Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
La URL corta de este articulo es : https://wp.me/p7ETdR-NF
Print Friendly, PDF & Email
plantilla-para-publicaciones105
No hace mucho se descubrió un antiguo continente sumergido bajo el Océano Índico. Leyendas del sur de la India hablan de una tierra hundida hace milenios y conocida como Kumari Kandam. ¿Existe algún vínculo entre los supuestos mitos ­locales y las estructuras sumergidas de Mahabalipuram, ­estudiadas por Graham Hancock? El investigador italiano Enrico Baccarini y el propio autor británico nos ofrecen sus puntos de vista acerca de éste y otros asombrosos hallazgos.
A través de su espiritualidad, rituales y misticismo, la India se ha convertido con el paso del tiempo en un mundo único y fascinante, capaz de atraer a todo tipo de investigadores y exploradores, eruditos y hombres de fe provenientes de todo el mundo.Los ecos distantes de civilizaciones perdidas, tradiciones y mitos de épocas remotas, no han hecho sino aumentar el encanto de esta tierra, convirtiendo su historia y su épica en la enciclopedia humana más antigua y rica conocida hasta la fecha.

Dentro de este increíble microcosmos del conocimiento, que tiene una antigüedad al menos de 7.000 años, los numerosos hallazgos arqueológicos efectuados durante los últimos quince años han transformado las viejas leyendas locales en pruebas que ponen de relieve una desconcertante realidad: la existencia de una civilización perdida que se desarrolló en los albores de la humanidad.

Así lo prueban las dos ciudades sumergidas descubiertas a lo largo de la costa de Gujarat en 2001 por el NIOT (Instituto Nacional de Tecnología Oceanográfica). Se encuentran a 40 metros bajo el agua y tienen 10.000 años de antigüedad. Similares restos submarinos se han hallado cerca de Goa, en Mahabalipuram, Poo­mpuhar y a lo largo del perímetro del subcontinente indio.

UN ESCENARIO MUY DISTINTO
Lejos de tratarse de meras mitografías, estos restos arqueológicos demuestran de forma fehaciente que hace miles de años la distribución de la tierra firme era significativamente distinta de la actual, y tales diferencias también se confirman por la paleoclimatología: el nivel del mar era inferior en al menos 120 metros y había civilizaciones costeras a lo largo de la franja ecuatorial que se observa en la actualidad.

PUBLICIDAD
iHosting.mx

Todo esto no sería de extrañar si no fuera porque la época en que datamos estas civilizaciones es tan remota que no encaja en el marco de los períodos históricos académicos oficiales, según los cuales el hombre no vivía en núcleos organizados y civilizados, sino que todavía habitaba en cuevas y se dedicaba a la caza y a la recolección. Sin embargo, cada nueva prueba obtenida en los últimos años, viene a demostrar justo lo contrario, es decir, un escenario completamente distinto.

La evidencia de una antigua civilización destruida a finales de la última glaciación, una catástrofe que la mitología india denomina Pralaya y que las sagas épicas atribuyen a la cólera de los dioses contra la humanidad, no es sólo patrimonio de la cultura india, sino que la observamos en más de 650 «mitos» del Diluvio presentes en todo el mundo, así como en los siguientes descubrimientos arqueológicos:
–Gobleki Tepe (Turquía), donde se encuentra un complejo megalítico de 12.000 años de antigüedad y perteneciente a una cultura muy avanzada de la que apenas poseemos vestigios.
–En 1999, Robert Ballard, descubridor del naufragio del Titanic, identificó en el lecho marino del Mar Negro ruinas de antiguas ciudades datadas en el año 9.000 a.C. Esta prueba muestra que la subida del nivel del mar también se produjo en esta región y afectó a las civilizaciones costeras

PUBLICIDAD

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: