Von Däniken: “Los extraterrestres merodean la Tierra”


El investigador y escritor suizo Erich Von Däniken visitó Brasil hace unos días y reafirmó su particular teoría. Asegura que los alienígenas no sólo nos visitaron en varias oportunidades sino que siguen entre nosotros, y que se parecen bastante a los seres humanos.

Aunque mantiene su vigencia, con miles de seguidores en el mundo y varias generaciones que han leído su saga de libros que hablan sobre deidades venidas del espacio, el suizo Erich Von Däniken, autor del best seller “¿Eran los Dioses Astronautas?”, sigue dando batalla en su particular visión sobre la ufología, aunque en una visita reciente a Brasil afirmó que los alienígenas no sólo nos visitaron en varias oportunidades en el pasado, sino que continúan merodeando la Tierra y que se parecen bastante a los seres humanos.

El polémico escritor suizo arribó días atrás a Brasilia, por invitación de la Legión de la Buena Voluntad (LBV), para un encuentro con interesados en ovnilogía que se realizó en este país. El autor, de 82 años, defiende la idea de que los extraterrestres visitan la Tierra desde la antigüedad. La última vez que lo hicieron en forma documentada, según él, fue en 1917, en Portugal, en lo que se conoció como el Milagro de Fátima. En ese sentido, el investigador insiste: “No, no fue la Virgen María la que se les apareció a los tres niños”, asegura.

Un modo de ver

Para Von Däniken, “somos productos de la evolución, pero la información primordial ha venido de afuera, del espacio exterior. Somos descendientes de otro sistema, por eso aquellos que nos están observando nos entienden muy bien”, y para este año el escritor asegura que podría darse otro hecho con características parecidas al de 1917.
De igual modo, en diálogo con el sitio Metro (metrord.do), afirmó que las autoridades gubernamentales conocen de la existencia de extraterrestres, a escondidas del público en general. “No tengo dudas. Nuestra sociedad se construye de forma que todo el mundo quiera ser razonable, no queremos ser estúpidos. Si algo parece estúpido, nos reímos, no lo tomamos en serio. Por ejemplo, hace veinte años, los objetos voladores no identificados (OVNIS) eran ridículos, todo el mundo que hablaba al respecto era criticado. Pero en este tiempo, encontramos un documento de la de la agencia estadounidense CIA que muestra que claramente ordenó que esas apariciones fueran ridiculizadas ante la sociedad. En la actualidad, políticos, astronautas estadounidenses y militares de alto rango dicen que sí, que existen, y hay documentos al respecto. Sólo hay que buscar”.

No sabe, no contesta…

Al ser consultado sobre el interés de los extraterrestres para con nosotros, Von Däniken no anda con vueltas: “No somos absolutamente nada. Miramos a las hormigas, observamos grupos de hormigas luchando unas con otras, que se matan unas a otras, pero no interferimos, porque no damos la mínima atención a lo que ellas hacen. Es algo similar a lo que sucede con los extraterrestres. Nos observan, pero no interfieren en nuestra política, no hacen nada. ¿Por qué nos observan? Es porque somos parte de ellos. Todos los libros sagrados dicen que Dios creó a los humanos de acuerdo con su imagen, incluida la Biblia. Por lo general, nos preguntamos: ¿qué dios es el que hizo lo humano a su imagen? ¿Qué mensaje es ese? En ese tiempo, la gente sabe que, genéticamente, no somos sólo un producto de la evolución. Sí, evolucionamos, pero no sólo eso. Somos productos de la evolución, pero la información primordial ha venido de afuera. Somos descendientes de otro sistema, por eso aquellos que nos están observando nos entienden muy bien, tenemos al menos un poquito de genes extraterrestres. Y saben que, si se presentan, van a generar un caos en la Tierra. Se necesita preparación”.

¿Cuál es el origen de estos viajeros?

