Múltiples OVNIs son registrados por testigo mientras conducía por el desierto en Arizona


Hace algunos días, un usuario de facebook llamado Mauricio Morales publicó algunas fotos notables en Internet que terminaron siendo bastante virales en los medios sociales. Ellos eran capturas de objetos voladores no identificados (OVNIs, que no significa que sean de origen extraterrestre).

Dicho esto, no te dejes engañar, hay una tremenda cantidad de pruebas apuntando hacia el hecho de que algunos de estos OVNIS, cuya presencia fueron oficialmente reconocidos dentro de la corriente principal utilizando documentos desclasificados y cientos de denunciantes militares/políticos de alto rango, son de hecho de origen Extraterrestre.

Existe una amplia evidencia que sugiere que también muchos son, entre comillas, “nuestros”.

Aquí está la declaración que Morales publico en Facebook sobre lo que experimentó durante su avistamiento:

“Cuando volvía por la tarde a Phoenix, EE.UU., estaba a unas pocas millas de Parker, Arizona, cuando vi una estrella fugaz con un tono verde en la esquina de mi ojo. Seguí conduciendo por unos pocos kilómetros y noté una pequeña luz naranja muy lejana en la distancia a mi derecha. Al principio pensé que tal vez un meteorito había golpeado cerca y prendido fuego en el desierto o posiblemente una luz de antena distante.

No lo pensé mucho y seguí conduciendo otros tres kilómetros. Me di cuenta de que la luz se había ido. Conduje otra media milla y vi que la luz volvió a aparecer. Esto es cuando me di cuenta de que lo que era, no era normal.

Yo estaba a un cuarto de milla del cruce entre la autopista 72 y la autopista 95 entre Parker y Quartzsite, en Arizona.

Inmediatamente me detuve y sujeté mi cámara a mi trípode. A mi dirección Sur-este, había seis luces rojo anaranjado flotando en el horizonte. Algunos de ellos oscurecían y luego se iluminaban, otros parecían flotar y se alejaban lentamente. Parecían viajar en un patrón paralelo con un brillo intenso y brillante. Tomé fotos y videos y en menos de 15 minutos, los misteriosos objetos desaparecieron sin dejar rastro.

Todas las fotografías tienen marca de tiempo y no se editaron en absoluto. El video está ligeramente recortado para una mejor visualización.

Sea lo que sea, nunca había visto algo así en mi vida. Fue una experiencia genial.

[su_custom_gallery source=”media: 22106,22107,22108,22109,22110,22111″ limit=”15″ link=”lightbox” width=”600″ height=”300″]

http://conspiraciones1040.blogspot.com/

Adolf Hitler fue influenciado por fuerzas extraterrestres malignas ?


Cuando Adolf Hitler difundió su mensaje de odio, genocidio y opresión, como habiendo sido “inspirado” por una raza rubia de guerreros sobrehumanos llamados “arios”, se asumió a través de relatos históricos que ésto era simplemente la mitología inventada de un “loco”.

Estas mismos relatos omiten la representación de que Adolf Hilter era un miembro de cultos demoníacos a los Ovnis adoradores de cábalas, y era un aparente contactado, por el mismo grupo de extraterrestre que Hilter trató de glorificar.

“Los nazis mismos afirmaron que una sociedad extraterrestre era la fuente de su ideología y el poder detrás de su organización”.

De hecho, el misticismo nazi era un producto directo del culto de adoración a los extraterrestres manipuladores.

Los “nazis se refirieron a sus maestros extraterrestres ocultos como “superhombres” subterráneos. Hitler creyó en los “superhombres” y afirmó que había conocido a uno de ellos, al igual que otros miembros del mando de Thule.

Algunos informes también alegan que Adolf Hitler escapó de ser capturado por los Estados Unidos y sus aliados con la ayuda de los extraterrestres manipuladores.

De hecho, los registros históricos afirman que Hitler nunca fue encontrado por los aliados. Su suicidio fue inventado originalmente para calmar la preocupación masiva de que tal individuo podría haber escapado para perseguir otra Guerra Mundial. De hecho los informes sugieren que los nazis se estaban preparando para la III Guerra Mundial, antes de que el polvo apenas se asentara con su “retroceso temporal” de la derrota de la Segunda Guerra Mundial.

Los nazis dijeron que sus “superhombres” residían bajo la superficie de la Tierra y eran los creadores de “la raza aria”.

Los arios, por lo tanto, en el razonamiento de Adolf Hitler, constituían la única raza “pura” del mundo y todas las demás personas eran vistas como “mutaciones genéticas inferiores”. Los nazis, bajo la guía de los extraterrestres manipuladores, planeaban “re-purificar” a la humanidad cometiendo genocidio contra cualquier persona que no fuera aria.

Los principales líderes nazis creían que los “superhombres” subterráneos regresarían a la superficie de la Tierra para gobernarla tan pronto como los nazis comenzaran su programa de purificación racial y establecieran el Reich de los Mil Años.

Estas creencias nazis son muy similares a otras religiones aparentemente también guiadas por extraterrestres manipuladores que enseñan a la gente a prepararse para el futuro retorno de seres sobrenaturales que reinarán sobre una “Tierra utópica”. Como en otras religiones de este tipo, la llegada de los “superhombres” nazis coincidiría con un gran “juicio final divino”.

El misticismo nazi realmente ganó el apoyo de los líderes cristianos, quienes compartieron lo que el gnóstico llamó influencia de la conciencia demoníaca vinculada a un “falso Dios”.

Del “juicio divino”, Hitler había declarado en la corte durante sus primeros días nazis:

El ejército [nazi] que hemos formado está creciendo día a día. Yo nutro la orgullosa esperanza de que un día llegará la hora en que estas bravas compañías se convertirán en batallones, en los batallones de los regimientos, en los regimientos de las divisiones, en que se tomará la vieja cornamenta del barro, que las viejas banderas volverán a ondear otra vez, que habrá una reconciliación en el último gran juicio divino al que estamos dispuestos a afrontar.

Los críticos relatos históricos han vinculado a Adolfo Hitler y a otros nazis de alto rango como comunicándose con los autoungidos “dioses nórdicos” que formaban una parte constituyente de los extraterrestres Manipuladores que para los discípulos gnósticos de Jesús eran identificados como “demonios”.

Aquí es donde surgió la imagen “nacionalsocialista” del hombre/mujer ideal y el programa de la eugenesia. Se ordenó a Adolf Hilter que se infiltrara en el Partido de los Trabajadores Nacional Socialistas Alemanes; Para contrarrestar los sentimientos anti-militares de la clase obrera derrotada, en un movimiento populista que a su vez adoraría las conciencias demoníacas de los extraterrestres manipuladores.

A pesar de que él perdió la guerra, eventualmente, los extraterrestres Manipuladores aparentemente se comunicaron con los nazis que,

“Los elegidos por Satanás seguirán con éxito en el establecimiento de un” Cuarto Reich “.

‘Cuatro’ es uno de los números de Satanás/Enki. Hitler vio al ser humano ideal en Satanás y sus demonios que son de la raza extraterrestre que se parecían a seres humanos con estatura muy alta, pelo rubio claro y ojos azules”.

También se alega que la tecnología nazi ha sido difundida bajo la guía de los extraterrestres Manipuladores.

“… los nazis tenían todo antes que cualquier otro país, tenían radar en 1933, tenían sensores infrarrojos, agua pesada, etc., etc. Nos han dicho mentiras tras mentira en términos de quién inventó estas cosas. Si alguien en el mundo tenía acceso a la tecnología ‘alienígena’, ese era los Nazis.”

El asombroso caso de Filiberto Cárdenas


Desde su aparición en el teatro de la vida sobre la faz de la Tierra, el hombre ha dado por descontada la presencia de entidades, fuerzas o energías inteligentes, aunque no humanas -elementales, demonios, ángeles, arcángeles u otros- que irrumpen de vez en cuando, de forma furtiva, en el azaroso fluir de la existencia sobre este planeta. Nuestra época ha enriquecido el inventario de estas apariciones con la forma tecnológico-enigmática de los OVNI. Y en esta fenomenología, desde los últimos treinta años, juegan un papel cada vez más importante las “abducciones” o secuestros de humanos por parte de los supuestos tripulantes de esas naves alienígenas. De entre aquellas se destaca el caso de Filiberto CARDENAS cuya abducción es una contribución importante al tema, pues fue el primer caso en el que el abducido haya sido capaz de introducir a otra persona en contacto con los misteriosos acontecimientos, y de hecho hacerla subir a bordo de una nave alienígena junto con él.

Otro aspecto de este caso que ha ganado prominencia desde la Guerra del Golfo, fue el dictado, antes de 1981, bajo hipnosis, de una lista de diez acontecimientos -profecías- que habrían de tener lugar y que se han cumplido con exactitud perfecta. Finalmente, lo que brinda actualidad a la aventura de Cárdenas, así como relevancia escatológica para el Fin del Milenio, fue el encuentro que tuviera, durante la última entrevista con los alienígenas y visita al interior de la Tierra, con un ser de mirada relampagueante y voz como un trueno que en un momento prefijado ha de hacer su aparición entre nosotros.

Dar con Filiberto Cárdenas no fue tarea fácil. Más de cinco meses de visitas infructuosas a antiguas residencias, entrevistas a viejos conocidos, indagaciones en negocios y centros de trabajo, pesquisas a diestra y siniestra, no pudieron dar con el protagonista del que hasta ahora ha sido el caso más espectacular y mejor documentado de abducción ufológica en el mundo de habla española en América.

Un singular concurrir de circunstancias quiso que fuera el mismo Filiberto Cárdenas quién apareciera de improviso. En un programa de radio junto al investigador que había estudiado durante tres años, el Dr. Virgilio Sánchez Ocejo, -un abogado afincado en Miami, investigador de lo paranormal y en especial de la temática OVNI- y en respuesta a un llamado que éste le hiciera por los micrófonos de la estación, Cárdenas, para sorpresa de todos, llamó. Lo singular del caso es que, me atrevo a certificarlo, Cárdenas se despertó en el medio de la noche -pues era la una de la mañana- y sin saber para qué, encendió la radio que, de forma fortuita, estaba sintonizada en la estación en cuestión, justo cuando Sánchez Ocejo lo conminaba a que lo llamara. Varias semanas y más de un acontecimiento extraño más tarde, pudimos reunirnos y retomar el hilo de las singulares circunstancias que inciden en la vida de este personaje único.

“Este encuentro no fue casualidad” dijo Sánchez Ocejo. Extrañado le pregunté por qué, “Porque hacía muchos años que no nos veíamos, y con Filiberto nada es casual”. A lo que insistí, “¿Y por qué ahora, entonces?”. Su respuesta fue: “Eso no lo se. Quizá él lo sepa, nosotros lo sabremos en el futuro”.

A BORDO DE UN PLATILLO VOLADOR

Debemos pues remontarnos al atardecer del jueves 3 de enero de 1979, en las afueras de Miami. A eso de las 6 de la tarde, Cárdenas y los miembros de una familia amiga -el Sr. y la Sra. Martí y su hija de 12 años- regresaban de un esfuerzo infructuoso por comprar un lechoncito para celebrar una cena familiar el domingo siguiente, cuando, de pronto, vieron como su coche, un Chevrolet “station wagon”, de 1970, se detenía inesperadamente, en las inmediaciones suburbanas de Okeechobee Road. El coche se quedó calado, aparentemente sin batería alguna, y al salir ambos a ver que le pasaba al motor, de pronto una luz violeta-azulosa los cubrió, acompañada de un sonido como un zumbido de muchas abejas, el coche todo comenzó a vibrar, y la Sra. Martí y su hija empezaron a gritar, cuando Cárdenas trató de moverse para ver que les pasaba, se quedó paralizado y comenzó a elevarse en el aire envuelto en la luz, para enseguida desaparecer de la vista de sus tres aterrados amigos.

