EL PROYECTO PULSAR: DATAN 160 ESPECIES DE EXTRATERRESTRES ENTRE NOSOSTROS


un documento titulado Proyecto Pulsar, notas personales y el diario de un científico trabajando para el gobierno de estados unidos en asuntos alienígenas han sido halladas.
Se cree que el científico no nombrado ha sido empleado por el gobierno para estudiar sitios de choque y equipos recuperados, interrogar y establecer la comunicación con entidades biológicas extraterrestres supervivientes y analizar todos los datos recopilados.

Su trabajo para el gobierno abarcó un período de 33 años, una época durante la cual el científico descubrió la información que habría descarrilado una mente desprevenida. En 1990, había conseguido recopilar información sobre más de 160 especies de formas de vida extraterrestres, confirmando una vez más nuestra creencia de que el universo está lleno de vida inteligente.

También se encontró con varios documentos relacionados con el tema, y afortunadamente para nosotros, el científico también mantuvo notas personales de su experiencia laboral. Por cierto, era el hábito de mantener un diario personal que le puso en problemas con su empleador.

“Se descubrió que este individuo había guardado y mantenido tales notas personales y por lo tanto estaba programado para su terminación”, afirma el documento. “Se escapó por poco de la terminación por el gobierno y actualmente está en la clandestinidad de este país”.

Sus notas son una amalgama de temas polémicos que van desde la farmacología secreta y el uso de varias drogas sintéticas y hormonas en los seres humanos hasta detalles sobre psiónica y lenguajes extraterrestres.

El documento detalla cómo varias especies de extraterrestres poseen la capacidad de controlar su entorno e incluso manipular y reorganizar la materia a través del pensamiento. Usando varias sustancias desarrolladas con la ayuda de extraterrestres, los organismos gubernamentales han logrado recrear estos efectos en los seres humanos, aunque en una escala mucho menor.

Una parte diferente de las notas del científico roza la superficie de los sistemas de propulsión alienígena, dando varios ejemplos en el camino.

Uno de ellos es el motor de propulsión por impulso que impulsa a los OVNIs básicos de los alienígenas grises. Aparentemente, este sistema de accionamiento funciona canalizando plasma supercaliente a través de un sistema de bobinas conductoras espacio-tiempo y así creando una distorsión limitada del continuo espacio-tiempo. Estos artefactos más pequeños pueden acelerar a casi la velocidad de la luz en cuestión de segundos, pero sólo son útiles para el viaje interplanetario dentro de un sistema solar.

El viaje interestelar es otro asunto y requiere velocidades mucho mayores que la velocidad de la luz. Como tal, el documento alega, las naves nodrizas alienígenas son alimentados por un conjunto diferente llamado, el motor de propulsión por engranes de múltiples velocidades.

Este increíblemente avanzado motor permite a los cruceros interestelares evadir las conocidas leyes de la física y atravesar el espacio y el tiempo a más de 32.000 veces la velocidad de la luz. En caso de emergencia, esta velocidad se puede duplicar.

Este sistema de propulsión catastróficamente rápido es propulsado por un Montaje de Cristal de MAGNIUM que crea y controla las colisiones de antimateria, creando sucesivas “burbujas de tiempo-espacio” delante de la nave.

El documento luego enumera varias especies extraterrestres alistadas al servicio de los alienígenas Grises, que al parecer se han convertido en maestros en la manipulación genética y la creación de seres sintéticos.

La siguiente imagen muestra a una criatura que el científico llama SQH, un sirviente de nivel inferior con la inteligencia necesaria para llevar a cabo las órdenes pero no capaz de aprovechar cualquier pensamiento propio. El siguiente dibujo muestra el Tah’Hay, un clon mutativo cuyo propósito es completar diversas formas de investigación.

Los datos del científico muestran que los alienígenas Grises prefieren emplear a criaturas biológicas, mientras que los alienígenas nórdicos y naranjas prefieren la forma sintética humanoide, servidores inorgánicos de alta tecnología que inexorablemente hacen las ordenes de sus amos.

En el documento, el científico desaparecido hace referencia a varios proyectos gubernamentales secretos, entre ellos el infame MK ULTRA. Las notas del científico citan las aplicaciones que conocemos desde hace mucho tiempo; El objetivo principal del proyecto era desarrollar y mejorar los métodos de control mental a través de diversos medios.

El mayor éxito que han tenido fue cuando se consiguió la ayuda de los extraterrestres para superar las barreras naturales de la mente humana. Así, MK ULTRA logró avances en la manipulación hipnótica y la estimulación electrónica del cerebro a través de microchips o ondas de baja frecuencia.

Otro tema interesante en las notas del científico fue la idea de una toma de posesión realizada por extraterrestres hostiles. Él rechaza este escenario, alegando que los extraterrestres avanzados podrían haber hecho eso hace mucho tiempo si quisieran.

“Si los inteligentes extraterrestres han estado observando, y en cierta medida interactuando con la Tierra durante siglos, ¿por qué retrasar una ocupación hostil? El aumento bastante marcado de las actividades OVNI y extraterrestre, coincidiendo con el amanecer de la era nuclear humana a mediados de la década de 1940, indicaría una preocupación genuina por las capacidades humanas hostiles”, afirma el documento.

Al final, no tenemos ninguna garantía de que este documento es auténtico. Dado que el científico no tiene nombre, no podemos buscarlo y verificar su credibilidad. Por otro lado, un investigador que trabaja para el gobierno en asuntos tan delicados, probablemente sería borrado de cualquier registro.

Si bien la veracidad de las afirmaciones del documento está en debate, la situación que explora es real: la gente está preocupada de que sus líderes hagan negocios con los extraterrestres y estén estudiando secretamente tecnología alienígena, mientras que la humanidad no recibe ningún beneficio de estos acuerdos.

Se pidió al científico para visitar sitios del accidente, interrogar a las formas de vida alienígenas que fueron capturados, y analizar los datos.

Los creadores del documento no han llamado el científico, pero afirman que el experto tenía notas hechas durante sus encuentros con formas de vida extraterrestre y los sitios del accidente OVNI. El documento también afirma que el científico fue descubierto más tarde de haber mantenido las notas personales y estaba previsto para la terminación. Sin embargo, antes de que eso ocurra, huyó del país.

 

DOCUMENTO REAL DEL PROYECTO AQUI>> pulsar_project PDF

http://conspiraciones1040.blogspot.com

MISTERIO. TV

http://ovnisegria.blogspot.com

¿Por qué las religiones crearon el Purgatorio?


El Purgatorio es un concepto religioso con especial presencia en la teología católica y la copta. No es un espacio físico y se define como un estado transitorio de purificación y expiación donde, después de la muerte, las personas que han muerto sin pecado mortal pero que han cometido pecados leves no perdonados o graves ya perdonados en vida pero sin satisfacción penitencial de parte del creyente, tienen que purificarse de esas manchas a causa de la pena temporal contraída para poder acceder a la visión beatífica de Dios.