Von Däniken dice que los extraterrestres no vienen de un planeta cercano, ya que los seres humanos no tienen formación inteligente de nuestro sistema solar, por lo que deben haber venido de lejos. No de otras galaxias, pero sí de otras estrellas. “Hemos tenido descubrimientos interesantes en los últimos tiempos. Recientemente, supimos que una luna de Saturno puede contener agua. Encontraremos vida extraterrestre en breve, pero depende de dónde”. Y sobre Marte, afirma que “es viable que se hallen formas primitivas de vida, como bacterias. También encontraremos por lo menos trazas de vida extraterrestre inteligente. No vida inteligente de hoy, sino de miles de años atrás. Ahora no hay nadie que viva allí”, afirma. El suizo habla sobre una visión diferente: “No hubo una civilización marciana, simplemente extraterrestres visitaron por algunos días Marte, porque necesitaban algún mineral o material. Y se fueron. Lo que pasa es que son viajeros”. Von Däniken aclara que no sabe qué cantidad de tipología de extraterrestres hay, ni si son los mismos que visitan la Tierra. En cuanto al futuro de la raza humana, el escritor indicó que “el futuro de la humanidad es absolutamente brillante. Temprano o tarde, hablamos de los próximos 100 años, vamos a ir a otros sistemas solares, y vamos a colonizar otros planetas, algunas que puedan albergar vida. Hace unos meses, la NASA dio una rueda de prensa y ellos dijeron que, después de cálculos hechos con ayuda del telescopio Hubble, debemos tener 4,9 mil millones de planetas que son parecidos a la Tierra. No somos más los únicos”.

http://planetamysterioso.blogspot.pe

LO QUE PUBLICO LA CIA SOBRE LOS 23 SOLDADOS EXTERMINADOS POR UN OVNI


La central de inteligencia estadounidense (CIA), al desclasificar meses atrás algunos de sus archivos reveló una explosión ocurrida un 27 de marzo de 1993 en Siberia, que dejó “petrificados” a un grupo de soldados ucranianos: lo que significa que fueron convertidos en piedra.

Es un hecho por supuesto difícil de aceptar, sobre todo porque el extraño evento, de acuerdo a su documento, tal como se presenta, parece más una desinformación que una investigación seria de un equipo de inteligencia.
Se trata de una traducción de lo reportado por el medio impreso ucraniano Ternopil Vechirniy con el siguiente primer párrafo, que destaca que toman la noticia de un medio canadiense, el cual es conocido por relatar estos eventos.

“Después que Mikhail Gorbachov disolvió el 1991 la KGB, la mayor administración de inteligencia secreta, mucho material de este departamento salió, en particular hacia la CIA, reporta el medio canadiense Canadian Weekle World news”, cita la agencia en su archivo “secreto”.
Sin embargo añade que el equipo de inteligencia obtuvo 250 páginas en relación al ataque de un OVNI a soldados siberianos, que contiene “no solo muchos documentos fotográficos y dibujos, sino también testimonios de los participantes en el evento.

El texto señala que uno de los representantes de la CIA refirió un testimonio como un“horrendo cuadro de la venganza de parte de las criaturas extraterrestres, una imagen que hace a uno congelar la sangre (estremecerse)”.
Los soldados ucranianos estaban ejercitando maniobras de rutina y vieron aparecer una nave a baja altura: “No se sabe porque razón uno disparó un misil Tierra-Aire y golpeó un OVNI, que cayó a Tierra no muy lejos. Cinco pequeños humanoides con grandes cabezas y grandes ojos negros emergieron de ahí”.

“Fue el testimonio de los dos soldados que sobrevivieron a ello”, dice el documento. Ellos luego relataron que los extraterrestres una vez que salieron de los restos de la nave se agruparon estrechamente y en su lugar “emergió un objeto que adquirió la forma de esfera”. Este objeto emitió un sonido particular y luego se transformó en algo blanco brillante.

“En pocos segundos la esfera creció y explotó con una luz extremadamente brillante. En este instante, 23 soldados que miraban directamente este fenómeno se transformaron en …cuerpos de piedra. Sólo dos soldados que estaban en la sombra y fueron menos expuestos a esta luminosa explosión, sobrevivieron”, dice el archivo secreto de la CIA
Además agrega que según el reporte de la KGB, los restos de los soldados petrificados y del OVNI fueron llevados a un laboratorio secreto cerca de Moscú.

