SABES QUE ES LA EXOVATICANA ?

plantilla-para-publicaciones
La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/qgv8xs
Comparte este material
plantilla-para-publicaciones
Exovaticana es a la vez un libro informativo y peligroso. Informativo en cuanto a que los autores, Chris Putnam y Thomas Horn , proporcionan una amplia erudición sobre la historia de la Iglesia Católica y su posición en evolución sobre la vida extraterrestre .
Afirman que la Iglesia católica ha iniciado un diálogo global sobre la vida extraterrestre, en donde el Papa Francisco I finalmente revelará la existencia de éstos últimos al mundo. Exovaticana es peligroso en cuanto a que Putnam y Horn apuntalan con algunos poderosos prejuicios religiosos sobre las motivaciones de los visitantes extraterrestres a nuestro mundo.
Afirman que la escritura bíblica es una base sólida para la comprensión de que los extraterrestres son entidades demoníacas que destructivamente intervinieron en la historia humana, y están a punto de volver y hacerlo nuevamente.
En contraste, de acuerdo con Putnam y Horn, el Papa Francisco I se prepara para dirigir la Iglesia Católica a abrazar los retornantes/visitantes alienígenas como “hermanos en Cristo” – reflejo de reportes de contactados en los años 1950 y 1960 sobre benevolentes ‘hermanos del espacio’.
Exovaticana, de Putnam y Horn augura una futura guerra religiosa entre aquellos que aceptan a los visitantes extraterrestres como “hermanos en Cristo” y aquellos que creen que son los demonios que regresan para esclavizarnos.
La tesis principal de Putnam y Horn es que la Iglesia Católica está a punto de avanzar públicamente de una manera audaz en el tema de la divulgación de la existencia de vida extraterrestre.
Afirman:
Al leer Exo-Vaticana, el número de documentos y la cantidad de evidencia de comentarios por parte de los astrónomos de Roma la teología emergente del Vaticano transportada aquí sería suficiente en un procedimiento legal para convencer a la mayoría del jurado a determinar la “causa probable” – es decir, concluir más allá de toda duda razonable que el Vaticano se ha colocado intencionalmente a sí mismo como la autoridad religiosa y eclesiástica benefactora de la divulgación oficial: la inminente admisión pública y autorizada por los gobiernos del mundo de la avanzada inteligencia extraterrestre.
(P 523)
En Petrus Romanus, su anterior libro, Putnam y Horn revelaron cómo la Iglesia Católica ha tomado medidas para cumplir con una profecía de San Malaquías del siglo 12 sobre el último Papa – Petrus Romanus – que liderará la Iglesia Católica durante los últimos tiempos descritos en el Libro de las Revelaciones.
Putnan y Horn proporcionan un análisis detallado de la Profecía Malaquías y cómo el actual Papa Francisco I es Petrus Romanus .
La disolución de la Iglesia Católica – como la conocemos – se logrará debido a los eventos relacionados con la visita de la vida extraterrestre, y la aparición de un salvador extraterrestre.
Putnam y Horn escriben:
La investigación que usted está leyendo descubre este plan clandestino… y en el camino, un sorprendente plan exoteológico por el mismo Vaticano para la llegada de unainteligencia salvadora alienígena… y su conexión con Petrus Romanus, el Papa Final.
Benedicto renunció cuando este libro se dirigía a la impresora.
Por ahora, el mundo sabe quién es Petrus Romanus. Pero ¿sabe usted su papel para el salvador extraterrestre?
(337-38)
No sólo está el Papa Francisco I destinado a revelar la existencia de vida extraterrestre, según Putnam y Horn, sino que también a respaldar una posición exoteológica radical de salvadores extraterrestres de otros mundos, que es promovida por la comunidad jesuita.
Esa es la idea, que otros mundos pueden haber tenido su propia experiencia única del segundo aspecto de la Trinidad cristiana – un “Jesucristo” extraterrestre podría haber vivido y muerto en más de un exo-planeta.
Esto significaría que la “salvación” cristiana no sería única a la tierra, y que los extraterrestres podrían tener sus propias tradiciones Crísticas y puntos de vista religiosos. Para la Iglesia católica, según Putnam y Horn, esto haría posible aceptar a los extraterrestres como “hermanos en Cristo.”
Citan al principal astrónomo del Papa, un compañero jesuita, para respaldar esta idea en 2009, cuando él dijo:
“Para usar las palabras de San Francisco, si consideramos a las criaturas terrenales como ‘hermanos y hermanas’, ¿ por qué no podemos también hablar de un ‘hermano extraterrestre?”
Putnam y Horn citan al Padre Kenneth J. Delano que propone la posibilidad de que los extraterrestres que nos visitan son éticamente superiores como evidencia del desarrollo de una posición exo-teológica del Vaticano:
Para que el hombre tome su lugar que le corresponde como ciudadano del universo, tiene que trascender la estrechez de miras de su provincianismo terrenal y estar preparado para aceptar con gracia a los habitantes de otros mundos como iguales o incluso superiores.