Debido a que todo aquel que entra en el Purgatorio terminará entrando al Cielo tarde o temprano, el Purgatorio no es una forma de Infierno. Las plegarias a Dios por los muertos, la celebración de eucaristías y las indulgencias pueden acortar la estadía de una o varias almas que estén en dicho estado.

Aunque las penas que se sufren son más leves que las del Infierno, también son muy dolorosas, pero no son eternas y purifican porque la persona no está empedernida en una opción por el mal. Por eso el Purgatorio es la purificación final de los elegidos, la última etapa de la santificación.

Uno de los máximos diferenciales del cristianismo frente a otras opciones religiosas es el perdón de los pecados en vida mediante la absolución gracias al sacramento de la confesión, que reduce el tiempo en el Purgatorio.

El Purgatorio en la Biblia

La Iglesia copta ortodoxa cree que las almas, después de la muerte, esperan el juicio final, en un lugar que no es el Paraíso ni tampoco el Hades. La Iglesia católica recuerda las palabras de Jesucristo referidas en Lucas 12:58-59: “Cuando vas con tu adversario a presentarte ante el magistrado, trata de llegar a un acuerdo con él en el camino, no sea que el adversario te lleve ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y este te ponga en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo”. Se argumenta que si del Infierno no se puede salir, debe existir un lugar donde se cancele esa deuda, pues además, hablando de la “Jerusalén Celestial”, el libro Apocalipsis dice: “Nada manchado entrará en ella” (Ap. 21, 27). Luego, con la parábola del funcionario que no quiso perdonar, en Mateo 18:21-35, Jesús compara el Reino de los Cielos con alguien que pide perdón pero niega hacerlo; aun así advierte que el hombre puede cumplir su deuda: “Y tanto se enojó el señor, que lo puso en manos de los verdugos hasta que pagara toda la deuda. Y Jesús añadió: Lo mismo hará mi Padre Celestial con ustedes, a no ser que cada uno perdone de corazón a su hermano”(Mateo 18:34-35). Cabe recordar incluso que Jesucristo enseñó a orar poniendo la condición de ser perdonados, perdonando: “…y perdona nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores;” (Mateo 6:12). Así, como en el Cielo no hay “verdugos” que cobren la deuda, el catolicismo concibe un lugar intermedio donde los salvados purifiquen las deudas pendientes.

Existe otro pasaje en el que Jesucristo habla de la existencia de otro mundo después de éste, donde se perdonan los pecados: “Dios perdonará incluso a aquel que diga algo contra el Hijo del hombre; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no lo perdonará ni en el mundo presente, ni en el venidero”. (Mateo 12, 32).

En 1.ª de Corintios San Pablo habla más claramente del Purgatorio:

La obra de cada uno se verá claramente en el día del juicio porque ese día vendrá con fuego, y el fuego probará la calidad de la obra de cada uno. Si la obra que se construyó resiste, recibirá su salario. Si la obra se quema, será castigado, aunque se salvará como quien escapa del fuego. (1 Cor. 3, 13-15).
Hay además algunos teólogos y místicos que señalan que el Purgatorio se vive aquí en la tierra, siendo experimentada la purificación después de la muerte mientras que se vaga como alma en pena. Los vivos no podrían ver a las almas en pena salvo algunas excepciones. En este sentido, alma en pena pareciera corresponder al concepto de fantasma. Al respecto, el Apocalipsis anuncia: “El Anciano me replicó: Esos son los que vienen de la gran tribulación; han lavado y blanqueado sus vestiduras con la sangre del Cordero”. (Apocalipsis 7:14).

Encontramos un gran número de santos que han experimentado visitas de almas del Purgatorio, las cuales son permitidas por Dios para que se interceda de una manera más intensa por ellas tras estos encuentros sobrenaturales. Cabe destacar que en el Purgatorio existen tantos estadios como personas, quedando algunas almas en un estadio muy próximo al Infierno y otras cercanas al Cielo.

El Purgatorio en el Antiguo Testamento

El Antiguo Testamento se refiere al concepto en el libro segundo de los Macabeos (12:45): “Pero él presumía que una hermosa recompensa espera a los creyentes que se acuestan en la muerte, de ahí que su inquietud fuera santa y de acuerdo con la fe. Mandó pues ofrecer ese sacrificio de expiación por los muertos para que quedaran libres de sus pecados”.

Este libro como el resto de los Deuterocanónicos no es aceptado por los protestantes.

Perspectiva copta y católica

La Iglesia Copta también arguye los capítulos 6 a 36 del libro de Enoc donde se describe con detalle el Purgatorio.

Entre los lugares del Antiguo Testamento que tanto la Iglesia Copta y la Iglesia Católica interpretan como relacionados con la expiación tras la muerte en un Purgatorio, están:

Muchos serán purificados, emblanquecidos y refinados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos comprenderá, pero los entendidos comprenderán.
Daniel 12,10

A este tercio lo meteré en el fuego, lo fundiré como se funde la plata, lo probaré como se prueba el oro. Él invocará mi nombre, y yo lo oiré. Yo diré: ‘Pueblo mío’. Él dirá: ‘Yahveh es mi Dios’.
Libro de Zacarías 13,9

Desde la perspectiva católica y copta, se piensa que los pasajes anteriores dan a entender que en el “estado de purgación” las almas podrán ser purificadas (limpiadas) de la mancha de ciertos pecados, ya perdonados en cuanto a culpa; ese otro mundo no puede ser el Infierno, pues en él ya se está condenado; tampoco el Cielo pues nada que tenga mancha entrará ahí, por lo que este lugar debe ser un estado temporal. Lo que hay que purificar en el Purgatorio es el rastro de pecado, que ha quedado aun después de la confesión. Un ejemplo de esto sería una calumnia. Si ha sido extendida a otras personas, aunque la persona que la dijo se confiese ese rastro de su pecado ya ha quedado esparcido y será difícil de borrar. Lo primero que hay que mencionar, es que hay pasajes bíblicos que hablan muy claramente sobre la realidad del Purgatorio.

Perspectiva en la Iglesia protestante

La mayoría de las iglesias protestantes rechazan la creencia en el Purgatorio; de hecho, la Reforma luterana se inició precisamente con la denuncia que Lutero hizo contra la venta de indulgencias. Lutero, fundador del protestantismo, describe el Purgatorio como una invención humana que confunde al hombre y le hace creer que hay perdón después de la muerte por medio de la compra de indulgencias y otros mecanismos.

Otro argumento que afirman los reformados esta en el hecho en considerar que las muestras bíblicas que señalan “un estado de purgacion” solo se encuentra en los llamados libros deuterocanónicos, los cuales desde su concepción, no deberían ser aceptados como canónicos, el ex-agustino Martín Lutero, precursor del movimiento declaró que los libros deuterocanónicos, al ser propios del canon griego (Septuaginta), sólo pueden ser considerado lectura edificante, siguiendo la opiniones de Jerónimo de Estridón.

Como la Iglesia lee los libros de Judit y Tobit y Macabeos, pero no los recibe entre las Escrituras canónicas, así también lee Sabiduría y Eclesiástico para la edificación del pueblo, no como autoridad para la confirmación de la doctrina.
Jerónimo.

