Protección contra el mal de ojo en bebés y niños

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/A4Xla30F

PUBLICIDAD

El mal de ojo es muy bien conocido a lo largo de la historia. Es básicamente una forma de mala suerte impuesta a un niño o una persona solamente con una mirada. Podemos encontrar menciones de mal de ojo en la Biblia, en la cultura griega, obras romanas, el Corán e incluso en algunos de los escritos de Shakespeare. En la antigüedad, debido a que la ciencia no podía explicar ciertos patrones climáticos o ciertas enfermedades, la gente pensaba que eran causados por el mal de ojo.

Como ya comentamos en M.E.P, el mal de ojo es echado sobre aquellos que no son conscientes. Es una mirada hostil. El mal de ojo puede ser visto como una maldición y una persona puede afectar gravemente a otra sin quererlo. Hay muchas culturas que mantienen la creencia de que cuando el mal de ojo es recibido por otra persona, se puede devolver todo el mal causado. Sin embargo, hay quien cree que su origen está en la envidia.

Mal de ojo y los más pequeños de la casa

Se dice que los bebés y los niños son más susceptibles al mal de ojo sólo por su juventud e inocencia. Muchos países, entre ellos Grecia, Rumania y la India creen que una madre que ha sido “infectada” con el mal de ojo puede pasarlo al bebé a través de la lactancia materna. Para evitar esto, se recomienda que la madre o bien se abstenga a la lactancia o que antes haga un ritual de “purificación”.

Cómo saber si tu bebé o niño tiene mal de ojo

Hay muchas creencias que reconocen mal de ojo de muchas maneras diferentes. Con el avance de la tecnología en el ámbito de la salud, podemos explicar la mayor parte de enfermedades, pero cuando los síntomas ocurren sin razón aparente, aparece en juego la superstición. Los síntomas más comunes del mal de ojo en los niños son fiebre, no parar de llorar, falta de apetito, nerviosismo o ataques de pánico. Al igual que con cualquiera de estos síntomas es necesario consultar a su médico para asegurarse de que no se trata de algún tipo de enfermedad.

Hay algunas técnicas transmitidas de generación en generación en muchas culturas para detectar la presencia de mal de ojo. En Europa Oriental, se coloca un trozo de carbón en una cacerola de agua. Si se hunde, no hay presencia del mal de ojo, pero si flota, el mal de ojo está presente. Otro método comúnmente utilizado es el de la cera derivada de Ucrania. Simplemente se deja que la cera de la vela caiga en agua bendita. Si salpica o se pega a un lado, no hay presencia del mal de ojo. Otro método es el uso de aceite. Si una gota de aceite en el agua bendita forma el ojo del niño entonces es que tiene mal de ojo. Estas son algunas formas de determinar la presencia del mal de ojo, pero hay muchas más.

Remedios y curas para el mal de ojo en bebés y niños

Hay muchos remedios y curas para el mal de ojo distintos para los niños que varían de una cultura a otra. El más común es el método de contacto. En la mayoría de las culturas hispánicas una persona puede infligir involuntariamente a un niño el mal de ojo. Esa persona puede curar con sólo tocar al niño en la mano o en la frente.

En la cultura mexicana se utiliza el método de huevo. Se pasa un huevo sobre el cuerpo del niño, mientras se recita una oración, y luego colocan el huevo en un recipiente debajo de la almohada. A la mañana siguiente, si la parte blanca del huevo está oscuro el mal de ojo del niño ha sido trasladado al huevo.

El siguiente método es haciendo ciertos gestos con el símbolo de los cuernos o mano cornuta. Esto básicamente es un puño con el dedo índice y el meñique extendido, mientras que apunta hacia abajo. Otro gesto de la mano es “La Higa”, donde se coloca el dedo pulgar entre el dedo índice y el dedo medio. Algunas variaciones incluyen un cuerno pequeño rojo alrededor del cuello del bebé. La mayoría de las culturas chinas utilizan el método de espejo. Un espejo de seis caras tiene la capacidad de reflejar la realidad y en la parte posterior la energía negativa. El espejo puede ser colgado en una ventana delantera o en una puerta con el fin de protegerse del mal.

Protección del mal de ojo para tu hijo

Hay numerosas culturas que mantienen la creencia de que se deben de tomar medidas de protección contra el mal de ojo. Hay muchos métodos utilizados, la mayoría incluyen el uso de amuletos o pulseras para el mal de ojo para el niño, pero otros las medidas son más drásticas. Algunas culturas judías utilizan un hilo rojo atado a la cuna del bebé. Un método impopular es orinar en un cubo para derramarlo en frente de la casa.

A tener en cuenta

En casi todas las culturas, se toma muy en serio el mal de ojo en bebés y niños. Nuestro amor por nuestra descendencia está presente en todas las culturas que hemos investigado. Es todo un hecho que los niños y los bebés son susceptibles al daño causado por el mal de ojo. Todos queremos que nuestros hermosos hijos crezcan sanos. Es por este motivo que muchas culturas toman medidas drásticas para evitar cualquier daño, si se trata de la superstición mal de ojo o no. Como hemos indicado anteriormente, si piensas que tu hijo tiene problemas médicos graves debes de consultar a tu médico, sin embargo, si el problema no tiene explicación medica entonces cabe la posibilidad de que se trate de mal de ojo.

mundoesotericoparanormal. com

PUBLICIDAD