“No me podía mover”, dice Cárdenas, “y cuando estaba como a unos tres metros de altura, perdí el conocimiento”. Mientras tanto su amigo, Fernando Martí, se resistía denodadamente a elevarse, agarrándose como pudiera al motor del coche. Al desaparecer la fuerza antigravitacional de la luz, atinó a mirar hacia arriba y ver a Cárdenas que, flotando gritaba “¡suéltenme, suéltenme!” Finalmente vio como éste entraba en una forma oscura en el cielo la que, entonces, salió volando en dirección oeste. Los gritos de su esposa e hija lo hicieron reaccionar y lo único que pudo decirles y que, por supuesto, no las calmó en lo más mínimo fue: “¡Se llevaron a Filiberto! ¡La luz se lo llevó!” Momentos después lograba poner más mal que bien en marcha el coche, logrando llegar hasta un teléfono donde notificó a la Policía la desaparición de su amigo.

Dos horas más tarde, Cárdenas apenas recuperaba el conocimiento caminando a gatas sobre el pavimento de la archiconocida Calle Ocho, a la altura de la Avenida 137 del suroeste, encandilado por unos faros de luz y el chirriar de los frenos de un automóvil que se detenía para ponerlo a salvo fuera de la carretera. Unos minutos más tarde, el patrullero William Christian, de la Quinta Comisaría de Policía lo recogía. Eran las 8:15 p.m.

Esa misma noche, fue conducido al Jackson Memorial Hospital, donde fue examinado y donde se le aplicó una prueba de radioactividad, paea lo que fue necesario hacer venir a un especialista desde la Base Aérea de Homestead, al sur de Miami. Los resultados fueron negativos y se le permitió abandonar el hospital.

Al día siguiente mismo, se hizo cargo del caso y organizó un equipo de investigación: un médico, un psicólogo, un neurólogo, un hipnoterapeuta, y un colega ufólogo, el ingeniero electrónico Mario Rodriguez DAgostino, representante de la MUFON (Manual UFO Network) en su país de origen, Uruguay.

Un examen minucioso reveló 108 marcas, como pequeñas quemaduras por todo el cuerpo, que más tarde se comprobó que coincidían con puntos de acupuntura. En los días siguientes al secuestro, el secuestrado comenzó a manifestar síntomas extraños: excesiva sudoración, mucha sed, cambios violentos de temperatura, olor fuerte a azufre, pérdida de la memoria, un incremento desmedido de la función sexual, y numerosos episodios de alteraciones de las leyes universalmente reconocidas del espacio-tiempo.

En estado de regresión hipnótica, Cárdenas reveló los detalles de su fantástica aventura: tres humanoides lo condujeron hasta una playa donde otras naves semejantes se le unieron para sumergirse en el mar. Al llegar a una ciudad por debajo del fondo, lo sometieron a un exámen médico que fue un episodio traumatizante de este primer encuentro.

Uno de los alienígenas, que dijo llamarse Kiostros, informó a Filiberto sobre la energía inmensa de los órganos sexuales, sobre la necesidad de una nueva religión, el próximo y trágico fin del presidente de Egipto Annuar El Sadat antes de 1981, una estrella de cine y su esposa, también estrella de cine, que se convertirían en presidente y primera dama de los EE.UU, y una guerra en el Oriente Medio en la que participarían Arabia Saudita e Israel, y en la que desaparecería del mapa una de las naciones de la energía, la entonces desconocida Kuwait, señalada por su nombre.

Al final de su estadía entre aquellas entidades, al llevarlo de regreso, justo antes de depositarlo en tierra, le hicieron beber un líquido verde y entonces ocurrió una de las facetas más enigmáticas de toda la aventura: le dijeron que ¡había pasado con ellos 18 meses!

EL DESTINO DE UN LEGADO DE PODERES

Diversos fenómenos paranormales muy fuertes comenzaron a manifestarse en relación con Cárdenas: era capaz de ver a través de las paredes, y saber con exactitud lo que estaba haciendo una persona distante. Unos implantes que le habían puesto en los oidos le proyectaban imágenes y sonidos, a veces con informaciones sobre lo que habría de suceder. El famoso astrónomo y ufólogo J. Allen Hynek, sugirió que estos aparatos podían haber sido implantados a nivel celular, cosa que con las máquinas microminiaturizadas de hoy día, no es nada estrafalaria.

Una de las aberraciones espacio-temporales más interesantes se presentó con un grueso reloj de oro que solía llevar en su muñeca: cada vez que regresaba al punto donde fue abducido, las manecillas de su reloj se aceleraban haciendo un ruido audible. Otro fenómeno, atestiguado por personas responsables fue el de ser capaz de atravesar paredes. Quise oirlo en sus propias palabras.

F.C.- Un día se encalló la cerradura del edificio donde un médico me estaba haciendo pruebas y no había forma de entrar. Sin darme cuenta atravesé la puerta cerrada y les abrí desde adentro. Yo mismo no se como lo hice.

M.A.- ¿De que otra forma lo influenciaban?

F.C.- Su influencia sobre mí no era a través de conocimientos sino de energía, de una fuerza. Yo no tenía métodos, sino que hacía lo que en cada momento me venía, como cuando alguien estaba necesitado de que lo curara.

M.A.- Filiberto, y ¿qué pasó con esa fuerza?

F.C.- Digamos que no quise seguir empleando esa fuente de energía. Hoy está latente, pero no quiero más exhibición. A veces beneficio a alguien pero evito que establezca ningún lazo conmigo. Ocejo y yo pensamos que me tenían programado, aunque cuando he presionado, han respondido produciendo unos cambios violentísimos, que me han favorecido. Estoy seguro de que fue cosa de ellos. No se puede imaginar el dinero que me hacían ganar. Pero me tenían en sus manos.

TODO COMENZO EN LA NIÑEZ

Quise saber si el contacto empezó antes, como en otros casos.

M.A.- ¿Cómo comenzó todo en esa vida extraordinaria? ¿La fuerza era suya y ellos se la estimularon?