“Este prólogo a las Escrituras puede servir como un prefacio con yelmo [galeatus] para todos los libros que hemos vertido del hebreo al latín, para que podamos saber -mis lectores tanto como yo mismo- que cualquiera libro que esté más allá de estos debe ser reconocido entre los apócrifos. Por tanto, la Sabiduría de Salomón, como se la titula comúnmente, y el libro del Hijo de Sirá Eclesiástico y Judit y Tobías y el Pastor no están en el Canon.”
Jerónimo.

Sin embargo Jerónimo, tras presentarse como defensor de esta opinión en reuniones conciliares privadas, principalmente con otros conocedores de la escritura como Agustín de Hipona (que apoyaba la inclusión de los deuterocanonicos en el canon), decidió acatar la orientación establecida desde el Concilio de Roma (382) y el Concilio de Hipona en el año 393 d.c., aceptando la decisión de tratarlos como canónicos, pidiéndosele además escribir una nueva traducción de la Biblia que incluyera un Antiguo Testamento de 46 libros, los cuales estaban todos en la Septuaginta, y el Nuevo Testamento con sus 27 libros.

Asimismo, Martín Lutero consideró que la opinión divergente de varios Padres de la Iglesia de la época sobre el trato que deberían recibir los deuterocanonicos en el canon oficial era un motivo viable para aceptar el orden del canon de los judíos, establecido en el Concilio de Jamnia, ejemplo de ello algunos casos particulares:

“Pero debiera saberse que hay también otros libros que nuestros padres no llaman canónicos, sino eclesiásticos, es decir, Sabiduría, llamado Sabiduría de Salomón, y otra Sabiduría, llamada la Sabiduría del hijo de Sirá, el último de los cuales los latinos llaman por el título general de Eclesiástico… A la misma clase pertenecen el libro de Tobit, y el libro de Judit, y los libros de los Macabeos… todos los cuales se han leído en las Iglesias, pero no se apela a ellos para la confirmación de la doctrina. A los otros escritos les han llamado apócrifos. Estos no han admitido que se lean en las Iglesias.”
Rufino.

Sin embargo Rufino de Aquilea tenía una gran estima por ellos y los denominaba eclesiásticos, sin considerados literatura apócrifa como tal, y más adelante en su obra “Comentario a los doce patriarcas” hace notar la autoridad que tienen escrituralmente los Libros Libro de Baruc, Sabiduría y Libro de Sirácides.
“Está también el Panaretus, esto es la Sabiduría de Salomón, y la Sabiduría de Jesús, publicada en hebreo por el padre de Sirá y posteriormente traducido al griego por su nieto, Jesús hijo de Sirá. Estos son virtuosos y nobles, pero no son contados ni fueron depositados en el arca.”
Juan Damasceno

Según parece Juan Damasceno mantuvo la misma base de la lista de libros de Epifanio de Salamina, que además está incompleta. Y hace hincapié en el hecho de aceptar como tal la decisiones establecidas por los concilios eclesiásticos sobre temas doctrinales:

“Coro de los Padres”, y por lo tanto al magisterio de la Iglesia tomado en su conjunto es al que debe atribuirse la inspiración, no cada Padre en particular, porque “una golondrina no hace verano”.
Sobre las Imágenes 1, 25.

A pesar que las constantes opiniones personales como las aquí expuestas sobre el proceso acaecido en la conformación y de-limitación de un canon escriturístico formal, se dio por sentado en la mayoría de los casos, el mantener y aceptar a nivel general como base el Canon Alejandrino cobijándose tal decisión bajo el Magisterio de la Iglesia que dio por definida tal controversia.

El Purgatorio en el Nuevo Testamento

Uno de ellos, y tal vez el principal, es cuando el Apóstol San Pablo nos habla sobre el día del juicio y sobre qué pasará con aquellas personas que tuvieron fe y sirvieron a Dios, pero que sus obras no fueron tan buenas. Él lo explica así:

“Un día se verá el trabajo de cada uno. Se hará público en el día del juicio, cuando todo sea probado por el fuego. El fuego, pues, probará la obra de cada uno. Si lo que has construido resiste el fuego, será premiado. Pero si la obra se convierte en cenizas, el obrero tendrá que pagar. Se salvará pero no sin pasar por el fuego”.
1Cor 3,13-15

Notemos dos aspectos fundamentales de lo que San Pablo quiere enseñar acerca de un creyente en Dios: en primer lugar afirma que si la obra resiste al ser examinada la persona se salvará, en este caso se está refiriendo a un cristiano que va directamente a salvarse, sin necesidad de pasar por una purificación. Pero, inmediatamente agrega que hay otra situación donde la obra de la persona no resistió el juicio y no dice que se va a condenar, sino que ese cristiano tendrá que pagar o ser castigado y se salvará, pero como quien pasa por el fuego.

Al seguir estudiando la Biblia sobre este tema, encontraremos que la existencia del Purgatorio es una consecuencia lógica de la Santidad de Dios, pues si Él es el tres veces santo (Isaias 6,3) o sea la plenitud de la santidad y perfección, entonces quienes estén junto a Él también deben de serlo (Mateo 5,48), por eso, quien es fiel a Dios, pero no se encuentra en un estado de gracia plena a la hora de morir, no puede disfrutar del Cielo porque la misma Biblia dice que en la ciudad celestial:

“No entrará nada manchado (impuro)”
Ap 21,27

Entonces, de acuerdo con ello, si un cristiano no puede entrar al Cielo por tener alguna mancha o impureza, ni tampoco sufrir el castigo eterno, es claro que tendrá que pagar en esta vida o en la otra.

Aparte de ello, el trasfondo de lo citado en Mateo 5, 25-26 establece una analogía entre “cárcel” y “estado de pena” transitoria para la persona deudora:

“Ponte enseguida a buenas con tu adversario mientras vas con él por el camino; no sea que tu adversario te entregue al juez y el juez al guardia, y te metan en la cárcel, Yo te aseguro: no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último céntimo”.

Esta “prisión” o “cárcel” escatologicamente hablando, no puede ser solamente considerada física como tal, y en menor caso como el Infierno, porque nadie “sale” de él en su condena definitiva, considerándose por demás otro “estado”, en donde se pagarán completamente las deudas de menor agravio contra el prójimo (pecados veniales).

La Iglesia católica nunca ha enseñado que en el Purgatorio se perdonen pecados mortales, sino solo veniales que no mudan al creyente del estado de gracia habitual o santificante, necesaria para salvarse. Pero principalmente se enseña que en el Purgatorio se realiza la purificación de las reliquias del pecado.

Los protestantes consideran que la doctrina del Purgatorio disminuye la gracia salvadora de Cristo. sin embargo esta es una concepción limitada de lo que realmente ella testifica, ya que su enfoque como tal no está en reducir el alcance del poder salvador de Dios, sino en nuestra respuesta a Él como seres libres.

