Reino de Kush civilización antigua Desconocida.

La URL corta de este articulo es : https://wp.me/p7ETdR-1oE

PLANTILLA

PUBLICIDAD

 

Pirámides de Meroe menos conocidas que las de Gizah pero no menos intrigantes y con historia.El Reino de Nubia (o reino Kush), se extendía desde Asuán (Egipto) hasta Karima (Sudán) a lo largo del río Nilo. En un principio la capital del reino se encontraba en Napata pero más tarde en el año 300 a.C. fue trasladada a Meroe.

Los nubios desde el año 150 a.C. empezaron a desvincularse de los egipicios, por ejemplo desarrollando una nueva escritura no basada en los jeroglíficos y una nueva lengua (meroítica). De esta esplendorosa etapa queda la necrópolis situada cerca de la ciudad de Meroe, la cual está formada por más de 50 pirámides. A partir del reinado de Ergamenes (270 a.C), los reyes de Nubia también fueron enterrados en Meroe, a este periodo se le conoce como meroítico.

En él, fueron enterrados más de 40 reyes y reinas nubios. A diferencia de los egipcios las pirámides no eran sepulcros reservador para la realeza sino que también podían ser enterrados allí nobles con alto poder adquisitivo, por ello la primera pirámide albergaba el cadáver de Ergamenes y las siguientes de nobles. Las dimensiones de las pirámides de Meroe son más reducidas que las egipcias y constan de 3 partes: La primera es la propia pirámide, construida primero con piedras y más tarde con ladrillos cocidos. Otra parte es el templo funerario, a la entrada de la pirámide y decorado con relieves.

meroe-piramides-2

Por último, la cámara funeraria, que se encontraba bajo la pirámide. a inclinanción de estas pirámides hace suponer que no se basaron en las egipcias sino de otras construcciones de este tipo más recientes como las de Tebas, las cuales eran de uso privado. La inclinación también se debia por razones técnicas, ya que los nubios utilizaronn una grúa llamada shaduf según un dibujo hallado en un muro en las ruinas de Meroe.

meroe-piramides-6

La longitud de la grúa limitaba la longitud de los lados de las pirámides, y por ello se debe su elevada inclinación. En los años 25 y 24 a.C. Meroe entró en guerra contra Roma. Las tropas romanas de Augusto arrasaron y saquearon Napata, pero aún así el pueblo nubio supo vencer y expulsar a los romanos. Los años sucesivos, el reino de Kush experimentó un gran florecimiento, en gran parte por sus recursos culturales y las rutas comerciales con Egipto y Arabia. No obstante, en los siglos I y II d.C. llegó el ocaso para el reino y los motivos de su desaparición nunca han estado claros

meroe-piramides-9

Al hablar de pirámides se nos viene a la mente un país: Egipto, sin embargo –y curiosamente- pocos saben que en Sudán hay más pirámides que en el propio Egipto. A unos 200 kilómetros al nordeste de Jartum, la capital del país, se encuentran majestuosas las Pirámides de Meroe, menos conocidas que las de Gizah pero no menos intrigantes y con historia. Se hallan específicamente en la región que los arqueólogos llaman la “Isla de Meroe”, denominada así por que se encuentra delimitada por las aguas del Nilo, el Nilo Azul y el río Atbar.

meroe-piramides-14

Justo en esta zona se encuentran yacimientos que señalan la presencia de la antigua civilización meroítica, heredera de los faraones negros. Para comprender la historia, hay que remontarnos al años 300 a.C. cuando el Reino de Nubia (o reino Kush), se extendía desde Asuán (Egipto) hasta Karima (Sudán) a lo largo del río Nilo. Posteriormente, en el siglo VIII a.C., los kushitas fueron expulsados de Egipto, luego de que dominaran todo el valle del Nilo y que constituyeran la XXV dinastía de los llamados “faraones negros”.

En un principio la capital del reino se encontraba en Napata pero más tarde en el año 300 a.C. fue trasladada a Meroe, y durante los siglos III a.C: y hasta el IV d.C. mantuvo un continuo desarrollo, manteniendo un carácter propio, plenamente propio e incorporando influencias de las culturas faraónica, griega y romana. Los nubios desde el año 150 a.C. empezaron a desvincularse de los egipcios, por ejemplo desarrollando una nueva escritura no basada en los jeroglíficos y una nueva lengua (meroítica). De esta esplendorosa etapa queda la necrópolis situada cerca de la ciudad de Meroe, la cual está formada por más de 50 pirámides. A partir del reinado de Ergamenes (270 a.C), los reyes de Nubia también fueron enterrados en Meroe, a este periodo se le conoce como meroítico. En él, fueron enterrados más de 40 reyes y reinas nubios.

meroe-piramides-17

A diferencia de los egipcios las pirámides no eran sepulcros reservados para la realeza, sino que también podían ser enterrados allí nobles con alto poder adquisitivo, y habitualmente, que junto a ellos, se inhumara a los sirvientes, por ello la primera pirámide albergaba el cadáver de Ergamenes y las siguientes de nobles. Las dimensiones de las pirámides de Meroe son más reducidas que las egipcias y constan de 3 partes; la primera es la propia pirámide, construida primero con piedras y más tarde con ladrillos cocidos.

Otra parte es el templo funerario, a la entrada de la pirámide y decorado con relieves. Por último, la cámara funeraria, que se encontraba bajo la pirámide, y no en el interior como sucedía con sus vecinas en Gizah. La inclinación de estas pirámides, con una pendiente de hasta 70º de ángulo, hace suponer que no se basaron en las egipcias sino de otras construcciones de este tipo más recientes como las de Tebas, las cuales eran de uso privado. La inclinación también se debía por razones técnicas, ya que los nubios utilizaron una grúa llamada shaduf según un dibujo hallado en un muro en las ruinas de Meroe.

La longitud de la grúa limitaba la longitud de los lados de las pirámides, y por ello se debe su elevada inclinación. En los años 25 y 24 a.C. Meroe entró en guerra contra Roma. Las tropas romanas de Augusto arrasaron y saquearon Napata, pero aún así el pueblo nubio supo vencer y expulsar a los romanos. Los años sucesivos, el reino de Kush experimentó un gran florecimiento, en gran parte por sus recursos culturales y las rutas comerciales con Egipto y Arabia.

No obstante, en los siglos I y II d.C. llegó el ocaso para el reino y los motivos de su desaparición nunca han estado claros. Las pirámides fueron redescubiertas de manera casual para Occidente en el año de 1822, por el naturalista francés Frédéric Cailliaud durante un viaje en busca de las fuentes del Nilo. Ocho años después, el explorador italiano Giuseppe Ferlini en busca de tesoros “descabezó” decenas de pirámides, aunque sin éxito, logrando encontrar solamente un ajuar en la pirámide de la reina Amanishakheto (contemporánea del emperador romano Augusto). Hoy estos monumentos siguen siendo el elemento más distintivo más visible del lugar, y se pueden contemplar sin aglomeraciones turísticas y prácticamente en soledad, debido a la peor situación de esta nación.

Al igual que los egipcios creían en la continuación de la vida tras la muerte. Para ellos, la vida futura se asemejaba a ésta y construían las pirámides sepulcro como un hogar para los muertos. Los interiores subterráneos de las pirámides de Nubia estaban ricamente adornados Meroe fue una de las capitales del imperio Nubio, que a lo largo de la historia, en algunos momento rivalizó con su vecino del norte, Egipto. Los arqueólogos continúan escavando e investigando en esta región y han descubierto que esta cultura influyó más de lo pensado en el antiguo Egipt De hecho los nubios gobernaron en Egipto desde el año 760 al 656 a.c, hasta que los egipcios los expulsaron

http://squitel.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD