VIDEO: LA EXTRAÑA DESAPARICIÓN DE”UN HOMBRE” EN LAS CATACUMBAS DE PARIS

plantilla-para-publicación


5:52:30 PM

Las Catacumbas de París siempre han sido una fuente de fascinación para muchas personas. Las catacumbas son una serie de túneles y laberintos que se encuentran debajo de la ciudad de París. Las paredes de estos túneles están cubiertas de huesos de los cadáveres de todo París. Inaugurado a finales del siglo XVIII, el cementerio subterráneo se convirtió en una atracción turística a partir de principios del siglo XIX, que finalmente fue abierto al público de forma regular desde 1867.

Esto es solo la presentación de un auténtico mundo de terror oculto bajo las calles de París. Para más información, recomendamos la lectura de nuestro artículo “Las Catacumbas de París, paraíso del arte macabro”. Muchas personas que han descendido a este submundo afirman sentir la brisa helada proveniente de la oscuridad y de los millones de restos humanos, siendo los únicos compañeros en el interior del laberinto que induce a un estado nunca antes experimentado. Perderse en este mundo subterráneo que se encuentra debajo de la Ciudad de la Luz, seguramente terminaría con la propia muerte.

Y este es el caso ocurrido a principios de 1990, donde un hombre decidió explorar las catacumbas por sí mismo, quien descendió por debajo de las bulliciosas calles de la ciudad acompañado sólo por su videocámara. Mientras seguía explorando más profundamente las catacumbas y filmando cada paso que daba, se hacia más evidente que se sentía perseguido por algo que el desconocía. De repente, tira la cámara y se puede apreciar que el hombre es arrastrado en la oscuridad por “algo”. No se puede ver el atacante, pero fuera lo que fuese, era relativamente fuerte. Se las arregló para derribarlo al suelo y arrastrarlo por un período de unos 15 segundos más o menos. Para muchos, lo ocurrido puede tratarse de un ataque de pánico, pero para otros es una prueba más que evidente de la existencia de entidades o fenómenos diabólicos que habitan en los túneles.

El siguiente material proviene de una cámara que se encontró años más tarde, cuando algunos exploradores urbanos descendieron por las catacumbas. Encontraron una cámara de vídeo en el suelo con la batería descargada y la cinta completamente grabada. Lo que se muestra, son los últimos y desconcertantes minutos de la cinta grabada por un hombre misterioso que desapareció en el interior de las catacumbas de París. Algunos expertos han intentado recopilar información al respecto, pero sin tener éxito. Esto dio paso a una gran cantidad de preguntas: ¿Por qué no existe información sobre la desaparición de este hombre?

¿Qué es lo que pasó realmente?

Muchas personas afirman haber sido testigos de fenómenos inexplicables en las catacumbas de París. Algunos explican haber sido seguidos por apariciones fantasmales. Hay informes de personas, incluso grupos de turistas, que dicen haber sido “agarradas” por “algo desconocido” cuando se encontraban debajo de la ciudad de París. Se cuentan muchas historias, pero nadie sabe a ciencia cierta lo que ocurre en las catacumbas. La realidad es que el hombre despareció en uno de los “lugares más aterradores de la Tierra”. Según los expertos, el vídeo es completamente real, debido a que principalmente, cientos, probablemente miles de personas exploran los túneles cada año ilegalmente.

Según las últimas investigaciones, presumiblemente, él estaba siendo perseguido por algo que no conseguía ver, lo que le obligó a abandonar la cámara, ya que era un obstáculo para poder correr tan rápido como fuera sea posible. Lo más probable es que él se dio cuenta de que no podía retroceder, ya que estaba demasiado aterrorizado para detenerse.

Otra teoría más mundana, es que él sabía que no estaba siendo perseguido por nadie, pero se encontraba en estado de pánico total. Como alguien que sufre de ataques de ansiedad y pánico, y el hecho de estuviera con un ataque de pánico no le permitía centrarse. Probablemente estaba tan asustado y completamente fuera de sí por el pánico que ni siquiera le importó que la cámara era su única fuente de luz.

Aunque esta última teoría ofrece más preguntas que respuestas, ¿Qué es lo que lo arrastró por el suelo? Sin duda, muchas personas están más que seguras de que el fenómeno que aterrorizó al pobre hombre fue claramente paranormal. “Algo” que no veía lo llevó al pánico. Probablemente se había perdido desde hacia bastante tiempo, pero intentaba mantener la calma. El sintió la presencia de lo desconocido, llámese entidades o demonios, entonces él vio una sombra o algo que lo asustó tanto que enloqueció. Pero la realidad, es que solo él sabe lo que vio o lo que sintió, aunque por desgracia desapareció para siempre.

Catacumbas de Paris Ossuaire Municipal Un vídeo muestra las últimas imágenes de la extraña desaparición de un hombre en las Catacumbas de París

Breve historia de las catacumbas de París

Como ya comentamos en “Las catacumbas de París, paraíso del arte macabro”, la terrible historia comenzó con la creciente población de París. A medida que más y más personas inundaron esta populosa ciudad, empezó a haber serios problemas con el espacio en los cementerios. Pero no fue hasta el siglo XII que el problema se hizo más grave. Las familias de un buen nivel adquisitivo todavía se podían permitir costosas parcelas en el cementerio, pero los cuerpos de los pobres estaban inundando las calles. Como solución a esto, se creó el cementerio de los pobres, una gran fosa común. Esta solución funcionó por un tiempo, sin embargo, en el siglo XVII las fosas comunes estaban desbordadas y las condiciones sanitarias en torno a estos cementerios eran insoportables.

Los huesos de los muertos eran exhumados y depositados en montones para hacer espacio a los nuevos cadáveres, porque el cementerio estaba lleno de los restos insepultos de los cadáveres. Por suerte, la solución a los problemas llegaron en forma de l’ Ossuaire Municipal, el nombre oficial de las catacumbas. Al principio, las catacumbas eran simplemente un lugar para colocar los huesos de los muertos. Pero no fue hasta que Louis-Étienne François Héricart-Ferrand, vizconde de Thury pensó en el horrible lugar como si fuera una obra de arte. Él reorganizó los cráneos y los huesos para crear simbolismo dentro del túnel y también añadiendo viejas decoraciones para convertir el lugar en lo que se conoce hoy como las catacumbas.


http://www.mundoesotericoparanormal.com/

EL MISTERIO DEL VUELO 401

plantilla-para-publicación


5:34:32 PM

“El día 29 de diciembre de 1972, a las 21.00 horas, parte desde el aeropuerto internacional John F. Kennedy en Nueva York y con destino a Miami un avión trirreactor Whisperliner L-1011 (versión 318), fabricado por la empresa Lockheed. El avión (que tiene menos de 1.000 hs. de vuelo) había sido adquirido por la línea aérea Eastern un mes antes y era sensiblemente superior en confort a los Jumbos 747 y a los Douglas DC-10. Al comando de la nave se encuentra el experimentado piloto Bob Loft, y lo auxilian el primer oficial Albert Stocckstill y Don Repo.

Llevan 163 pasajeros, que junto a 13 tripulantes, suman 176 personas. Al llegar a Miami y accionar los mandos, comprueban que parte del tren de aterrizaje no responde; por lo que, comunicados con el control se les ordena sobrevolar el aeropuerto a 2.000 pies de altura. Decidieron poner remedio a aquel imprevisto. Conectaron el piloto automático y empezaron a volar en círculo sobre el Parque Nacional de los Everglades mientras intentaban descubrir qué había originado el fallo mecánico. Don Repo se desabrochó el cinturón de seguridad y se dirigió al foso del infierno, también conocido como “banco del infierno”, una pequeña trampilla cuadrangular que da acceso a la parte inferior del avión y a los compartimentos del tren de aterrizaje. Sin dudarlo un instante se introdujo en el claustrofóbico habitáculo para encontrar la avería y descartar que fuera un error del cuadro de mando. Si la rueda estaba bloqueada, podría solucionarse manualmente. Si no lo estaba, se debería a un mal funcionamiento del dispositivo luminoso. Pero los tejemanejes del azar o el destino quisieron que justo en ese instante se desactivara el piloto automático sin que nadie en la cabina reparara en ello. El Vuelo 401 comenzó a perder altura. Nadie percibió el descenso. Ni siquiera las dos llamadas desde la torre de control del Aeropuerto Internacional de Miami –cuyos trabajadores habían observado el ilógico comportamiento del avión en los radares– alarmaron a los miembros de la tripulación. El avión se precipitaba contra el suelo a una velocidad de 366 km/h hacia el área pantanosa de los Everglades. El comandante Bob Loft y su primer oficial Albert Stocckstill fueron rescatados ya muertos; mientras que Don Repo luchó un día más contra la muerte, pero finalmente, corrió la misma suerte que sus dos compañeros. Lo verdaderamente insólito comienza a partir de ese momento: Dos de los tres pilotos, Bob Loft y Don Repo se aparecerán a tripulantes y pasajeros de los vuelos de la línea Eastern en el trayecto Nueva York-Miami. Aunque desde un primer momento, la empresa aérea trató de ocultar y negar los hechos asombrosos que sucedían y prohibió a su personal comentarios al respecto; algunas informaciones se “filtraron “ al público. Como curiosidad, antes de partir, la azafata Mercedes Ruíz se sacó una foto con las demás azafatas. Ella dijo “chicas, vamos a sacarnos la última foto”, realmente fue la última para todas ellas excepto para la misma Ruiz…