Perspectiva protestante

Según la perspectiva protestante no hay Purgatorio ni perdón de pecados después de la muerte, sino que sólo hay dos estados posibles para el alma después de la separación del alma y el cuerpo: el Cielo para aquellos que tuvieron en vida fe en el perdón total de los pecados a través del sacrificio de Cristo, y el Infierno para los que no tuvieron fe o la perdieron durante las pruebas de la vida.

Desde esta misma perspectiva consideran, no hay pasajes bíblicos que puedan ser interpretados como la existencia de un estado intermedio entre el Cielo y el Infierno, tal como el Purgatorio. Lucas 16:26

La Biblia dice en Hebreos 9:27:
“Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”

Indicaría, de acuerdo con ello, que una vez que una persona muera, inmediatamente irá al Cielo o al Infierno.

Otra cita del Nuevo Testamento con que católicos y coptos explican la existencia del Purgatorio es Mateo 12, 31-32:
A cualquiera que pronuncie alguna palabra contra el Hijo del hombre se le perdonará, pero el que hable contra el Espíritu Santo no tendrá perdón ni en este mundo ni en el otro.

Esto para la concepción reformadora establece que simple y sencillamante el pecado contra el Espíritu Santo es imperdonable, sin posibilidad de redención en el Cielo, no especificando “la existencia de otro mundo intermedio” por lo que su condena al Infierno es “absoluta”.

De acuerdo con el pensamiento protestante, la idea de Purgatorio anula y sustituye el sacrificio de Cristo, que es completo y eterno. Jesús, como Dios Salvador, realizó una obra de redención y remisión de pecados completa a través de su sacrificio en la cruz.

Perspectiva ortodoxa

Según la doctrina de la Iglesia ortodoxa, mientras que en estos últimos siglos algunos niegan el Purgatorio o parece que dudan acerca de él, muchos de los que lo admiten dicen que las almas son purificadas y que por tanto son liberadas por los sufragios de los fieles, no mediante penas purificadoras, o por lo menos que estas penas no son suficientes sin los sufragios en favor de los difuntos.

El Purgatorio en el magisterio de la Iglesia católica

La doctrina del Purgatorio ha sido una enseñanza constante del Magisterio de la Iglesia. Además de la Biblia, la Iglesia se apoya en la tradición apostólica para definir una doctrina. En el caso del Purgatorio, el Catecismo cita a san Gregorio Magno y a san Juan Crisóstomo. Pero hay muchas citas sobre el Purgatorio en los llamados Padres de la Iglesia, tales como San Gregorio Magno (540–604), San Cesáreo de Arlés (470–543), Tertuliano (155-230),13 San Cipriano de Cartago (¿200?-258), San Agustín de Hipona (354-430), entre otros.

El Catecismo de la Iglesia Católica se refiere al Purgatorio o purificación final en los siguientes términos:

Los que mueren en la gracia y la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su salvación eterna, sufren una purificación después de su muerte a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en el gozo de Dios.
Catecismo de la Iglesia Católica, 1054.

La Iglesia ha formulado la doctrina de la fe relativa al Purgatorio sobre todo en los Concilios de Florencia y Lyon, que refutaron a los griegos orientales: “Las almas que partieron de este mundo en caridad con Dios, con verdadero arrepentimiento de sus pecados, antes de haber satisfecho con verdaderos frutos de penitencia por sus pecados de obra y omisión, son purificadas después de la muerte con las penas del Purgatorio”.

Más extensamente fue formulada en el Concilio de Trento que insiste:
Cuiden con suma diligencia que la sana doctrina del Purgatorio, recibida de los santos Padres y sagrados concilios, se enseñe y predique en todas partes, y se crea y conserve por los fieles cristianos; aquellas, empero, que tocan a cierta curiosidad y superstición, o saben a torpe lucro, prohíbanlas como escándalos y piedras de tropiezo para los fieles.
Concilio de Trento

También se ha hecho referencia al Purgatorio en el último concilio ecuménico, el Vaticano II (1962-1965)
El Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica dedica un par de puntos que resumen esta doctrina:

El Purgatorio es el estado de los que mueren en amistad con Dios pero, aunque están seguros de su salvación eterna, necesitan aún de purificación para entrar en la eterna bienaventuranza.
En virtud de la comunión de los santos, los fieles que peregrinan aún en la tierra pueden ayudar a las almas del Purgatorio ofreciendo por ellas oraciones de sufragio, en particular el sacrificio de la
Eucaristía, pero también limosnas, indulgencias y obras de penitencia.
Compendio del Catecismo de la Iglesia católica, 210-211

La Iglesia católica, usando un lenguaje actual, explica la doctrina del Purgatorio en los siguientes términos:

Durante nuestra vida terrena, siguiendo la exhortación evangélica a ser perfectos como el Padre celestial (cf. Mt 5, 48), estamos llamados a crecer en el amor, para hallarnos firmes e irreprensibles en presencia de Dios Padre, en el momento de la venida de nuestro Señor Jesucristo, con todos sus santos (1 Ts 3, 12 s). Por otra parte, estamos invitados a purificarnos de toda mancha de la carne y del espíritu (2 Co 7, 1; cf. 1 Jn 3, 3), porque el encuentro con Dios requiere una pureza absoluta. Hay que eliminar todo vestigio de apego al mal y corregir toda imperfección del alma. La purificación debe ser completa, y precisamente esto es lo que enseña la doctrina de la Iglesia sobre el Purgatorio. Este término no indica un lugar, sino una condición de vida. Quienes después de la muerte viven en un estado de purificación ya están en el amor de Cristo, que los libera de los residuos de la imperfección.

Penas del Purgatorio

Según la doctrina católica hay una diferencia sustancial entre Infierno y Purgatorio, y éste no es un Infierno temporal. Propiamente hablando, sólo en el Infierno se da una verdadera pena de daño, ya que ella es el castigo ultraterreno a la aversión actual de Dios, que no se da en las almas del Purgatorio. Sin embargo pueden distinguirse:

Dilación de la Gloria. Tratada por la tradición teológica como pena de daño, es sin embargo cualitativamente distinta de la que se da en el Infierno, y consiste en el aplazamiento del Cielo. El alma queda privada de la visión beatífica (visión de Dios) mientras purga sus pecados. Esta pena implica que la presencia en el Purgatorio no puede prolongarse en el tiempo hasta más allá del Juicio Final.
Pena de sentido. La tradición de los Padres latinos es casi unánime en favor del fuego real y corpóreo, semejante al del Infierno, pero no ha sido necesaria todavía una declaración dogmática al respecto. Sí hay argumentos en la tradición, como el cuestionario de Clemente VI a los armenios, donde expresamente se pregunta si crees que son atormentados con fuego temporalmente. En cuanto a si Dios se vale de los demonios para la administración de las penas del Purgatorio, Santo Tomás (De purgatorio, Suppl. a.5) explica que no.

Sufragios

Son las ayudas que los fieles ofrecen a las almas del Purgatorio. Principalmente son:
Ofrecimiento de la Misa: Ya sea encargándole la Misa a un sacerdote, ya sea ofreciéndola mentalmente por un difunto.
Ofrecimiento de la Comunión: Los católicos, ortodoxos, coptos y luteranos creen que en la comunión se encuentra realmente Cristo. Cuando comulgan (reciben a Cristo), pueden ofrecerlo por reparación de las almas que les falta algo por purificar.
Misas gregorianas: Se denominan de esta manera, a la serie de misas en las que se debe interceder por un difunto durante treinta días sin interrupción. Su origen se vincula a un episodio narrado por San Gregorio Magno.
Indulgencia plenaria: Limpia todas las “manchas” que nos hayan dejado los pecados ya perdonados. Las indulgencias plenarias se obtienen de manera gratuita. Solamente hace falta realizar la acción indulgenciada, uniéndola a una comunión, un acto de caridad, rezar por las intenciones del Papa (Padre Nuestro, Ave María y Gloria) y confesarte en ocho días. Las principales acciones indulgenciadas son: rezo y meditación del Santo Rosario, en común; rezo meditación del Vía Crucis, en una iglesia; lectura y meditación de la Biblia, por más de 30 minutos; adoración al Santísimo, más de 30 min. Además es necesario hacer un acto de aborrecimiento total del pecado, tanto mortal como venial (esto no significa no volver a caer, pero sí al menos hacer todo lo posible por llevar una vida recta, pidiendo asimismo ayuda a Dios e intercesión ante Él a los ángeles, a los santos y a los demás fieles para ello, y asistiendo a la Confesión cuando se caiga).

Otros sufragios son: el ofrecimiento de las penas y alegrías, olvidar los insultos y perdonar a los que nos ofenden, ofrecer diversas oraciones, limosna y otras obras de misericordia.

El voto de ánimas

También llamado acto heroico de caridad, consiste en una donación completa de los efectos satisfactorios ganados con obras buenas, en favor de las almas del Purgatorio.

En palabras de San Agustín, todas las obras buenas que se practican en estado de gracia santificante, tienen la virtud de producir cuatro efectos: meritorio, propiciatorio, impetratorio y satisfactorio. El efecto meritorio aumenta la gracia de quien la hace, y no puede cederse. Lo propiciatorio aplaca la ira de Dios; lo impretratorio inclina a Dios a conceder lo que se le pide. Por último, es satisfactoria porque ayuda a satisfacer o pagar la pena por los pecados. Es este último efecto satisfactorio el que se cede a las ánimas del Purgatorio, ofreciendo a Dios una compensación por la pena temporal debida. No es un voto riguroso, ni requiere ningún formalismo más allá de hacerlo con el corazón, sino una cesión voluntaria que puede rectificarse en cualquier momento. Tampoco debería decirse heroico pues se gana más de lo que se cede.

Iglesia copta

La Iglesia Copta, en cambio, acepta la existencia del Purgatorio. La única diferencia es que usa otra palabra. La principal base bíblica para afirmar la existencia del Purgatorio según esta Iglesia está en el Libro de Enoc en sus capítulos 6 36. Escritos antes del 160 a. C., estos se centran en el tema de los Vigilantes y hacen además una descripción detallada del Infierno, el Purgatorio y el Paraíso. En la Iglesia copta tradicionalmente se ofrecen rezos a Dios para que les muestre su misericordia a las almas de los difuntos que padecen en el Purgatorio y puedan ingresar al Cielo.

Iglesia ortodoxa

La Iglesia Ortodoxa moderna no acepta la existencia del Purgatorio, aunque es bastante inconsistente en su forma de plantear su postura. Sin embargo, tradicionalmente se ofrecen rezos en favor de los difuntos, pidiendo a Dios que les muestre su misericordia y amor.

Islam

En el Islam existen conceptos parecidos de manera superficial con esta doctrina, como el Barzaj, el lugar, período o secuencia de trámites por los que el alma espera el Juicio Final, en lo que Mahoma describe como las peores horas de la vida de un hombre. La idea de que las almas que van al Infierno pueden sufrir allí la purificación y alcanzar el Cielo, permite a algunos opinar que el Infierno de los musulmanes es más parecido al Purgatorio de los católicos que al Infierno cristiano. Existe también el Araf, un alto muro o barrera en el que esperan los que han conseguido escapar del Infierno, pero no han sido autorizados aún a entrar en el Cielo. Asimismo se encuentran en ese lugar fronterizo las almas de los naturalmente inocentes, como los niños o los locos incapaces de distinguir el bien del mal
(Azora VII 44, Sagrado Corán).

Zoroastrismo

Otro lugar que responde en forma similar es el Hamistagan o Hamestagan del zoroastrismo, donde las almas de los que presentan un balance equilibrado entre sus buenas y sus malas obras, reciben la oportunidad (esta es la principal divergencia con el Purgatorio cristiano) que necesitan para ganar un sitio en el Cielo.

El Purgatorio en la cultura

Existen numerosas manifestaciones artísticas relativas al Purgatorio. Como pueden ser edificios, vidrieras, tallas, retablos, varas de mando de las diversas cofradías, cuadros, obras de orfebrería, y así tenemos muestras iconográficas del Purgatorio, en todo tipo de manifestaciones artísticas.

Dante Alighieri menciona al Purgatorio en su obra máxima La Divina Comedia, es una de las tres partes de su obra, y lo imagina como una montaña, dividida en siete rellanos donde la ánimas purgan un pecado distinto; y en la cima se encuentra el Paraíso Terrenal.

Pedro Calderón de la Barca escribió una comedia intitulada “El Purgatorio de San Patricio”, basada en leyendas populares acerca del santo y referencias al Purgatorio.

La novela La Ciudad del Gran Rey de Oscar Esquivias se ambienta en el Purgatorio.
En la novela japonesa “Umineko No Naku Koro Ni” la bruja Beatrice es capaz de invocar a “Las 7 hermanas del Purgatorio” y cada una representa un pecado capital.
En la actualidad en la Iglesia del Sagrado Corazón del Sufragio (Roma) se encuentran algunas reliquias, objetos y testimonios sobre las almas purgantes.

A continuación, otro punto de vista de lo que sería el Purgatorio. Esta es la visión que escribió Chico Xavier, un famoso médium y divulgador del Espiritismo en Brasil y en el mundo. Escribió 451 libros, vendió más de 40 millones de copias traducidas a 33 idiomas y 30 libros en Braille. Chico Xavier nunca admitió ser el autor de ninguno de esos libros, afirmando siempre que escribía solo lo que los espíritus le pedían. Por ese motivo, Chico no recibió dinero producto de la venta de sus libros, por cuanto el donó los derechos de autor a diferentes instituciones sin ánimo de lucro entre ellas la Federação Espirita Brasileira.

diosuniversal.com

PUERTA ESTELAR EN IRAK CAUSA DE LA INVASIÓN DE USA


Una puerta estelar reune a las mayores armadas del planeta en el golfo de Adén.

El Golfo de Adén. En este lugar está habiendo una enorme concentración militar representando todos los países de nuestro planeta. Se ha instalado flota militar de: USA, Rusia, China, Japón, Irán, Alemania, OTAN (NATO), UE (Unión Europea) UN (Naciones Unidas) y Blackwater.

