WILHELM REICH Y EL PROYECTO FÉNIX

La URL corta de este articulo es : http://mparalelos.org/5y8rNB
Comparte este material

El gobierno de EE.UU. comenzó un proyecto de control del clima en la década de 1940 bajo el nombre clave de “Fénix”. La información y la tecnología para esto vino del Dr. Wilhelm Reich, un científico austriaco que había estudiado con Freud y Carl Jung. Reich era un hombre muy brillante, pero muy controversial. A pesar de que experimentó extensivamente y escribió varios volúmenes, pocos de sus críticos han puesto una mirada honesta a todo lo de su investigación porque gran parte de ella no está disponible. Parte de esto puede atribuirse a la Administración de Alimentos y Drogas, que supervisó una quema masiva de libros de todos sus materiales disponibles y también destruyó gran parte de su equipo de laboratorio. Reich era conocido en parte por su descubrimiento de la energía “orgón”, que es la energía orgásmica, o la energía vital. Sus experimentos revelaron que la energía orgón era claramente diferente de la energía electromagnética ordinaria. Fue capaz de demostrar la existencia de esta energía en el laboratorio. Sus hallazgos fueron escritos en diversas revistas médicas y psiquiátricas de la época. El descubrimiento de un tipo de energía llamada “orgón” no fue tan controvertido. Llegó a ser muy polémico con los poderes que son cuando él reportó haber curado cáncer con sus teorías. Él también asoció la energía “orgón” con la “energía cósmica” y el concepto newtoniano del “éter”. Ninguno de estos puntos de vista le ganó el apoyo de científicos convencionales de la década de 1940. A la vuelta del siglo, los científicos habían abrazado el “éter” newtoniano. Esto se refiere a una hipotética sustancia invisible como un medio para luz y energía radiante. Einstein, quien abrazó la teoría en sus primeros años, finalmente determinó que no podría haber un mar calmo de éter a través del cual se mueve la materia. No todos los físicos compraron el argumento de Einstein, pero Reich no está en desacuerdo. Señaló que Einstein refutó el concepto de un éter estático. Reich consideró al éter como una onda en la naturaleza y no estático para nada. Desde entonces los científicos convencionales ya han reconocido la existencia de fenómenos que son un cruce entre partículas y ondas. A veces son referidas como “ondículas” (“wavicles”). Actividades conjuntas de investigación también ha demostrado que el espacio vacío contiene propiedades complejas que son dinámicas en su naturaleza. Aunque no es mi causa tomar el caso de Reich, su concepto del éter ha demostrado ser funcional en mi investigación. Sin importar si en realidad nos estamos refiriendo a “ondículas” o fenómenos aún más esotéricos cuando hablamos del éter. Esta es la palabra que utiliza Reich, y es más fácil para mí utilizarla para describir esto para el público en general. El lector está invitado a leer el Reich, ya que su obra es inmensa y abarca mucho más de lo que se puede cubrir en el ámbito de aplicación de este libro. Por ejemplo, el encontró usos prácticos para sus teorías, como la modificación del clima. Encontró que las tormentas violentas acumulan “orgón muerto”, que calificó de “DOR”. El orgón muerto se refiere a la acumulación de “energía muerta” o energía que está en una espiral descendente. El orgón y el DOR se encontraron presentes, no sólo en los organismos biológicos, sino que también las regiones vacías del medio ambiente. Un activo y entusiasta go-getter sería considerado de tener un montón de energía orgón, mientras que un hipocondríaco quejumbroso que quiere morirse tendría energía DOR. Por ejemplo, se encontró que cuanto más DOR se encuentre en el sistema de tormentas, más violenta será la tormenta. Él experimentó con muchas formas de estallidos DOR, y salió con un simple método electromagnético para reducir la violencia de las tormentas. En la década de 1940, Reich se contactó con el gobierno y les dijo que había desarrollado una tecnología que podría quitarle la violencia a las tormentas. A pesar de cualquier desinformación que usted pudiera escuchar, el gobierno ya sabía lo que Reich podía hacer y lo consideraba un hombre brillante. Pidieron sus prototipos, y él estuvo feliz de obligar, ya que no estaba interesado en el desarrollo mecánico, sólo en la investigación. En este punto, el equipo tecnológico del gobierno fusionó los descubrimientos de Reich con sus propios monitores de clima y produjo lo que se conoce hoy como el de “radiosonda”. La contribución del Gobierno al radiosonda se remonta a la “metrografía transportada por el aire” * de la década de 1920. * La palabra “metrógrafo” se define más claramente si se entiende que “metro” significa que se trataba de un dispositivo meteorológico y que “grafo” significa escribir. Este era un dispositivo mecánico que registraba la temperatura, humedad y presión. Se envió en un globo de paracaídas y grabó información en una cinta de papel. El globo fue diseñado para estallar de manera que el paracaídas se llevara el metrógrafo a la Tierra. El público fue a animado a recuperar para ellos por una recompensa de $5, que era considerablemente mucho más dinero en esos días. Así fue como el gobierno obtuvo datos sobre el clima. Dado que estos instrumentos eran devueltos a través del correo, el tiempo transcurrido antes de que la información registrada pudiera ser leída era demasiado largo. A fines de 1930, un nuevo dispositivo fue diseñado que fue llamado “radio-metrógrafo.” Esto es similar al metrógrafo transportado por el aire, excepto que contenía sensores eléctricos. Estos sensores estaban conectados a un transmisor que se transmiten a un receptor en el terreno. El radiometrógrafo era el dispositivo avanzado en ese tiempo cuando Wilhelm Reich contactó al gobierno en la década de 1940. Él les dio un pequeño paquete de madera de balsa que podría ser enviado en un globo. Según los testigos, las tormentas eléctricas que se acercan en realidad se separan y se van alrededor del sitio de prueba en Long Island. El gobierno combinó la tecnología de los radiometrógrafos con los dispositivos DOR que estallan y lo llamó “radiosonda.” Fue desarrollado hasta que se reprodujeron efectos consistentes en el clima. En la década de 1950, las radiosondas fueron enviadas a la atmósfera en masa, a una velocidad de unos 200 por día. Dado que estas radiosondas fueron enviadas en globos, no bajaban lo suficiente para autodestruirse en el momento del impacto. El público los encontraría, y sería imposible mantener las unidades reales lo suficientemente secretas sin levantar sospechas. Ellos publicitaron el aparente propósito de registrar información del clima, el cual un examen uniforme respaldaría. El propósito real no es tan obvio. Si alguien sintonizara dentro de uno de estos paquetes, la señal no parecería inusual cuando se utilizara el equipo de radio normal. Hasta ahora todo bien! Le mostraron al público una estación receptora de datos, creada para recibir datos inexactos y no utilizables. Una pequeña producción de esta pequeña serie de equipos de recepción se produjo. Había literalmente cientos de estas radiosondas en el aire todos los días. Con la gama de radio limitada a 100 millas, debería haber habido una “pila” de receptores conocidos como receptores de radiosonda y deberían haber sido muy comunes. Como soy fanático coleccionista de superávit de radio, es muy extraño que nunca haya visto un receptor de radiosonda o al equipo que debería acompañar a uno. Es muy raro tener un transmisor de datos (en este caso, el de radiosonda), sin receptor para recogerlo. Esto indica que el Gobierno no usó los receptores! Mi siguiente pista era mirar la hoja de especificaciones para el tubo de radiosonda, que afirma enfáticamente que la esperanza de vida es de sólo unas pocas horas. A pesar de esto, he tenido un tubo en el aire por más de 2.000 horas, y esa vez se construyeron más de veinte unidades de este tipo con un solo fracaso. Este es un buen índice de fracaso industrial, pero es una importante bandera roja. Mi única explicación es que si algún operador local de radioaficionados se encuentra o compra un radiosonda en el mercado de los excedentes, se leerán los datos, serán inducidos a error y no se molestarán en construir un circuito que tendrá una duración de una “pocas horas”. Usarán otro tubo. Parece que el Gobierno no quiere que el público la utilice estos tubos y encuentre algo inusual y por lo tanto arruine su secreto. Esta es la razón por la cual la desinformación en la hoja de especificaciones preserva el secreto. De hecho, no están diciendo una mentira, porque la batería ha sido diseñada para que el tubo se queme después de tres horas o menos. Esto es causado por el bombardeo posterior del cátodo, que se enfría lentamente y luego se destruye. En el momento en el que estas radiosondas chocaron con el suelo, estaban muertas. De esta forma, el público, que fue animado a regresarlas, no sería capaz de recoger las unidades vivas. Si no hubiera aquí un secreto implicado, ¿por qué el gobierno habría de diseñar una batería para quemar un costoso tubo que tendría que ser reemplazado después de un uso muy corto? Más desinformación fue realizada embalando los sensores en viales sellados, lo que implica que cuando se expone al aire, los sensores son de corta duración. A causa de estas precauciones, el secreto se mantuvo durante más de cuarenta años, que es una excelente seguridad. Tras un examen ulterior de las radiosondas y su circuito, he descubierto que la temperatura y los registros de humedad en la radiosonda no funcionaron. ¡Ninguno de ellos! El sensor de temperatura era inútil para registrar la temperatura, pero sí tenía una función .** Actuaba como una antena DOR, mientras que el sensor de humedad actuaba como una antena de orgón. Si DOR fue captado por la antena, el transmisor sería transmitido fuera de fase y volaría el DOR y tomaría la violencia de una tormenta. Por el contrario, al transmitir en la fase causaría que el DOR se construyera. ** Para aquellos con orientación técnica, el sensor de temperatura es esencialmente un termistor, pero en lugar de tener base en el carbono, no contiene metales nobles ni elementos exóticos. Se trata de un sensor de temperatura muy pobre porque, al completar la temperatura ciclos hacia arriba y hacia abajo, la curva de resistencia cambia y no sostiene su calibración. El sensor de humedad sufre el mismo problema. El sensor de humedad tuvo el mismo efecto con la energía orgón. Transmitiendo en la fase se incrementaría la energía orgón y la transmisión fuera de fase la reduciría. La radiosonda también contiene un elemento de presión que actuaría como una señal de cambio y mantendría el DOR o el orgón. Esta fue la forma en que construyeron la energía orgón. El transmisor consistía de dos osciladores. Uno de ellos fue un oscilador de de acarreo, que opera a 403 Mhz. El otro corrió a 7 MHz y es un oscilador de relajación. Este pulsaría el encendido y apagado, dependiendo de lo que fuera encontrado. De alguna manera, esto monitorea la función etérea de la radiosonda. No he descubierto aquí todo lo que hay que saber acerca del radiosonda, pero he hecho un análisis científico que he incluido en el Apéndice (ver Apéndice A) para aquellos que estén interesados. Lo que he dicho sobre la radiosonda es evidencia dura que puede resistir el escrutinio. Establece la credibilidad de mi historia de que había un proyecto secreto que involucraba el control del clima en cuestión. No podemos decir con exactitud si las radiosondas fueron utilizadas sólo para hacer estallar violentas tormentas, sino también la posibilidad estaba ahí de construirlas. Eventualmente el gobierno abandonó el aspecto del control de clima. Cambiar el clima, si se demostrara en los tribunales, podría dar lugar a muchas demandas. Los que es más intrigante en el aspecto del clima es la perspectiva completa de orgón y la energía DOR y lo que se podía hacer con eso. En teoría, esto significa que el gobierno pudo haber apuntado hacia comunidades, edificios o un pueblo entero y transmitirles orgón o energía DOR. Este tipo de actividades han sido reportadas en Rusia desde hace años. No se le ha dado mucha cobertura de prensa al esfuerzo de los EE.UU. en este sentido, pero ha habido alguna actividad. Si se ha utilizada perjudicialmente o en la guerra, no puedo responder, pero el potencial estaba ahí. Cuarenta años de desarrollo también podrían haber hecho de este un dispositivo tecnológico muy refinado.