Fue así que el investigador John Fuller se interesó por saber que pasaba realmente en los vuelos Nueva York-Miami de Eastern Airlines, concluyendo que “hay extrañas apariciones que pueden catalogar como sucesos paranormales”. Las apariciones de Bob Loft y sobre todo de Don Repo (el que más se ha visto) forman parte de una verdad. Aparecen en forma de espectros que se ven flotando sobre las alas de los aviones, también como nubes fantasmagóricas y en algunos casos surgen voces “de ninguna parte”, dando desde enigmáticos mensajes, hasta precisas órdenes y recomendaciones técnicas para evitar catástrofes. Fuller recogió entonces diferentes testimonios: – En marzo de 1973 las azafatas Denisse Woodfrud y Ginny Packard trabajando en un mismo vuelo de la empresa Eastern, desde Nueva York, con destino a Miami; ven por separado la “presencia de un ser” incorpóreo que confirmaban, se parecía a Don Repo. – En el mismo año una azafata al prepararse para despegar desde Nueva York (por supuesto, con destino a Miami), observa que hay un pasajero de más que no figura en la lista, sentado en primera clase, vestido con uniforme de comandante de la empresa. No logra averiguar quien es ni por que no está en la lista de pasajeros, sin embargo después de llamar al comandante este asegura asombrado que es Bob Loft. – En febrero de 1974 Don Repo se manifestó primero a dos azafatas, luego al ingeniero de vuelo y posteriormente alertó sobre un peligro en la nave. – En la cabina de mando se materializó el rostro de Repo en una ocasión y se escucha su voz que dice claramente: “Presten atención, porque hay peligro de incendio”. Cuando el avión llegó a Miami, uno de los motores no respondió y al tocar la pista, la nave se incendió. Solo un rápido operativo (para el que estaban preparados gracias a la aparición de Repo) evitó la tragedia. John Fuller, luego de años de investigación y de recoger testimonios, logró que la empresa aérea reconociera los hechos y llegó a unas conclusiones. Los hechos suceden siempre en aviones L-1011 de la empresa Eastern Airlines, incluso en aviones que esta compañía ha alquilado a otras líneas. En la mayoría de los casos, los aviones en los que se han manifestado las apariciones, llevaban piezas recuperadas del trágico Vuelo 401, y siempre ocurren en la ruta Nueva York-Miami. – El ingeniero estaba a mitad de la inspección rutinaria que se efectúa antes del vuelo cuando Repo apareció y le dijo “no tienes por qué preocuparte por la inspección, ya la he hecho yo”. La historia de los fantasmas se expandió tanto que la compañía amenazó con despidos a quien siguiera contando que había visto “fantasmas”.


squitel.blogspot.com

EL MISTERIO DEL SELLO DEL REY SALOMON

plantilla-para-publicación


5:23:57 PM

Es inevitable. La visión de una estrella de seis puntas —o hexagrama— nos hace pensar en la religión y el pueblo judío. Sin embargo, este símbolo es un emblema universal que posee unos orígenes remotos y ha sido utilizado con fines diversos por numerosas culturas: de talismán protector hasta símbolo alquímico o mero elemento decorativo. Durante siglos, antes de que se popularizara la denominación de “Estrella de David” o ‘Magen David’ (literalmente, “Escudo de David”), este emblema era llamado “Sello de Salomón” (‘Khatam Suleiman’ por los musulmanes y ‘Jatam Sholomo’ por los judíos). Distintos textos —en especial el Talmud de Babilonia y algunos relatos musulmanes— difundieron la leyenda de que el bíblico reySalomón poseía un anillo de propiedades mágicas mediante el cual podía controlar a los demonios o hablar con los animales. Dicha joya tenía grabado el símbolo del hexagrama, al que se le añadía el nombre secreto de Dios.

Hexagrama sagrado hindú | Crédito: Wikipedia.Según los expertos en simbología, el signo del hexagrama posee un significado similar al del ying y el yang, como representación de los opuestos, así como de nexo entre el cielo y la tierra o plasmación ideográfica de la sabiduría sobrehumana. Sin embargo, el uso más conocido fue siempre el de su carácter protector y mágico, sin que estuviera vinculado a ninguna religión en concreto. Así, en la Edad Media era habitual encontrar amuletos y talismanes que reproducían el Sello de Salomón, generalmente con la estrella inscrita en un círculo y acompañada de varios puntos. En aquella época se pensaba que estos dibujos protegían a su portador del influjo de demonios y espíritus maléficos, o simplemente de la mala suerte. También era frecuente grabar este símbolo en las puertas de las viviendas o en los escalones de las escaleras, con ese mismo carácter protector frente a los espíritus o ante posibles incendios. El experto en cábala Gershom Scholem estudió a fondo la simbología del Sello de Salomón y su función mágico-protectora tanto en el islam como en el judaísmo, y dedicó muchos años a rastrear sus orígenes

Detalle de la fachada de la catedral de Burgos, con varios “sellos” | Crédito: Javier …El uso más antiguo que se conoce de este símbolo por parte del pueblo hebreo —de forma masiva— se remonta al siglo XIV, cuando los judíos de la ciudad de Praga lo usaron como signo de identidad. Sin embargo, no fue hasta finales del siglo XIX, con los movimientos nacionalistas judíos, cuando adquirió el sentido que todos conocemos hoy. Sin embargo, sí hay algunas representaciones con carácter judío —muy escasas— de esta estrella en épocas más antiguas, como el llamado ‘Códice de Leningrado’. El uso mágico de este símbolo no termina aquí. También fue muy utilizado en la iconografía alquímica, de modo que se encuentra en numerosos trabajos sobre la “Gran Obra” como emblema del fuego y el agua. Del mismo modo, la masonería también incluyó el hexagrama entre sus símbolos, por lo que no es extraño encontrarlo en algunos elementos decorativos de las logias, así como en objetos y obras de arte de carácter masónico. No en vano, el templo de Salomón es uno de los elementos más importantes dentro de la masonería. Por otra parte, también es frecuente encontrar el Sello de Salomón en algunas construcciones cristianas medievales, bien como elemento decorativo o como símbolo de la sabiduría divina. Un ejemplo magnífico lo podemos contemplar en la fachada de la catedral de Burgos, en la que se ven varias representaciones del símbolo, tanto en el rosetón principal como en distintos relieves escultóricos. Lo mismo sucede también en una de las fachadas de la catedral de Valencia.


squitel.blogspot.com

EXISTEN HABITANTES DE OTRAS DIMENSIONES ?

plantilla-para-publicación


5:17:32 PM

Los científicos encuentran difícil explicar de manera satisfactoria qué conecta el Universo físico con la realidad del mundo viviente. En e intento de hacerlo se ha ido perfilando una “teoría del todo” que supone al Cosmos constituido por una unión de campos continuos y fuerzas que comprenden información a la vez que energía.Y ahí entrarían los fantasmas.

Los hindúes llaman a ese todo “Crónica Akasha”, un termino sánscrito que expresa una memoria cósmica donde parecen fijarse todos los acontecimientos del Universo como en un gigantesco disco duro. Una hipótesis que algunos estudiosos de la física nuclear como William Croques y científicos de la talla de los premios Nobel Sir Oliver Lodge. Charles Richet y Henry Bergson, estimaron en su día como genuina. En este sentido fueron muy interesantes los estudios llevados a cabo por investigadores psíquicos de la antigua Unión Soviética, como el Dr. Raikov, quien mediante un trance hipnótico inducido en la persona de Alia Tester, logró “trasladarla” a la Rusia de 1902 y sugestionarla una nueva personalidad, la de la pintora llya Repin. Esta chica de 18 años, que anteriormente no había demostrado ninguna habilidad artística, llegó incluso a asumir el estilo inconfundible de la artista desaparecida. Científicos de la altura intelectual de Roger Penrose. defienden que si bien las señales neuronales pueden comportarse como sucesos explicables en términos de la física clásica, las conexiones entre las neuronas están controladas a un nivel más profundo, mediante un campo mecánico-cuántico que los humanos experimentamos como “consciencia”. Es decir, nuestra neuronas podrían apagarse y encenderse como conmutadores integrados en un sistema computacional general.

¿Podemos interaccionar? Al estudiar los usos y costumbres de multitud de pueblos indígenas, éstos hacen gala de fenómenos que desconciertan a antropólogos y etnólogos, como por ejemplo comunicarse en la distancia o servirse de los sueños para localizar puntas de flechas extraviadas en la espesura de la selva. A tal respecto, los investigadores del Instituto de Metapsíquica Internacional de París, opinan que nuestras capacidades psí pueden atender antes a un atavismo que a una evolución; es decir, podrían haber formado parte de nuestro sistema primitivo. Esto parece constatarse en esa suerte de facultades observadas en los pueblos apenas contactados, ya que si para ellos los sueños siempre han significado una herramienta útil, lejos de convertirse en una facultad dormida, como en el hombre moderno, lo normal es que estuviesen plenamente vigentes. Por otra parte, matemáticos como Adrián Dobs hablan de “psitrones, portadores de una suerte de información indiferente al espacio-tiempo, y teorizan sobre la capacidad de que esas partículas interactúen con las neuronas del cerebro, sin que medie ningún órgano sensorial. ¿Podrían de igual modo “proyectarse” en nuestra realidad cotidiana informaciones procedentes de otros universos o dimensiones incluso desconocidas por lo científicos? A este respecto, traigo a colación un caso narrado por una testigo de avanzada edad y natural del pueblo toledano de San Martín de Montalbán, que me contaba con no poco temor un insólito hecho vivido durante su niñez. Por aquel entonces era costumbre en la época del estío que las familias permaneciesen junto al ganado en las casas de labor alejadas del término municipal. De tal modo que una noche, alrededor de las dos de la madrugada, mientras la familia dormía plácidamente, el burro que permanecía amarrado en el exterior comenzó a agitarse nerviosamente, al tiempo que el ganado estabulado comenzaba a inquietarse de manera poco común. Aquello era muy extraño, e inmediatamente el cabeza de familia, perfecto conocedor del comportamiento de sus animales, no atribuyó el particular a la proximidad de alimañas ni nada parecido, que era lo más común. De tal suerte que salió precipitadamente al exterior escopeta en mano, y tras él, sobrecogida por un temor incierto se parapetó toda la familia, incluida la testigo de los hechos. Para su mayor desconcierto, pudieron observar cómo a unos 50 metros, una extraña figura caminaba indiferente a su presencia por una linde cercana, en dirección a donde tiempo atrás se emplazaba el pueblo hasta que una epidemia obligará a trasladarse a sus habitantes a la actual ubicación. Lo llamativo era la descripción de este ser, en palabras de la testigo, de una altura de entre 2 y 3 metros con forma antropomorfa, cuerpo translúcido y cabeza de animal. Este caso me recordaba a otros muy parecidos, como el extraño y gigantesco ser del pueblo cántabro de Escalante y algunos otros que de manera similar parecen rayar en lo surrealista. Lo que a mi juicio otorga mayor credibilidad a este tipo de testimonios, es precisamente su naturaleza absurda. De existirformas de vida Ínter-dimensionales ajenas a nuestros sentidos ordinarios, lo más probable sería que no se correspondiesen con nuestros modelos habituales de referencia, es decir, con nuestra visión antropocéntrica.

Las dimensiones del siglo XXI Científicos modernos como Roger Penrose hablan de la existencia de once dimensiones, y de que sólo cuatro de ellas perfilan el mundo tal y como lo conocemos -espacio tridimensional más el tiempo-. Es por tanto posible especular con multitud de formas de vida inimaginables, muchas de ellas desconocidas y por tanto interpretadas de manera casi absurda por una mente acostumbrada a integrar, asociar y completar las informaciones con modelos adquiridos producto de nuestro aprendizaje. Henri Bergson defiende que percibimos virtualmente muchas más cosas de las que percibimos ordinariamente, y que es nuestra mente la que aparta de nuestra conciencia todo aquello que no tiene un interés práctico para nuestra mera supervivencia. Al mismo tiempo, Bergson deja entrever la posibilidad de que nuestra conciencia asociada a la vida no desaparezca con la muerte, sino que ésta simplemente se desorganice al disociarse del cuerpo. Leibniz va más allá, y llama a estas “unidades” de información, sin ningún complejo, espíritus. Está por demostrar si somos capaces de desarrollar nuevas habilidades en relación a ese hipotético mundo donde la información permanece latente en estado caótico, pero sí parece muy probable el que el origen de los sucesos etiquetados como “parapsicológicos”, tengan su explicación en interacciones extravagantes con el entorno, seguramente marcadas por el azar y la emotividad. Lo que no sabemos es si esos “espíritus” y “seres imposibles” son una suerte de “larvas” cuántico-energéticas, o son entidades autónomas y conscientes. Las sombras de Escalante La geografía cántabra es prolífica en lo que a encuentros con lo absurdo se refiere. En las diferentes poblaciones que se reparten por estos verdes prados rodeados de montañas, como si hubieran sido sembradas sin orden ni concierto, se han producido sucesos que a día de hoy tienen nombres y apellidos, gentes de gran fortaleza que durante unos instantes de sus vidas dejaron de serlo, pues frente a ellos cobró forma un imposible. Y si no que le expliquen a Miguel Ángel Ruiz y Margarita Cagigas… Hemos de situarnos en un tiempo que seguro poco se diferencia del actual en cuanto al paisaje. Estamos en el año 1976, concretamente en el mes de julio. Ambos regresaban a la pequeña población de Escalante -siguiendo la ya A-8, y desviándonos pocos kilómetros desde Gama- bien entrada la madrugada, procedentes de una gran factoría en la que desde hacía algo más de una década ejercían sus labores profesionales. La niebla, comocada día, ya se había apoderado de la localidad, y las luces mortecinas de los faroles creaban siluetas fantasmales allí donde no las había. Al menos hasta esa jornada… Margarita, en mitad de la calle, no atendía a las llamadas de atención que transmitía Miguel. Estaba absorta, presa de un pánico que no le permitía moverse. Allí, a pocos metros, un hombre demasiado alto caminaba lentamente, vestido totalmente de negro y portando en su cabeza un extraño sombrero. Pese a lo dramático del encuentro, ambos se pudieron percatar de que su rostro, enjuto y violento, no transmitía nada bueno. Sus ojos eran demasiado pequeños, y completamente negros, y su nariz afilada le daba una apariencia feroz. Además, como si de un fantasma se tratase, daba la sensación de estar flotando, pues no se adivinaban los pies por ningún lado. Según afirmaron los testigos del suceso al genial escritor cántabro Mariano Fernández Urresti, el enigmático personaje marchó por la plaza del pueblo, despacio, hasta que, literalmente, se fundió con la niebla. Las estimaciones realizadas a posteriori arrojaron que, dada la situación de algunas ventanas junto a las que éste pasó, debía de medir algo más de tres metros. Imposible… O no. Lo cierto es que en poblaciones como Isla, Puente San Miguel o Cabezón de la Sal, la aparición de estos extraños seres de gran estatura han sido una constante, que ha marcado las madrugadas de muchos de estos pueblos, y por supuesto, de muchas de sus gentes. Aquí se habla de ello, porque quien no teme a la verdad no tiene por qué ocultarla…


squitel.blogspot.com