“Si los archivos de la KGB corresponden a la realidad, este es un caso extremadamente amenazante. Los extraterrestres poseen armas y tecnologías tales que van más allá de nuestros conocimientos”, concluye el documento.

¿Sucedió o no sucedió realmente?. La CIA no presenta las fotografías ni dibujos de las experiencias que menciona, ni tampoco entrevistas directas a los científicos que estudiaron el caso, lo cual crea más confusión, y agrega más misterio en torno al poder de los extraterrestres que visitan la Tierra, descritos en la historia desde hace milenios.

Los cielos de Rusia, especialmente en Yakutia están plagados de experiencias de observaciones de OVNIs. Se destaca entre ellos el caso de un contacto del presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) Kirsan Ilyumzhinov con extraños extraterrestres, que se aparecieron en la terraza de su habitación y lo llevaron a una de sus naves a través de un misterioso sistema tubular.

Ilyumzhinov dijo que pensaba que era un sueño, pero testimonios de la casa luego le relataron que lo estaban buscando pues había desaparecido de su habitación sin dejar rastros, a pesar de que la sala era custodiada.
Cuando Ilyumzhinov fue supuestamente devuelto por estos seres extraños entró nuevamente por la terraza, y tuvo que contar su historia.

http://overthelimitss.blogspot.com.es

Ahorcado, quemado y desollado: la historia original de Pinocho


El verdadero Pinocho, el personaje original, no es ese tierno muñequito de pajarita azul y sombrero con pluma. No es una marioneta mofletuda y simpática, siempre rodeada de amigos, que se pasea por fantásticos paisajes acompañado junto al magnífico Pepito Grillo.

Es cierto que en nuestro imaginario, perfilado por la película de Disney, Pinocho también es un niño de madera rebelde y algo travieso. Pero como la de todos los niños, su maldad es entrañable, dulce.

Se le conoce por ser mentiroso, de acuerdo, pero es mentiroso por las mismas razones que nosotros también lo fuimos: porque habíamos descubierto el enorme poder de la mentira, el cómo ésta nos permite acceder más directamente a nuestros deseos.

Sin embargo, en la historia original, Pinocho es un niño muy diferente: es un vagabundo pobre y hambriento; un ser avaricioso y sin escrúpulos que, cuando un grillo parlante trata de explicarle que quizá no se está comportando correctamente, lo estrella contra la pared a golpe de martillo.

“Al oír estas últimas palabras, Pinocho se levantó enfurecido, agarró del banco un martillo y lo arrojó contra el Grillo-parlante. […] Lo alcanzó en toda la cabeza, hasta el punto que el pobre Grillo casi no tuvo tiempo para hacer cri-cri-cri, y después se quedó en el sitio, tieso y aplastado contra la pared.”

Las primeras versiones de Pinocho son obra del italiano Carlo Collodi. Las escribió de forma semanal entre 1881 y 1882 para el primer periódico italiano para niños, Il Giornale per Bambini, donde aparecían con las ilustraciones de Ugo Fleres. Más tarde, estas historias se publicarán de forma conjunta bajo el titulo de Las aventuras de pinocho, esta vez con la ayuda del dibujante Enrico Mazzanti.

La representación gráfica de Pinocho irá cambiando con los años y las ediciones, pero será en 1940 cuando Disney lo lance a la fama con su película. En ella, el personaje conservará algunos de sus rasgos característicos del personaje, pero la historia ya no tendrá nada que ver con el oscuro mundo que Carlo Collodi construyó en un principio.

Ya desde el inicio, no nos encontramos con una introducción al uso, sino que nos topamos con un mundo de hadas bastante ambiguo. El narrador se dirige a los niños, sí, pero con una autoconsciencia especial que nos obliga a una doble lectura:

“Había una vez…

-¡Un rey! -dirán en seguida mis pequeños lectores.

– No, muchachos, se equivocan. Había una vez un pedazo de madera. No era una madera de lujo, sino un simple pedazo de leña de esos palos que en invierno se meten en las estufas y chimeneas para encender el fuego y caldear las habitaciones”.

Las historias de Colli son un retrato de la Italia pobre y hambrienta de finales del s. XIX, y la función moralizante que han de cumplir sus personajes no está tan clara como en otras cuentos clásicos. Se ha señalado que en él hay una defensa de la educación frente a la holgazanería, y es cierto que la presentación de Pinocho como un ser desobediente y engañoso forma parte de este relato.

Sin embargo, la crueldad del retrato va mucho más allá de su supuesta función pedagógica. Pinocho no es solamente un niño mal educado, un pequeño salvaje todavía por civilizar. Quizá sea exagerado decir que se trate de un ser maligno, pero en él no hay inocencia alguna. Está rodeado de violencia y sordidez: incluso cuando él es la víctima, es difícil sentir empatía.

Veamos algunos ejemplos.

En una de las escenas más duras, un Pinocho hambriento decide ir a mendigar por las calles. Lo hace de noche y en medio de la tormenta. Pero en lugar de comida, los vecinos le echan un cubo de agua encima. Tratando de secarse, se acerca a un pequeña hoguera para calentarse. Cansado y muerto de hambre, pero acunado por el calor, termina por dormirse.

Cuando se despierta, Pinocho descubre que tiene las piernas calcinadas.

Justo en ese momento, Geppetto está intentando entrar en casa, pero no se cree al mentiroso títere cuando éste le explica que no puede abrirle la puerta porque no puede andar. El narrador aprovecha para recrearse explicandonos como, con los miembros carbonizados, Pinocho se imagina toda una vida arrastrándose sobre sus piernas amputadas por el fuego.

Finalmente Geppetto puede reconstruirle las piernas, pero se nos da a entender que habría sido mejor no hacerlo. El pobre carpintero no solo deja de comer para que Pinocho pueda hacerlo, sino que además empieza a vender sus enseres. El pequeño muñeco aprovecha las ganancias para derrochar y meterse en nuevos líos: es su pecado capital y por el que sufrirá una cantidad absurda de padecimientos.

De todos ellos, quizá el más abiertamente violento es el que lo involucra con unos ladrones que lo perseguirán durante horas hasta una especie de casa encantada, en la que el muñeco intenta buscar refugio. Tras mucho rato llamando a la puerta, desesperado, sin obtener respuesta:

“Entonces asomó a la ventana una hermosa joven de cabellos azules y rostro blanco como una figura de cera, con los ojos cerrados y las manos cruzadas sobre el pecho, la cual, sin mover los labios, dijo con una vocecita que parecía llegar del otro mundo:

– En esta casa no hay nadie. Están todos muertos.

– ¡Ábreme tú, por lo menos! – gritó Pinocho, llorando y suplicando.

– Yo también estoy muerta.

– ¿Muerta? Y entonces, ¿qué haces en la ventana?

– Espero el ataúd que vendrá a llevarme.”

Tras este bizarro encuentro con el fantasma de una mujer muerta, los ladrones empiezan a acuchillar a Pinocho entre los riñones. Sin embargo, como al ser de madera parece no sufrir nada, deciden pasar a otra cosa:

“-Ya sé -dijo entonces uno de ellos-, es preciso ahorcarlo. ¡Ahorequémoslo!

– ¡Ahorquémoslo! – repitió el otro.

Dicho y hecho. Le ataron las manos a la espalda, le pasaron un nudo corredizo en torno al cuello y lo colgaron de la rama de un gran árbol, llamado la Gran Encina. […] -Adiós, hasta mañana. Esperamos que cuando volvamos aquí mañana tendrás la amabilidad de estar bien muerto y con la boca abierta de par en par”.

Pero para Pinocho la cosa no termina aquí.