F.C.- La fuerza es innata en todos los humanos, pero no es utilizada ni en un 10 %. Ellos deben haberla estimulado. Mi nacimiento mismo fue singular. Nací el 31 de octubre de 1933 a las 5:30 de la madrugada, en Sancti Spiritus, un pueblo chiquito de unas 3000 personas, bajo un ciclón. Mi casa, cayéndose, quedó inclinada a la izquierda. Pero a los 9 días vino un tornado, y ¡la inclinó en sentido contrario, enderezándola! En el año 1940 ocurrió mi primer contacto. Tenía 7 años, y pensé que era mi hermano con una linterna muy fuerte que me estaba alumbrando la cara. Luego la luz se elevó y todo el patio de mi casa quedó iluminadísimo. A partir de ahí mi vida cambió: me hice un muchacho distinto a los demás, muy introvertido. Empecé a tener premoniciones que asustaban a la gente, porque se cumplían. Pasaron unas cuantas cosas de ese tipo y cada vez me recogía más. Para todo el mundo era una persona extraña. Luego, durante la guerra contra Fidel Castro, en la que participé, sabía el lugar de las emboscadas, las balas me evitaban, a mí, pero mis compañeros caían agujereados. Esto fue tanto así, que llegué a buscar que me dieran. Y lo hicieron. Tengo nueve heridas de bala en el cuerpo. Y así, cosas y cosas.

UNA RECEPCION A BORDO DE UN PLATILLO VOLADOR

Al mes siguiente del primer secuestro, el 21 de febrero de 1979, una voz le dijo a Cárdenas que se dirigiera al mismo lugar donde había sido abducido. Allí se personó con su esposa, después de habérselo consultado a ellos. Dice Iris: “Dentro de la nave, ellos se movían a gran velocidad; uno los veía allí y de pronto estaban aquí, casi inmediatamente”. Esta declaración es testimonio de una anomalía del movimiento o desplazamiento físico de los objetos, común en el comportamiento de los tripulantes de las naves alienígenas, y que -dicho sea de paso- Iris no podía conocer, dada su concepción del mundo, vinculada más bien con el mundo de la Santería (religión afro-cubana de práctica común en Cuba).

En esta ocasión el contacto se limitó a una extraña mezcla de aparentes trivialidades -como el interés en las uñas pintadas de los pies y las manos de la esposa, y a dejarse palpar por ésta para que comprobara que eran materiales y no una ilusión óptica-, con declaraciones sorprendentes, como que ¡en 1993 contactaríamos con otros planetas de la galaxia!

De las profecías del primer y segundo encuentro, todas se han cumplido, excepto esta última; aunque si consideramos el esfuerzo mundial y ciclópeo dirigido a la búsqueda de estrellas con planetas en órbita, y el proyecto de búsqueda de vida inteligente cósmica (SETI) relanzado por la NASA, no sería extraño que también se cumpliera. Pero lo que es de observar respecto a todos los vaticinios hechos por las entidades que abdujeron a Cárdenas y su esposa, es que fueron hechos ¡hace más de 14 años!, cuando a penas nadie había oido hablar de Kuwait, y cuando el futuro del proyecto de búsqueda de vida interplanetaria, SETI, era incierto.

Otro aspecto notable de esta “abducción” -pues ese es el americanismo hoy casi aceptado en todos los idiomas- fue que esa mañana tuvo lugar un avistamiento de un platillo volador hecho por testigos independientes del aeropuerto internacional de Miami, precisamente en el lugar donde Cárdenas y su esposa había subido a la nave.

¿QUIENES SON?

La problemática de la identidad de los alienígenas es hoy en día un tópico no resuelto, de la mayor importancia. A mi pregunta al respecto, Cárdenas respondió:

F.C.- ¿Hasta qué punto son personas, hasta que punto son de aquí, del mismo planeta, intraterrestres, hasta qué punto son demonios, hasta qué punto son ángeles? No lo sé. Uno de ellos, el jefe principal de una nave, una vez me dijo: “Nosotros somos como ustedes en el planeta Tierra, somos personas físicas, de distintos colores, edades, pensamientos, con el poder de desintegrarnos, de aparecer o desaparecer, pero ustedes también tienen esos poderes, lo que pasa es que no los usan o no saben usarlos. También existen demonios y existen ángeles, y existe universalmente el mismo Dios”. Impaciente, una vez le pregunté: “En definitiva, ¿son personas?” La respuesta fue concreta: “Somos personas como ustedes. A veces nos han recibido o confundido con santos, vírgenes y esas cosas que son todas proyecciones de las expectativas de cada cual”.

¿QUIEN CONTROLABA LAS RELACIONES?

Un aspecto reiterado en la investigación de los OVNIs es el hecho de que siempre son “ellos” los que determinan el contacto, lo que siempre ha irritado tanto a los testigos y a los investigadores.

F.C.- Yo no tenía prácticamente ningún control. Al principio antes de salir a las citas anotaba lo que quería preguntarles, pero al llegar, se me olvidaba todo, me controlaban la mente, y ya no me acordaba de nada; y entonces me sentía defraudado.

M.A.- ¿Nunca logró imponerles nada?

F.C.- Una vez sí, en aquellos tiempos, aunque mi esposa, -que practicaba la santería- tenía una herboristería, y yo una gasolinera, nuestra situación económica empezó a empeorar cada vez más. Fue cuando empecé a resistirme a dar entrevistas, no quería que nadie me hablara de eso, y entonces empecé a sentir la presión en el orden económico: bajó la venta, tuve que sacar empleados.

M.A.- ¿Como consecuencia de no querer colaborar…?

F.C.- Bueno, no me dijeron “vamos a tomar venganza”, pero lo sentía. Un día se lo planteé en términos fuertes. El resultado fue que en ese mismo momento un conocido me regaló un billete de la lotería que me hizo ganar 7000 dólares y la venta aumentó inmensamente. Eso fue a partir de mi protesta y me dio una pauta: no sólo pueden adelantarse al tiempo y ver cosas que van a acontecer, sino que también pueden producir las cosas.

M.A.- Pero, en definitiva ¿el contacto con ellos no le había dado una serie de poderes?

F.C.- Sí, y además la suerte se me disparó de una manera tal que la gente decía que todo lo que tocaba se convertía en oro. Pero todo el mundo me utilizaba, uno venía a sacar esto, otros aquello, y no me parecía que eso fuera bueno para la Humanidad: era como relatar un cuento.

MAESTROS DE LA MENTE-ESPACIO-TIEMPO

Su aspecto físico dependía del estado mental y emocional del testigo, me contó Cárdenas. Fuera de la nave caminaban normalmente, pero dentro flotaban, se deslizaban. Eran capaces de dominar las leyes fundamentales del espacio-tiempo.

M.A.- ¿Y según usted, cómo eran?

F.C.- Al principio me parecían fuertes por la energía que tenían. Una vez, en una playa vi uno transparente y pensé en una masa de energía en forma de persona o en un ángel, o en un demonio, no sé. Era de unos 3 metros de estatura.

SU OPINION

No podría dejar pasar la ocasión de oir de primera mano la impresión que sobre un testigo como Cárdenas habían causado estos seres.

M.A.- ¿Y después de tantos contactos, que son, en su opinión?

F.C.- Están muy lejos de ser dioses, como ellos mismos dicen. Sin embargo, conocimiento del futuro o la posibilidad de cambiarlo, sí tenían. La prueba son las predicciones.

LA MISION ENCOMENDADA

Lo enrevesado de las relaciones de estos seres con Cárdenas hace suponer un designio y no encuentros fortuitos, sin propósito. Reclinándome en mi asiento le pregunté:

M.A.- ¿Qué es lo que estos seres quieren de usted?

F.C.- Querían que fuera un portavoz profético de ellos, para dar a conocerlos y de lo que eran capaces, y así preparar el camino para su venida.

M.A.- En su opinión, ¿ha cumplido usted con esa encomienda?

F.C.- Lo cierto es que desde 1979 la creencia en los OVNIs ha aumentado muchísimo. Se han visto ya muchas profecías cumplidas

PROFECIAS

Una de las características más desconcertantes de esta historia son las predicciones que, singularmente comprobadas con gran grado de acierto, han sido vehiculadas a través de este testigo.

M.A.- ¿Qué precognición le ha impresionado más?

F.C.- A finales de 1985, me mostraron las próximas caídas de los dictadores de América Latina, en el mismo orden que se dieron: Duvalier, Marcos de Filipinas, Pinochet, Strossner, Noriega y, aproximadamente 2 ó 3 años después Fidel Castro. Y que antes de esto último yo iba a ir a Europa a dar unas instrucciones importantes al Papa, que era también un instrumento de ellos. Me parece extraño todo esto, pero así fue, y que se iban a desatar guerras muy violentas y de nuevo el mundo se iba a ver envuelto en una conflagración mundial, debido a un gobernante árabe que estaba adquiriendo cohetería atómica y fabricándola.

M.A.- ¿Y para cuando habría de ocurrir todo eso?

F.C.- Lo que le queda a Fidel Castro, es decir, a mediados de 1993.

M.A.- ¿Qué país sería, Irán, Irak?

F.C.- No lo creo. Nadie sospecha el que es, y está adquiriendo científicos de otros países y los está reuniendo en grandes laboratorios clandestinos en Europa. Así que debo aún advertir al mundo del peligro que se está corriendo, pero temo represalias porque podrían raptarme, hacerme desaparecer. Por eso al final de mis relaciones con ellos me sentí amenazado físicamente y temí por mi familia. Mire lo que le sucedió en Argentina a Ricardo Vásquez con la revelación que hizo de que venía la guerra por las Malvinas. Poco más y lo matan. Su caso fue estudiado también por Allen Hynek, Sánchez Ocejo y Willy Smith. Pero a él lo cogieron las fuerzas de seguridad, creyendo que era un espía. ¡¿Pues cómo, si no lo era, se decían, podía saber semejante cosa?! Y otros casos más…

M.A.- En México no le dejaron avisar a la población de que venía un gran terremoto. ¿Quién se lo prohibió?

F.C.- El Presidente de México, a través de la Policía. Fue durante una entrevista con el ufólogo Pedro Ferriz, presentador del canal 13, el mayor de México. En la pausa de los comerciales, Ferriz se ausentó, y al regresar me informó que acababan de llamarlo de Palacio, y que no se podía continuar la entrevista pues iba a aterrorizar a la población, y al turismo de los Juegos Olímpicos. Que no volviera a mencionar la cosa.

EL ULTIMO CONTACTO

En total, Cárdenas afirma haber hecho catorce viajes con los “extraterrestres”, a lo largo de 10 años.

M.A.- ¿Cuando tuvo contacto con ellos por última vez?

F.C.- En 1989. Univisión quiso estar presente cuando aparecieran. Desde luego no me presté a ese tipo de espectáculos.

M.A.- ¿Y qué ocurrió?

F.C.- Me llevaron a un lugar en el fondo del mar, donde sentí una presión muy grande en el pecho, no podía respirar, como si estuviera en una profundidad muy grande; luego pasamos por unos pasadizos y al final vi gente que eran seres igual que yo, humanos, terrícolas. Mi acompañante me dijo que aunque era terrícola como yo, él tenía “una gran misión” y su voz fue como de trueno y empezaron a chisporrotearle los ojos, como si rayos de un láser le salieran de los ojos. Luego me dijo: “Estoy aquí porque voy a subir a una misión de dominio mundial. En distintos países, hombres inteligentes se preparan para gobernar el mundo a mis órdenes.” Muchas personas, entre las que hay sacerdotes, ministros del Evangelio, pastores, etc. creen que es el Anticristo bíblico el que viene. Sin embargo, yo mismo no lo se.

Estas son palabras serias que, de no provenir de un testigo tan probado como Filiberto Cárdenas, no dudaría ni un momento en encasillarlas bajo una misma rúbrica con muchos otros iluminados y profetas apocalípticos de los tantos que desafortunadamente pululan en nuestra cultura. Sin embargo, repito y recalco, el peso del testimonio clarividente, ya comprobado, me aconseja prudencia epistemológica y apertura mental para encontrar el contexto apropiado -quiera Dios que sea inofensivo- en el que también esas aseveraciones resulten ser certeras.

Revista Investigación 10-11 (Julio-Octubre 1995)
Documento facilitado por Raúl Núñez
Fotos: (c) Virgilio Sanchez-Ocejo

laentradasecreta.com

Los Seres humanoides en las Minas del Cerro del Hierro


A finales del año 2000 y primeros meses del 2001, reportamos unos incidentes a modo de flash informativo de última hora (pendientes de profundizar por falta de tiempo y fechas tan señaladas) que esporádicamente habían ocurrido en la zona norte de Sevilla, concretamente por el círculo formado entre Cazalla de la Sierra, Constantina, San Nicolás del Puerto y algunas pequeñas aldeas correspondientes a estos términos de los municipios serranos.

Esta antigua zona minera, sigue a la espera de ser declarada monumento natural y se encuentra en los términos municipales de Cazalla y Constantina en la LOG. 5º38’W, LAT. 37º59’N, con una altitud media de 700 a 800 metros sobre el nivel del mar, constituye una de las zonas altas del borde meridional de la meseta que limita con la depresión del Guadalquivir. Una de las curiosidades de este terreno es que su relieve kárstico en forma de torrecillas, está formada por calizas cámbricas que han sufrido una evolución “antrópica” realizada por la mano del hombre. Antigua explotación minera del tiempo de los romanos y posteriormente reutilizada por una compañía inglesa de minas de hierros, se extraía la ganga residual de elementos como la BARITA y OLIGISTOS de un bello brillo de ricos colores amarillentos, rojizos y siderita férrica; esta mina, hoy está totalmente desmantelada, pero sigue siendo acoso de todos los saqueadores que intentan sacar el mínimo partido a las chatarras que aún quedan desparramadas y semienterradas como raíles, guías, tubos, vigas y encofrados.

Su antiguo barrio de viviendas, almacenes y talleres del poblado donde moraban los dueños y mineros, está destruido o en un lamentable estado ruinoso con el consiguiente peligro para el visitante ávido de fisgonear entre los escombros y laberinto de habitaciones de las viviendas, hace pocos años estas sirvieron durante algún tiempo como escuela taller y campamento.

Al ser un terreno de características tan especiales, habitualmente es objeto de visitas y acampadas de grupos de familias, ecologistas, montañeros, estudiantes y universitarios. Verdaderamente merece la pena perderse por el intrincado terreno durante algunas horas, ya que este invita a disfrutar de muchas de las curiosidades únicas que solo se repiten en terrenos similares en Indonesia.

Una vez introducido al lector en el lugar, pasamos a contar como se encauzo esta investigación, irónicamente por esas casualidades que difícilmente se repiten dos veces en la vida, y como habitualmente ocurre nos llegó la voz de alarma de terceras personas un incidente ocurrido en la sierra norte de Sevilla, el caso no nos mereció mucha fiabilidad, José Manuel y yo, después de escuchar a nuestro confidente, creímos estar ante otro caso de ensoñación y ficción con remanentes de película de celuloide a lo Spielberg, con otra familia de contactados con el ánimo de protagonismo para salir como por aquí decimos en Andalucía, “SALIR EN LOS PAPELES DE GUAPOS” pidiendo pesetas a cambio de soltar la lengua, como las muchas que hemos tenido la desgracia de desvelar como meros fraudes. No obstante antes este caso, (tampoco tenemos la vara de medir la veracidad del encuentro “cercano” de esta familia), la coherencia prima sobre los posibles e insólitos sucesos ocurrido a este grupo de personas con distintas edades y niveles sociales e intelectuales universitarios, magníficos y coherentes diálogos satisfactorios, sin necesidades económicas, ni móviles aparentes de protagonismo o nada que se le parezca.

Llegamos a contactar con una familia de lo más normal, residentes en uno de los pueblos de la zona (ellos no permiten su localización), nos pidió la máxima discreción hacía los miembros de la familia sólo permitiéndonos comunicar los nombres de pila del matrimonio, Ramón 43 años y Salud 38 años, sus hijos son la niña de 19 años y el chico de 13 años. Estos siempre se encontraron reacios a explicar lo que ocurrió ese sábado tarde hacía las 17 horas aproximadamente.

Aunque esto es una presentación somera, hay que decir que hasta llegar a la localización de esta familia, nos sucedieron unos hechos insólitos, que a continuación exponemos.

José Manuel García Bautista y yo tenemos familias no vinculadas entre nosotros en la zona de Cazalla y Constantina. José Manuel durante las fiestas de Navidad como normalmente ocurre fue a visitarles y en una charla le comentaron el incidente, este lo anotó e hizo un boceto de introducción a la historia que había recibido por parte de uno de sus familiares, por otro cauce yo me encuentro en Sevilla con una prima mía que venía a una revisión médica al Universitario de la Macarena, esta se alojó durante dos o tres días en casa de mi tía y al visitarla me hace saber del mismo caso conocido por José Manuel. Esta vez mi información había ocurrido a un pariente de mi prima, este incidente lo cuenta sin ánimo de transcendencia por lo que me pide el favor de no darlo a “conocer”, pero cuando yo le comento que ese caso está siendo estudiado por mi compañero y amigo, me comunica que cuando llegue al pueblo se pondrá en contacto con esta familia para pedirle si podemos analizar concienzudamente el fenómeno. Curiosamente a los pocos días recibo la aceptación de boca de mi prima y se lo comunico a José Manuel, él simultáneamente tenía noticias frescas de que no había problemas si aceptábamos sus términos y reglas, así como la fecha de la reunión, una vez terminada la Feria de Abril de Sevilla.

La personalidad de esta familia es muy cordial dando una agradable impresión de unidad y buenas relaciones entre ellos, el recibimiento no fue tan frío como en un principio nos esperábamos, pasamos al interior de la vivienda y nos alojamos directamente todos los miembros de la familia, mi prima, Jose y yo en un salón cocina comedor, decorado a lo antiguo, tipo rústico donde impera la simpática sutileza de las manos de la dueña de la casa, detalles muy lugareños de utensilios en hierro y bronce, herramientas y cacharros de cocina dispuestos sobre las paredes sin uso cotidiano sólo con fines decorativos.

Normalmente, cuando comenzamos una investigación después de romper la distanciada y fría tensión de la desconfianza, intentamos cordialmente el acercamiento haciendo preguntas banales o interesándonos por detalles curiosos y ocasionales de la vivienda como.., fotos antiguas, cuadros, o algún mueble u objeto desconocido. Jose y yo, comenzamos cada uno por nuestro lado y dividiendo a los miembros de la familia que tenemos que interrogar sobre el caso que pretendemos, no es una división física sino una división mental acosada por las preguntas que tenemos desarrolladas mentalmente, (a modo de ejemplo mientras yo estoy haciendo una consulta a la madre y la chica referente a una comida típica de la zona, Jose está preguntando al padre y al chico simultáneamente por el color del aparato que vieron esa tarde). Esta táctica nos da una pequeña ventaja y hace mantenerles pensando a cada uno de los miembros en distintos temas para evitar así una respuesta sincronizada ya prevista y predeterminada. Posteriormente todas las preguntas que hemos realizado por separado se reúnen en el formulario previsto al tema, aparte las observaciones incrementaran paulatinamente cada uno de los temas tratados. Muchas veces tenemos que hacer investigaciones paralelas de varios testigos presenciales y ni yo sé exactamente cual es la respuesta obtenida por Jose, ni él las mías, no nos interesa conocerlas para que de esta forma no fijemos un canon establecido, por lo que la frescura de los resultados nos da un mayor margen de confianza y fiabilidad en los resultados obtenidos.

Después de este amplio preámbulo, de nuevo con nuestra familia y la investigación en marcha, los comentarios de estos fueron así:

En principio llegaron a pasar la tarde en la zona del Cerro del Hierro, con ánimos de merendar todos juntos dando un paseo por el lugar, al llegar al poblado aparcaron el coche en lo que en otro tiempo era una plazuela delante de las viviendas, desde ese punto hasta la mina queda un camino cuesta arriba flanqueado en tiempos por una cadena atravesada que impide el paso de los coches hasta la mina, ya que ese camino es un tanto peligroso si no se conoce bien el terreno, (hay muchos agujeros profundos y cortadas laterales del camino con fácil posibilidad de derrumbe). Al sacar la bici del chico de la furgoneta, les pareció ver un resplandor detrás de las lomas por lo que creyeron que comenzaría una tormenta con aparato eléctrico, ya que el día estaba nublado pero con pocos visos de que lloviera, de repente escucharon un estrepitoso ruido muy fuerte que les recordó una carraca o una ristra de petardos como dijo el chico. Este montó en la bici y pausadamente comenzó a adentrarse en un terreno peligroso por lo que Ramón no le permitió que siguiera separándose del grupo ni de la carretera de tierra. De nuevo volvió a sonar el ruido acompañado de los fogonazos de la posible tormenta pero el trueno no llegó a ser escuchado por ningún miembro de la familia, Ramón comentó a Salud y a la niña que posiblemente fueran alpinistas, senderistas o algún grupo de gamberretes haciendo alguna de las suyas, hasta que no remontaron el camino y llegaron a la antigua cabina de protección que servia para resguardarse de las explosiones controladas de la mina, no divisaron lo que realmente estaba ocurriendo en el interior de ese gran agujero que formaba la zona abierta de la mina, delante en el punto opuesto a ellos, en el interior del agujero, dos individuos totalmente implicados en la manipulación sobre una gran roca, hasta aquí una visión normal de unos personajes que por la distancia no podían ser observados con detalle, Salud puso en aviso a Ramón diciéndole que estaban vestidos muy raros, que parecían mecánicos o algo así, Ramón contestó que posiblemente estaban haciendo algún estudio de la zona para alguna posible reapertura o revisar algo de lo que quedara en la mina, los individuos por la distancia y la posición en que se encontraban estaban siendo observado por Ramón, Salud y su familia desde una posición más alta, pero las crestas de los picos del resto del cerro todavía estaba más alto que estos por lo que en ese momento volvieron a ver otro “relámpago” que ya si consiguieron adivinar de donde procedía, este salía de detrás de un camino opuesto y justo encima de los dos individuos de la mina, cuando llegaron Ramón y su familia al filo de la boca, los dos individuos se volvieron hacía ellos como si estos hubieran intuido que acababan de ser pillados infraganti o que les hubieran avisado desde un radio transmisor desde otro punto de la mina. Este movimiento que protagonizaron los dos individuos, les hizo ponerse de frente y pudieron ver que los seres estaban enfundados en unos monos de color gris sin brillo, posiblemente portaban una máscara muy ajustada a la cabeza que impedía tener una visión exacta de los rasgos faciales, aunque según la niña, comentaba que su cabeza era un poco más voluminosa de lo que normalmente tenemos nosotros, al ser sorprendidos estos emprendieron una huida un tanto extraña, mientras uno de ellos se encaminaba hacia la derecha encauzando un promontorio de desechos que hacía las veces de rampa para subir a un nivel superior recorrió casi trescientos metros en cuestión de segundos, el otro de varios saltos sin usar las manos se encaramó por la pared hasta superar un desnivel de mas de treinta metros de tres zancadas, lo curioso es que casi tardaron el mismo tiempo los dos individuos en pasar al nivel superior que los ponía a la misma altura de la familia de Ramón, así quedando todos en el mismo nivel, los dos individuos una vez que volvieron a juntarse en un punto del camino contrario al de la familia estos estaban separados entre unos quinientos y seiscientos metros diametralmente opuestos en línea recta con un agujero debajo de sus pies de entre treinta y cincuenta metros de profundidad. Para poder superar la distancia de entre todos había que desplazarse bordeando y rodeando toda la boca de la mina llegando a recorrer unos mil metros aproximadamente, por lo que materialmente era imposible que Ramón y su familia pudieran acercarse a estos individuos para poder ver quien eran y que estaban haciendo. El comentario entre todos los miembros de la familia fue unánime.., ¿cómo han hecho eso…?,¿serán del circo…?, entre bromas y curiosidades sin perder vista de los humanoides de nuevo los relámpagos se hicieron más seguidos dando la sensación a Salud de que había comenzado a quemarse algo detrás del promontorio que impedía observar el final del camino donde se encontraban los humanoides. Dando por finalizada la anécdota Salud sacó de la bolsa que llevaba unos bocadillos para los niños y mientras comenzaba a rebuscar el mechero para encender un cigarro, Ramón se separó de la familia y acercó hasta el mismo filo de la mina quedando frente a una puerta de considerables dimensiones excavada en la roca y que da acceso a algunas galerías abandonadas de dentro de la mina, en esta oscura oquedad Ramón pudo divisar ráfagas luminosas de algún potente foco de luz como si soldaran con acetileno o con una unidad eléctrica, por lo con nerviosismo y a voces le dijo a su familia que ya sabía lo que estaba ocurriendo, ¡¡¡son saqueadores o chatarreros que están desvalijando la mina..!!!, vamos a salir de aquí y volvemos al poblado que allí hay más gentes y tenemos la furgoneta aparcada por si se complica la cosa.

