore nativo americano

Aunque los nativos se refieren al licántropo como “rugaru” (muy parecido a “rougarou”), aquel nombre no expresa palabra alguna propia de la lengua ojibwa ni está vinculado a ningún idioma propio de tribus nativas cultural o geográficamente cercanas; mas, como sí se ve, tiene mucha semejanza con el francés “loup-garou”.

En el folclore de los nativos americanos existe la leyenda del wendigo, leyenda que fue relatada en una corta y popular historia de Algernon Blackwood. En la historia de Blackwood, toda persona que tenga la desgracia de ver a un wendigo será convertida en uno de estos infames y monstruosos seres.

Semejante a la versión del wendigo de Blackwood es aquella versión de la leyenda del rougarou según la cual toda persona que vea a un rougarou se transformará en uno de ellos y tendrá que vagar indefinidamente por los bosques en ese estado.

Podría así surgir la impresión de que ambas leyendas están unidas pero, según el especialista Peter Matthiessen, el rougarou es una leyenda independiente y su principal diferencia con el wendigo es que, mientras que el wendigo es temido y está primordialmente asociado a la esfera del terror, el rougarou es considerado por los nativos como un ser sagrado que está en sintonía con la Naturaleza y la Madre Tierra.

Algunas veces la gente ha creído erróneamente que el rougarou podría tratarse de Pie Grande, pero los especialistas descartan la existencia de elementos a partir de los cuales se pueda postular dicha identificación en el marco del folclor indígena o nativo.

¿Existe realmente el rougarou?

Un hecho fundamental que sirvió para fijar la leyenda fue la ignorancia y falta de conocimiento del mundo exterior, propia sobre todo de las primeras generaciones de colonos que se asentaron en un lugar totalmente desconocido para ellos y que temían y respetaban. Gracias a esto fue posible que junto a una mentalidad suficientemente supersticiosa, y el asombro que producía la naturaleza indómita del Nuevo Continente, se suscitara la fijación simbólica de ancestrales miedos e impresiones colectivas en la figura mítica del licántropo.

Ya en cuanto a su perduración en el tiempo, el especialista en folklore Barry Jean Ancelet dice: “Si creen en serio que hay o no un personaje que deambula por la noche es algo que carece de importancia. Ellos creen en los cuentos, creen en la posibilidad de asustar a la gente a través de historias y eso se convierte en una forma de conectar a una generación con la siguiente”. En parte por lo anterior la gente incorporó a su vida cotidiana los cuentos sobre el rougarou y, pese a que de generación en generación los matices fueron surgiendo y modificándose, la esencia siempre se preservó debido en parte al carácter de patrimonio cultural del mito y al orgullo que para la gente ha tendido a significar el comunicar una leyenda que forma parte de una identidad colectiva y está vinculada al valor que un pueblo atribuye a sus raíces antes de la llegada al Nuevo Continente.