Tenemos, en esta zona, una concentración militar como no se había visto en años…

…todos los países avanzados del planeta, despliegan una flota militar sin precedentes para luchar contra tres monicacos…”

STARGATE (Puerta Estelar)

“…los militares están allí por la existencia
de un STARGATE en el golfo de Adén”

Según Aaron McCollum, los militares están allí por la existencia de un STARGATE en el golfo de Adén.

McCollum es un militar implicado en experimentos de alto secreto, víctima de tercera generación del control mental y entrenamiento del Army USA para conseguir Super Soldiers, Soldados de fuerza supernormal (tenéis ejemplo de ello en la película “Los hombres que miraban fijamente a las cabras”, de George Clooney)

Cuando tenía tres años le tiraron a la piscina, y empezó a ahogarse. Cuando le sacaron, oyó que dijeron: Tenemos uno! Muy igual a lo que se dijo sobre Duncan O’Finioan cuando fue testado a una edad muy temprana para ver sus cualidades de ESP, (percepciones extra sensoriales).
McCollum conoce a O’Finioan y David Corso, de eventos anteriores como víctimas de control mental y educación militar, para llegar a servir como Super Soldiers.

McCollum cuenta muchas cosas en la entrevista de hora y media, pero solo es una introducción a otra entrevista que tienen planeada con Kerry Cassidy, donde quiere contar todo lo que sabe, con nombres y datos… Para McCollum corre prisa que nos enteremos de todo lo que él pueda divulgar, y por que el tiempo no está de nuestra parte.
El cree que este año nos depara cosas como una operación de falsa bandera en USA y en otros sitios del mundo, mas una tercera guerra mundial, que realmente ya está ocurriendo.

¿Qué es una Puerta Estelar?

Es algo así como un vórtice de energía electromagnética que abre puertas dimensionales para viajar a través del espacio.

En esta foto podemos apreciar una imagen de la anomalía en el Golfo de Adén

¿Fantasía? No, no es ciencia ficción: en el siglo pasado se hicieron muchísimos experimentos, basados en la ciencia de Nicola Tesla, que permitía hacer desaparecer barcos completos, para volver a aparecer en otro punto del planeta, a veces con consecuencias desastrosas para los tripulantes -puedes ver el film “El experimento Filadelfia”- Hay científicos y militares que, afirman, están utilizando estas técnicas para enviar personas a Marte.

¿QUIENES ESTÁN ABRIENDO LA PUERTA ESTELAR DEL GOLFO DE ADÉN?

McCollum afirma que naves extraterrestres entran y salen de esta anomalía magnética y que existe una base submarina justo debajo.

Las profecías bíblicas ya apuntaban hacia esta zona (concretamente Etiopía, que está justo en frente cruzando el Golfo) como sede del inicio de los tiempos.

“…las armadas de nuestro mundo están a punto de desencadenar un guerra defensiva sin precedentes…”

Según una fuente Sorcha Faal reporta que del Ministerio del Interior ruso y la FSB (fuerzas especiales) vienen circulando en el Kremlin rumores que señalan que las armadas de nuestro mundo están a punto de desencadenar un guerra defensiva sin precedentes

¿contra quién?

 

Contra los llamados por ellos: gigantes fundadores del Jardín bíblico del Edén. Así evitar que nuestro planeta vuelva a ser colonizado por una antigua raza alienígena conocida por los antiguos como los Anunnakis (o Nefilims) cuyos antiguos textos babilónicos señalan que son los antiguos Vigilantes de la Tierra.

Lo mas perturbador es que las fuerzas navales del mundo se encuentran asentadas en el área descrita históricamente “como el río de agua dulce que sale del Edén”que es la ubicación exacta dada por los antiguos textos babilónicos para el asiento de la principal base submarina de los Vigilantes.

Este tipo de noticias por mas absurdas o difíciles que sean de creer para una persona común e incluso las informadas del tema son tema conocido por todas la potencias mundiales desde hace muchos años.

Un ejemplo de esto:

Ronald Reagan, el 21 de septiembre de 1987, señaló ante las Naciones Unidas: “…En nuestra obsesión con los antagonismos del momento a menudo nos olvidamos cuanto une a los miembros de la humanidad. Tal vez necesitamos una amenaza extraterrestre universal para que nos haga reconocer este lazo común…”

Todo indica que en el Golfo de Adén las diferencias entre los países se han desvanecido porque, como podemos ver, las fuerzas navales norteamericanas y la iraníes enfrentan una amenaza global aún estando al borde de una guerra común.

En un mundo en donde la estructura económica se está cayendo a pedazos y en donde se viene disputando el control del planeta la pregunta ahora seria: ¿Quienes son de verdad los buenos en esto?

“La Puerta Estelar activada en el Golfo de Adén es de origen positivo Nibiruano”

Mark Huber relata lo que pasa en el Golfo de Adén:

– La Puerta Estelar activada en el Golfo de Adén es de origen positivo Nibiruano

– Los Reptiles Negativos Nibiruanos no quieren que se abra este Portal y han enviado a militares de todo el Planeta para evitarlo. Algo que no van a poder evitar.

– Es un vórtice circular de una milla de diámetro que es una apertura a Telos y a la Red Agartha

-Se mantiene mediante tecnologías consistentes en anillos metálicos suspendidos sobre la superficie

– Esta antigua puerta estelar fue incorporada originalmente por los Nibiruanos positivos, incluyendo a la Madre Sejmet y a un grupo avanzado de Annunakis positivos, antes de que los renegados comenzaran a meterse con este planeta.

Descripción física:

Un vórtice circular anular de una milla de diámetro que se extiende a través de lo que sería agua y hacia una apertura a Telos y a la Red Agartha. También se extiende hacia arriba alrededor de una milla o más, y se mantiene mediante tecnologías de la Federación Galáctica, consistente en anillos metálicos (de origen no terrestre) suspendidos por encima de la superficie por lo menos una milla. Fuera de esta base anular, a unas cinco millas de distancia, están los diversos cientos de buques de guerra de marinas de todo el mundo, que están supervisando esta ‘Anomalía’.

– La puerta estelar -eso es lo que es- se ha auto-activado como inteligencia sensible y portal dimensional.

– Nave en forma de cigarro puro de la Flota de Plata entró a nuestra dimensión desde debajo de la anomalía (Telos). Esto fue seguido por unidades de la Flota Amatista.

– Naves con forma de pirámide para un propósito especial entraron a través de la Puerta Estelar del Golfo de Adén. Ellas tomaron posiciones: una al oeste de la puerta estelar, una en el lado norte y una en el lado este.

– Están utilizando este Portal para crear una lente especializada para apoyar un próximo propósito superior.

universoparalelo14.wordpress.com

Bolas de Fuego en una casa de Rusia


“Era el 16 de noviembre de 1870, al caer la noche. Yo volvía a mi casa después de un viaje de algunos días. Vivíamos en esa granja desde hacía un año y medio. Mi familia se componía de dos señoras ancianas (mi madre y mi suegra, de unos 60 años), de mi mujer, que tenía entonces 20 años, y de una niña de pecho, mi hija.”

“Apenas dichas las primeras palabras de saludo de bienvenida, me dijo mi mujer que las dos últimas noches no se había casi dormido en casa, debido a oírse unos ruidos extraños, y grandes golpes en el granero de la casa, en las paredes, en las ventanas. De lo cual había deducido mi mujer que la casa se hallaba encantada por el diablo”.

Después cuenta el señor Schtchapov que también él, durante cinco noches seguidas, oyó golpes extraños que se producían casi sin interrupción ya en las paredes, ya en las ventanas. Que estos golpes se renovaron el día 23 de diciembre y duraron también varios días, y entonces empezaron a cambiar inopinadamente de sitio varios objetos y, cosa curiosísima, mientras los cuerpos suaves caían al suelo produciendo el ruido característico de los cuerpos duros, los que eran duros realmente no producían ningún choque. La noche de Año Nuevo (1871) dejáronse oír otra vez los golpes, y en esta ocasión el fenómeno pudo ser observado por una reunión de personas bastante numerosa. A las personas que estaban fuera les parecía que los golpes eran dados en el interior de la casa, y las que estaban dentro decían que los golpes eran dados en la pared, por la parte de afuera. Luego continúa diciendo el señor Schtchapov:

“El día 8 de enero mi mujer vio un globo luminoso saliendo de debajo de la cama, de pequeño tamaño primeramente y luego, según su decir, aumentando hasta el volumen de una sopera y ofreciendo una gran semejanza con una pelota de goma encarnada. Le causó su contemplación tal susto que cayó desvanecida”.

“Otro día, mientras estaba tomando el té de las cinco, oyó mi mujer nuevos golpes dados en el brazo del canapé en que estaba sentada y cuando me coloqué yo en su sitio los golpes fueron dados en el lugar donde ella se sentó, sobre el encerado del canapé y hasta en los pliegues de su vestido de lana. La seguían los golpes por todas partes de la casa. Francamente, empezábamos todos a tener miedo. La inflexible realidad de esos fenómenos produciéndose a la luz del día y tan íntimamente unidos a los pasos de mi mujer nos afligía muchísimo y a mi pobre esposa hasta la hacía llorar”.

“Mi mujer sentía una debilidad muy grande y una fuerte necesidad de dormir siempre que debían producirse los fenómenos y si en ese momento se hallaba en la cama caía en un profundo sueño”.

“Un día, al volver tarde a casa y cuando mi esposa estuvo en la cama, renováronse los golpes y objetos de todas clases fueron lanzados a través de las habitaciones, muy peligrosos algunos, pues un cuchillo que estaba encima de la estufa fue proyectado con fuerza extraordinaria contra la puerta. Desde entonces, poníamos en lugar seguro todos los objetos cortantes o pesados. Pero fue trabajo perdido: sucedía con frecuencia durante la noche que los cuchillos y tenedores, cerrados cuidadosamente por nosotros en un armario, se dispersaban violentamente por toda la estancia, y algunos venían a dar contra la pared, muy cerca de nuestro lecho”.

“Confieso que empezaba a temer seriamente tales manifestaciones, que comenzaban a hacerse terribles, por lo que acogía con verdadero reconocimiento a cuantas personas venían entonces a visitarme y se quedaban con nosotros por la noche, movidas por el interés o la curiosidad.”

“Con todo cuidado y cronológicamente, varias personas que fueron a estudiar los fenómenos y yo íbamos registrando en un cuaderno especial las manifestaciones. Hacíamos por turno guardia en el cuarto de mi mujer, en donde ordinariamente comenzaban los golpes”.

“Intentamos al principio someter los fenómenos a una clasificación, dividiéndolos en varias categorías. Pero siempre, como si fuese hecho expresamente, se producía algún hecho para desmentir nuestra clasificación. Por ejemplo, al comienzo de nuestras observaciones seguimos con la mirada el vuelo de los objetos que, lanzados de la mesa por una fuerza invisible, se dirigían hacia todos los lados de la estancia, alejándose siempre del lugar en que mi mujer se hallaba, lo cual nos llevó a la conclusión de que mi esposa estaba dotada de una fuerza de repulsión, una especie de corriente negativa. Pero he aquí que de pronto hubimos de llegar a una conclusión absolutamente contraria. Mi mujer se acercó al armario y apenas lo hubo abierto, una gran cantidad de objetos se lanzaron con ímpetu sobre ella para luego dirigirse en todas direcciones. Sin embargo, aunque procurábamos estar constantemente cerca de mi mujer y no perderla ni un momento de vista, nunca logramos ver el instante preciso en que los objetos se ponían en movimiento. No lográbamos verlos sino en el curso de su trayectoria o en el momento de caer. Persistiendo en nuestro estudio, rogamos a mi mujer que fuese tocando los objetos todos que había en el armario, uno después de otro. Pero mientras nosotros mirábamos de cerca nada se movió. Mas, de pronto, un objeto cualquiera, como una cuchara, cuando nadie tenía fijos sus ojos en él, se lanzaba al espacio y pasando por encima de nuestras cabezas iba a caer a una distancia regular. En tales condiciones fue necesario atribuir a mi mujer una fuerza de atracción, como ya le habíamos atribuído una fuerza de repulsión. De manera que a cada momento nos hallábamos frente a hechos contradictorios que destruían todas nuestras suposiciones”.

“Todo esto era nuevo para nosotros, pues en aquella época todavía no se hablaba de fenómenos psíquicos. El señor Akutin, un ingeniero químico que estaba estudiando los fenómenos declaró que en vista de que los mismos no podían ser incluídos en ninguna de las categorías definidas por la ciencia y que, no obstante, los hechos eran evidentes y de una realidad para él indiscutible, se abstenía por el momento de aplicarles teoría científica alguna y se limitaba a designarlos con el nombre de elenismo, por llamarse mi mujer Elena.”

“En algunos casos se produjeron las manifestaciones sin necesitar la presencia de mi esposa.”

“Un día, al declinar la tarde, vi un pesado canapé hacer piruetas por el aire y caer otra vez sobre sus cuatro patas, estando mi madre tendida en él, con gran terror por su parte, naturalmente”.

“Tuve también ocasión por dos veces, de comprobar lo que se llama ahora “fenómenos de materialización” y que entonces teníamos nosotros por cosas del diablo”.

“Otro día vio mi mujer en la parte exterior de la ventana una mano fina y sonrosada como la de un niño, con unas uñas muy lisas, que tamborileaba sobre los cristales. En ese mismo lugar vióse sorprendida otro día por la vista de dos formas vivas muy semejantes a las sanguijuelas, las cuales produjeron en ella una impresión tan desagradable que se desvaneció. Otra vez fui yo mismo testigo de un fenómeno semejante. Mi mujer dormía. Yo me hallaba solo en casa, y había pasado ya bastante tiempo espiando para descubrir al autor de los golpes que se oían en el suelo, en el cuarto de mi mujer. Tenía yo todavía la sospecha de que podía producirlos mi esposa fingiendo dormir. Muy quedo me acerqué muchas veces hasta la puerta, pero cuantas veces dirigí mi furtiva mirada al interior del cuarto cesaban los golpes, para comenzar de nuevo en cuanto me alejaba o volvía siquiera los ojos a otro lado, como si lo hiciera expresamente para burlarse de mí”.