EL “PROYECTO FÉNIX” ABSORBE AL “PROYECTO ARCO IRIS”
Si bien el Proyecto Fénix estaba investigando el clima y la utilización de radiosondas, el Proyecto Arco Iris resurgió a finales de la década de 1940. El Proyecto Arco Iris (que era el nombre clave de la operación que causó el Experimento Filadelfia), iba a continuar la investigación de los fenómenos encontrados en el USS Eldridge.

Este proyecto se ocupaba de la tecnología de la “botella electromagnética”, que finalmente resultó en embarcaciones secretas de combate del día de hoy.

Casi al mismo tiempo, el Dr. John von Neumann y su equipo de investigación fueron llamados. Habían trabajado en el proyecto original Arco Iris y se fue a trabajar en un nuevo esfuerzo. Este era similar al Proyecto Arco Iris, pero tenía un fin diferente. Iban a averiguar lo que salió mal con el “factor humano” en el experimento y por qué fracasó tan miserablemente.
En la década de 1950, se decidió que los restos del Proyecto Arco Iris y el proyecto de radiosonda deberían ser incluidos bajo el mismo paraguas con el estudio de factor humano. Después de ese punto, el título de “Proyecto Fénix” fue usado para referirse a todas estas actividades.
La sede del proyecto eran los laboratorios de Brookhaven en Long Island y la primera tarea fue poner al Dr. von Neumann a cargo de la totalidad del proyecto.
El Dr. von Neumann fue un matemático que llegó a Estados Unidos procedente de Alemania. También se convirtió en un físico teórico y se destacó por sus muy avanzados conceptos de espacio y tiempo. El originó la computadora y construyó la primera computadora de tubo de vacío en la Universidad de Princeton, donde también se desempeñó como director del Instituto de Estudios Avanzados.
El Dr. von Neumann tenía lo que podría describirse como un “un buen sentido técnico”. El tenía la capacidad de aplicar teorías de avanzada a la tecnología. Su formación en matemáticas le dio la suficiente teoría para comunicarse con Einstein, y que a su vez podría pasar esto a los ingenieros y servir como un puente entre los dos.
Como von Neumann comenzó a trabajar en el Proyecto Fénix, rápidamente supo que iba a tener que estudiar metafísica. Tenía que entender la parte metafísica del hombre. La tecnología del Proyecto Arco Iris había disuelto la estructura física y biológica de los seres humanos. La gente estaba incrustada en las mamparas y en algunos casos cambió más allá del reconocimiento. Pero fueron los trabajos esotéricos de la mente los que fueron en primer lugar afectados, en cada caso.
Von Neumann y su equipo pasaron cerca de diez años tratando de averiguar por qué los seres humanos tenían problemas con los campos electromagnéticos, que los cambiaba a través de diferentes lugares y tiempos. En realidad descubrió que los seres humanos nacen con lo que se conoce como un punto de “referencia de tiempo”. En la concepción, un ser de energía está siendo conectado a una línea de tiempo y todos empezamos desde ese punto. Para entender esto, es necesario ver el “ser de energía” o alma, como algo distinto que el cuerpo físico de la persona en cuestión.
Toda nuestra referencia como seres físicos y metafísicos se deriva de que la referencia de tiempo en realidad reside en el fondo electromagnético de nuestro planeta.

Esta referencia de tiempo es el punto de orientación básico que se tiene hacia el universo y la forma en que éste opera. Usted puede imaginar cómo se sentiría usted si el reloj de repente comenzara a moverse hacia atrás y el tiempo también. Este es el punto de referencia del momento en que fue lanzado hacia el desfase con los tripulantes individuales de la USS Eldridge y que les causó traumas indecibles.

La tecnología del Proyecto Arco Iris comienza y crea lo que puede llamarse una realidad alternativa o artificial. Crea un efecto de ocultación no sólo aislando la nave, sino que también a los seres individuales dentro de un “efecto botella”. Esos seres fueron, literalmente, eliminados del espacio y de nuestro universo tal y como lo conocemos. Esto explica la invisibilidad de la nave y de las personas a bordo.

La realidad alternativa creada, por lo tanto, no tiene referencias de tiempo para nada, porque no es parte del flujo de tiempo normal. Está totalmente fuera de tiempo. Estar en una realidad artificial sería como despertar y no saber dónde diablos estás. Todo esto sería muy confuso.

El Proyecto Fénix se enfrenta a la solución del problema de llevar seres humanos hacia la “botella” (y, eventualmente, sacarlos de nuevo), mientras que al mismo tiempo los conecta a su verdadera referencia de tiempo real (que se conoce como el planeta Tierra, etc.)
Esto significó que cuando estaban en la realidad alterna o “botella”, tenían que ser suministrados con algo que les diera una referencia de tiempo. Este problema lo resolvieron alimentando la “botella”, con todos los antecedentes naturales de la Tierra – por lo menos lo suficiente como para convencerlos de una continua corriente de referencia de tiempo.

Hacerlo de otra manera, probablemente provoque que aquellos dentro de la “botella” experimentaran desórdenes trans-dimensionales y problemas de este tipo. Por ello es que fue necesario establecer un falso escenario. Entonces pudieron sentir un cierto grado de normalidad.

El Dr. von Neumann era el candidato ideal para el trabajo, ya que conocía las computadoras. Una computadora tuvo que ser utilizada si iban a calcular las referencias de tiempo de personas específicas y repetir esas referencias al mismo tiempo que estaban pasando a través de una “botella electromagnética” o realidad alternativa. La gente dentro de la “botella” estaría atravesando el tiempo cero y, esencialmente, una “no la realidad” o una desorientación en el mejor de los casos.

El equipo tuvo que generar un fondo electromagnético (o escenario falso) con el que el ser físico sincronizaría también. Si esto no se hacía esto, el espíritu y el cuerpo físico se saldrían fuera de sincronía, lo que resulta en locura.

Hay dos puntos a traerse aquí: el ser físico y el ser espiritual. Esta es la razón por la cual la referencia de tiempo se encerraría en el espíritu y el fondo electromagnético se encerraría en el cuerpo. Este proyecto conjunto comenzó en 1948 y finalmente fue desarrollado en 1967.
Cuando este proyecto estuvo completo, fue escrito un reporte final y presentado al Congreso. El Congreso ha financiado este proyecto en particular hasta el momento y seguió los resultados. Se les dijo que la conciencia del hombre definitivamente podría verse afectada por el electromagnetismo, y, además, que sería posible desarrollar equipo que podría literalmente cambiar la manera de pensar de una persona.
No es de extrañarse que el Congreso dijo que no. Les preocupaba que si la gente equivocada llegara a apoderarse de esta tecnología, que ellos mismos podrían perder sus mentes y ser controlados.

Es una preocupación muy válida y la palabra fue dada en 1969 para desmantelar todo el proyecto.

Deja un comentario