En este momento de la historia humana, nuestra expansión en el espacio es el instrumento necesario por el cual vamos a desarrollar nuestras facultades intelectuales al máximo y quizás en cooperación con ETI, alcanzar la conciencia máxima…
(pp. 555-56)
Putnam y Horn citan el papel clave de Teilhard de Chardin, un famoso jesuita, de influir en la creencia del Vaticano en la vida extraterrestre.
Chardin escribió:
…Teniendo en cuenta lo que sabemos ahora sobre el número de “mundos” y su evolución interna, la idea de un solo planeta hominizado en el universo se ha convertido ya en un hecho… casi tan inconcebible como aquel de un hombre que apareció sin relación genérica al resto de la población animal de la tierra.
A un promedio de (al menos) una raza humana por galaxia, esto suma un total de millones de razas humanas repartidas por todo el cielo.
(Pág. 288)
La influencia de De Chardin sobre la teología católica se puede reconocer en una homilía del Papa Benedicto XVI en 2009, que Putnam y Horn citan como evidencia clave de los preparativos del Vaticano para la introducción de una teología de inspiración extraterrestre:
El papel del sacerdocio es consagrar el mundo para que pueda convertirse en una hostia viva, una liturgia: por lo que la liturgia no puede ser algo al lado de la realidad del mundo, sino para que el mundo mismo se convierta en un hostia viva, una liturgia .
Esta es también la gran visión de Teilhard de Chardin: al final vamos a lograr una verdadera liturgia cósmica, cuando el cosmos se convierta en hostia viva.
(Pág. 564)
En cuanto a la cuestión de la identidad de los extraterrestres para lo cual la Iglesia Católica parece estar preparándose, Putnam y Horn son muy claros:
…Tenemos poca evidencia de que estamos ante un tipo de nave de pernos-y-tuercas, e incluso si es así, no es una cuestión de necesidad, sino subterfugios para promover la creencia en entidades demoníacas haciéndose pasar por extraterrestres.
(P.231)
Describen a las ‘entidades demoníacas con camuflaje de extraterrestres’ como ángeles caídos o “vigilantes” que desembarcaron por primera vez en la Tierra en el lugar bíblico de Monte Hermón.
Siguen describiendo de cómo una vez que los ángeles caídos engendraron una raza de gigantes:
…Los seres extraterrestres que aterrizaron allí y aquellos que utilizaron mujeres para el nacimiento a los gigantes originales llamados Anakim y Nephilim (y otras creaciones anormales en el día de Noé.)
(P. 469)
Putnam y Horn siguen apoyando a J.R. Church, quien escribió:
“Tal vez el grupo original de los Nephilim eran exploradores de una fuerza mucho más grande de ángeles demoníacos quienes, bajo el liderazgo de ‘Satanás’ vinieron a la Tierra después del Diluvio.”
(P 469)
Ellos afirman que la atmósfera es el dominio de los espíritus rebeldes o ángeles caídos:
Dado que las fuentes bíblicas y lo oculto están de acuerdo, tenemos razones más que suficientes para plantear que la atmósfera – donde se produce la mayoría de los extraños avistamientos – es el reino de los espíritus rebeldes.
Parece inevitable que los ángeles caídos sean la fuente de algunos ovnis.
(Pág. 512)
Finalmente, llegamos al quid del libro de Putnam y Horn.
Aquí es donde ellos creen que el Vaticano está preparando a sus seguidores católicos a aceptar a salvadores extraterrestres que son “demonios disfrazados”:
Dado que el Vaticano tiene el dominio sobre más de 1 billón de seguidores, así como influye en un número aún mayor de pueblos, gobiernos y políticas en todo el mundo, e insignificantes obstáculos a su cristianismo revisado difícilmente mantendrán a la mayoría de las personas “espirituales” del mundo de todo corazón de abrazar a las salvadoras-serpientes alienígenas a su llegada.
(546-47)
¿Qué hacemos con la fantástica afirmación por Putnam y Horn de que el Vaticano está adoptando demonios camuflados como extraterrestres como los futuros salvadores de la Iglesia y de la humanidad?
Gran parte de ello se basa en los escritos sesgados de autores OVNI que ignoran la extensa literatura revelando las actividades benignas y las intenciones de muchos visitantes extraterrestres – alejados del fenómeno de las abducciones.
Putnam y Horn citan a Richard Dolan y a Bryce Zabel, autores de A.D. Después de la Revelación (A.D. After Disclosure), que dan seria credibilidad a la idea de “demonios camuflados como extraterrestres”:
Si los cristianos tienen razón sobre la forma en que interpretan el fenómeno OVNI, se espera que el resto de la humanidad les dé las gracias por su postura en contra de una presencia demoníaca enmascarada como extraterrestres.
Si están equivocados en su análisis, o incluso si están incompletos, serán vistos como obstruccionistas o incluso peligrosos, negándose a ver la verdad que les salta a la vista.
(221)
Como historiador de OVNIs ampliamente citado, Dolan y muestra el lado ciego de su co-autor aquí al considerar “uns presencia demoníaca enmascarada como extraterrestres” como una plausible evaluación del fenómeno extraterrestre.
En un extracto de su libro en línea sobre las implicaciones religiosas de la revelación extraterrestre, se hace evidente que Dolan y Zabel sólo se toman en serio el fenómeno de la abducción para la evaluación de las motivaciones de los visitantes extraterrestres.
No consideran la evidencia de los primeros “reportes de contactados” en donde “hermanos del espacio” con apariencia humana, según se alegó, han llegado a ayudar a la humanidad a navegar por los peligros de la era nuclear.
Los reportes iniciales que los extraterrestres de apariencia humana eran mayoritariamente benignos y no invasivos, sugiriendo que los “hermanos del espacio” eran altamente avanzados éticamente, así como tecnológicamente. Dolan ha escrito dos libros anteriores sobre los ovnis y el Estado de Seguridad Nacional, en el que tampoco toma en serio los reportes tempranos de contactados de amigable contacto extraterrestre-humano.
Zabel, co-creador de la serie de televisión Dark Skies, centrada igualmente en el fenómeno de la abducción y el aspecto invasivo de los extraterrestres detrás de él – nuevamente ignorando completamente los reportes de los contactados.
Putnam y Horn, como Dolan y Zabel, se centran en la naturaleza invasiva del fenómeno de las abducciones y las entidades extraterrestres detrás de él. Esta es una posición peligrosamente sesgada a tomar, para tratar de evaluar las motivaciones de los visitantes extraterrestres en general, por no hablar de su impacto en las religiones del mundo.
Además de darle un giro negativo a las motivaciones de las visitas de vida extraterrestre basadas en información exclusivamente del fenómeno de la abducción, Putnam y Horn están en contra de la idea de la existencia de posibles cristos alienígenas que encarnaron en otros mundos:
El argumento bíblico más convincente de la singularidad de la vida terrestre es la encarnación.
La Segunda Persona de la Trinidad, el que trajo el universo a la existencia (Juan 1:1-3, Colosenses 1:16-17; Hebreo 1:1-2), se convirtió en miembro eterno de la raza humana en la encarnación (Juan 1:14, 1 Timoteo 2:05, Hebreos 7:24-25).
Él ascendió al cielo corporalmente y se sienta en su trono como un hombre. Esto cuenta fuertemente en contra de la existencia de extraterrestres y múltiples encarnaciones en mundos alienígenas.
(Pág. 216)
El hecho de que Putnam y Horn descarten posibles cristos alienígenas que encarnaron en otros mundos muestra un asombroso homo chovinismo.
Esto los lleva a concluir Exovaticana con la exhortación:
Nosotros sugerimos… una preparación agresiva para una Anticristogénesis – un Salvador Serpiente (Reptil) extraterrestre… es obvio para todos ahora que el Vaticano hábilmente se ha preparado para su venida…
(pp. 556-57)
La “preparación agresiva” parece ser una palabra en clave para una posible guerra religiosa donde los cristianos evangélicos van a colaborar con los investigadores de secuestros OVNI que toman un enfoque sesgado negativamente en la evaluación de las motivaciones de los visitantes extraterrestres.
En lo alto de la agenda de guerra religiosa estaría un intento de sabotear cualquier diálogo o cooperación con vida extraterrestre constructiva.
Putnam y Horn muy probable están en lo correcto en su evaluación de que el Vaticano y la Iglesia Católica se está posicionando para aceptar visitantes extraterrestres como “hermanos en Cristo.” En ese sentido, todos nosotros podríamos estar sorprendidos por el papel que habrá de adoptar el Vaticano en la divulgación de la existencia de vida extraterrestre.
El documento Exovaticana, en la medida en que presenta la historia de la posición de la Iglesia católica sobre la vida extraterrestre es muy informativo y servicial.
Exovaticana es peligrosa en la medida en que sesga los datos hacia una evaluación excesivamente negativa de las motivaciones de los visitantes extraterrestres.
La evidencia muestra claramente que no todos los visitantes extraterrestres se han comportado de una manera que podría considerarse perjudicial para los intereses vitales de la humanidad, o violando los derechos de los individuos.
Un enfoque más equilibrado, como se encuentra en el nuevo libro Diplomacia Galáctica – Llegando al Sí con los ET (Galactic Diplomacy – Getting to Yes with ET) es necesario – en donde sea analizada una evaluación completa de todos los datos sobre visitantes extraterrestres.

Esto ayudará a asegurar que la humanidad se mueva armoniosamente en una sociedad galáctica más amplia donde se respeten nuestros intereses vitales, en lugar de precipitar una guerra religiosa (interplanetaria) tal como Exovaticana parece estar defendiendo.

FUENTE: http://despiertaalfuturo.blogspot.com/

Deja un comentario