“Pero una vez, creo que fue la vigésima, hice bruscamente irrupción en el cuarto en el momento preciso en que comenzaban de nuevo los golpes, y me detuve en el umbral, helado de espanto. Una manecita rosada de niño, se levantó bruscamente del suelo y desapareció bajo las sábanas de mi mujer dormida, y yo pude ver perfectamente cómo ondulaba el cobertor de un modo inexplicable, indicando el paso de aquella manecita desde los pies de la cama hasta cerca de los hombros de mi mujer, donde por fin se quedó quieta”.

“En otra oportunidad, mientras nos hallábamos todos reunidos en la sala grande, una luz azulada apareció debajo del lavabo, en el cuarto contiguo, y se dirigió hacia el cuarto de mi mujer, que no se hallaba entonces allí, y casi instantáneamente vimos que algo estaba ardiendo en esa última estancia. Mi suegra, que estaba allí, se me adelantó y se ocupaba ya en apagar el fuego, sobre el cual había echado un cántaro de agua. Me detuve yo en la puerta, sin dejar pasar a nadie, y me puse a examinar si no podía el fuego haber sido producido por alguna otra causa, fuera de la chispa que todos habíamos visto, y no pude descubrir absolutamente nada. Un fuerte olor a azufre llenaba la estancia, despedido por la ropa quemada, que estaba caliente todavía y despedía un gran vapor como cuando se echa agua sobre un hierro calentado al blanco”.

“Un día me vi obligado a ausentarme para un negocio muy urgente. Con pena abandoné a mi familia en momentos tan precarios y para mayor tranquilidad mía rogué a un joven vecino nuestro que se quedase en casa durante mi ausencia”.

“Al volver a mi casa, después de varios días, me encontré a mi familia haciendo las maletas y dispuestos a marcharse”.

“Me dijeron que ya era imposible vivir en aquella casa, pues objetos de toda clase se inflamaban espontáneamente. Me relataron que la noche de mi partida, las manifestaciones fueron acompañadas de globos luminosos que aparecían delante de la ventana que da al corredor exterior. viéronse muchos de esos globos, y presentaban distintos tamaños, variando entre el de una manzana grande y una nuez, de un color rojo oscuro o violeta claro, y más bien opacos que transparentes”.

“Esa especie de meteoros se sucedieron bastante tiempo. Ocurría que uno de estos globos de fuego se acercaba a la ventana, daba numerosas vueltas por la parte exterior de los cristales y desaparecía sin ruido alguno, reemplazado por otro globo que venía de la parte opuesta, y aun muchas veces sucedió que se presentaron varios a un tiempo”.

“Esos globos, lo mismo que fuegos fatuos, parecían querer entrar en la casa. Mi mujer no dormía todavía entonces. La noche siguiente sucedió que estando mi familia sentada en la escalera exterior de la casa, pues el tiempo era caluroso, vio nuestro joven vecino al entrar un momento que una de las camas estaba ardiendo. Pidió socorro y empezó por tirar al suelo las ropas incendiadas y después de haber apagado las llamas y mirado cuidadosamente que no quedase rescoldo en ningún sitio, salió para dar cuenta de lo que había sucedido, y mientras estaban todos extrañados, sin acertar a explicarse cómo pudo producirse el incendio, pues no había en el cuarto ni luz ni fuego encendido, notaron que un fuerte olor a chamusquina salía otra vez del propio cuarto.”

“Esta vez era el colchón el que ardía por debajo y había ya el fuego tomado tal incremento que era imposible atribuirlo a una falta de atención por parte del que había apagado el incendio primitivo”.

“Pero habían sucedido cosas mucho más graves aún, a consecuencia de las cuales la estancia en esa casa hacíase ya absolutamente imposible”.

“Era necesario cambiar de habitación enseguida, a pesar de las dificultades que para el traslado nos ocasionaría el deshielo y las crecidas que habían comenzado ya”.

“Y no de esos días en que yo estuve ausente, nuestro joven vecino estaba en mi casa tocando tranquilamente la guitarra. Acababa de salir otro vecino, un molinero que había ido de visita. Algunos momentos después salió también Elena, mi mujer”.

“Apenas había cerrado la puerta tras de sí, y encontrándose en el vestíbulo, sintió que el suelo cedía bajo sus pies y que un ruido ensordecedor llenaba la estancia. Al mismo tiempo, vio aparecer una chispa azulada, semejante a la que nosotros habíamos visto salir de debajo del lavabo. No tuvo tiempo más que de lanzar un gran grito. En seguida se vio envuelta por las llamas, perdiendo el conocimiento”.

“Cuando Elena pegó el grito, nuestro joven vecino, que estaba dentro de la habitación que ella acababa de abandonar, lo sintió, pero en forma de una especie de lamentación muy quejumbrosa y débil, como si viniese de lejos. Después de un momento de estupor, se lanzó fuera de la casa, presa de un doloroso presentimiento. En el vestíbulo vio una gran columna de fuego y en medio de ella la figura de Elena. Sus ropas habían comenzado a arder por la parte inferior y ella aparecía toda rodeada de llamas. Comprendió al primer golpe de vista que el fuego no podía ser muy denso, pues los vestidos de la pobre mujer eran finos y ligeros. Se precipitó sobre ella para apagarlo con sus propias manos. Pero las llamas eran muy tenaces, pareciéndole que tocaba cera fundida con las manos”.

“A sus voces de auxilio acudió el molinero y entre ambos lograron extinguir el fuego y llevar a la cama a mi mujer, que se encontraba desvanecida”.

“Nuestro joven vecino resultó con quemaduras en ambas manos que le produjeron grandes ampollas, debiéndolas llevar vendadas. En cuanto a mi mujer, cosa curiosa, no recibió una sola quemadura, aunque sus ropas habían quedado enteramente destruídas hasta arriba de las rodillas”.

“¿Qué nos tocaba hacer?. Al contemplar las manos destrozadas de nuestro vecino y las ropas de mi mujer en parte consumidas por el fuego, sin poder hallar el menor indicio de ningún líquido inflamable, decidí que en efecto no teníamos más remedio que abandonar esa casa, lo cual hicimos el mismo día”.

“Nos fuimos a vivir a la casa de un amigo nuestro en un pueblo vecino. Allí permanecimos, sin que se produjera incidente de ninguna clase, hasta terminada la estación de las lluvias”.

“Después que hubimos vuelto a nuestra casa, no se repitieron más los fenómenos. No obstante, decidí que fuese demolida la casa entera, y reconstruida de nuevo”.

Fuente: Alejandro Aksakoff.

Publicado en Revista Espiritista “La Conciencia”, Nº 207, julio-agosto-septiembre de 1966