Primero, tras el altercado con los ladrones, lo encarcelarán. Luego, tratarán de freírlo en aceite hirviendo junto a un montón de peces. Finalmente, se verá convertido en asno y vendido a un circo, donde lo obligarán a bailar y a saltar a través de aros.

Lo peor, sin embargo, vendrá cuando se quede cojo y no pueda actuar más: será vendido a un hombre que quiere desollarlo para hacerse un tambor con su piel.

“¡Los dejo imaginar, muchachos, el ‘placer’ del pobre Pinocho cuando oyó que estaba destinado a convertirse en tambor!

El caso es que el comprador, en cuanto pagó los veinte centavos, llevó al burro a una roca que estaba a orillas del mar; le puso una piedra al cuello, lo ató por una pierna a una cuerda que sujetaba en la mano, le dio repentinamente un empujón y lo arrojó al agua.

Pinocho, con aquel peso en el cuello, se fue muy pronto al fondo; y el comprador, con su cuerda bien agarada en la mano, se sentó en la roca, esperando que el burro muriese ahogado para después quitarle la piel”.

Estas son solo algunas de las sórdidas aventuras que envuelven al personaje original. Y es cierto: ya sabíamos que otras historias como la de Caperucita roja o La bella durmiente eran mucho más gores de lo que nos habían contado. Pero el caso de Pinocho es especialmente sorprendente, en la medida que no se trata de un mito o arquetipo ancestral que haya sido reproducido y modificado a lo largo del tiempo.

Consiste, por el contrario, en un cuento deliberadamente oscuro, escrito para reflejar la penuria social y moral de toda una época. Además, Collodi juega con la literatura infantil, forzando los límites de los cuentos de hadas, hasta el punto de convertir su historieta en un catálogo de atrocidades que solo recurre a lo fantástico para amoldar y justificar tales horrores.

playgroundmag.net

Es este un puente construido por el hombre hace 1,8 millones de años?


Ubicado en el estrecho de Palk en el borde sureste de la India esta una cadena de bancos de arena de piedra caliza. Un banco de arena se caracteriza por una larga y estrecha franja de tierra compuesta típicamente de arena, limo y pequeños guijarros que se han depositado con el tiempo. Esta franja de tierra se consideró una formación natural, sin embargo, las imágenes tomadas por un satélite de la NASA ha demostrado que esta formación de tierra es un largo puente arruinado bajo la superficie del océano. Ahora llamado “Puente de Adán”, se extiende 30 kilómetros desde la India continental hasta Sri Lanka.

El Dr. Badrinarayanan, ex director del Estudio geológico de la India, realizó un estudio de esta estructura y concluyó que era artificial. El Dr. Badrinarayanan y su equipo perforaron 10 agujeros a lo largo de la alineación del Puente de Adán. Lo que descubrió fue sorprendente. A unos 6 metros por debajo de la superficie, encontró una capa consistente de piedras calcáreas de arena, corales y canto rodado como materiales. Su equipo se sorprendió al descubrir una capa de arena suelta unos 4 a 5 metros más abajo y luego las formaciones de roca dura por debajo de eso.

Un equipo de buceadores bajó para examinar físicamente el puente. Las rocas que observaban no estaban compuestas de una formación marina típica. Fueron identificados como llegando de ambos lados de la calzada. El Dr. Badrinarayanan también indica que hay pruebas de la extracción en canteras en estas áreas. Su equipo concluyó que los materiales de cualquiera de las orillas se colocaron sobre el fondo arenoso del agua para formar la calzada. Entonces, si esto realmente no es una formación natural, ¿quien lo hizo y con que propósito?

La tradición hindú ha sostenido durante mucho tiempo la creencia de que esta franja de tierra era un puente construido por su querida deidad Rama como se describe en la epopeya hindú Ramayana. Se ha mencionado desde la antigüedad como el “Puente de Rama” o Rama Setu.

Rama es una figura popular en la mitología hindú. Según la tradición hindú, Rama vivió durante la Treta Yuga, un período de tiempo que comenzó hace 2.165.000 años y se extendió hasta hace aproximadamente 869.000 años.

