UNA ANTIGUA RAZA EN LA TIERRA PRESENTABA CUERNOS EN SUS CABEZAS

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/H6iTLL
Comparte este material

Unicornios humanos Unicornios humanos, personas descendientes de una antigua raza en la Tierra

En los últimos años hemos visto como los medios de comunicación se hacían eco de un extraño fenómeno, personas que les crecen “cuernos” en sus cabezas. Los llamados “cuernos humanos” van mucho más allá de cualquier explicación médica, ya que no es tan frecuente como uno podría pensar. Pero este no es un tema nuevo, el primer caso documentado del fenómeno de los cuernos cutáneos se remonta al año 1500. La ciencia cree que se puede tratar de lesiones epidérmicas, aunque a día de hoy no tienen una explicación concluyente. Pero para otras muchas personas se trata de descendientes de una antigua raza en la Tierra.

Cuernos humanos a través de la historia

Podemos encontrar la existencia de los cuernos humanos en la mitología, como en las obras de Alejandro Magno con los cuernos de Amón o los cuernos de Moisés en Roma. Algunos expertos afirman que en estos casos los cuernos eran una simple interpretación simbólica, pero con el paso del tiempo ha quedado patente que tienen una cierta relación directa con los casos reales registrados en seres humanos con cuernos en sus cabezas. Como hemos comentado anteriormente, el primer caso real registrado fue por un cirujano alemán llamado Fabricio Hildanus a finales de 1500, quien describió un hombre con cuernos que le sobresalían de su frente.

En otros casos, como el descrito por el naturista holandés Bartholinus, menciono un paciente suyo con un cuerno en su cabeza de 12 centímetros, sin olvidarnos de un caso de 1696 en Francia, donde una mujer anciana le extirparon un cuerno por orden del Rey. Y en 1886, el conocido dermatólogo Jean Baptiste Émile Vidal mostró a los principales miembros de la Academia de Medicina un cuerno de diez centímetros de largo extirpado de la cabeza de una mujer. Pero estos son algunos de los casos que se han podido documentar, ya que otros cirujanos y científicos tuvieron en su poder otros muchos cuernos humanos, pero por órdenes reales fueron destruidos.

Sin embargo, este hecho no pudo evitar los cientos de casos confirmados de cuernos en seres humanos antes de 1900. Esto permitió a muchas investigaciones determinar el origen de tal anomalía en los humanos, haciéndose evidente una correlación entre la edad y género, siendo un fenómeno más frecuente en mujeres de cierta edad avanzada. Pero la sorpresa fue cuando en algunos casos los cuernos volvían a crecer después de haber sido extirpados.

No nos podemos olvidar del caso más famoso de todos los tiempos relacionados con los cuernos humanos. En 1930, un banquero ruso expatriado descubrió un campesino chino en Manchukuo. El banquero rápidamente le hizo una fotografía enviándola al experto Robert Ripley. Cuando observó la enigmática fotografía, Ripley ofreció una gran recompensa a cualquier persona que localizara al campesino, conocido como Wang. Sin embargo, Wang desapareció sin dejar ni rastro.

Cráneo humanoide con cuernos en 1880

En Filadelfia, en la década de 1880, se descubrieron unos cráneos humanos con cuernos en una sepultura funeraria. Según las investigaciones posteriores realizadas, las córneas se extendían por encima de las cejas y los esqueletos eran de dos metros de altura. Según los expertos, los cuerpos fueron enterrados alrededor del año 1200. El hallazgo fue realizado por el historiador del estado de Pennsylvania, un dignatario de la Iglesia Presbiteriana y dos antropólogos. Los huesos fueron enviados al Museo de Investigación de Estados Unidos en Filadelfia, pero poco tiempo los restos desaparecieron. Esta misteriosa desaparición dio paso a múltiples especulaciones y teorías, dando a entender que se ha intentado ocultar este fenómeno.

Casos más recientes

Uno de los casos actuales más conocidos de cuernos humanos es el de una mujer llamada Zhang Ruifang de 101 años, originaria de Lushan, China. Según el hijo de la mujer centenaria, el cuerno le comenzó a aparecer como un bulto de piel gruesa, áspero en su lado izquierdo de la frente. Otra anciana china, Granny Zhao, le creció un cuerno en su frente. Pero hay otros casos que el cuerno les apareció de nacimiento, como Ma Zhong Nan de 93-años de edad, quien dijo que su cuerno le comenzó a crecer poco después de nacer, o Saleh Al-Talib, de 81 años, quien solía soñar con cuernos desde muy pequeño. Uno de los casos más espectaculares de cuernos humanos es el de una mujer de 69 años de edad, que el cuerno le creció durante 20 años desde el centro de la frente.

Unicornios humanos 2 Unicornios humanos, personas descendientes de una antigua raza en la Tierra

Una nueva raza

Muchas personas creen que estas personas son descendientes directos de los Nefilim, una raza que supuestamente llegó a dominar el mundo, y que la propia Biblia los identifica como los héroes de la antigüedad y varones de renombre, aunque otros piensan que son descendientes de los atlantes. Lo que está claro es que con las apariciones de este tipo de personas, los reyes y gobiernos han intentado ocultar lo que parece ser descendientes de una antigua raza.

La ciencia opina

La ciencia cree que estos extraños cuernos cutáneos (Cornu Cutaneum, en latín) son en queratósicos, lo que significa que están hechos de la misma materia que el pelo y las uñas. Según la revista World Journal of Surgical Oncology, un cuerno cutáneo puede surgir a partir de lesiones epidérmicas, que pueden ser benignas, premalignas o malignas. Cuando aparecen los cuernos humanos, la cabeza, el cuello y el dorso de las manos se ven más afectadas. Esto lleva a muchos profesionales de la medicina a postular una relación entre los tumores y la exposición crónica a los rayos ultravioleta del sol. Pero hay que recordar que esta hipótesis continúa sin fundamentos que apoye su veracidad, dejando los cuernos humanos como un misterio en la actualidad.

Deja un comentario