Twitter: @Mpdesconocido

Ser Alado En Mexico

image

Un misterioso animal alado apareció por sorpresa la noche del lunes 23 de junio del 2003, en una finca campestre ubicada por la Carretera Nacional a la altura de Los Cavazos (México). A la mañana siguiente el Sr. Adán Canales, propietario del inmueble, descubrió que uno de sus gansos africanos había desaparecido.
La insólita historia de lo que ocurrió esa noche es relatada a continuación por el propio testigo: “Generalmente llego a mi casa alrededor de las 22:30 horas ya que trabajo todo el día en la ciudad de Monterrey. Mi hobby son los animales y es por esta razón que tengo perros, palomas, gansos, gallos y gallinas de varias razas.
El incidente se inició a las 23:15 horas aproximadamente. El furioso ladrido de los perros y el alboroto que producían las aves de corral me alertaron sobre la presencia de un intruso. En esos momentos me encontraba en la cocina así que abrí la puerta y observé a los perros brincando en su afán de alcanzar a un bulto que se encontraba sobre la barda trasera. Estaba muy oscuro para ver detalles y aquel bulto me pareció como la mitad superior de una persona. Todo indicaba que alguien trataba de introducirse a mi casa saltando la barda y solo era visible de la cintura para arriba. .
Encendí las luces del patio y todo volvió a la normalidad por algunos minutos. Después escuche un sonido extraño muy difícil de describir, lo más cercano a ese ruido sería como una especie de quejido emitido por un animal mamífero. Algo parecido al sonido que emiten los caninos o felinos grandes al quejarse.
Volví a asomarme por la puerta de la cocina y vi perfectamente, ya que las luces estaban encendidas, que un animal desconocido saltaba desde la barda por encima de los perros hasta un punto mas allá de la alberca. Aquel salto fue impresionante. El animal había brincado una distancia de 12 a 15 metros sin la menor dificultad.
Los perros estaban encerrados y no podían seguirlo. La luz le daba de lleno y pude observar con toda claridad que tenia alas como las de los murciélagos. El cuerpo de este animal incluyendo las alas carecían de plumas.
Las alas eran como membranas de piel con algunos pelos diseminados por su superficie. Algo parecido a la piel de los perros xoloscuintles. Las patas eran largas y fuertes como las de un canguro. La cara era parecida a la de un mapache pero sin pelo, tenía orejas redondas, ojos grandes y obscuros así como un hocico puntiagudo. Calculo que el animal mediría unos 50 centímetros de altura.
Ser alado descubierto en Mexico
Abrí la puerta de la casa y caminé despacio hacia el animal con la intención de capturarlo a mano limpia. El misterioso animal al ver que me acercaba emitió una especie de bufido que me obligó a regresar a la casa.
ser-alado-en-mexico
Después el animal volvió a brincar otros 12 metros ayudándose con las alas para planear y descendió muy cerca de la puerta de entrada así como del sitio en donde se encuentran las aves. Los animales estaban excitados por la cercanía del intruso y producían un ruido estruendoso. Cuando esto ocurrió cambie de posición dentro de la casa y corrí hasta la ventana central para seguirlo observando. Un minuto más tarde el animal voló hacia la barda principal y desapareció de mi vista. La verdad no alcance a ver si se posó sobre ella o la saltó.
Al día siguiente noté que faltaba uno de los gansos africanos y varias horas más tarde un vecino me aviso que afuera de mi casa estaba el ave muerta a causa de las heridas que presentaba en el cuello.
Todo el incidente duró aproximadamente como unos 6 minutos. En este tiempo pude observar en detalle al extraño animal y sinceramente no es algo que yo conozca. No es un murciélago y no es una ave. No sé que pueda ser.
En mi opinión el animal era ligeramente más grande que cualquiera de los gansos, se impulsaba con las patas traseras para planear como lo hacen las gallinas. Sin embargo parecía ser torpe para moverse en cortas distancias y definitivamente era muy fuerte.
Es importante aclarar que no lo vi matar al ganso, pero la coincidencia de su presencia con la extraña muerte del ave me hacen pensar que el animal alado lo hizo. ¿ Cómo saco al ganso del corral y como lo transportó hasta fuera por encima de la barda?. No lo sé, es un misterio”.
Con estas palabras termina el relato del Sr. Adán Canales, sin embargo este incidente no es un hecho aislado ya que en el pasado mes de Junio varias docenas de becerros, chivas y gallinas aparecieron muertas en una granja cercana a Ciudad Juárez, Chihuahua.
Todos los animales atacados por el depredador desconocido tenían en el cuello dos orificios de un centímetro de diámetro y la distancia entre ellos era de 15 centímetros. El misterio se vuelve más desconcertante para el propietario del rancho con la extraña muerte de una avestruz que medía mas de dos metros de altura.
El cuerpo de este animal también presentaba los dos orificios en el cuello y al igual que las chivas, aves y becerros carecía de sangre en su cuerpo. Los campesintos de Ciudad Juárez se preguntan ¿ Qué depredador es capaz de matar a una avestruz? Y la respuesta no se hace esperar: “El Chupacabras.”

Dibujo de Tomas Amador

Twitter: @Mpdesconocido