El libro que narra su vida, el Ramayana, es un clásico honrado. Cuenta de un tiempo cuando los dioses volaron en naves a través del aire y de gigantes y monstruos que caminaron sobre la tierra. Los investigadores que han analizado el Ramayana dicen que se trata de una obra de excesiva ficción. ¿Es eso cierto? ¿O es posible que el Puente de Adán sea realmente la estructura descrita en este clásico indio?

Una serie de pruebas apoyan la afirmación de que el Puente de Adán es el mismo descrito en la literatura.

Rama, según el Ramayana, fue enviado al exilio debido a una promesa que su padre había hecho muchos años antes. Rama fue acompañado por su hermano Lakshmana y su esposa Sita. A través de una serie de acontecimientos que se desarrollaron, Sita es secuestrada por el rey demonio de 10 cabezas Ravana. Rama, en un intento por rescatar a Sita, reúne un ejército que incluye un gran grupo de hombres simios, los Vanara.

Se descubre que Sita está siendo retenida cautiva en la isla de Lanka. Rama, incapaz de mover sus masivas fuerzas de hombres simios a través del océano, es aconsejado por el dios del mar para construir un puente sobre el agua. Rama consigue la ayuda de los Vanara para su construcción. El Vanara construye una calzada entre el continente indio hasta Lanka, construyendolo de rocas y cantos rodados, que se describen como parecido a las montañas. Se dice que el proyecto de construcción duró cinco días y que tenía 100 leguas de longitud. El puente, una vez terminado, permitió a Rama transportar su ejército de Vanara a través del océano a Lanka. Una vez allí, Ravana es asesinado y Sita, la esposa de Rama, es rescatada.

Los Vanara, según el Ramayana, eran los hijos de los dioses, que nacieron en la forma de simios. Los dioses engendraron los Vanara justo después del nacimiento de Rama para ayudar a Rama en su guerra contra Ravana.

¿Quíenes eran estos simios? ¿Podrían las historias de los Vanara que encontramos en el mito describir a nuestros antepasados ​​más antiguos? ¿Están hablando de nosotros, la humanidad? Es totalmente posible.

Hace unos dos coma 5 millones de años (justo antes de la apertura de la Treta Yuga), la evolución humana dio un gran salto con la introducción del género “Homo”. El Homo habilis fue el primer grupo de primates que pudieron utilizar herramientas. Hace uno coma 8 millones de años, el Homo erectus y Homo ergaster hicieron su debut. El Homo ergaster se encontró principalmente en África, mientras que el Homo erectus se encontró en Euroasia. Los estudios de estas dos especies sugieren que el Homo ergaster tenía una capacidad craneal más pequeña mientras que su primo el Homo erectus era más grande. Los estudios de la estructura esquelética del Homo erectus indican que el Homo erectus era robusto, lo que sugiere que eran más fuertes que el hombre contemporáneo.

Además de estos cambios físicos, los sitios donde se han descubierto los huesos del Homo erectus muestran evidencia de que estos primeros hombres vivían en pequeñas comunidades, viviendo en chozas como refugios temporales, usando ropa y creando herramientas de piedra. En pocas palabras, comenzaron a mostrar signos tempranos de la civilización, un rasgo que no se había visto antes en cualquier otro grupo de primates. Estos “hombres simios” literalmente vivieron durante la Treta Yuga. Entonces, ¿podrían los Vanara del mito ser realmente nuestros antepasados?

Es interesante notar que el nombre de Puente de Adán vino de una leyenda islámica que sostiene que Adán, el primer hombre en la tierra, viajó a través de este puente cuando fue expulsado del paraíso. ¿Podría Adán, el “primer hombre” y nuestro pariente lejano también haber sido un Homo erectus?

A pesar de que la primera copia escrita conocida del Ramayana sólo data de 1500 aC, este relato épico se cree que es mucho más antiguo. ¿Es el Puente de Adán el mismo que se describe en la literatura? Posiblemente si. ¿Qué piensas?

http://conspiraciones1040.blogspot.com