Estando comentando estos detalles con la familia el chico llamó la atención de los padres y señaló hacía el hueco de la mina el cual quedo completamente iluminado interiormente saliendo grandes ráfagas luminosas al exterior, por lo que todos quedaron inmersos en ver que era lo que se estaba moviendo dentro de la mina. de momento esas luces se materializaron en el exterior de la mano de otros dos individuos como los anteriores que seguían a la espera en el punto opuesto de la familia y por encima de los nuevos humanoides aparecidos del interior, estos portadores de las luces parecía no pisar el suelo dando la sensación de que estaban a escasos cincuenta centímetros del suelo, estos se quedaron parados por un momento mirando a la familia y tal como ocurriera con la pareja anterior estos siguieron un camino similar al de la subida efectuada por los dos individuos anteriores, esta vez Ramón y el chico eran los que estaban sumidos en una visión irreal, nos comentaron que la sensación fue la de que la luz, era la que les hacía moverse o eran desplazados por ellas sin necesidad de tener que mover ni brazos ni piernas para desplazarse.

Todo esto transcurrió en escasos cuatro o cinco minutos, por lo que materialmente Ramón, Salud y los chicos, casi no habían tenido tiempo material de desplazarse del sitio que tenían como espectadores de primerísima fila. De nuevo uno de los cuatro humanoides, retornó por el camino y volvió a recorrer un tramo a una velocidad impresionante hizo como si por ese sitio donde estaban los escombros que había utilizado para subir buscara algo perdido en la huida, pero en escasos segundos volvió a lado de sus compañeros. A raíz de este segundo sobresalto, dispuestos para una retirada a tiempo del sobresalto se paso al acongojo esta vez de infarto, Salud decía sentir el corazón en su garganta y los oídos parecía que le estallarían de un momento a otro, Ramón sintió como si le retorcieran los intestinos y los niños comenzaron a gritar histéricamente la bici quedó solitaria y tirada en el camino y todos se arroparon en un abrazo comunal detrás de los pilares o trincheras, se quedaron sin fuerzas para mover un músculo, todos hechos una masa familiar de la cual solo se podían apreciar todas las cabezas dirigiendo sus abiertos y asustados ojos hacía el punto del camino donde se encontraban los humanoides, detrás de ellos apareció un gran vehículo de forma rechoncha de color metalizado iluminado por debajo y desplazándose separado del suelo un metro aproximadamente, en un principio Ramón me comentó que el creía que era un 4X4 Mercedes del tipo MUSSO por sus redondeces, pero cuando apareció completamente delante del camino y los cuatro individuos desaparecieron en su interior, comprendió que podía ser diez veces mayor el aparato que estaba viendo delante de sus ojos. Nadie de la familia nos pudo explicar de que forma entraron en el objeto o si fueron desmaterializados, porque esos momentos para esta familia fueron de una confusión extrema, hasta tal punto que cuando el objeto remontó vuelo por encima de los picos de haciendo una “semi ele” hacia arriba todos estallaron en gritos y llantos de impotencia, no fueron capaces de determinarnos que grado de afectación habían padecido tras este brutal impacto psicológico, ellos dicen estar en perfectas condiciones físicas y psíquicas, es más Ramón nos confiesa que le gustaría volver a tener la misma experiencia pero en solitario no con su esposa e hijos de testigos. Cada vez que pasa por esa carretera donde hay que desviarse, levanta la vista por si las moscas.

Tuvimos la oportunidad de acercarnos solo con Ramón al lugar del avistamiento y nos explico cada uno de los pasos que hizo esa tarde, nos llevó hasta la roca que en teoría manipularon o tocaron, sacamos fotos, los niveles de variaciones magnéticas en la zona son grandísimas en movimientos de escasos metros puede haber variaciones en las brújulas de casi 60º para uno u otro lado indistintamente, lógicamente achacable al concepto del terreno ya que son minas donde aún quedan vetas férricas por doquier e incluso algunas por la erosión que está recibiendo el terreno casi a flor de tierra.

Nuestra investigación la hemos querido documentar al máximo posible dentro de nuestros medios materiales y una lógica.

No hemos hecho cartas estelares de la fecha y lugar porque todo transcurrió a plena luz del día, y los objetos percibidos por los testigos tenían formas materiales de difícil confusión.

Esta familia, no tiene traza de querernos mentir, todas las preguntas trampas hemos visto innecesarias de transcribirlas en este documento.

Nosotros solo aportamos el rigor de la investigación por lo que no queremos hacernos responsables de afirmar ni negar estos sucesos, solo pretendemos presentar estos documentos estudiados de primera mano y sin intermediarios, con la mayor seriedad posible. Que cada uno de los que lean estos documentos saque sus propias conclusiones.

José Manuel García Bautista
Rafael Cabello Herrero

laentradasecreta.com