Petroglifos del área de Santa Bárbara en el estado Barinas (Venezuela)

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/kENJG2

Este grupo de grabados rupestres están situados a escasos cinco kilómetros de la población de Santa Bárbara, capital del Distrito Ezequiel Zamora en el Estado Barinas y en una colina conocida con el nombre de cerro Mano de Tigre, situada esta en las primeras estribaciones de los Andes occidentales venezolanos.

PUBLICIDAD

Probablemente el topónimo de este lugar se deba a que algunos de los petroglifos ubicados en esta área representan la característica “mano e tigre”. El grupo de superficies rocosas se encuentran diseminadas en una pequeña área de dicha planicie y desde la cual se observa hacia el sur el amplio panorama de los llanos, incluyendo una panorámica de la ciudad de Santa Bárbara.

La estación de petroglifos la configuran una docena de rocas de formación basáltica, las cuales presentan la característica de haber sufrido una fuerte erosión y fractura, habría que hacer un estudio geológico de la zona para motivar las causas que determinó este fenómeno.

En total son ocho las superficies rocosas que poseen petroglifos que se puedan identificar. La roca que mejor conserva los grabados es la denominada por los lugareños “mano e tigre”, por ser la huella de dicho felino la que aparece más representada en doce de las figuras que se distribuyen en su superficie.

Igualmente, destacan varias líneas serpenteantes, que conjuntamente con varias espirales de pequeño tamaño, completan el repertorio de este panel. Debido a que la roca fue volada con dinamita por buscadores de “tesoros” (afortunadamente no sufrió fractura), se hundió en el hueco originado por la explosión, por lo que su emplazamiento actual no es el original, ya que se trasladó a los jardines de la Casa de la Cultura de la población de Santa Bárbara, situada al frente de la Plaza Bolívar de dicha ciudad; la misma ha sido tratada con una especie de barniz o laca y los grabados pintados en blanco, lamentablemente este trabajo no es el conveniente a la hora de velar por la conservación de otros petroglifos de la región, además algunos de los grabados no están bien marcados causando una confusión de lectura. Por la información que obtuve, es que dicho proceso no tuvo ningún apoyo técnico o científico para el rescate de dicha joya arqueológica.

En el resto de las rocas, destacan tres de ellas, las conocidas con el nombre de “amoladores”, donde probablemente los pobladores prehistóricos de la zona afilaban sus puntas de flecha u otro tipo de armas y herramientas. Con respecto a este tipo de grabados no conocidos en otros lugares de la región, tenemos referencias en numerosas rocas ubicadas en los ríos de la cuenca del Orinoco, en el estado Bolívar y el Territorio Amazonas de Venezuela. Igualmente dentro de los otros petroglifos destacan las ya reseñadas “mano e tigre”, figuras solares, combinaciones circulares, espirales con ramificaciones y numerosas cazoletas. La más espectacular quizás sea la que presenta únicamente dos espirales, una de ellas finalizando con cinco ramificaciones.

Por lo que hemos visto, el área de Santa Bárbara, difiere, en lo que respecta a su temática, con los de otros petroglifos de la región, notando la ausencia de figuras realistas como: animales, figuras humanas, rostros, etc. Además también difieren en cuanto la apariencia del surco, por lo que podíamos estar ante petroglifos realizados por un grupo autóctono asentado en este lugar.

Queremos hacer hincapié ante los organismos y autoridades competentes, pues debido a que esta área arqueológica está muy cercana al vertedero de basura de la población de Santa Bárbara, donde continuamente se están quemando desperdicios, aparte de la explotación de varias canteras de arena, cercanas a la estación arqueológica, los ya “sufridos” petroglifos están condenados a desaparecer en un futuro no muy lejano y creemos debiera implementarse una política de rescate al respecto, en salvaguarda de estas hermosas manifestaciones precolombinas.

En un viaje efectuado hace pocos años, pudimos constatar, debido a la quema de maleza y árboles en la zona, que ha hecho el lugar más visible y accesible, la presencia al pie de la planicie donde se encuentra la estación con petroglifos, de un montículo o túmulo artificial de unos dos metros de alto por unos veinticinco metros de diámetro, probablemente perteneciente a la Cultura Arahuaco y de los cuales hay muestras en numerosos lugares del estado, especialmente en la zona de los llanos, haciendo que este lugar se convierta en un modelo novedoso para el estudio de ambas manifestaciones arqueológicas. También ubicamos dos nuevas superficies rocosas con grabados de las mismas características que los reseñados anteriormente.

 

Novoa Álvarez, PabloPetroglifos del área de Santa Bárbara en el estado Barinas (Venezuela).En Rupestreweb, http://rupestreweb2.tripod.com/santabarbara.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD